Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Apuntes en San Juan y Martínez, cuna del mejor tabaco del mundo (+ Fotos)

| 9 |

Cultivo y casa de cura de tabaco en San Juan y Martínez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Adentrarse en el municipio pinareño de San Juan y Martínez es conocer, de primera mano, la tierra donde se cultiva el mejor tabaco del mundo. Al menos eso aseguran quienes han dedicado gran parte de su vida a la siembra de la planta en dicha localidad, una de las cuatro que conforman el macizo tabacalero de Vueltabajo.

De cada lado de la carretera que atraviesa ese territorio abundan las plantaciones. Parece una postal. Las vegas y, un poco más alejadas, las típicas casas donde se almacenan las hojas de la planta en los cujes, conforman el paisaje.

Apreciar de primera mano el proceso de siembra, cosecha, escogida y despalillo de las hojas con que se elaborarán los famosos y gustados puros cubanos, fue una de las oportunidades que reservó el XXI Festival del Habano, que se celebra hasta el 22 de febrero, con la participación de más de dos mil delegados de unas 70 naciones.

La CCS Ormani Arenado, del municipio pinareño, es referencia en la siembra tabacalera, por su rendimiento anual de 1.97 toneladas por hectárea. A ella están vinculados 209 asociados, de los cuales 84 son campesinos que dominan al detalle el arte de la siembra de tabaco Sol ensartado.

En esa Cooperativa de Créditos y Servicios, perteneciente a la Empresa Hermanos Saíz, se ha construido una casa de nuevo tipo para la cura de las hojas que conformarán la “tripa”* y el volado** de los habanos.

Comparada con aquellas que poseen altos puntales, la de aquí es un poco más baja, ancha y con mayor capacidad por metros cuadrados para colocar los cujes. Nos explican que también son más resistentes al embate de los huracanes.

Dentro de la casa de madera está Caridad Capote. No aparenta tener 71 años de edad, a juzgar por la destreza con que ensarta las hojas para colocarlas en cada cuje, donde iniciarán el proceso de curación.

“Desde los 10 años trabajo en la escogida, así que figúrate”, comenta sin apenas mirar a los visitantes; no obstante presta atención y responde a cada una de sus preguntas sobre jornadas, salario, y hasta cómo ve el tabaco de este año. “Buenísimo, los vientos lo viraron un poco pero está bueno”, dice, y sigue ensartando con protectores en sus dedos para evitar dañarse.

José Osvaldo Aguada, presidente de la cooperativa, afirma que el 95 por ciento de la actual campaña se ha logrado, amén de las inclemencias de las lluvias asociadas a la tormenta subtropical Alberto. “Ahora el clima ha estado favorable y la hoja está secando bien, por lo que se tendrá garantizada la capa que se está pidiendo”.

Al año, la CCS Ormani Arenado recauda entre 13 y 14 millones de pesos en sus ventas, de ellos, unos 10 millones se destinan a los productores. Además de los logros individuales, dice que han contribuido con el uno por ciento de la recaudación a solucionar planteamientos de la comunidad ya envejecidos por cuenta de financiamiento.

Es así como se han mejorado tres kilómetros de camino, ayudaron a construir un aula, y aportaron con la pintura y limpieza de los consultorios y la bodega de la localidad. “Hoy se trabaja también en el Hotel de San Juan y Martínez, que ha sido una de las demandas más reiteradas por los vecinos”.

Ya nos marchamos de la vega con el verde impregnado en la mirada y el rojo de esa tierra fértil en nuestros zapatos. En la distancia, una yunta de bueyes que espera para acarrear las hojas de tabaco hasta la casa de cura capta la atención de los visitantes.

En la ruta del tabaco: escogida y despalillo

Proceso de escogida de hojas de tabaco. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Una vez curadas las hojas luego de 50 días aproximadamente, los productores las llevan hacia un taller de escogida, en este caso a la Unidad Empresarial de Base “Río Seco”. Es una nave inmensa que apenas cuenta con divisiones.

Lo primero que vemos al ingresar en el amplio salón es a un reducido grupo de mujeres, apenas siete u ocho están sentadas en peculiares sillas. Están clasificando las hojas según su textura, tamaño y color. Una de ellas se llama Maylín y tiene 43 años de edad. Dice que le ha dedicado 12 a esta actividad. Su esposo es campesino, por tanto, entre sus manos también han pasado las cosechas de su compañero de vida.

Se nota que le gusta lo que hace, aunque a la vista salta que no es óptima la comodidad para la escogida al tratarse de una labor completamente a mano, que demanda de largas horas con la nuca doblada y la vista hacia abajo.

Hay mucho por hacer en esta etapa del proceso, pues no sólo se trata de clasificar las hojas, sino engavillarlas o amarrarlas -agrupadas por clase- en manojos de 50 con una cinta por su cabeza. Luego, el emburre, donde se ponen a curar en grandes pilas por 20 días, cubiertas con una tela de algodón para conservar la humedad ideal.

Mientras, extranjeros y nacionales preguntan cada detalle, entre ellos por qué hay un hombre encima de las hojas, apilándolas cuidadosamente con los pies dentro de una caja de yagua. Se llama, según nos explican, enterseo, última fase que tendrá en ese local antes de llevarlas al sitio de despalillo.

En otra unidad dedicada al despalillo también hay varios procesos, pero sin dudas el más significativo es aquel que le da el nombre a dicho paso.

Un grupo de mujeres (apenas dos hombres) tiene delante sí las hojas apiladas, previamente clasificadas por tamaños. Cada una tiene un dedal para desgarrar la porción inferior -hasta el 50 por ciento- de la vena central de cada hoja. Por último, las hojas se agrupan y se planchan entre tableros.

Posteriormente, en una cámara de secado impregnada fuertemente del aroma a tabaco, se les aplican corrientes de aire caliente para disminuir la humedad relativa. Este es un paso fundamental antes de llevar las hojas hacia el área donde se conforman pacas de hasta 130 libras, listas para vender a la empresa de tabaco que se encargará de distribuirlas a sus unidades o fábricas.

Es así como concluye todo el ciclo para la obtención de hojas de óptima calidad, las que serán torcidas, completamente a mano, para obtener el tabaco más universal, el Habano, salido de San Juan y Martínez.

En fotos, recorrido por San Juan y Martínez:

Casa de cura de tabaco en San Juan y Martínez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Productor de tabaco en San Juan y Martínez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Interior de una casa de cura de tabaco en San Juan y Martínez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Delegados al XXI Festival del Habano en una de las plantaciones de tabaco en San Juan y Martínez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Productor de tabaco de San Juan y Martínez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

La campaña tabacalera de este año en San Juan y Martínez tendrá altos rendimientos. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Proceso de planchado y despalillo de la hoja de tabaco. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

* Tripa: fuente de los ricos sabores y aromas que distinguen de inmediato a un Habano del resto de los puros.

** Volado: hoja de tabaco con la menor fortaleza, valorada especialmente por su combustibilidad; también conocida como Fortaleza 1.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • FABAT dijo:

    Es increíble como la mayor parte de las utilidades se quedan en la última etapa del proceso. En las oficinas comerciales autos de ultimo modelo, oficina climatizada, etc y en el campo los bueyes jalando carretas sin ruedas.
    De esta forma seguirá la migración del campo hacia la ciudad.

    • Nicoa dijo:

      FABAT hay valor en que las carretas sean jaladas por bueyes y que el proceso se haga de forma tradicional, eso le da mas valor al producto. Lo que deberia ser es que cuando el campesino llegue a su casa, su casa este climatizada, y que él tenga el carro ultimo modelo.

  • yamilet dijo:

    Tan solo de ver las imágenes me viene el olor al tabaco…

  • Luis dijo:

    Yo soy de San Luis, municipio vecino y donde se encuentra una de las mejores vegas, las del difunto Robaina. Miren la cara de ese señor de la foto, no me quiero ni imaginar de los años que lleva trabajando la tierra y aportando capa de primera para festivales del habano, quiesiera saber que tiene. Al igual que muchos de mis vecinos, por eso nadie quiere trabajar la tierra. Que lástima que este comentario se va a quedar en la bandeja de entrada de Cubadebate, pero bueno espero que lo lean lo editores del blog y sepan lo realmente piensa una persona de esa zona que ve la verdadera realidad de los vegueros.

  • dfp dijo:

    Muy buen tabaco, Felicidades.

  • dfp dijo:

    Muy buen tabaco, Felicidades.

  • Indira dijo:

    Comparto tu opinión Luis, también soy de allá (San Luis), soy una de las que emigraron hacia otras provincias (Matanzas) hace algún tiempo. Verdaderamente muy dura la vida del campesinado (de los de a pie que no tienen “nombre” pero se aferran a la tierra desde la madrugada hasta que esconde el sol …al final muy mal remunerado. De igual forma, gracias periodista, por distinguir ( a mi parecer), la labor más dura de todas.. pero Qué belleza de tierra!!!!!

  • Pedrosky dijo:

    Es una pena el mal estado que tiene la carretera a San Juan y Martinez desde la cabecera Provincial, con tanta divisa que genera al pais este sector de la agricultura (El Tabaco) y que todos esos ingresos se queden en las oficinas comerciales con grandes autos de lujo, de todos modos un saludo a los Sanjuaneros en su dia de la Dignidad y que sigan cosechando el mejor tabaco del mundo….

  • yasser dijo:

    Yo quiero rendirle homenaje a mi abuelo el cual estubo hasta el 14 de febrero de este año, toda su vida se la dedico a la tierra su casa y su tabaco no sabia de otra cosa aun los ultimos dias fallandole un poco la mente siempre iva a la casa de tabaco y daba su vuelta, no conocio mas nada que su tierra donde estuvo hasta el fin en su San Juan y Martinez

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lisandra Romeo Matos

Lisandra Romeo Matos

Periodista de Cubadebate. Licenciada en Periodismo (2011), Universidad de Oriente. Trabajó en la Agencia Cubana de Noticias del 2011 hasta septiembre de 2018.

Ismael Francisco

Ismael Francisco

Fotorreportero de Cubadebate. Ha trabajado en Granma, Prensa Latina y la AIN. Ha realizado la cobertura gráfica de importantes acontecimientos políticos, deportivos y sociales en Cuba y otras partes el mundo. Posee varios premios y reconocimientos periodísticos.

Vea también