Imprimir
Inicio » Especiales, Entretenimiento  »

Alejandro Montero: “Me gustan las historias que imagino”

| 14 |

Canal USB-17

Ernesto Alejandro Cárdenas Montero tiene 24 años y está a punto de graduarse como arquitecto en la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas. Sin embargo, sobre su mesa de trabajo no descansan los planos y proyectos habituales de un especialista de su profesión. Bajo una lámpara, rodeado por algunas distinciones importantes, lápices de colores y decenas de libros, de sus manos poco a poco surgen dibujos que conforman una historia, porque el mundo de este joven va más allá de los bocetos de edificios y descansa en el arte de recrear en un cómic los mundos que imagina siempre.

En su primer evento competitivo, el concurso Mabuya 2014 de historieta, la suerte o el talento le trajeron tres distinciones importantes: mejor historieta de ciencia ficción, mención a la obra con mejor dibujo y el premio de la popularidad. A partir de aquí, el ascenso en su carrera fue notable, pero también las metas por superar.

Galardonado en diversas competiciones nacionales de historietas, ilustrador de libros de las editoriales Capiro, Gente Nueva y Samarcanda, y primer finalista en el concurso español de ilustración Micrología Literrante, este joven de Santa Clara conoce los resquicios de una profesión compleja y sabe de los desafíos que enfrenta si pretende hacer de este arte un modo de vida.

¿Por qué la historieta?

El dibujo es algo que todos aprendemos desde pequeños. En mi caso no fue diferente y perseguía mucho los libros para colorear. Luego me dedicaba a calcarlos, reproducir sus figuras y poco a poco descubrí ese talento.

En la primaria yo era el que no me salía del círculo cuando rellenábamos esa figura y de pronto todos querían algo hecho por mí. Sin embargo, dejé de practicarlo y en el preuniversitario me incliné por una carrera técnica. No obstante, allí muchos amigos consumían manga y me encendieron de nuevo la pasión por el dibujo, pero enseguida descubrí que no era ese mi objetivo. Yo quería crear formas de todos tipos y no circunscribirme a una manera específica.

Con esa idea en la cabeza comencé a buscar en Internet informaciones sobre la historieta, sobre todo novelas gráficas, y descubrí un mundo maravilloso. Por ejemplo, me topé con las historietas europeas, para mí las mejores del planeta. Allí cada cual dibuja o narra diferente y eso convierte a cada una de esas creaciones en únicas.

Alejandro Montero sabe que el camino no es fácil, pero está dispuesto a desandarlo amparado en cada uno de sus trazos. Foto: Yunier J. Sifonte/Cubadebate.

Alejandro Montero sabe que el camino no es fácil, pero está dispuesto a desandarlo amparado en cada uno de sus trazos. Foto: Yunier J. Sifonte/Cubadebate.

Y ahí comenzó el camino…

Yo entro en serio en este mundo cuando gané el Premio Mabuya en el 2014, casi de casualidad. Un día comienzo a buscar alguna convocatoria para un concurso sobre historietas, encontré esa y sin nada que perder decidí enviar algo y probar. De solo llegar al lugar descubrí un gran mundo, la cantidad de personas dedicadas a la historieta, personas dibujando como yo, casi por placer. Allí supe que podía hacer de esto una cosa seria si me lo proponía.

La arquitectura también requiere mucha seriedad

Pero no es mi sueño en primera instancia. Al final ambas profesiones utilizan el diseño, pero un arquitecto ya no dibuja como antes. La lógica evolución de la tecnología le facilita el trabajo. Dentro de diez años me veo como un historietista y el gran reto mío es intentar conformar una industria con sentido para el país. Muchos aspiran a publicar sus trabajos en editoriales extranjeras, eso tiene su mérito y por supuesto que me gustaría, pero ahora mismo casi resulta más difícil hacerlo en Cuba.

¿Qué no le puede faltar a un historietista?

La narrativa. Cuando el público se acerca a cualquier cómic no lo hace por el gran dibujo. Eso aporta, por supuesto, pero si detrás no tiene una historia no llega a ninguna parte, y eso puede hacerse hasta con dibujos de palitos. También considero imprescindible el dibujo de autor, algo que le dé a la obra un sello único, original. Eso lo busco yo y creo que las personas también.

¿Y el error que nunca debe cometer?

El facilismo. Lamentablemente, es algo muy presente en muchos ámbitos, incluyendo la producción de historietas o la ilustración. Por ejemplo, ves un dibujo sobre un fondo blanco con un filtro aplicado con algún software, eso le resta originalidad al trabajo. El facilismo en la historieta significa la muerte. Si tienes 80 páginas y aspiras a lo sencillo, ya en la mitad te aburres y no tienes nada nuevo que decir. El público intuye eso y deja de leer al instante.

El reconocimiento internacional llegó con la obra presentada al concurso Micrología Literrante

El reconocimiento internacional llegó con la obra presentada al concurso Micrología Literrante

Temas, motivaciones, inquietudes artísticas… ¿cómo se mezcla eso en el proceso creativo?

El historietista de verdad tiene que hacerlo todo, desde el dibujo hasta la organización de la página, la historia, el color. Para mí las líneas a lápiz representan la mejor parte del proceso, porque allí surge poco a poco la forma sobre el papel. El resto lo disfruto igual, aunque en ocasiones los diálogos me resultan un poco complejos. Me gustan las historias que imagino, pero a veces llevarlas a los globos de texto resulta complicado. Hasta ahora la fantasía es uno de los tópicos más trabajados por mí, pero me encantaría dibujar sobre un tema histórico, un mundo donde los protagonistas sean animales personificados o sobre piratas. Aunque lo he intentado alguna vez, el manga sí no lo haría jamás

¿Cuán difícil es esta profesión?

Tanto que en ocasiones ya terminaste una página y regresas a ella para mejorarla. La búsqueda constante es una norma, y la inversión de tiempo también. En Cuba casi todos estrenamos nuestras obras en concursos o eventos, y eso también complica el trabajo, porque en ocasiones tienes que ajustarte a lo que busca el jurado para ganar alguna posibilidad de publicar. Lamentablemente, son concesiones al trabajo.

¿Tú trabajas para los concursos?

Eso lo he hablado muchas veces con mis colegas. A veces los concursos funcionan como iniciativas individuales o solo como un lugar de encuentro, pero no van más allá, porque no existe una industria capaz de respaldar esos premios. Falta articulación y un apoyo mucho mayor de las instituciones, no tanto para la organización, sino para darle cause a las decenas de trabajos interesantes y novedosos que aparecen allí. Sin embargo, algo sí parece claro: crear alejado del mundo, retraído en casa, no cumple ningún objetivo responsable. No trabajo para los concursos, pero no dejo de reconocer que son una vía.

La obra Tánatos le permitió a Alejandro Montero acaparar tres importantes premios en el concurso Mabuya 2014 de historieta.

La obra Tánatos le permitió a Alejandro Montero acaparar tres importantes premios en el concurso Mabuya 2014 de historieta.

¿Existe en Cuba un entendimiento de la historieta como arte?

Es algo contradictorio, porque el país tiene una trascendencia en este tipo de cosas. Por ejemplo, para mí Orestes Suárez es el mejor historietista cubano y por tanto un referente. Por supuesto, también existen otros como Jorge Oliver o Roberto Alfonso, con méritos suficientes para formar parte de una rica tradición.

No obstante, existen personas que asocian la historieta únicamente con los dibujos para niños o que no la asumen como un trabajo serio. Nada más alejado de lo real. Muchos factores inciden en este panorama. De un lado, por ejemplo, no existe un mercado o una industria capaz de potenciar las historietas para adultos. Del otro, los propios creadores a veces nos autocensuramos cuando enviamos algo a las editoriales por temor al rechazo o a su no publicación.

Sin embargo, uno encuentra un gran grupo de jóvenes que casi de manera autodidacta realiza historietas de calidad

Hay mucha gente no publicada que hace historietas muy buenas casi por amor, porque tienen poco acceso a los ya de por sí escasos mecanismos de distribución. El simple hecho de vivir alejado de esos centros ya implica un freno, porque los editores prefieren el contacto con personas cercanas. Por ejemplo, hasta las cuestiones técnicas afectan, porque es mucho más sencillo recibir un material en las propias manos de su creador que por correo electrónico o descargarlo desde una nube. Muchos de los que publican son los mismos desde hace varios años.

¿Qué le faltaría a la historieta cubana para recuperar la salud?

Existen aquí varios elementos importantes. En primer lugar, publicar una mayor variedad de autores nacionales y siempre tratar de buscar la calidad máxima. También modificar los sistemas de selección de los materiales, porque mientras el pago sea el mismo, sin importar la cantidad de copias vendidas, los editores no tendrán la presión sobre sí de buscar la mejor historia. Este es un sector sumamente competitivo y la calidad debe primar siempre. También sería bueno un mayor acceso a historietas provenientes de otras regiones del mundo. A veces lo único que llega al país es manga, o algunos materiales estadounidenses, casi un Hollywood sobre el papel que no aporta una visión real de la calidad existente en otras regiones.

Entonces, ¿cómo miras al futuro?

Lo fundamental es mantener una superación constante y no desilusionarse. Buscar espacios, luchar por preservar la calidad, la creatividad, irrumpir en las editoriales con responsabilidad y un trabajo de nivel. Mi desafío es mejorar. Y saberme acompañado por muchas personas batallando por lo mismo, por rescatar la historieta, romper dogmas y sobre todo por dibujar, es el mejor impulso.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • m&m dijo:

    Deberia retomarse y empezar a publicar un semanario o de salida mensual, heredero de aquel “Comicos” de los años ´80, con materiales de la mejor factura internacional y nacional. Tengo algunos guardados y la calidad era bastante alta.

  • Frank Pupo dijo:

    Saludos,
    No es necesario publicar en papel. Los sitios de blogs, pueden usarse como plataforma, y los sponsors (patrocinadores) pagarian segun el trafico de clientes/lectores ademas de que se abririan a un Mercado mayor.
    Ahi que reimbentarse!!!!!
    Frank

  • María del Carmen Núñez dijo:

    Felicidades para ese joven muy talentoso continúa con el arte de recrear en un cómic los mundos que imagina siempre, para que todos los cubanos podamos disfrutarlos y sentirnos orgulloso aún más de ti.

  • Mr. Uno dijo:

    Hola, solo pedir a este Canal USB, si es posible que pongan articulos relacionados a Historietas y Comics, es decir: Que se abra como una opción más a este canal para se hable acerca de este tema, que este canal haga convocatorias para aquellas personas interesadas monstrar sus comics y que el publico pueda descargarlas en formato PDF, recordar que la era del móvil o tablet esta creciendo en Cuba, y esto podria ayudar a la expansion de las historias, estoy seguro seria bien recibido, no se si es pedir demasionado, pero creo no seria una mala idea, me quede con ganas de leer esta historia: Tánatos, o que alguna Editorial realice alguna pagina WEB, donde se puedan descargar y ademas se haga conocer en todos los medios para conocer de su existencia, Tambien existe la Opción de la Red local SNET (Donde se hablo aqui no hace mucho en un articulo) donde podrian entrar en contacto con los Administradores para que se cree un espacio para publicar sus comincs, esta red hasta permitiria crear Foros acerca de la Historias publicadas, bueno nada, es una idea, yo solo soy un cubano soñador, pero que solo el cubano lo puede hacer realidad. gracias y saludos.

  • Salems dijo:

    Wooww, que bien dibuja…. y la historia se ve buena… yo participé una vez en el concurso Mabuya, aunque no gané, así que este hombre realmente debe tener un tesoro en sus manos.
    Los animados cubanos rara vez tienen creatividad, o un diseño atractivo (excepciones sin embargo, es Elpidio Valdez, Vampiros en La Habana, El negrito Cimarrón, fernanda (Aunque no me gusta, y aburre que repitan siempre los mismos capítulos))
    Creo que deberían llevar a la televisión las ideas de este hombre, para que salga por fin algo espectacular.

    • natasha dijo:

      bueno, cubadebate. ya sabes… cada vez son las personas pidiendo historietas cubanas y cada vez más son los creadores que se unen a los veteranos de los 60 y la segunda generacion (2000). es hora de tener una publicacion mensual que NO existe. y es hora de crear espacios en la web.
      cubadebate podria tener una seccion semanal y los usuarios descargar Pdfs o leer online.
      No tienen que esperar por nadie. depende de vuestra voluntad!

      • Arturo dijo:

        Natasha, te dejo mi correo para hablar sobre la historieta cubana: luminariacomic@gmail.com

  • curbelo dijo:

    Saludos,
    Muchas felicidades por los éxitos que vas teniendo hermano. Para los que tenemos el privilegio de conocerte (yo que estudie en la Facultad de Arquitectura) sabemos el talento que tienes y la modestia que te caracteriza por sobre todas las cosas. Asistí varias veces a las Clases de Roland impartidas en la Casa de Cultura de Santa Clara y pude ver los bocetos tuyos y de William, la verdad quede impresionado por el profesionalismo demostrado por Uds., me sentí incluso intimidado porque mis caricaturas apenas tenían algún grado de complejidad, pero mas allá de abandonar me dedique a estudiar por la superación, inspirados en los trabajos de Uds, quiero enviarte un saludo especial y que sigas trabajando así. Saludos cordiales y un abrazo

  • EL TIRADO dijo:

    EL PIKETAZO!!!
    FELICIDADES MI HERMANO POR TU EXITO Y VOLUNTAD PARA SEGUIR ADELANTE,POR TUS GANAS DE SUPERARTE Y NO RETROCEDER ANTE DERROTAS.CUANDO VAS A PASAR POR MATANZAS???

  • LeviatanCubano dijo:

    Los espacios en la web (en la web cubana, por cierto) para la promoción de la historieta cubana y acabar de darle el impulso que como ARTE y como inefable medio de comunicación esta debe tener, ya existen, como existe desde hace siete años un espacio físico que se ha ido levantando a golpe de mucho esfuerzo por parte de varias instituciones y un colectivo de activistas que nuclea a creadores, críticos y gestores culturales.

    Este espacio físico y virtual se denomina JORNADAS ARTECOMIC. Existe en la web y en la realidad objetiva.
    En la web esta en todas las redes sociales, comenzando por Facebook: http://facebook.com/jornadas.artecomic
    Tiene su propia página hospedada en la red Reflejos de los Joven Club de Computación, para así facilitarle al internauta nacional su acceso: http://artecomic.cubava.cu

    Y sobre todo tiene su espacio físico, vivito y coleando: todos los principios de julio se abre la cita en la ciudad de Camagüey, como lo hará en esta ocasión entre el 5 y el 8 para dar cabida a la reflexión, el análisis, la promoción de lo mejor de la historieta, sus creadores y los mundos conexos que esta enlaza: la animación y los videojuegos.

    Hoy por hoy, las Jornadas ArteComic son el mayor evento de cultura pop que se hace en el país. Desconocerlo (como lo hace el periodista que suscribe este articulo) resulta sintomático o sospechoso. Más cuando el propio Ernesto Alejandro ha participado en este encuentro con obras en competencia. Competencia donde por cierto, la única condición que se les pide a los participantes es en mantener el formato A3 para la presentación de sus piezas. En todo lo demás tienen libre albedrío

    En un artículo publicado en esta misma sección de Cubadebate hace ya algún tiempo atrás, relacionados con estos temas de la historieta, me vi obligado a publicar casi lo mismo. Tal pareciera que los autores de los artículos no investigan previamente y estoy por pensar que hay una intención marcada e intencionada en invisibilizar este esfuerzo. Claro no se produce en ni desde La Habana, que es, en la concepción “habanocentrista” que permea todos los escalones de la institucionalidad cultural en el país, la única visión legitimadora posible.

    Los problemas relacionados con la historieta en Cuba, son mucho más profundos y de eso en nuestro evento se han realizado varias discusiones con aristas diferentes. Instamos a realizar un periodismo de investigación que evite estos desaciertos que no ayudan a nuestra labor promocional.

    • Yunier Sifonte dijo:

      LeviatanCubano, gracias por comentar. No se trata de desconocer los esfuerzos, las jornadas y los espacios que existen en Cuba para promover lo mejor de la historieta nacional y crear puntos de conexión entre los artistas que existen en el país, y mucho menos hacerlo de un modo sintomático o sospechoso como dices. De lo que se trata aquí es de conocer a uno de esos tantos artistas que en esos espacios que mencionas ha mostrado su obra. Ni hay conspiraciones para ocultar el trabajo y el camino recorrido ni mucho menos “habanocentrismo”, sobre todo porque esta entrevista no se origina desde la capital del país. Por otra parte, tampoco parece lógico cerrarse sobre sí mismos. Por ejemplo, y a pesar de varios intentos, fue imposible obtener desde Camagüey informaciones respecto a las jornadas que se llevan a cabo en esa provincia. ¿Por qué? ¿Acaso la necesaria comunicación que mencionas solo debe producirse en una sola dirección? Una entrevista no es un espacio para hacer publicidad, sino para conocer las particularidades del entrevistado. No obstante, se habla aquí —entre otras cosas— de la industria del cómic en Cuba y se plantean criterios que no necesariamente tienen que ser compartidos por todos. Gracias por comentar.

  • Arturo dijo:

    En septiembre del 2016 el periódico Juventud Rebelde incorporó una sección de historieta en el suplemento del DDT. Historias en su tinta se titula.
    Entrevista a Montos:
    No hay una historieta cubana, en http://www.escambray.cu/2015/montos-no-hay-una-historieta-cubana/

    La edición de historietas en el centro de Cuba, en http://www.cubahora.cu/cultura/la-edicion-de-historietas-en-el-centro-de-cuba
    El suplemento Vitrales, de la provincia de Sancti Spíritus, dedicó uno de sus números a la promoción de la historieta.
    Quienes deseen obtenerlo vía correo, gratuito, pueden escribir a luminariacomic@gmail.com

    El Big Bang del cómic espirituano, en http://artecomic.cubava.cu/2016/04/27/el-big-bang-del-comic-espirituano/

  • Piad dijo:

    Muchas felicidades a Ernesto por su excelente trabajo, tengo el privilegio de compartir profesionalmente con él desde que nos conocimos y nuestra colabaración ha sido bien exitosa desde entonces. Pienso que los jóvenes creadores cubanos, más aún los historietistas, tienen por delante un arduo camino que recorrer, poblado de espinas donde las políticas – y a veces la desidia – de las editoriales constituyen uno de los obstáculos más dificiles a superar. Aplaudo y apoyo al 100 por ciento todas las iniciativas que existen en la actualidad en el país: las Jornadas ARTECOMIC, el concurso Mabuya en su apartado de historieta, las múltiples actividades realizadas en la Vitrina de Valonia, y demás, pero creo que, si todo se queda así, en la teoría, por fuerza terminará en el hastío. Talento existe, quien lo duda, y mucho de él está concentrado entre los mal llamados creadores de “provincia” pero se necesitan oportunidades, concretas, estimulantes y seguras.

  • Arturo dijo:

    No se puede asegurar que hay un renacimiento de la historieta cubana, mas sí que muchos obran en pos de conseguir tal fin. En ese sentido hay que reconocer el persistente trabajo de Reina del Mar Editores (Cienfuegos), que desde hace varios años promueve y, OJO, publica la obra de jóvenes talentosos. Cuando nadie apostaba por ellos, esa casa editora sacó del anonimato a Vito y al dueto Montos-Boyce (Cienfuegos, Sancti Spíritus y Camagüey, respectivamente). Igual hará dentro de poco con el dueto Piad-Alejandro (Matanzas y Villa Clara, respectivamente).
    En igual sentido, desde la crítica, Antonio E. González Rojas, Tony, ha venido contribuyendo a que el comic tome el valor que merece. Es casi el único en Cuba que se ha dedicado sostenidamente a ello en los últimos años. La crítica es medular.
    El suplemento La Picúa (Cienfuegos) ha sido un pilar destacable, sobre todo porque ha suplido regularmente una carencia que afecta notablemente la historieta cubana: la falta de publicaciones. Cuando casi nadie mostraba interés por la historieta, La Picúa lo hizo desde provincia. Sus páginas vieron nacer a Dany y el club de los verracos, que luego pasó a la animación.
    Las Jornadas Artecomic es otro de los pilares, sobre todo por su proyección profesional: reúne a dibujantes, críticos, guionistas, editores, animadores… Abre sus puertas a todos los creadores del país. Es un certamen aún joven, pero ello no es óbice para ignorar su contribución.
    La labor de la Vitrina de Valonia es importante: por medio de esa institución se han impartido talleres en provincia y en la capital, se han editado libros derivados del taller que desarrolla dicha institución y se han concebido diversas exposiciones.
    La labor de todos constituye un camino dentro de un laborioso conjunto que busca revitalizar la historieta cubana.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Yunier Javier Sifonte Díaz

Yunier Javier Sifonte Díaz

Licenciado de Periodismo en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas. Periodista en esa institución académica.

Vea también