Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Honduras: ¿fraude electoral?

En este artículo: Elecciones, Honduras
| 8

elecciones-HondurasEl Tribunal Superior de Elecciones (TSE) de Honduras quedó rebasado por las reivindicaciones de triunfo expresadas por los aspirantes punteros en la elección presidencial realizada el domingo pasado: el derechista Juan Hernández, del Partido Nacional, y la abanderada de la agrupación progresista Libertad y Refundación (Libre), Xiomara Castro. Tras el anuncio oficial de supuestas tendencias favorables al primero, los dirigentes de Libre, encabezados por el ex mandatario de ese país Manuel Zelaya, derrocado por un golpe militar en junio de 2009 y esposo de la candidata de Libre, denunciaron que la autoridad electoral busca distorsionar el sentido del veredicto ciudadano por medio de la transmisión irregular de resultados.

Los opositores mencionaron prácticas dolosas, como la exclusión de 400 mil sufragios de los resultados preliminares anunciados por el TSE y la inclusión mayoritaria de actas que dan la ventaja al aspirante oficialista, 20 por ciento de las cuales exhibe serias inconsistencias.

Un precedente que ha de tenerse en cuenta es el reparto ilegal de credenciales para la votación realizado por el Partido Nacional en vísperas de las elecciones primarias del año pasado. En esa ocasión, los propios precandidatos de esa organización se quejaron porque Juan Hernández realizaba esa práctica, que fue documentada cuando el Ministerio Público incautó millares de documentos de identidad en una de las casas de campaña del oficialismo.

Por lo demás, la denuncia de fraude formulada por Libre obliga a recordar el origen ilegítimo y antidemocrático del actual régimen, surgido del golpe de estado que interrumpió la normalidad democrática en Honduras, expulsó del poder al entonces presidente constitucional, Manuel Zelaya, y emprendió una represión implacable contra las disidencias.

Es claro, por lo demás, que en los comicios celebrados antier en la nación centroamericana se enfrentaron dos proyectos contrapuestos de país: el de la continuidad oligárquica y antidemocrática, representado por Hernández, y la propuesta social moderada de Xiomara Castro.

Si la oligarquía hondureña fue capaz de emprender un cuartelazo –apoyado por la entonces secretaria de Estado estadunidense Hillary Clinton– con tal de mantener intactos sus privilegios y su alineamiento incondicional con Washington, no parece improbable que ahora haya optado por el fraude electoral como una manera de defender sus intereses y su permanencia en el poder.

En las horas y días próximos será posible saber si las facciones oligárquicas son capaces de mantener la cohesión, si la organización política fundada el año pasado por el espectro progresista de Honduras tiene la solidez suficiente para librar con éxito, mediante las vías jurídicas y las movilizaciones, la batalla poselectoral y, en caso de que la denuncia de fraude se consolide y compruebe, si la comunidad latinoamericana logra colocarse a la altura de las circunstancias y de aislar a un régimen que ha ratificado su ilegitimidad de muchas formas y en diversas ocasiones.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • asd dijo:

    perdistes y ya deja el alboroto

  • armando dijo:

    SALUDOS:

    SOLO LOS ENFERMOS MENTALES NO SE DAN CUENTA DE LAS VIOLACIONES .

    NADA MAS PARECIDO AL PROGRAMA DE TV CUBANA “SAN NICOLAS DEL PELADERO ” DE LOS AÑOS 70 Y 80 DEL SIGLO PASADO.

    COSAS COMO ESTAS HAN SUCEDIDO EN EEUU DURANTE ELECCIONES PRESIDENCIALES.

  • michel dijo:

    Por que hoy no se hanla nada rspecto a este tema?

  • Jose dijo:

    Las elecciones en Honduras fueron observadas por miles de personas y organizaciones internas y del mundo. Sus resultados fueron avalados por la Unión Europea, el Centro Carter y la coalicion de “Hagamos Democracia” por solo mencionar algunos.

    El partido LIBRE perdió bien las elecciones. A pesar de ello su candidata (Xiomara) sale irresponsable mente declarándose ganadora sin que el Tribunal Supremo Electoral (TSE)haya dado un solo parte del escrutinio. Lo hace en base a unas encuestas de boca de urna realizada por ellos mismos ya que todas las demás encuestas daban ganador al candidato del oficialismo.

    Sencillamente LIBRE perdió las elecciones aunque en el fondo ganaron mucho. Se convirtieron en el segundo partido mas votado de Honduras a pesar de solo llevar 18 meses de constituido y contribuyeron junto con otro partido nuevo (PAC) a acabar con el bipartidimos reinante por mas de 100 años en este país.

    Quedara por ver si se consolidan o sencillamente es alegría de pobre.

    • Rigo dijo:

      Jose: Gracias por un commentario sanso y sin rabia. Es increible como las personas saltan a conclusiones sin pensar un poco.

  • Rodolfo dijo:

    Esperemos que los Hondureños de libre tengan la pesrsistencia de Lula Dasilva y asi quizas no tengan que esperar 20 años y que aprendan la leccion en relacion a la estrategia Imperial de divide y venceras. De seguro haran una reflexion critica sobre lo sucedido y quizas busquen alianzas con otras fuerzas pues si mal no recuerdo habia muchos candidatos aspirando a la presidencia y eso parece bueno pues rompio el bipartidismo pero les resto fuerzas.

  • insigne dijo:

    LIBRE,perdio las elecciones tendra que esperar,a su favor la fuerza que lograron

  • Bill Pérez dijo:

    este fraude electoral está directamente unido al gobierno y el partido de la derecha tras el golpe del 2009.Es una pérdida de valores incalculables para el seguimiento de la población hondueña.Siendo un largo camino al progreso social por esto tenemos que revelarnos contra este gobierno tiranico e interesado a ganar el poder.Eso lo que queremos ,!no¡

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también