Imprimir
Inicio » Especiales, Medio Ambiente  »

La meteorología y el deporte

Publicado en: Ráfaga 340
En este artículo: Accidente, Deportes, Meteorología
| 2 |

Relámpagos vistos el 5 de septiembre de 2015 desde el estadio Doak Campbell, en Florida, Estados Unidos. Foto: Mark Wallheiser/AP.

Innegablemente, el elemento del clima que más entorpece la práctica deportiva es la precipitación. Ya sea en forma de lluvia, nieve o granizo, y según su intensidad, suele ser motivo de peso para la cancelación de un evento competitivo.

Las precipitaciones pueden generar situaciones de peligro en deportes como el ciclismo, el automovilismo y el motociclismo.

De acuerdo con Javier Cano Sánchez, experto de la Agencia Estatal de Meteorología de España, el momento en que comienza a llover cuando está disputándose una carrera ciclística es especialmente peligroso, ya que el agua caída sobre el asfalto no es suficiente como para haber limpiado la arenilla y el aceite depositados en el pavimento, lo que hace muy resbaladiza la carretera. Es mejor que llueva con fuerza y limpie la calzada a que llueva muy poco y la misma quede deslizante. Entretanto, en los grandes campeonatos de motociclismo, si la lluvia se presenta una vez iniciada la carrera, los neumáticos de las motos deberán ser cambiados por otros adaptados a las nuevas circunstancias.

En un partido de fútbol, el agua de lluvia provoca que el balón se deslice más rápido a lo largo del terreno. Si el campo queda anegado, la movilidad de la pelota se verá afectada. En los juegos con una lluvia ligera pueden ocurrir más disparos a portería que lo normal. El balón corre con mayor rapidez, los botes son impredecibles y el agarre del portero es menor.

En cuanto a la nieve y los deportes de invierno, la historia es diferente. Para los organizadores de una competición constituye una gran preocupación la escasez de nieve o su disminución sobre las pistas.

Esquiadores en Japón. Foto: JAPAN Monthly Web Magazine.

También cuenta el viento, principalmente si es moderado o fuerte y sopla en contra del deportista. Pero si está a favor, también jugaría una mala pasada en determinadas pruebas de atletismo, pudiendo ser un factor decisivo a la hora de validar una marca.

Según Cano, la carrera de motocross se expone bastante a las inclemencias del tiempo, sobre todo al viento, que comienza a ser incómodo para el atleta cuando da de cara y su velocidad está comprendida entre los 14 y los 20 km/h, y muy molesta al superar los 20 km/h.

Por el contrario, el viento es imprescindible en los deportes de vela en sus distintas modalidades. Para las que son olímpicas y según sus respectivos reglamentos específicos, la velocidad del viento debe estar entre un mínimo de 6 nudos y un máximo de 33.

La niebla es un meteoro que dificulta la visibilidad horizontal. Esta reducción puede llegar en ocasiones hasta mínimos tan bajos como los veinte metros o menos, lo que haría casi imposible la práctica de deportes. Si el fenómeno aparece justo cuando se va a celebrar una prueba, con toda seguridad esta será suspendida y aplazada para otro día, tal y como ocurre con algunos partidos de fútbol en Europa.

Normalmente, los ejercicios físicos se hacen en las horas del día en que las temperaturas son más elevadas. En deportes de larga duración como el ciclismo, el maratón y el tenis, son frecuentes los síntomas de agotamiento por calor. En estos casos –precisa el especialista–, una correcta hidratación del organismo y una buena dosificación de sodio se requieren para evitar calambres y desvanecimientos.

El tiempo cálido repercute de forma negativa en el rendimiento de los maratonistas. Foto: Revista Run for Life.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Mi mismo dijo:

    Y que dicen de nuestro pasatiempo nacional? Ese es uno que si sufre con las inclemencias del tiempo, cada vez que cae un palito de agua hay que detener el partido y es que la madre naturaleza se las trae, se que no viene al caso, pero recuerdo esa ocación en la que hubo que detener un partido porque habían muchos bichos en el aire mientras jugaban.

  • Yasser dijo:

    estos pocos datos demuestran que hay que darle mayor uso de la meteorología y permitir que funcione como empresa y logre ser autofinanciada porque del modo presupuestada actualmente muy pronto Casa Blanca se va a quedar sin investigadores.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Danier Ernesto González

Danier Ernesto González

Meteorólogo del municipio holguinero de Gibara.

Vea también