Imprimir
Inicio » Especiales, Ciencia y Tecnología  »

Del surgimiento de los emoticones

| 6

emoticons-list

El 19 de septiembre de 1982, en Pittsburgh, Estados Unidos, Scott E. Fahlman publica los primeros emoticonos en el tablón de anuncios de la universidad Carnegie Mellon, smiley, :-) y :-(, para indicar que el comentario contenía una broma, en respuesta a la sugerencia de Neil Swartz de usar (*) con el mismo fin.

Pero esto tuvo un comienzo anterior,  en abril de 1857, el National Telegraphic Review and Operators Guide documentó el uso del número 73 en Código morse para expresar “amor y besos” (luego reducido al mensaje más formal “los mejores deseos”). El 30 de marzo de 1881 la revista satírica estadounidense Puck publicó cuatro emoticonos tipográficos. En 1912 Ambrose Bierce propuso “una mejoría en la puntuación; el punto de risa. Como se verá este asunto tiene una larga historia.

La palabra emoticón proviene de la noción inglesa emoticon, compuesta a partir del término emotion (emoción) y el vocablo icon (ícono). La Real Academia Española incluye el concepto como emoticono.

Un emoticón es un gráfico digital que representa una expresión del rostro con el objetivo de aludir a un estado anímico. Estos dibujos se emplean en mensajes electrónicos que se envían a través de un email, un sistema de mensajería instantánea, una red social u otra plataforma.

Los primeros emoticonos, como los conocemos hoy, eran creados totalmente con caracteres del código ASCII entre los años 1960 y 1970, cuando lo que conocemos hoy como Internet era totalmente basada en textos, y representaban caras de personas por lo general sonrientes. Con el paso del tiempo, surgieron múltiples emoticones con diferentes significados.

En los casos mencionados y en muchos otros, la cara creada con los signos aparece recostada (se debe girar la cabeza hacia la izquierda para verlos correctamente). Sin embargo, en las culturas orientales, los emoticones suelen crearse parados (verticales), con apóstrofos como ojos y un guión, barra u otro signo a modo de boca: ‘o’

Más allá de transmitir emociones, un emoticón también sirve para abreviar un mensaje. El remitente, en lugar de escribir que está contento o feliz con algo, puede incluir un emoticón sonriente y de esta manera le estará comunicando sus sensaciones al receptor.

Referencias:

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • María Mercedes dijo:

    Gracias Carlos por la información. No pensé que tuvieran un origen tan lejano.
    Me encantan los emoticones. Son tan bonitos !!!

  • Martica dijo:

    Gracias Carlos!!! me encantan esas infos que nos propones casi a diario.

  • Eglez dijo:

    Hay un sitio que es como un buscador al estilo google en el que puedes encontrar los emoticones que desees, ❤️

  • Odalis Rosales Martínez dijo:

    Al menos caritas bonitas y graciosas entre tanto desastre, destrucción, tensión y muerte por estos días (Huracanes y sismos potentes). Además, para poner la puntilla el descarado y cínico discurso de Mr Donal Trump en la ONU amenazando a Venezuela, Cuba, Iran y Corea del Norte, los gobiernos terroristas y anti democráticos, sumidos en dictaduras, según este señor que ni sabía existían huracanes categoría 5 y quiere reafirmarse como amo del mundo; de Cuba, Venezuela y sus pueblos no espere la aplicación de su democracia ni reformas Mr, aquí gobernamos nosotros los pueblos junto a nuestros líderes.

  • Jadya dijo:

    Vaya, no pensé que fuera tan antiguo esto de los “muñequitos” para transmitir estados de ánimo. Muy interesante el artículo. Gracias

  • vilma dijo:

    al paso que vamos terminaremos como empesamos con geroglificos

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Carlos del Porto

Vea también