Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

Sancti Spíritus: De la compra a la reventa

| 129 |

A pesar de las regulaciones en los centros estatales, la compra con destino a la reventa no resulta algo aislado. Foto: Vicente Brito/Escambray

Las más de mil ochenta denuncias radicadas contra acaparadores y las 62 formuladas contra especuladores, revelan que el fenómeno de la compra con destino a la reventa echó raíces profundas en tierras espirituanas

A un policía curtido no hay acaparador que se le despinte.

—Ciudadano, ¿qué lleva usted en ese saco?

Y el ciudadano se queda petrificado; más bien se pone blanco como el saco blanco que carga sobre su espalda.

—Bue, bue, buenoooo, eh, vayaaa, intenta responder, en medio de una clásica jerigonza, este vecino de Los Arabos, Matanzas, quien prefiere que la tierra se lo trague ya en esta mañana de domingo.Oyendo el cuento, dentro del envase, 10 tubos de mortadella, acabados de comprar en la Feria Agropecuaria Delio Luna Echemendía, de Sancti Spíritus.

El acaparamiento de alimentos, refrescos, bebidas, insumos, productos para el hogar y destinados a la construcciónse ha tornado en un deporte practicado por muchos, si se suscriben los datos aportados por la jefatura de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en el territorio espirituano.

Por ahora, dos cifras arrojan pistas: esa institución reporta más de mil ochenta denuncias radicadas desde el pasado año hasta inicios de abril contra acaparadores y 62 por especulación; estadísticas que, por una parte, revelan que no hablo de ejemplos esporádicos, y, por otra, que la PNR no se hace de la vista gorda ante dichas problemáticas.

Aunque cada denuncia podría ser una historia, a todas las une un mismo escenario: el mercado negro, y una misma realidad: la insuficiente oferta de productos muy demandados por el pueblo, coyuntura aprovechada por el binomio acaparador-especulador.

Caricatura: Osval

Los hechos dicen —no solo este reportero— que al menos existen dos clases de acaparadores: los que acuden a los establecimientos de expendio, sobre todo de Comercio o puntos de venta o tiendas recaudadoras de divisa, y algunos trabajadores de esos propios centros.

En el primero de los casos son fáciles de detectar; usted los ve haciendo la cola en el mercado una y otra vez para adquirirqueso, galletas, huevos… De buena tinta, me han dicho que un triste y solitario huevo, compradoa 1.10 pesos en Sancti Spíritus, se llegó a cotizar hasta en 5.00 pesosla unidad en predios trinitarios, cuando el ciclón Irma nos dejó en ascuas.Vaya negocio redondo a costa del Estado y de las necesidades ajenas.

¿Quién niega rotundamente que el acaparamiento no ha sucedido al interior de la red de mercados Ideal, tiendas recaudadoras de divisa, puntos de venta de materiales de la construcción? ¿Quién niega que ciertos comerciantes han “reservado”mercancías para determinados clientes, quizás con dinero de por medio?

Para desmarcarme de las conjeturas, comparto el ejemplo. En Fomento en marzo pasado, la Policía de la localidad le incautó a un trabajador de Comercio más de 100 pomos de refresco gaseado, que revendía a sobreprecio.

La complicidad galantea con los acaparadores. A finales del 2017, los hallazgos —no arqueológicos— en una casa en Guayos sorprendieron a los agentes policiales: 912 latas de cerveza Bucanero, 240 de Cristal, 437 de malta, 333 de refresco, 43 cajas de cerveza de botella Cristal y un interminable punto suspensivo.

Frente a tales evidencias, la única salida es actuar, y así la impunidad no lloverá a cántaros, como ha ocurrido en las ferias dominicales, bocado apetecible para los acaparadores, procedentes no solo de la cabecera provincial; sino de otros municipios, incluso del más allá: Ciego de Ávila, Villa Clara y Matanzas, al punto de que algunos de estos ciudadanos alquilan hasta guaguas para garantizar el viaje.

Caricatura de OSVAL “Revendedores, un negocio que hay que detener”.

En sus mochilas y sacos cabe de todo: embutido, carne, queso, vinagre, lamentable si se considera el interés de las autoridades locales, entidades y organismos por garantizar que las ferias constituyan una opción para aliviar el bolsillo de los espirituanos si de alimentación hablamos.

Como ni la Policía ni el Gobierno tienen los ojos vendados, han incrementado los operativos en las ferias dominicales y han cogido con las manos en la masa a ciertos acaparadores y dependientes cómplices. ¿Sanciones? Multas para unos; separación del puesto de trabajo para otros.

Sin embargo, el enfrentamiento aún se encuentra a mitad de camino, como lo ejemplificó la feria del 12 de mayo en la ciudad espirituana, donde los acaparadores repletaron sus jabas en el punto de venta de huevos y repartieron ofensas a diestra y siniestra al resto de las personas de la cola.

“El Gobierno solo no puede enfrentar este fenómeno; cada órgano de control tiene que asumir su función”, comenta Ricardo García Hernández, vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial (CAP) que atiende Bienes y Consumo, instancia que orientó regular la venta de productos de alta demanda comercializados de forma liberada, tanto en las susodichas ferias como en los 12 mercados Ideal existentes en el territorio.

Consciente de lo que sucede puertas adentro y puertas afuera en esas unidades, en tiendas recaudadoras de divisa y otros puntos, el CAP promovió el análisis en estos colectivos laborales, algunos de cuyos empleados les han facilitado el “trabajo” a los acaparadores y especuladores y, en el peor de los casos, han adquirido para sí cantidades apreciables de mercancías con un fin presumible.

Ello es una verdad tan extensa como la Gran Muralla China, y tan evidente como la responsabilidad de las administraciones con el alza del acaparamiento debido a la ausencia de medidas eficaces.

Escambray no busca culpables; aunque sí sabemos de responsabilidades compartidas. Para chapear de un planazo el acaparamiento, desperdigado hoy como cundiamor en primavera, las direcciones de las entidades y sus aparatos administrativos correspondientes, así como los órganos de control e inspección, al parecer, deben poner con mayor frecuencia los pies en las unidades comerciales para el control sistemático.

Más que orientar, hace falta chequear para que el acaparador y el empleado compinche se sientan con el agua al cuello. Y no hablo únicamente de establecimientos que venden alimentos, sino, también, de otros que expenden artículos para el hogar, materiales de la construcción.

Como a usted le puede asistir la duda, me concederá el derecho a ilustrarlo. Si Sancti Spíritus no dispone de fábricas de cemento ni de producción de acero privadas, ¿de dónde salieron las 1 446 bolsas y 1 230 cabillas de 9 metros ocupadas por la PNR desde el pasado año hasta inicios de abril?

En los casos detectados, la ley ha dicho la última palabra: acciones administrativas y penales; en fin, sanciones a los acaparadores y especuladores, quienes —provistos de una fértil imaginación— tiran a mano a los más inverosímiles argumentos a la hora de declarar: que si estos 20 paquetes de detergente son para echarle un baldeíto a la casa, que “a mi mujer le encantan los espaguetis y por eso compré 40 paquetes”, que “estas 300 hamburguesas son para mi familia, que es bastante grande. ¿Usted me cree, oficial?”.

Lo que sí cree la jefatura de la PNR en el territorio es que para mantener en ascuasal fenómeno de marras hay que salir detrás del buró y encararlo en la calle. De esa persistencia da fe Belkis Torres Santos, administradora del mercado Ideal Casiguaya, cuya apertura meses atrás le hizo la boca agua a los acaparadores: “Cien veces ha pasado la Policía hoy por ahí enfrente (se refiere a la Carretera Central). En estas semanas ha hecho registros en casas de por aquí, y ha actuado; eso ayuda mucho”.

4 de mayo. Sala de espera del Departamento de Admisión del Hospital Hermanos Ameijeiras, de La Habana, adonde acudo para un tratamiento de rutina. Desde la calle, una vendedora, con voz de mezzosoprano desafinada, me despabila el estómago y, sobre todo, me recuerda que la Redacción aguarda por este reportaje.

—Tengo malta, malta fría; refresco, refresco fríoooo.

Caricatura: Osval

(Tomado de Escambray)

Se han publicado 129 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • María Elena Fuentes dijo:

    Ese fenómeno no es patrimonio de Santi Spiritus…. Eso es NACIONAL

    • Sakura91 dijo:

      Eso mismo iba a decir yo…si fuera allí nada más… En la calle Maceo y República de Camaguey, en todas las entradas de las tiendas hay de 2 a 3 individuos que te llenan las ideas de sus ofertas de TODO TIPO de mercancías, y así como si nada, te dicen que no lo encontrarás adentro. Como pasó reciente con las lavadoras, que en 10 min se acabaron y luego esas mismas por atras” se conseguian con 50 $ de más

    • Jesús Mesa Guerra dijo:

      Efectivamente, María Elena, lo que demuestra es que allí en SSpíritus se está combatiendo con firmeza este crimen. Debemos felicitar a esa provincia y sería bueno que se publicara lo que se está haciuendo en las demás provincias, o sea, no es un demérito, es un trabajo para lograr sacar de raíz lo que se ha enraizado, desgraciadamente en el país por causa de persónas sin escrúpulos, entiéndase, DELINCUENTES, oportunistas

    • Jesús Mesa G dijo:

      De acuerdo Maria Elena: Esto está enraizado en todas las provincias. Esto demuestra que en SS se combate y debe ser ejemplo para todos los factores involucrados. Muy buen trabajo hay que apretar la mano con esa lacra de oportunistas. Gracias

    • Salems dijo:

      Podría decirse que eso es casi tradición ya, pero no deberíamos estar orgullosos de ello.

    • Juan Carlos Fdez dijo:

      Por acá por Santiago existe una marea negra junto a las tiendas recaudadoras de divisas que tienen el control de todo día y noche, sobre todo cemento y artíulos para construcción de casas…. Todo controlado…. una que otra vez las autoridades las dispersa, pero a los 3 días vuelven a la carga.
      Ellos son los únicos en comprar y los únicos en revender

      • jiph dijo:

        cualquier parecido con Ciego de Avila es pura coincidencia
        lo que aqui hay es mucha abulia de las autoridades en el combate

      • sachiel dijo:

        Y despues hablamos de que donde está la producción nacional que exhiben las empresas incluyendo los sobrecumplimientos… asi no hay ni habrá correspondencia nunca entre la famosa demanda popular y la oferta estatal y privada.

    • carlosvaradero dijo:

      Efectivamente, es un fenómeno a nivel nacional, desde Pinar del Rio hasta Guantánamo es la misma historia, que además no es nueva, como tampoco es nueva su denuncia, sin embargo sigue sucediendo incluso delante de los ojos de los mismos miembros de la PNR y los “supuestos inspectores” que se dejan corromper si “aflojas el billete” y se hacen de la vista gorda…en quien vas a confiar entonces para erradicar este mal???
      Sigue lloviendo sobre mojado….cuando acabará todo esto?…quien sabe!!

    • ak 50 dijo:

      se veran herrores

      • aly dijo:

        errores se escribe si H

    • Jose Eduardo dijo:

      Totalmente de acuerdo con usted, este fenómeno está enraizado hasta los lugares más campestres de Cuba, y no solo el acaparamiento, también muchos productos que llegan a estos centro no salen al mostrador se venden por la izquierda por los dependientes sin vender nada o casi nada de forma directa a la población. Esto no solo sucede en ideales, también en tiendas recaudadoras de divisas, en los rastros de la vivienda en los porcinos municipales.¡Que verguenza a tantos años de Revolución!. ¿Hasta cuando se va a permitir esto?. ¿Será que con la modificación de la constitución y las leyes se apretará la mano contra todos los delincuentes y maleantes que están corroyendo cada día más esta sociedad, tan dificil para poder vivir en paz de las personas honestas, decentes y cultas?

    • LUIS BUENO DANIEL dijo:

      Por supuesto que este fenómeno es nacional, y no se va a resolver nunca de la manera que pretende hacerse, solo se resuelve cuando existan en todos los lugares las mismas ofertas de todo tipo de productos en cantidades suficientes por encima de la demanda. Pero como esto no es posible por las causas que todos conocemos, lo mejor es entregarlo todo por Libreta de Abastecimiento, hasta tanto haya mercancía sufienciente, parece que se nos olvidó lo que sucedió a principio de la Revolución y lo efectiva que fue la Libreta de Abastecimiento, es algo ya probado y efectivo y que aún conservamos con todos sus controles. Tenemos la solución en nuestras propias manos y no lo resolvemos.

    • Cubana dijo:

      Claro, si la oferta fuera suficiente eso no pasara….

  • Adrián dijo:

    Necesitamos más reportajes como este..y mas actuar de la PNR como en Sancti Spiritus. Además de mayor producción, que es el elemento clave.

    • arcangel dijo:

      este articulo ya lo he leido varias veces y estas opiniones igual lo unico que le cambiaron la provincia y la fecha. por eso yo tambien repito lo mismo llevemos estos problemas a la MESA REDONDA con los responsables. y a los cuatro meses llevarlo nuevamente y en que avansamos o retrosedimoscon ejemplos y el que de verdad este implicado se quita del medio solito. ha y estoy hablando de los proveedores tambien

    • molesto dijo:

      Pero ojo mientras más lo combaten más le suben el precio
      pues aparece el factor riesgo añadido al producto es una mafia vendedor y revendedor.
      así pasa con todo hasta con las pinturas de uña, en la tienda no hay, pero hay manicuras que solo venden son abastecedoras., ni pintan ni arreglan y pagan igual la Onat.

  • José García Álvarez dijo:

    Pero ese mal yo creo que es generalizado en todas las provincias porque aca en Camauey,es amplio y extendido el caso.Como ya se dice en buen cubano cuando necesitamos algo que deviera estar en las tiendas de divisa o monena nacional ” hay que ir a morir con los revendedores”,que lo tienen todo y se les permite ponerle el precio que les venga en gana.Y los que trabajamos y vivimos de un salario tenemos que sufrir el impacto de este flajelo ,que parece no tener fin.

    • raiko dijo:

      Ese flagelo viene desde los principios de los años 90 cuando comenzó el periodo especial y lo q ha hecho hasta los dias de hoy es aumentar de forma exponencial donde la impunidad y la corrupcion viene de arriba hacia abajo y no a la inversa. Lamento decirte q no veo a corto, mediano y menos a largo plazo una mejora. Creo q va a tardar 20-30 años en ver una mejoria para no decirte q nunca la vamos a ver. Tal vez sea peor. Todo por factores internos q no se acaba de cambiar lo q tiene q ser cambiado sin perder dignidad y soberania y tbm externos incluido el brutal bloqueo del gobierno americano. Es mi opinion.

  • jorege_vc dijo:

    estimado periodista muy buen articulo pero por aqui en villa clara es muy comun tambien esto, en los alrededores del voulevard venden de ¨de todo para la casa¨como mismo dicen los revendedores a plena voz

  • anabel dijo:

    No es menos cierto que muchos trabajadores de sector del comercio son los principales participes del acaparamiento y otras enfermedades y que por otro lado el enfrentamiento al delito cada día se hace más débil, quizás se deba pensar seriamente es buscar fuentes de estímulos para esas personas que tienen que poner su vida en peligro a la hora de enfrentar un delito, no se, se me ocurre el salario, al final no son estas personas que velan por la tranquilidad ciudadana?… el salario de un policía es una vergüenza.

    • Maykel Rosales Olivera dijo:

      Yo considero que no es al simple hecho comprar grandes porciones de una determinada mercancia, lo que se debería de combatir, sino al que está practicando la reventa de un producto sin autorización comercial para hacerlo. Yo podría hacer una compra de x cantidad de un producto x, que quizás mi objetivo solo es el consumo del mismo. Esto debería de revisarse un poco mejor. No ataquemos el efecto, ataquemos la causa.

  • Harold dijo:

    En Sancti Spíritus dicen…Señores ese es el trabajo oficial de muchos en nuestro país, yo soy de pinar, y eso está generalizado en todos los lugares…..aaahhhh y las ganancias son sustantivas….Yo que trabajo de 8-5 no me queda más opción que dejar parte de mi salario bien deprimido en estos compañeros que hacen la cola por ti…..No hay opción, a la vista de todos y la PNR, Inspectores, los de comercio, la CI, la “ONU” la “CELAC” los saben y no pasa nada……Saludos.

  • julio perez dijo:

    Hay que ir a las causas. La más importante es la doble moneda. La búsqueda de los CUC ha provocado la fiebre de la divisa como la del oro en USA: Unos se conforman en buscar divisa para mejorar su alimentación o adquirir confecciones u otros bienes. Otros van más allá y arrastran a otros para comprar un carro y otros hasta para hacerse de una casa. Hacen falta multas sólidas en divisas o su equivalente. Hay mucha impunidad a las puertas de las tiendas y otros comercios nadie hace nada y la policía ni se entera. Las bandidas y bandidos dicen agua y se pierden un ratico y después vuelven. Ha llegado el momento de una gran batalla contra la corrupción, sino la hacemos nuestra el país se hunde. Es de arriba a abajo y de abajo a arriba. En las tiendas todos están involucrados por eso las denuncias mueren ahí mismo. Si seguimos en esto, reitero, todo está perdido. En cuanto a las multas tengo un ejemplo. Tengo una grabadora del centro que le costó cien dólares y digo que se me perdió, pagó una multica que no rebasa los cinco cuc y después la vendo y ya. También como es posible que ud. venga en los mercados en pesos cubanos refrescos Tukola u otro en diez pesos la lata o en veinticinco pesos el pepino de litro y medio y en las tiendas en divisas valen 50 centavos o 12.50 CUP y el pepino se vende a 1,50 CUC. Ahí tienen un ejemplo que da pie a la especulación.
    El refresco tiene que vale lo mismo. Incluso los que venden refrescos en cup se los pasan a las unidades en cuc para ganar dinero. Compañeros, pero todo esto es viejo, estas cosas tienen 20 años y no ha pasado casi nada. El pueblo sigue afectado y además lo afectan los precios de los productos en pesos cubanos o los de divisas. Las tiendas en divisas tienen la misma ganancia que hace 20 años, exorbitantes. Ahora, después que quitaron casi todo de la libreta hay que ir a esos lugares a buscar lo que necesitamos y nos encontramos esos precios. En esencia es necesario acabar de poner la moneda única y una lucha definitiva a sangre y fuego contra la corrupción.

    • Abogado del Diablo dijo:

      Sr. Julio Pérez: entiendo su punto de vista, pero creo que le faltan algunos elementos a considerar.
      Por ejemplo: ¿Comprar cosas al por mayor para luego venderlas a un mayor precio y generar una ganancia es algo deplorable?
      Eso sin dudas es lo que hacen los villanos de esta historia, a los cuales se les llama “revendedores”, “merolicos”, “acaparadores”, “delincuentes” etc, etc, ect…
      ¿Pero que cosa es lo que hacen todos los establecimientos de comercio sino comprar al por mayor, para luego revender y generar una ganancia?
      Ah bueno, pero es el caso que por ejemplo, las tiendas recaudadoras de divisas, compran al por mayor (digamos en China) revenden acá, sacan una ganancia del 240%, y eso está bien, sin embargo, un pequeño empresario privado (llamémosle cuentapropista para seguir la usansa cubana) compra en vez de 100 contenedores de cervezas como hace TRD, 10 cajas de cervezas, y las vende a lo que le costó más un 50% por encima, o sea, que sacaría una ganancia del 50% y entonces, ALARMA NACIONAL DETENER AL DELINCUENTE.
      Claro, se podría alegar que ese cuentapropista no está autorizado a hacer esa compra, pero, ¿no sería mejor negocio aumentar la producción de ese renglón y venderle al TCP todas las cervezas que quiera?
      Si ya, el Bloqueo Yanqui, se me había olvidado, no se puede aumentar la producción y generar más ganancias para todos porque somos un país bloqueado por la mayor potencia económica del mundo, y ojo, que no deja de ser cierto.
      Pero no sería una mejor idea, en vez de dedicar un ejército de policias, inspectores y funcionarios a perseguir a esos pequeños comerciantes privados, simplemente autorizarlos a realizar ellos mismos, y de manera directa importaciones comerciales de los productos que el Estado no ha sido capaz de producir o importar en cantidades suficientes?
      No sería mejor idea, en vez de criminalizar esa actividad, autorizarla, favorecerla, propiciarla, y por su puesto cobarles los correspondientes impuestos, y exigir que cumplan con sus obligaciones tributarias.
      Creo que fue Albert Einsten quien dijo, si quieres tener direfentes resultados, NO SIGAS HACIENDO LO MISMO.
      Por favor CUBADEBATE, le voy a dar seguimiento a este debate, espero por favor que publiquen mi opinión. Si nó, simplemente, dejaré de leerlos.

      • LUIS BUENO DANIEL dijo:

        Abodado estoy de acuerdo con su planteamiento, las cosas no se resuelven solo con prohibiciones. En este caso se evidencia que la oferta está muy por debajo de la demanda, si no podemos tener en el mercado una oferta igual o por encima de la demanda, aunque le parezca absurdo, prefiero la Libreta de Abastecimiento, por lo menos garantiza igual cantidad para todos. Esto no se resuelve con la eliminación de la doble moneda ni con los policias cayéndole atrás a los revendedores, tiene que haber en el mercado la presencia de mercancías suficientes, nada más resolvería el mercando negro.

      • robertin dijo:

        Sí, Abogado del Diablo, eso que dices se llama comercio… un comerciante compra una mercancia a un precio determinado y obtiene una ganancia bien sea por agregarle algun valor o por venderla en otro contexto de mejor calidad, por ejemplo, un dueño de restaurant compra carne, vegetales, etc, los cocina y los vende en un buen ambiente obteniendo ganancias en el proceso… pero eso no quiere decir que cualquiera pueda hacer lo mismo sin agregar nada al producto… solo pueden venderlo a un precio superior aprovechando el desabastecimiento existente que en parte es provocado por el acaparamiento.
        Los que se mencionan aqui son los pillos que lucran a costa de las personas que por cualquier razon no pueden llegarle a los productos que ellos compran al por mayor.

      • Mp40 dijo:

        Brillante.

  • gilberto dijo:

    eso lo trae el no estar abastecidoi el mercado nacional. si usted fuera a buscar una bolsa de cemento cuando lo necresita y esta en la tienda el mercado negro desapareceria.

  • Vicem dijo:

    En nuestro Santiago es una plaga, no solo merolicos de la ciudad, sino de otros municipios, incluso de otras provincias vienen a comprar para luego revender, lo mas lamentable es que son en su mayoria personas jovenes y sanas, que bien podrian dedicarse a otras cosas mas necesarias para el pais

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    ¿Policías deteniendo a acaparadores-especuladores? ¿Registros?¿Aplicación del artículo 230 del Código Penal vigente? ¿Será que Sancti Spíritus está rodeada por una falla tectónica activa y se está separando del resto de la isla?

    Porque, al menos aquí en la Habana, a pesar de las muchas quejas y críticas de ciudadanos que han aparecido en distintos medios, el acaparamiento de todo tipo de productos (incluyendo medicinas) para su ulterior reventa al doble o triple de su precio es una actividad pacífica, normal y cotidiana, tranquilamente observada, conocida y… sí; Aceptada por todos. Y cuando digo todos, es TODOS, a pesar de que:

    Ley 62, Código Penal, Artículo 230, Especulación y Acaparamiento.

    “Se sanciona con privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas o ambas, al particular que:
    a) adquiera mercancías u otros objetos con el propósito de revenderlos para obtener lucro o ganancia;
    b) retenga en su poder o transporte mercancías o productos en cantidades evidente e injustificadamente superiores a las requeridas para sus necesidades normales”

  • joselin dijo:

    Y lo que ofertan por REVOLICO, alguien sabe la procedencia de esos productos. Alli hay de todo, si alguien lo duda, revisen. Estos casos son los que hacen que la economia sumergida tenga más ofertas que la estatal y se alimenta de lo que se roban de las entidades estatales.

  • julia dijo:

    Oigame Ojito, usted no ha frecuentado la calle Simón Bolívar (Desengaño), entre Clemente Pereira (Cruz Verde) y Anastasio Cárdenas (Reforma) en Trinidad, miré usted que le han puesto la Calle 8, pues ahi usted encuentra lo que busque, se vena alos jóvenes y no tan jóvenes, vigorosos, tanro hembras como varones, fuertes para cualquier otro tipo de trabajo, ataviados de las ultimas masrcas de zapatillas , pulloveres y jeans, revendiendo productos que no solamente se venden en ferias, tambien en las tiendas Caribe, pero ya ni se ocultan para pregonar, ahora hay un centro de expendio de productos para las paladares y hortales, que en Trinidad son miles, de alli salen productos, como papas, ajíes y de acuerdo con inescrupulosas opersonas que tien acceso a ese mercado, sacan grandes cantidades de productos, para de acuerdo con los revendedores, hacerse de una “tierrita” extra, estos son algunos ejemplos porque no alcanzaría el espacio para todos los que hay, cuando ya la cosecah de la papa ha terminado en tierras trinitarias hay dicímiles revenderores a 20.00 pesos la libras (2 papas en dependencia del tamañoa), estso son algunos pero en tierras trinitarias se ve lo inexplicable, y aunque el gobierno y la pilicía extremen las medidas y los registros, el pueblo tambien deb cooperar para exliminar estas ilegalidades, que son muy difíles de controlar en estos tiempos.

  • zlatan91 dijo:

    Eso pasa en todo el pais. Hasta cuando con los revendedores.

  • Klibre50 dijo:

    Soy espirituano, esta realidad me toca casi a diario, es verdad que existen revedendedores, eso no es secreto. Pero el control dentro de estos establecimientos es casi nulo, ¿porque 1 sola persona debe comprar 10 tubos de mortadella, o 6 cajas de helado, o 70 libras de queso fundido?, eso sucede a la vista de todos incluso de oficiales de la PNR dentro y fuera de los establecimientos mencionados en el artículo.

  • Richard dijo:

    El problema no es el revendedor, el problema esta en la incapacidad del Estado de mantener abastecido el mercado nacional.

  • Juancito dijo:

    El denominador común de siempre: falta de abastecimiento. Lo más que molesta es escuchar que tal o más cual Empresa sobrecumplió el plan de producción de tal producto en un porciento elevadísimo con tantos días de antelación……..que ironía!!!!

  • Dianelys dijo:

    Idem en todo el pais lo reafirma una pinareña que este fenomeno en Pinar del Rio esta a la orden del dia, rayando en las faltas de respeto…..

  • rmp dijo:

    Es evidente que cuando a las ilegalidades no se les pone freno a su debido tiempo, despues se generalizan y es muy trabajoso erradicarlas, no obstante pienso que hay que poner mano dura en este sentido generalizado en todo el pais, aqui en la Habana se suman y pululan los habitantes de otras Provincias cometiendo ilegalidades, comprando y revendiendo de todo, residen aqui alquilados y el negocio les da para pagar el alquiler, traen de otras provincias productos lacteos de dudusa procedencia, cuando Camaguey por ejemplo no cumple con el plan de entrega de leche, traen queso, cremas de leche ect.- Hay que tomar medidas enmediatas para proteger al pueblo trabajador.

    • Esber Luis dijo:

      El tema de las ilegalidades es algo duro de resolver pero no imposible y hay que hacer la guerra a este flagelo desde adentro y desde afuera pues a veces los de adentro son los cabecillas del negocio y hacen tanto o más daño que el que revende.

  • Luis E Gomez dijo:

    Nuestras conquistas no se pueden debilitar
    Nuestra REVOLUCIÓN cubana es firme
    Exhorto a mi cuba a
    Acabemos con la delincuencia
    Acabemos con los maleantes sociales
    Acabemos con los ladrones
    Acabemos con los vagos
    Acabemos con los maleantes q no le ofrecen tranquilidad al pueblo trabajador y honesto con abusos
    Acabemos con los especuladores y abusadores
    Acabemos con la droga
    Acabemos con los corruptos sexuales
    Ojo con los comunitarios corruptos en ocaciones
    Ojo con los dependientes deshonestos sobretodo en gastronomía y restaurantes sociales
    Cuba es para los cubanos HONESTOS

    • ricardo dijo:

      lo que tenemos es que acabar de abastecer los mercados como debe ser para no dar lugar ha esto

      • Orlando dijo:

        totalmente de acuerdo con usted !!! no queda ninguno. pero no hay verguenza !!

    • Jose R Oro dijo:

      Estimado Luis E Gomez, muy de acuerdo con lo que usted propone, me gustaria incluir lo mencionado por ricardo que es “Abastecer los mercados como debe ser para no dar lugar ha esto”, en mi opinion lo mas importante. Tambien mencionaria “Acabar con los frenos a la produccion” y mas abajo “Ojo con las carencias, que no hacen vulnerables” Estoy de acuerdo con lo que usted plantea, pero hay otras cosas como las mencionadas que no se deben omitir o eludir

    • Carlos Gutiérrez dijo:

      Luis E. Gómez: Te faltó la consigna fundamental y eterna; Acabemos con los burócratas, tecnócratas y jefócratas que, teniendo la responsabilidad de construir un estado socioeconómico de cosas donde estas tropelías no tengan lugar de ocurrir, no saben, o no pueden, o no quieren, o no les interesa hacerlo.
      Saludos

    • Jose R Oro dijo:

      Muy de acuerdo con el estimado Ricardo. Como estoy de acuerdo con las opiniones expresadas por el estimado Luis E. Gómez, con algunos cambios que pongo abajo tratando de mantenerme lo más cerca posible de cómo lo escribió Luis E. Gómez:
      Acabemos con la delincuencia
      Acabemos con las maldades sociales
      Acabemos con el robo
      Acabemos con la vagancia y el parasitismo
      Acabemos con los delitos violentos que no le ofrecen tranquilidad al pueblo trabajador y honesto con abusos
      Acabemos con la especulación y el abuso
      Acabemos con la droga
      Acabemos con los corrupción sexual (depende de que se considere corrupción sexual) Hay cosas como la pedofilia que son crímenes, pero otras cosas que tiene que ver con preferencias sexuales mutuamente consentidas entre adultos, no constituyen ninguna corrupción.
      Ojo con los comunitarios corruptos
      Ojo con los deshonestidad sobre todo en gastronomía y restaurantes sociales (y boteros y carretilleros y placitas sean estatales o no, etc.)
      Incluir la “madre” de todas las cosas que hay que acabar, como correcta y precisamente indica Carlos Gutierrez.
      Es decir no propongo acabar con los delincuentes sino con el delito en sus múltiples manifestaciones. Dijo el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, en su memorable discurso en la ONU, el 12 de octubre de 1979 “Las bombas podrán matar a los hambrientos, a los enfermos, a los ignorantes, pero no pueden matar el hambre, las enfermedades, la ignorancia”. Hoy día podremos “acabar” (que quiere decir “acabar” es algo abierto) con los delincuentes, meseros deshonestos, vagos, especuladores, ladrones, pero como dijera Fidel, con lo que hay que acabar no es con las personas, sino con los delitos.
      Por otra parte quiero ser muy sincero, hay una relación causa – efecto que está mal expresada, ciertamente invertida, y es muy importante clarificarlo. La especulación y acaparamiento no son la causa de la escasez y las carencias, sino todo lo contrario, la escasez y carencias provocan y general la especulación y la bolsa negra. Lo que quiere decir que podemos “acabar” con la especulacion y con los acaparadores, pero ello por bueno que sea, no acabara por si solo con las carencias y la escasez. Necesario pero no suficiente. Las carencias y la escasez solo se acaba con un desarrollo acelerado del sector productivo y de servicios, no le demos mas vueltas a la noria.

  • Juan Xavier Delgado López dijo:

    No solo en Sancti Spíritus pasan esas cosas, esto se produce en todo el país por causa de los revendedores y los mismos dependientes de las tiendas ya que algunos tienen contratos por decir de alguna manera, que cuando llagan ciertos productos a las unidades rápidamente se les informan y luego van y compran todo lo que puedan incluso hasta se los guardan ya que se les pagan un poco más de lo que cuesta el producto y es de ahí donde tiene su ganancia el vendedor por eso casi nunca alcanzan los productos para el resto del pueblo, entonces es cuando los encuentras en las calles más caros…

Se han publicado 129 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Ojito

Enrique Ojito

Vea también