Opinión  »

| 3

En pocas horas se define una vez más el destino de Chile y nuevamente nos vemos enfrentados a la disyuntiva de elegir entre lo peor y el mal menor. Si yo pudiera votar en Chile lo haría por Frei en esta segunda vuelta. No me gustó su gobierno, no me gusta la Concertación, pero tengo meridianamente claro que Piñera representa una nefasta vuelta al pasado que, ninguna mujer u hombre de izquierda responsable, puede permitir por omisión.