Rolando Rodríguez

Artículos de Rolando Rodríguez

Profesor titular de Historia de Cuba de la Universidad de La Habana y miembro de número de la Academia de la Historia de Cuba.

Opinión, Historia  »

| 5

La designación del estudiante hijo natural y mestizo para el cargo de secretario general de la Federación de Estudiantes Universitarios, evidenció desde el primer momento la voluntad de liderazgo que hacía sobresalir a Mella y ser distinguido por sus compañeros, porque no era frecuente que los veteranos confiaran su dirección a estudiantes de los primeros cursos.

Opinión, Historia  »

| 17

Desde los primeros tiempos de la guerra nacional antifascista del pueblo español, los insurgentes copiaron el saludo fascista, brazo en alto, y se llegó al extremo de enviar la llamada División Azul a luchar, junto a los nazis, contra la Unión Soviética. Franco y su régimen cambiaron apresuradamente de bando cuando el Nazi-Fascismo perdió la guerra, y, no mucho después, de forma sorprendente, asombrosa, Estados Unidos lo hizo su aliado para emplear a España en la lucha contra la Unión Soviética y el Socialismo.

Opinión, Cultura  »

| 6

Quiero hacer memoria de Fernando Martínez Heredia, porque sé que en un tiempo ya no muy lejano, Caronte deberá venir a buscarme en su barca. Todos los que nos conocieron bien, saben del cariño entrañable que nos ligó.

Opinión, Historia  »

| 2

En el golpe de Estado de Juan Vicente Gómez a su compadre Cipriano Castro, en 1908, influyó sobre todo la resistencia que este había hecho para no entregar las concesiones con vista a la explotación del petróleo venezolano. A partir de la asunción de Gómez esa situación cambió de raíz, primero los angloholandeses de la Brithish Petroleum, y luego la Standard Oil, de los Rockefeller, se convirtieron en los dueños del combustible venezolano.

Especiales, Sociedad  »

| 4

Mella, en la noche del 10 de enero de 1929, concurrió a una cantina en la esquina de Bolívar y República de El Salvador, en la que se había citado con Magriñat, porque este le había hecho llegar un mensaje de que quería informarle de un asunto que había conocido en Cuba. Hasta ahí Mella lo había eludido, pues el líder le había comunicado a Fernández Sánchez, en Nueva York, que Magriñat le parecía sospechoso. Mella no había comprendido que la entrevista era parte de la trampa.