Imprimir
Inicio » Especiales, Medio Ambiente  »

Los caprichos de Lili

| 17 |
01-satelite-huracan-lili

Huracán Lili en octubre de 1996. Imagen de National Geophysical Data Center, Earth Observation Group, NOAA.

Lili, el octavo huracán de 1996 que inclinó drásticamente su rumbo después de azotar a la Isla de la Juventud consta en los archivos como uno de los más destructivos en Cuba a finales del pasado siglo. Miles de viviendas afectadas, severos daños en la agricultura e intensas lluvias dejó el fenómeno a su paso por varias provincias del país. Hoy, cuando se cumplen 21 años, hemos rescatado algunas curiosidades.

1. Una onda tropical que había salido de África el 4 de octubre de 1996 se unió a una zona de bajas presiones en el Caribe occidental. A partir del sistema atmosférico resultante nació la tormenta tropical Lili el día 16.

2. Como huracán afectó la parte este de la Isla de la Juventud durante el 17 de octubre.

3. El día 18 tocó tierra en el sur de Matanzas con categoría 2. Su centro tardó varias horas en abandonar el archipiélago por Villa Clara, y no lejos de Sancti Spíritus.

Del Caribe al Reino Unido (como ciclón post-tropical). Trayectoria completa de Lili. Imagen de Wikipedia.

Del Caribe al Reino Unido (como ciclón post-tropical). Trayectoria completa de Lili. Imagen de Wikipedia.

4. Se reportaron rachas de viento de 193 km/h en Cayo Largo del Sur, 180 km/h en Santo Domingo y 176 km/h en Cienfuegos.

5. Cayeron 26,04 pulgadas o 661 milímetros de lluvia en la Moza, una localidad del municipio villaclareño de Manicaragua. En Trinidad registraron 538 milímetros.

6. El 19 de octubre, justo al este de Bahamas, alcanzó su máxima intensidad: vientos sostenidos de 185 km/h (categoría 3).

7. En un periodo de cinco días se programaron once misiones de reconocimiento aéreo. Los aviones realizaron treinta y siete penetraciones al centro de la tormenta.

8. En la lista de récords Lili ocupa el cuarto lugar entre los huracanes más grandes conocidos, teniendo en cuenta que sus vientos con fuerza de galerna (63-87 km/h) se extendieron a un diámetro de mil 295 km.

9. Como ciclón extratropical azotó a Gran Bretaña a finales de octubre. Olas de hasta 12 metros en el Mar del Norte removieron una plataforma petrolera de sus amarres.

10. El nombre de “Lili” ha sido empleado en otras tres ocasiones para designar a tormentas tropicales (huracanes) del Atlántico: diciembre de 1984, octubre de 1990, y septiembre de 2002. Este último también afectó a Cuba.

11. Debido al desastre y las muertes provocadas por el ciclón de 2002, el nombre fue reemplazado por “Laura” durante la reunión del comité de expertos en 2003. “Lucy” y “Lisette” fueron otras opciones.

Datos extraídos del Informe del Huracán Lili confeccionado por Miles B. Lawrence, del Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos, y https://en.wikipedia.org.
Guillermo Tell

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • abel.bosa dijo:

    Muy interesante el artículo.

  • Henry. dijo:

    Danier tenía yo 12 años cuando el paso de Lili por Matanzas, vivirlo despertó mi interés por el apasionante mundo de la meteorología, años más tarde decidí estudiar esta ciencia, y desde entonces nunca me he podido separar de la meteorología.
    Saludos desde Cárdenas

    • Danier Ernesto González dijo:

      Henry, es interesante lo que cuentas. Éxitos en tu profesión. Saludos desde Gibara.

  • ElTio dijo:

    El Lili fue el primer ciclón en el que participé como radioaficionado. Me ubicaron en la escuela primaria de la comunidad Arimao en el municipio Cumanayagua con mi planta de construcción nacional hecha en una tabla de cedro. Después se volvió legendario aquel equipo porque resistió aunque tenía muy pocas probabilidades de hacerlo. Para los conocedores del tema era un Tulipán, un radiecito a transistores diseñado por un viejo radioafifionado cienfueguero. Este ciclón fue el primero y en el que más miedo sentí de una larga lista de movilizaciones en situaciones parecidas, porque me ubicaron en un aula de la escuela y tenía unos ventanales largos de columna a columa que el viento empujaba muy fuerte y yo esperaba que de un momento a otro cedieran bajo el empuje. Ya tenía previsto que me metería bajo la meseta sobre la que tenía el equipo. De hecho, me metí varias veces cuando una ráfaga fuerte azotaba. Por suerte el ventanal no cedió. Desde mi posición vi cómo el agua de la lluvia caía casi de forma horizontal, arrastrada por el viento y cómo se destruían todas las ventanas y muchas puertas de los edificios de la comunidad, además el viento arrancaba la impermeabilización del techo a tiras dejando solo el concreto a descubierto. Han pasado muchos años y todavía lo recuerdo claramente. Fue el primero, también del que he estado más cerca del centro porque pasó muy cerca de Cienfuegos, pero me hizo enamorarme de esa tarea tan linda que es ir a ayudar desinteresadamente a otras personas que lo necesitan en medio de un desastre natural.

    • Henry. dijo:

      ElTio, te felicito por esa linda labor que brindan los radioaficionados. Tengo el privilegio de serlo también y se lo importante de esa tarea en medio de los huracanes. Que indicativo tienes?
      Un saludos de esta estación matancera -CL5HY-

  • Luisa dijo:

    DANIER ESTAS ESCAPAOOOO COMO SE DICE EN BUEN CUBANO

  • cadillac dijo:

    cuando el huracan Lili paso, estaban aca al empezar los carnavales, recuerdo que fueron suspendidios y avisaron que habia cmabiado de rumbo y venia pa arriba de nosotros, por suerte su azote aca no fue tan fuerte aunque causo daños a muchos viviendas.
    en mi trabajo arranco los techos de las naves de taller y tumbo casi completa la flota de camiones que estaban en burros en conservacion y taller….

  • Manuel dijo:

    Muy buen artículo, solo un detalle no existe Cayo Largo del Sur el nombre correcto es Cayo Largo

    • Danier Ernesto González dijo:

      Manuel, el nombre es Cayo Largo del Sur, y pertenece al Archipiélago de los Canarreos. También es conocido como Cayo Largo. Es un destino turístico. Puedes encontrar más información en su sitio web oficial http://www.cayolargodelsur.cu/

  • Yoelvis dijo:

    Solo falto la descripcion sobre el lazo que hizo sobre Villa Clara, “se le perdio a Rubiera”, cuando iba a salir al mar sobre las inmediaciones de Caibarien se devuelve a Santa Clara para salir finalmente por Sagua la Grande – Quemado – Corralillo, destruyendo esos pueblos costeros y destruir por completo el puerto de Isabela de Sagua por donde entraban los insumos para Villa Clara hasta ese entonces y empezar la debacle de dicho pueblo.

  • rccc dijo:

    Irma desde casi 200 kilómetros de aquí, fue suficiente para que botara de mi mente lo que me creía saber de ciclones, precisamente a partir del tremendo esfuerzo que me obligó, y a mis hijos, Lili a hacer, luego de su paso por acá y afectar sensiblemente mi vieja casa, en un proceso al que aun faltan algunas pocas cosas por arreglar. Precisamente los daños hacen tristemente recordarla y pensar en serio en cómo actuar con eficacia ante estos fenómenos, que he formulado en comentarios anteriores a propósito de los severos daños de Irma. Abogo por un protagonismo más activo de cada ciudadano cubano en la prevención y la “eliminación de riesgos” desde tiempos de normalidad. En entronizar una verdadera percepción del peligro y a dejar de una buena vez la conservación de los bienes adquiridos al azar. No debe perderse un colchón, ni un olla o equipo eléctrico más. Tiene que existir en cada comunidad un lugar seguro donde resguardarlos. No se justifica que otro árbol destruya una casa o derribe el tendido eléctrico o telefónico, ni que los tanques de agua elevados anden volando al libre albedrio por las fuerzas de los vientos. El mar no se puede tragar una casa más porque no se justifica su reconstrucción en el mismo sitio. Hace falta una ley, que aprobemos todos los cubanos, para radicalizar la solución de las indisciplinas de ciertas personas desafiando peligros, no pocas veces ebrios y sin un objetivo válido y que multiplique por cero la posibilidad de que haya un muerto más por un derrumbe obvio que el morador ignoró deliberadamente. La obligatoriedad del cumplimiento de normas de conductas bajo circunstancias excepcionales debe quedar transparentemente clara y que caiga todo el peso de ley en la acción de las autoridades sobre los incumplidores sea quien sea. La desidia que algunos le ha convenido entronizar en nuestra cotidianidad no puede mellar la sensibilidad revolucionaria que es base de la voluntad política de nuestro gobierno por alcanzar la mayor cuota de justicia para todos los cubanos.
    A mi juicio critico, Irma ha sido una alerta bien fehaciente para que nos pongamos para lo que tenemos que ponernos desde las condiciones de normalidad. Para algunos suficientes y más severos daños como para no pensar ya más en Lili.

  • Ernesto Cienfuegos Gibara dijo:

    Hola Danier Ernesto. No te conozco pero somos coterraneos, interesante tu trabajo comos otros que he visto demuestran que te estás haciendo grande en meteorología te felicito por ello. Mi familia y yo tenemos tremenda experiencia de lo que fue el Lili, mi esposa, mi suegra y mi hija muy jovencita capearon el temporal solas encerradas en nuestra casa en Cienfuegos observando con horror como todo se destruía, yo me encontraba a bordo de la draga XXX Aniversario fondeada al sur de Júcaro detrás de un cayo donde las olas rompian en su estuctura y barrian las cubiertas, una aventura inolvidable. Nuestra famila vive en Ronda de la Marina # 45 en Gibara.

    • Danier Ernesto González dijo:

      Ernesto, el huracán también causó grandes destrozos en Matanzas y Villa Clara. No sé si recuerdas al Michelle, que inclinó su rumbo al nordeste y azotó con mucha intensidad a Cienfuegos cinco años después del Lili. Sobre ese y otros ciclones tratará un próximo trabajo. Gracias y saludos desde Gibara.

  • Ernesto Cienfuegos Gibara dijo:

    Danier Ernesto, como no recordar el Michelle, caprichosamente luego del Lili nos azotó con mucha violencia este y el Dennis, realmente sentimos vientos de 240 Km/h y sus consecuencias que nunca podremos olvidar.

    Saludos.

  • CO6CS dijo:

    “Se leperdió a Rubiera” :) Respetos y Saludos a Rubiera. Si recuerdo que entró por la zona sur de matanzas y en Radio Taino anunciaba su salida a aguas de la costa norte entre Varadero y Cardenas sobre las 6am de ese dia. A las 12 meridiano hacia calma en Santa Clara. La radio local anunciaba que un radioaficionado o un meteorologo aficionado de aguada de Pasajeros habia dado la alarma de q

  • Alian dijo:

    Yo tenía 7 años cuando aquello, pasamos el ciclón el portal de la casa pues el viento venía por atrás. Muchos daños que ocasionó, me acuerdo que el Comandante en Jefe Fidel Castro en su camino hacia la provincia de Cienfuegos pasó por la calle donde vivo porque la carretera central estaba obstruida de árboles y cables de corrientes caídos. Sin dudas, fenómenos como estos no se olvidan, menos de la mente de un niño que nunca había vivido esa experiencia, cosas que pasan en la vida que no enseñan a estar preparados y en alerta.

  • Alina dijo:

    Interesante el artículo, pero además me recuerda los últimos días de mi embarazo. Vivía en Santa Clara en esa fecha y sentía temor a que se adelantara el nacimiento de mi bebé. El día 20 nació mi hija, a dos días del paso por esta ciudad y en plena fase recuperativa.Recuerdo las afectaciones que dejó Lili. Podré olvidar el nombre de algunos huracanes pere ese jamás.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Danier Ernesto González

Danier Ernesto González

Meteorólogo del municipio holguinero de Gibara.

Vea también