Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

El antimperialismo no es una servilleta (+ Video)

| 40

imperialismo eeuu vs america latinaEn respuesta a un adversario —en quien no se detendrá este artículo, entre otras razones porque ya ha merecido muchas refutaciones más—, Atilio Boron se ha referido a la América Latina y el Caribe y, en el área, a “sectores minoritarios de nuestras sociedades que todavía creen en la eternidad y el carácter inexpugnable del imperio americano, cual si fuera una maldición bíblica de inexorable concreción”. Sin reparar en el empleo de americano por estadounidense —uso incorrecto que comúnmente pasa como si fuera una minucia léxica, pero acarrea una gruesa confusión conceptual—, las palabras del sociólogo argentino merecen atención. Él suma su voz a las que han advertido y advierten sobre una realidad peligrosísima, signada por el poderío de los medios (des)informativos dominantes, y por la inercia con que a menudo se acepta lo que ellos propalan, aceptación que debilita a las fuerzas llamadas a enfrentarlos resueltamente en la lucha contra el imperialismo.

Ni siquiera Cuba, fraguada en lucha contra imperios, y que sigue en pie por su resistencia frente al que tiene cuartel general en los Estados Unidos, se libra de que asome la errónea perspectiva refutada por Boron. Que también en territorio cubano hay quienes, aunque sean minoritarios, consideran al imperialismo como un ente eterno, lo muestran algunas señales: ¿se debe descartar del todo que sea un culto consciente o inconsciente a los Estados Unidos, y la presunta eternidad mencionada, la presencia de su bandera en soportes y contextos varios? Un ejemplo de la aceptación de la supuesta eternidad del imperialismo irrumpió en un documental incluido en la Mesa Redonda televisual el pasado 18 de noviembre.

Nutrido de entrevistas callejeras, y exhibido allí en función del tema tratado —el antimperialismo y su importancia en particular para la nación cubana—, en el documental priman rotundas muestras de claridad en el entendimiento popular de tan vital asunto, y también aparece alguna idea que va por otro camino. Tal es el caso de un entrevistado que se cuestiona el papel que pudiera tener el antimperialismo porque, a su juicio, el imperialismo existirá siempre. ¡Nada menos que siempre!

En un país donde —por grandes que hayan sido los errores al enseñar la historia— se han logrado índices de instrucción tan altos que los han reconocido hasta instituciones internacionales insospechables de querer congraciarse con un gobierno de signo comunista, un hecho debería ser de conocimiento general: desde el surgimiento de la humanidad, pasando por la comunidad primitiva, la esclavitud y el feudalismo, ninguna formación económico-social ha sido eterna. Para que la excepción fuera el capitalismo con su fase imperialista, la humanidad debería ser eterna también, y ello difícilmente se logrará si se perpetúa un modo de producción y de explotación tan depredador como ese.

Pero ¿basta que algo no exista para que no exista su contrario? Si el imperialismo desapareciera y lo sustituyese una sociedad portadora de justicia, ¿sería esa una razón suficiente para que el antimperialismo se extinguiera? Si no se cultivan las ideas y las prácticas necesarias para que no resurja un mal, este tendría abiertas las puertas —las condiciones— para volver. Es algo tan aplicable a los problemas sociales como a la salud corporal. Si se olvidan y se incumplen medidas que deben mantenerse para que no resurja una enfermedad ya erradicada, esta puede brotar nuevamente. Pero el pensamiento anti- puede concernir asimismo a realidades que no hayan existido —no, al menos, plenamente— en ninguna parte del planeta. Lo saben bien, y lo manejan con astucia, los agentes del anticomunismo, quienes invierten grandes recursos en impedir que la utopía comunista llegue a triunfar, aunque ni el socialismo lo haya conseguido en plenitud.

Pero hay quienes se ofrecen para ser presa de las confusiones, u objetivamente lo son, y llegan a dar por sentado que el imperialismo cambia su naturaleza opresora o renuncia a ella con solo anunciar que cambia o darse una modificación cosmética. Si, por ejemplo, alguien escribe sobre las similitudes entre la realidad política y social de los Estados Unidos que José Martí denunció con tanta lucidez y lo que allí ocurre hoy, no faltará quien proteste y diga que ya ese país es diferente, otro, porque tiene un electorado, una economía y un desarrollo tecnológico distintos y el presidente puede ser “negro” o mujer.

Sería ridículo ignorar los cambios ocurridos en esa sociedad, y no solo en ella, pero la tendencia a creer que los cambios factuales la han transformado esencialmente en su naturaleza social ¿será solamente fruto de una incapacidad de análisis que impide ir más allá de ramonear en la información sin calar en los hechos medulares? ¿No pudiera también ser obra del deseo de dejarse confundir, de la disposición a edulcorar la realidad, a tomar lo fenoménico o anecdótico como si fuera esencial?

No es propósito de este artículo devaluar a nadie. Más bien lo que personalmente podría entristecer al autor radica en que juicios como el que acaba de refutar son erróneos, porque ¿quién no quisiera amanecer un día y toparse con que el imperialismo ha cambiado de entraña y dado paso, sin trámites cruentos, a un sistema justiciero? Solo que no parece muy sensato confundir realidad y deseo. Ni su fuerte crisis sistémica autoriza a vaticinarle un final cercano: a fuerza de haber protegido sus reservas naturales saqueando a otros pueblos, aún pudiera durar quién sabe cuánto, y —lo dijo un revolucionario a quien se ha querido silenciar, pero la realidad es más fuerte que tapabocas y tapapáginas—, en sus estertores pudiera ser todavía más peligroso que en sus años de mayor poderío.

Por lo pronto, la mujer que —como otro síntoma de cambio— se preveía posible primera presidenta de los Estados Unidos perdió en un pugilato de víboras, aunque en torno a ella se habían levantado expectativas infundadas tratándose de una intervencionista activa con vocación criminal: de la secretaria de Estado que fue habla a las oscuras su actitud en Libia, donde celebró grotescamente la ejecución del gobernante depuesto por la intervención de la OTAN, la que aplaudieron, dicho sea de paso, “izquierdistas” como el refutado por Boron.

A esa mujer la derrotó un yanqui varón, blanco, atorrante, millonario, fascistoide, de mal gusto visible en sus derroches de ostentación y hasta en su ridículo peinado. Un neroniano desde la médula. Ese negociante —de quien se ha dicho que triunfó electoralmente contra el establishment, cuando en el fondo apuntala lo más oscuro de este, y en lo más oscuro se afinca él, si es que hay en la política de aquella nación algo más claro que la maldad—, da continuidad a la era Bush, no a su contrapartida formal, marcada por la elegancia y el encanto engañosos, y llena también de genocidios internacionales y mentiras. Esta es la que personifica un Barack Obama a quien le regalaron prematura y desvergonzadamente el Premio Nobel de la Paz para que siguiera haciendo guerras auxiliado por tropas terroristas. Siria —Alepo en particular— es una prueba categórica, pero ni remotamente la única.

Al margen de matices personales puestos al servicio del imperio que los tres han representado o representan, Obama hizo, e Hillary Clinton habría hecho —lo hizo en sus anteriores funciones— y el tal Donald Trump hará lo que le permitan u ordenen hacer los dueños del país, y estos actúan según se acomoden o se revuelvan dentro de las circunstancias domésticas e internacionales. Hoy por hoy, entre dichos dueños predominan los mayores capos trasnacionales de la muerte: el consorcio bélico-militar.

Ya se va apreciando que, al menos en imagen, el burdo Trump es menos peligroso que Obama. En “Sí, Obama es mejor que Bush”, publicado a inicios de 2010, el autor del presente artículo sostuvo que Bush era peor, por más basto y también neroniano, que su elegante y elocuente relevo. Pero por ello este último resultaba más peligroso. Sus cualidades las ponía al servicio del mismo imperio, para hacerlo más llevadero y que se pudieran aceptar sus coyundas, sus ukases guerreristas, con menos complejo de culpa.

Damas de la “izquierda” europea suspiraban y se declaraban incapaces de ser críticas con respecto al encantador presidente —mucho más consumado actor que Ronald Reagan—, y políticos de esa misma “izquierda” aplaudían que la potencia estadounidense recuperase el liderazgo mundial que perdía con George W. Bush. A este algunos lo tenían por estólido, aunque —sin dejar de serlo— al parecerlo podía también ejercer dotes histriónicas.

El que Obama era más peligroso que Bush, y acaso el presidente más peligroso de aquella nación por lo menos de John F. Kennedy para acá, lo reiteró de distintos modos el articulista a raíz de los célebres y, a no dudarlo, importantes anuncios hechos simultáneamente en La Habana y en Washington el 17 de diciembre de 2014. No faltó entonces quien reaccionara azorado o colérico ante la “impertinente” reiteración, propia de aguafiestas. ¡Cómo no rendirse sin más ante “la bondad” expresada por el césar! No saldrá sobrando recordar que —como le dijo un torero a José Ortega y Gasset— “hay gente pa’to”, incluso para ilusionarse hasta la desmesura y dejarse engañar voluntariamente.

Claro que para Cuba era y sigue siendo un desiderátum, y merece que este se haga realidad plena, verse libre del bloqueo, que se le devuelva el territorio de Guantánamo ocupado por los Estados Unidos hace más de un siglo y que —como parte de una normalización de relaciones que permanece fundamentalmente en el digno reino de lo utópico, aunque no sea imposible lograrla— cesen prácticas discriminatorias, aberrantes, como la denominada ley de ajuste cubano. ¿Quién pudiera negar que ese desiderátum es digno y justo?

Pero Obama fue sincero hasta la desfachatez en sus declaraciones: había que cambiar la táctica contra Cuba, porque el bloqueo no la había doblegado, ni siquiera aislado, y sí aislaba a los Estados Unidos en la América Latina y el Caribe. También lo fue en hechos: de su visita a La Habana —donde entró de chistoso en los hogares del país por la televisión nacional, que asimismo difundió su imagen mientras disfrutaba, en el Gran Teatro, de una concurrencia que él, a juicio no solo de este articulista, no merecía— partió a Buenos Aires, para reforzar modos de reatar a nuestra América y seguir intentando neutralizar a Cuba.

Díganlo, si no, hechos como, entre otros, los vistos en la propia Argentina y en Brasil, y en Venezuela, donde si el gobierno constitucional y progresista se ha mantenido contra vientos y mareas feroces se debe a un hecho fundamental: es fruto de lo mucho y bueno sembrado por el bolivarianismo chavista, capaz de resistir brutales embestidas a pesar de ingratitudes, traiciones y, sobre todo, maniobras de la oligarquía interna aupada por el imperialismo y sus servidores internacionales. Lo que allí las fuerzas de la reacción buscan no dista de lo que buscaron y en 1973 consiguieron cruentamente en Chile.

Si maniobras y mentiras de Obama en el plano mundial son, para quienes quieran ver, palmarias, con respecto a Cuba —es decir, al levantamiento del bloqueo y a la normalización de relaciones entre ambos países—, el presidente imperial saliente deja la realidad no tan lejos de donde estaba aquel 17 de diciembre. Incluyendo el establecimiento de embajadas en las cuales la del imperio estuvo asimétricamente sin embajador durante un largo trecho, los pasos positivos son harto insuficientes. Diversos observadores aprecian una realidad: el gobernante que en campaña electoral abogó, para su propia nación, por un cambio que no llegó a definir en qué consistía, y tantas promesas incumplió, no usó todas las prerrogativas a su alcance a para normalizar las relaciones con Cuba.

Lo que pudiera ocurrir a partir de ahora queda aparentemente en manos del nuevo césar. Pero sería otra muestra de ingenuidad atribuirlo todo al papel desempeñado por individuos, sean estos lo importantes que puedan ser. Si se trata del imperialismo, la vida confirma que lo determinante radica en la naturaleza voraz, belicista, de un sistema que, como los que le han precedido, tendrá su final. Y solo dejando de existir podrá renunciar a su esencia.

Para un pueblo que debe seguir resistiendo, y vencer, para salvar su soberanía, su existencia como nación, su derecho a labrarse el presente y el futuro, ni imperialismo ni antimperialismo son accidentes. Y el antimperialismo es una opción que no cabe confundir con una servilleta que se usa a la mesa y luego se tira como algo inútil.

Tampoco el imperialismo es recuperable, aunque disfrute de ciclos de adaptación para conservar su poder. Oponérsele no es resultado básicamente de prédicas, por muy elevadas que estas sean, sino consecuencia de la naturaleza de un sistema contra el cual se yergue la ética. El Martí que enseñó: “Ver en calma un crimen, es cometerlo”, fue el iniciador del antimperialismo que, abrazado por líderes como Julio Antonio Mella, Rubén Martínez Villena, Antonio Guiteras y Fidel Castro, arraigó en la mayoría del pueblo cubano.

(Tomado de La pupila insomne)

Se han publicado 40 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Pedro Luis Valdés dijo:

    Es un artículo formidable y felicito al autor.
    Hay fatalismo geográfico en la manera de ver el mundo de algunas personas. Los finlandeses ven a Suecia como referente. A Alemania la miran de reojo los europeos; incluso dicen que el euro es el marco alemán europeizado. A Estados Unidos lo mira de reojo y sigue todo el mundo. Estados Unidos es la potencia mundial más importante, por ahora. Desde todas partes acatan sus dictados como órdenes de la Roma contemporánea. Por ejemplo, cuando Obama anunció su nuevo posicionamiento hacia Cuba esto ejerció un cambio sustancial en la forma de relacionarse de muchos países del mundo con nuestro país. ¡A Cuba llegó un desfile de presidentes, músicos, figuras del glamour! Los medios pusieron a Cuba “de moda” y hasta se dejó de hablar mal de nuestro país. Si ese “efecto dominó” EEUU logró ejercerlo en países grandes y lejanos, por lógica muchos en el mundo interpretaron que en Cuba el “dominó” de Obama sería mucho más febril y arrasaría internamente. ¡¡¡¡Pufff!!! No calcularon que el pequeño país insular conocía mejor que nadie a su poderoso vecino imperialista. Desde hacía mucho. Y de verdad. Y Cuba fue digna. Y nuestro Presidente fue diplomático y firme. Pero el embate de la “ola” y los “cantos de sirena” siempre perturbaron a algunos compatriotas, buenos y amables, pero en quienes el anexionismo está inyectado como conectaba Matrix a las bolsas con seres humanos para distorsionarles la realidad por medio de una virtualidad inexistente. EEUU ejerció así, se puede decir, el influjo de Matrix en los cubanos. Unos conservan las entendederas intactas y otros han quedado ciegos totalmente. También porque prefieren vivir ciegos en el mundo virtual de Matrix. Son escapistas de las tensiones de tantos años de bloqueo. Yo no los culparía. Padecen una enfermedad. Pero eso sí, no contagien a los sanos que defienden la soberanía de la patria. Sencillamente que se queden quietos en su redil y respeten a los constructores de la independencia nacional y la prosperidad, que luchan por alcanzar un día una patria socialista, próspera y sostenible, enfrentando bloqueos, el externo imperialista y el otro interno, tal vez peor, burocrático “soviético”, aún peor porque tiene flojedad y genes de estar mirando alrededor y afuera para “buscar señas”, y ahora se han puesto a mirar todo el tiempo al “norte” ¡y no adentro que es donde se decide el juego! El burocratismo nacional es para mi un fermentador de oportunistas y anexionistas. Por eso vale igual para mi exclamar: ¡abajo el imperialismo! que ¡abajo la burocracia! Pero bien, ahora vendrá Trump. ¿Qué hacer? Este señor ha dejado descolocados a quienes estaban “mareados” en Cuba con Obama porque no saben que va a pasar con nuevo presidente norteamericano a partir del 20 de enero. Y yo digo que la clave está en una aguda inteligencia política y diplomática cubana, la moderación combinada con la firmeza, y una férrea batalla política, ideológica, cultural y sobre todo económica, para fortalecernos ¡internamente! Soy de los que piensa que derribando bloqueos internos, pues luego los bloqueos externos caerán también. Por inútiles. Pero hay acabar de avanzar. La clave la dio Fidel con el concepto de Revolución ¡Y es ahora!

    • ANNA GRAUPERA VILANOVA dijo:

      Me quito el sombrero, desde luego es mas optimista y luchador que yo, me ha dado un poco de esperanza ante nuestro deseo de independencia del estado español. GRACIAS.

    • ingchaviano dijo:

      Clarito y exacto su comentario, son mas las afectaciones por burocracia y “desajustes en dirección” que posiblemente los daños del bloqueo (que mucho nos afecta), tenemos que ver hasta cuanto nos dañan las cosas del exterior cuando en el interior se trabaja para reblandecernos, no es normal que los tornillos lleguen a santiago sin tuercas y las tuercas a pinar sin tornillos o mas sencillo aun, lleguen las piezas sin documentos y documentos sin piezas, esto afecta de cualquier forma y la pregunta es: ¿Que pasa con quienes están involucrado en estos problemas?, parece algo muy sencillo pero las afectaciones son grandes y lleva a un descontrol enorme y un malestar mayor aun, a esto se suma los que creen fervientemente en que el imperio se a reblandecido y está cediendo terreno cuando realmente se a empoderado de otras vías de penetración, unas muy eficaces y que está llegando a los que no han vivido los grandes hechos de la revolución, el uso de las nuevas tecnologías, las que no podemos rechazar y no podemos encerrarnos en una burbuja pues sería un error garrafal, solo con eso se están llenando muchos con ideas estrafalarias de posibilidades con permitir entrada del sistema capitalista de forma abierta y sin control creyendo que es la solución definitiva a las necesidades y no sopesan el descalabro que pudiera traer en un futuro, nuestros principios están bien arraigados en las entrañas del pueblo y equivocarnos pudiera llevar una nueva guerra que esta vez para evitar que pudiéramos volver a convertirnos como somos hoy en faro guía sería mucho mas feroz, las manipulaciones verbales de Obama llevaron al criterio de algunos de que todo se resolvería en poco tiempo y nada se a movido de su lugar realmente, ahora nos espera un Trump peligroso pues su desequilibrado comportamiento no da criterio de verdad, la única es lo peligroso que pudiera ser, nos queda mucho por trabajar para mantener lo alcanzado y no llegar a inmolarnos ante la bandera, esa no es la solución, morir combatiendo es relativamente fácil, lo difícil será mantener en alto por siempre la obra revolucionaria, reforzar la ideología del socialismo, ahora mas fidelista será nuestra consigna con el grito del pueblo de YO SOY FIDEL y demostrarle al mundo (y a los que desde dentro no creen que sea posible) que no fuimos una casualidad y si un resultado del trabajo del mas grande estadista del siglo XX, nuestro invicto comandante en jefe y que pasaran mas presidente y esta, nuestra CUBA seguirá navegando en las aguas del mar Caribe a 90 millas del imperio mas poderoso del mundo hacia la victoria SIN CAPITALISMO.

      • rogelio dijo:

        que bueno que as escrito un comentario de la patria cubana grasias espero que seas fidelista

  • ANNA GRAUPERA VILANOVA dijo:

    Miren Uds. yo no se que puede pasar con el imperialismo Yankee, lo que si se, es que no conduce a nada bueno. De la misma forma que en siglos pasados no lo hizo con los países sudamericanos y africanos en su mayoría, por no hablar de la India y mas, que estaban colonizados por Europeos, así como problemas de guerras interminables a causa de guerras con intervención de estos poderosos países. Lo que si se es que creo que las sociedades y los políticos al frente tendrían que hacer una profunda reflexión y ver más allá de sus propias narices, reconocer las virtudes y los errores de sus antepasados y poner las cosas en su lugar… reconocer la expoliación de los pueblos, el esclavísmo, y todas las injustícias que se han hecho en nombre de la supremacía, la libertad o la religión, todo ello en beneficio propio. Es todo un problema de siglos de história, de cultura y supremacía, EEUU no es otro mas de los imperios de los tantos que ha habido… TERMINAR CON EL IMPERIO, si hace siglos que los imperios existen!!!

    • DE CUBA CON ♥ dijo:

      Es obvio y no se cuando será que el desarrollo científico y técnico empuja a la humanidad a un inexorable humanísmo social o a su desaparición y esta última pasa por el empuje inevitable una vez más de la caida por gravedad del capitalísmo(forma evolucionada del esclavísmo.

  • Lizandro Cuervo Martínez dijo:

    Sr Luis Toledo Sande.
    Respetamos su posición de apego a lo dicho por Atilio Borón que es bueno destacar no es nuestro enemigo ni mucho menos, pero un conjunto de compañeros en el que me incluyo (también de izquierda) apoyamos el artículo programático para la izquierda del compañero Santiago Alba Rico “Alepo, la tumba de la izquierda” https://www.rebelion.org/noticia.php?id=220796 Lamentamos no coincidir una buena parte de la izquierda con el Sr Atilio Borón.
    “En un mundo en el que ya no hay alternativa sistémica, ni siquiera imaginaria (CONCORDARÁ USTED CONMIGO LUIS TOLEDO), y en el que los medios de destrucción se han multiplicado al infinito, se va cerrando cada vez más el campo de nuestras elecciones políticas. En un mundo así la lucha por la democracia, los DDHH y la justicia social queda postergada sine die -y prohibida y criminalizada– en nombre de la seguridad física y “cultural”. En un mundo así, entre bombardeos y atentados terroristas, habrá que buscar y encontraremos sin duda buenos motivos egoístas, antropológicos, de pura supervivencia geopolítica, para escoger entre una dictadura u otra: Trump, Putin, Asad, Le Pen o el ISIS. Pero ninguno de esos motivos podrá ser nunca “de izquierdas””.http://www.rebelion.org/noticia.php?id=220751
    Rusia se esta comportando como un pais imperialista, Rusia Luis Toledo Sande no es la Unión Soviética ni nada por el estilo; la victoria rusa y del dictador Asad en Alepo ninguna persona de izquierda puede apoyar es muy grave “considerar que una “pesadilla para los EEUU” es necesariamente una liberación para la Humanidad; que cualquier acontecimiento o alianza o cambio geoestratégico que ponga en dificultad a los EEUU se corresponde automáticamente con una erosión del capitalismo y un fortalecimiento de la democracia, la justicia social y los DDHH en todo el mundo”.
    Suscribimos el párrafo de Alba siguiente: “Recuerdo con amargura, pero ya con nostalgia, la defensa que algunos hicimos desde Europa y desde Túnez del primer Chávez, incomprendido y despreciado por una parte de la izquierda europea. Más amargura me produce hoy ver esa misma mirada “europea” dirigida desde América Latina hacia los valientes revolucionarios sirios que no han encontrado ni siquiera el apoyo y solidaridad de los únicos de quienes podían desearla y esperarla”.
    En Siria Luis Toledo Sande hay comunistas presos en las cárceles de Asad, la izquierda latinoamericana (en la que esperamos no se encuentre usted) no ha apoyado la justa causa de liberación de los pueblos árabes en revuelta contra las dictaduras, ejemplo en Siria por una cuestión geopolítica.
    “Para permitir a Asad matar a gran escala ha hecho falta mentir mucho: ha hecho falta negar que el régimen sirio fuera dictatorial y afirmar, aún más, que es antiimperialista, socialista y humanista; ha hecho falta negar que hubo una revolución democrática muy transversal, no sectaria, en la que participaban millones de sirios, muchos de ellos de izquierdas, que no se reconocían en una dirección o un partido; ha hecho falta negar la represión brutal de las manifestaciones, las detenciones, las torturas, las desapariciones; ha hecho falta negar los bombardeos con barriles de dinamita y el uso de armas químicas por parte del régimen; ha hecho falta negar o justificar los bombardeos masivos de la Rusia de Putin; ha hecho falta negar el imperialismo ruso y su excelente relación con Israel; ha hecho falta negar la existencia de manifestaciones simultáneas contra Asad y contra el ISIS (u otras milicias yihadistas) en pueblos y ciudades destruidos y asediados; ha hecho falta negar la ausencia del ISIS en Alepo, expulsado por el ELS en 2014; ha hecho falta negar el sufrimiento y terror de la población alepina bajo asedio; pero ha hecho falta –lo peor— negar el heroísmo, el sacrificio, la voluntad de lucha de miles de jóvenes sirios que se parecen a nosotros y quieren lo mismo que nosotros; ha hecho falta –aún peor y peor— despreciarlos, calumniarlos, insultarlos, convertirlos en terroristas, mercenarios o enemigos de la “libertad”.
    Nunca la izquierda, frente a una revolución popular, se ha comportado de un modo tan innoble: no sólo no se ha solidarizado con ella ni —una vez derrotada— ha honrado a sus héroes y lamentado el desenlace, sino que les ha escupido en la cara y ha celebrado su muerte y su derrota.”http://www.rebelion.org/noticia.php?id=220796
    Esperamos por tanto la comprensión suya y de la izquierda latinoamericana, la necesitamos Luis Toledo Sande, no olvide que tenemos argumentos e idead que defender. Martí ese gran héroe latinoamericano y anticolonialista decía que “trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra”. Defenderemos esos argumentos Luis Toledo Sande hasta el final, porque la historia esta de parte de los pueblos y de la verdad.
    Un saludo

    • Leandro dijo:

      “La historia está de parte de los pueblos y de la verdad” ¿Y cuál es la verdad?

      «Por supuesto, para que los agentes norteamericanos actúen en el terreno debe existir una protesta real, surgida “desde abajo”» plantea Atilio Borón en «Siria, la revolución y la izquierda latinoamericana.» y alude al manual de Gene Sharp «De la Dictadura a la Democracia». Es solo uno de los tantos manuales donde se trazan las líneas de acción para someter y si no es posible derrocar a los gobiernos incómodos al poder estadounidense bajo el nombre de “Golpe Suave”, “Guerra de Cuarta Generación”, “Guerra No Convencional” y otros.
      En los manuales de Guerra No Convencional se define que: “Los esfuerzos de EEUU con la Guerra No Convencional están dirigidos a explotar las vulnerabilidades sicológicas, económicas, militares y políticas de un país adversario, para desarrollar y sostener las fuerzas de la resistencia y cumplir los objetivos estratégicos de EE.UU.” ¿Lo han intentado o no en Siria?
      Pero esa “protesta real” puede ser fabricada e incluso inventada. Según las concepciones de la Guerra No Convencional: “Si como parte de la apreciación los planificadores (de la GNC) determinan que las condiciones no son favorables entonces necesitan prever las medidas que pudieran transformar la situación en una más conveniente”. Por tanto si no hay protestas los EE.UU. harán todo lo posible para que las haya, para ello se basan en que: “Los grupos de oposición pueden desafiar al gobierno…, cuando exista insatisfacción o quejas por parte de una parte de la población. Ninguna nación o región geográfica es inmune a esa posibilidad.” “El apoyo estadounidense a la “subversión” llevada a cabo por actores nativos es el corazón de la GNC”.
      La mentira y la manipulación de las masas constituyen un arma estratégica de la GNC: “El mundo “real” o los hechos, son relativamente menos importantes en las operaciones subversivas; sin embargo, la formación de actitudes, valores y creencias son vitales.” Por tanto, no importa que el dirigente del país no sea un dictador, no importa que no haya masacrado a la población, lo importante es hacer creer que es un dictador que ha masacrado a la población, que la priva de sus derechos, etc. “Las multitudes pueden ser manipuladas subversivamente para llevar a cabo reuniones políticas masivas y pacíficas, manifestaciones agresivas, o protestas que efectivamente apoyen la insurgencia” “Las percepciones y creencias emocionales de las multitudes que participan en disturbios civiles, frecuentemente no coinciden con la realidad objetiva, y los individuos que participan habitualmente, no se percatan de que sus reclamos son manipulados por la insurgencia … de una manera políticamente subversiva.”
      “La GNC está fundamentalmente interesada en persuadir a los socios extranjeros para que actúen en correspondencia con los objetivos estadounidenses. El énfasis de la GNC no está en actuar por uno mismo, sino en persuadir a otro para que actúe a tu nombre.”

      • Alden Hernández dijo:

        Leandro
        No he entendido nada, se ha perdido en la GNC y no nos ha dicho nada.
        Lo que hay evidencia es que Atilio Borón defiende a Rusia (Putin) frente a Obama (EE UU) en Siria, pero por otra parte defiende a Hillary (bueno casi todos en el mundo la defienden) frente a Trump, que por otro lado dicen que apoya a Putin. ¡qué lío!, Atilio Borón y los que lo apoyan han perdido el horizonte.
        Una izquierda a deriva, sin rumbo ni dirección ¡y como la geopolítica cambia cada dos por tres!. Y los pueblos jodidos, abandonados. ¿quien nos va defender Luis Toledo Sande, ¡por favor! quien nos defiende a nosotros los que no queremos ni Putin (copartícipe en el enterramiento de la URSS, ya degenerada como estado obrero en los últimos años de su existencia), ni a la Sra Clinton, ni a Obama, ni a Trump, ni a los capitalistas comunistas chinos (el país de más multimillonarios del mundo), ni al Asaad, ni a los grupos islamistas que lo combaten?, ¿quién nos defiende Luis Toledo de todos esos bárbaros, quien nos defiende del mal menor?, ¿quién nos va a ofrecer luchar por el bien mayor? quien…

  • Henry. dijo:

    Excelente trabajo de Luis

  • Carlos Alberto dijo:

    ¡Que claridad conceptual tan necesaria! Celebro el contenido de este artículo y la forma tan apropiada e inteligente en que aborda diferentes dimensiones de un fenómeno que tomándonos todo el tiempo del mundo debemos estudiar en profundidad para no perder ni divagar en el curso de la obra que un día iniciamos.

  • Williamsf dijo:

    100% de acuerdo con todo!!!!

    • Rogelio JESUS CASTRO GASAPO dijo:

      YO TAMBIEN ESTOY AL 100 PORSIENTO DE VPATRIOTISMO AMIGO MIO

  • Eduardo González S. dijo:

    Que la muerte (linchamiento) de un hombre como Khadaffi haya producido un estallido de alegría en Hillary Clinton, retrata su entraña de cuerpo entero. “No nos engañemos pensando que en lo adelante todo será más fácil. Quizás en lo adelante todo sea más difícil”. Sí, Fidel fue un profeta en esta tierra y mundo, y me da la gana de considerarlo así. Nos proveyó de una coraza ideológica que no puede corroerse y menos aún, demontarse. No pierde su vigencia el “timeo danaos et dona ferentes” o ´temo a los griegos aunque traigan regalos´. Gracias, profesor Toledo, por estas letras de hoy y siempre.

  • Alfredo dijo:

    Muy buen artículo; ojalá lo lean esos desmemoriados y obnubilados por la retórica imperial.
    Ningún presidente en EE.UU. decide cuestiones de ese tipo. Es el sistema; que es mucho más que el huésped de la Casa Blanca
    Los anuncios de Obama sobre la inutilidad del bloqueo no son parte de su “legado”; es una conclusión obligatoria determinada por la posición de principios de Cuba, con FIDEL a la cabeza, incluso, después de su partida física.
    Obama, por más inteligente, fue tan malo como Bush y todos los que le precedieron.
    Su cantinfleo no fue improvisado. Todo fue estudiado; pero con el error de que creyó que aquí está la famosa “izquierda” europea y alguna que otra latinoamericana.
    Hace muchos años, en 1979, Fidel dijo: “No sé si el imperialismo yanki será o no un Tigre de Papel, pero nuestras ideas no son de papel.”
    En esa frase se resume la posición de la Revolución Cubana. Si pensamos otra cosa, no sobreviremos al error.

  • pancracio dijo:

    EN EL HUECO DE LA AGUJA

    Toda la vida viendo las pinturas rupestres,
    en las paredes del hueco de la aguja,
    sin llagar a pasar al otro lado;
    Empujándome para no volver atrás.
    No es fácil ver siempre la luz a la distancia,
    y no poder tocarla.
    Quizás porque pasar al otro lado,
    es como caer al vacío.
    porque, se me acaba el piso que sé pisar,
    porque, además parece ser el más firme.
    En este entorno de tembladeras y arenas movedizas,
    mejor que me entierren en tierra firme,
    que parece ser el de esta isla.
    ¡Me quedo con los ciclones!

  • Andrez dijo:

    Estimado Pedro Luis, en lo que se equivocan algunas personas, cubanos residentes en cuba en lo que incluyo a varios dirigentes administrativos y políticos a todo nivel, es en no aceptar como compatriotas tambien a los cubanos que vivimos en EEUU. Mira tus palabras “…padecen de una enfermedad, …están ciegos…”, ese es un comentario altamente exclusivo, pudiera decir que ideo-racista. Yo trabajo desde aquí por el bien de mi familia y de Cuba pero alguien con tus ideas no lo puede comprender, quizás un día sí y ojalá no sea tarde que se comprenda que la emigración no es un problema, es un elemento que se debería atender y darle importancia desde la isla, unamos a los cubanos por todo el mundo, sumemos no restemos. Por otro lado, no hay Matrix en el capitalismo, al contrario es una realidad firme y se trabaja tan duro como en Cuba para avanzar aunque los conceptos políticos sean difetentes, sin embargo la concepcion económica es desde muchos ángulos envidiable. Saludos.

    • Pedro Luis Valdés dijo:

      Estimado Andrez, disculpe usted por varias razones. Por si le pude haber ofendido que no fue para nada mi intención. Por si no fui comprendido porque realmente creo en todos los cubanos y cubanas que aman a la Patria sin que realmente importe el lugar donde se encuentren viviendo. Es que ya aprendimos esa lección. Por desarrollar temas y no salir del todo bien, hago mi esfuerzo y puede ser que las comparaciones y metáforas utilizadas puedan no ser las más felices. Comprendo además que nadie tiene la verdad absoluta y pudiera cometer errores. Yo sólo dije sinceramente lo que pensaba por si puede ser útil, incluso para ser rebatido, y si fuera útil me sentiré feliz. Igualmente respeto mucho las opiniones de los demás y me siento incapaz de tildar a nadie con calificativos irrespetuosos por el mero hecho de no coincidir con mis criterios porque ante todo me parece injusto con la otra persona y además porque no forma parte de la cultura del debate intelectual. He hecho este ejercicio porque amo a Cuba que es también amar a los cubanos. Muchas gracias Andrez por ponerme a pensar.

    • Arquímides dijo:

      Haber nacido en Cuba, nos hace cubanos, pero ser cubano, no significa se portador de cubanía, no es lo mismo, al igual pelear con el toro que mirar el toro desde la barrera. La gran mayoría de los de adentro peleamos a diario con el toro.No se mira donde se vive mejor, sino donde está el deber.

      • Andrez dijo:

        Arquimedes tendría que definirme que es “toro”. Le doy variantes: Es el estado, es el gobierno o es la situación económica en Cuba (esta ultima no la cambiarán los ciudadanos, solo se cambia con un mayor comercio exterior y depende del levantamiento del bloqueo)

  • Ragnar Lodbrok dijo:

    Seria interesante conocer si tan critico periodista del imperialismo “americano” ha dicho lo mismo alguna vez del imperio sovietico-ruso o del chino ????

  • Juan Carlos Corcho Vergara dijo:

    Pedro Luis Valdés,´´ El burocratismo nacional es para mí un fermentador de oportunistas y anexionistas. Por eso vale igual para mí exclamar: ¡abajo el imperialismo! que ¡abajo la burocracia!´´. Tremendo articulo y agudísima su reflexión, el profesor Enrique Ubieta Gómez. ”lo resume como,´´ el enemigo más urgente a enfrentar por el revolucionario socialista, es la corrupción, la burocracia, la doble moral, la insensibilidad, el “sálvese quien pueda”, y yo sacando mi cuenta al final, como dice la canción, digo que representan la reencarnación del capitalismo, energizado por los cantos de sirenas del neoliberalismo salvaje y genocida, y entonces como el palo no da con la cachimba, he decidido seguir ´´siendo´´ , y declaro oficial y formalmente, que seguiré intentando en el día a día morir como viví ,donde viví, y por quien viví, y seguir defendiendo la obra de Fidel.

  • Juan Carlos Corcho Vergara dijo:

    Los camaleones, me refiero a los pequeños reptiles, se alimentan de insectos ecológica y prudentemente, no de manera depredaría, contribuyen al equilibrio de la naturaleza, cambian de color para simular defensivamente ante el asecho de algún peligro inminente a su sobrevivencia,¿ y los camaleones humanos metamórficos y Kafkianos? que simulan, que mutan y cambian de color, y no para defenderse, si no para estar a ´´tono´´ con lo que es y hasta con lo que pudiera ser ,que se alimentan insaciable ,egoísta ,defalcaría y burocráticamente, de la felicidad de los demás, y que pretenden simuladamente devastar la naturaleza, aislar el individuo y privarlo del bienestar o buen vivir en equilibrio con la pacha mama.

  • Azucar dijo:

    YO SIGO PENSANDO COMO EL CHE-AL IMPERIALISMO NI TANTICO ASI-Y COMO DIJO NUESTRO FIDEL-NO CONFIO EN LA POLITICA DEL GOBIERNO DE LOS EU.
    FELICIDADES POR SU ARTICULO.
    ABAJO EL IMPERIALISMO.
    VIVA POR SIEMPRE FIDEL
    SOCIALISMO Y PA LANTE.

  • francesco monterisi dijo:

    YANKEE GO HOME!! YANKEE FUERA DE AMERICA LATINA Y DE ITALIA!
    Articulo traducido en italiano
    http://www.cubainformazione.it/?p=20573

  • William B. Rodríguez dijo:

    Y qué hace el Imperialismo? Se une. Qué es la OTAN? Estoy muy en desacuerdo con los que se creen por encima, que creen que ellos tienen “la verdad”. La desunión de la Izquierda (que es uno de los objetivos del Imperialismo, de sus servicios de Inteligencia), es el caldo de cultivo de la pérdida de espacio político. China, Rusia, Siria, Irán, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Cuba, todos estamos del mismo lado de la cerca, luchando contra el mismo enemigo: los Estados Unidos, la OTAN, Israel, la derecha internacional. Aznar, Uribe, Colombia con 7 bases militares de Estados unidos y queriendo aliarse con la OTAN, Macri en Argentina, Temer en Brasil, el terrorismo apoyado ocultamente por el Imperialismo para deshacerse de los gobiernos que no responden a sus intereses. El que se aisle, perece, va a la derrota.

  • VBG dijo:

    Buen articulo

    Viva la América y el Caribe unido
    Viva Fidel

    Abajo el imperio

  • Adonis D´ ángeles Vázquez dijo:

    (…)Tal es el caso de un entrevistado que se cuestiona el papel que pudiera tener el antimperialismo porque, a su juicio, el imperialismo existirá siempre. ¡Nada menos que siempre! (…)
    ¿Y por qué se cuestiona usted la veracidad de las palabras del entrevistando? A mi juicio, desde la esencia mas conceptual de la palabra y apoyándome en su significado, “El imperialismo existirá siempre”. Desde la antigüedad, hasta estos días ha existido esa política basada en dominar otras tierras y comunidades usando el poder militar. Eso es imperialismo.

    Quizás, deje de existir el imperialismo de los Estados Unidos, quizás surja la ideología política que le acabe de dar el tiro de gracia al capitalismo (quiera Dios y llegue pronto), y nosotros, los humanos, siguiendo la impronta que han dejado esos grandes hombres, entre los que incluyo en primera línea a mi Eterno Comandante Fidel, entendamos de una vez que las guerras no son el camino más rápido a la paz. Pero llegarán otras formas de dominaciones, otras formas de sumisiones, y existirá siempre un ente poderoso presto para vilipendiar la dignidad de los más débiles. Eso será imperialismo.

  • Adrián dijo:

    Un solo detalle (en todo estoy de acuerdo con el autor): La asistencia a la conferencia de Obama en La Habana pòr parte de nuestras autoridades y buena parte de nuestra intelectualidad, fue un gesto diplomático. Si se la merecía o no es otra cosa, pero fuimos porque hay que ser valientes…y también corteses.
    Y respecto a nuestro nivel de instrucción, quizás nos estemos durmiento un poco en los laureles: hay que retomar conceptos básicos que van desde la educación formal hasta explicar mejor y más amenamente este mundo en que vivimos, que sigue siendo de clases antagónicas y de explotados y explotadores..y eso nos toca a nosotros. No a las películas de Hollywood.

  • Juan Carlos Corcho Vergara dijo:

    El baile de la Macarena
    El imperialismo es peligroso, es malo, porque mata al hombre y luego mata la naturaleza para depredarla y dilapidar sus recursos, y convertirlos en dinero, pero por mucho que intente simular con sus cantos seductores, no deja de ser evidente, pero estos camaleoncitos bailadores de macarena , que si arriba, que si abajo , que si un paso, que a la izquierda, que si al centro, uuhhuu estos son más peligrosos, y que casualidad que el baile siempre termina a la derecha de la pista. DALE ALEGRIA A TU CUERPO MACARENA OOO MACARENA

Se han publicado 40 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis Toledo Sande

Luis Toledo Sande

Escritor, poeta y ensayista cubano. Doctor en Ciencias Filológicas y autor, entre otros, de “Cesto de llamas”, Premio Nacional de la Crítica. Mantiene el blog http://luistoledosande.wordpress.com/

Vea también