Inicio » Cultura  »

Un siglo de jazz en Cuba: bienvenido siempre (+ Video)

Publicado en: Palabras
25 febrero 2013 | 7
Chucho Valdés.

Chucho Valdés es un de los clásicos que aparecen en este libro de Leonardo Acosta: “Un siglo de jazz en Cuba”.

Aparte de tener siempre a mano esta pieza única del conocimiento de Cuba y su historia musical en el siglo XX que me condujo desde hace más de una década a transmutar en admiración y gratitud el cariño que he sentido por su autor desde los tiempos de nuestra juventud, lo he recomendado y obsequiado constantemente como si esa fuera una obligación para con mis contemporáneos de todas las edades.

Puedo seleccionar y agrupar aquí, sin necesidad de ordenarlas atendiendo a regla alguna, las razones que me han animado a partir del contacto con este material de estudio. Leonardo Acosta ha registrado en él los nombres y las historias de músicos que influyeron en su tiempo y que no aparecen mencionados en recuento alguno. Hechos tan curiosos como el protagonismo, muchas décadas atrás, del joven Roberto Sánchez Ferrer en un grupito de jazz o la destacada labor de Félix Guerrero como guitarrista en esa expresión. Quedan claras, en las páginas de este libro, realidades como la versatilidad y la alta calificación del músico cultivador del jazz que se ganaba la vida lo mismo en el mundo de la filarmónica que en la agrupación bailable de cualquier tipo o en la orquesta formada para el cabaret, la radio o la televisión y, luego, concurría a los sitios donde, habitualmente, se encontraban los afines para darle forma a algo que resulta ser el equivalente del “jam session” norteamericano y que aquí se denominó “descarga”. La historia de muchos músicos cubanos entra y sale en los capítulos de este libro donde aparecen mencionados, época tras época, escenario tras escenario.

Al igual que sucede en cualquier obra de este músico e investigador –ni en balde declarado Premio Nacional de Literatura en 2006— desde la sustanciosa Introducciòn, párrafo a párrafo, su lectura nos va sembrando en una historia que nos pertenece gracias a esa necesidad de sucederse, generación tras generación, que deviene hilo conductor y se deja registrar, como tal, de la mano de Leonardo Acosta.

Felicitaciones a quienes, desde la editorial del Museo de la Música, han velado por la calidad de esta entrega.

En Video, Chucho Valdés en New Orleans.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • mauricio go dijo:

    Permítame Marta Valdés, usted misma autora de piezas musicales de gran valor y cubanía, fundadora del “feeling” en Cuba, expresar una idea aquí.

    No pretendo hablar de Jazz, sólo decir al respecto que lo de Chucho es impresionante en todos los sentidos.

    Pero deseo expresar un agradecimiento público, esta vez a la TV Cubana, a la cual he criticado y critico en ocasiones.

    Se trata del Programa “Un bolero para Ignacio”. Por primera vez lo vi anoche.

    Tal parece que Ana Rabasa, la de la idea original, tiene mis mismos sentimientos. Agradezco a ella y a los que lo hicieron posible por el Programa de anoche con David Álvarez y Juego De Manos, ¡fantástico para estos tiempos!. Ese examen de la obra de Luis Marqqueti, hecho como debe hacerse, respetando todos los códigos del bolero y extraordinariamente llevado a cabo por las interpretaciones de este, para mi, admirado cantante, parece retrotraernos a la realidad de la verdadera música cubana. Traer a figuras de la talla de Orlando Vallejo, de Rolando Laserie, Leo Marini, Bobby Capó, Daniel Santos y poder comparar las interpretaciones con las del “Dios” Benny, con Barbarito Diez, Roberto Faz, etc., me hizo sentirme feliz.

    Abogo porque por nuestra TV, para todo el público, se pongan los documentales “Yo soy del son a la salsa” y los cinco realizados por Jorge Luis Sánchez después de haber estrenado la Película “El Benny”. Para mi ese es el camino para volver a situar la música cubana en el lugar que le corresponde, para que la juventud reordene su gusto, partiendo del momento en que se perdió la huella musical en el tiempo.

    Gracias Marta, Gracias TV, me hicieron feliz anoche.

  • Porgyandbess dijo:

    Maravilloso e imprescindible libro!!!! desde hace mucho tiempo Leonardo Acosta constituye una de los musicólogos más prestigiosos de América Latina. Respetable exponente-como partícipe y testigo- de momentos imprescindibles de la música cubana.
    Desgraciadamente su empeño por mantenerse fuera del “foco de atención mediática”, lo ha privado de un mejor reconocimiento por parte de jóvenes generaciones de lectores.
    Celebro empeños editoriales como estos, celebro “Un siglo de Jazz en Cuba” por muchas cosas pero especialmente por el rescate de nuestras figuras olvidadas y por la presencia de aquellos que en el pasado no podían nombrarse y se omitían como si no hubiesen contribuido a nuestra riquísima tradición musical !!!!!!!! espero que Leonardo Acosta siga escribiendo obras tan imprescindibles como estas.

  • Ariel dijo:

    Se trata solo de justicia, Cuba es un país con una formidable cultura musical que data de siglos y este libro seguro es un tributo merecido a varios de esos artistas que han dejado con su arte el nombre de la música cubana bien alto. Imagino que en el material no se deje de hablar del señor Luis Escalante que fue un verdadero lord de la trompeta. Felicidades al autor.

  • elsa farina dijo:

    pongan “Compartir”.Gracias

  • Mario Casanova dijo:

    ME SIENTO MUY COMPLACIDO POR EL RECONOCIMIENTO QUE REPRESENTE LA ELABORACION DE ESTE LIBRO SOBRE LA HISTORIA DEL JAZZ CUBANO PORQUE ESTE GENERO EN MI PAIS HA SABIDO NO EXTRALIMITARSE DE LOS GENEROS MUSICALES CUBANOS MANTENIENDO EL PATRON DE LA CUBANIA SOY CONOCEDOR DE MUCHOS INTERPRETES DE JAZZ MUNDIALES E INCLUSO DE LOS PROPIOS EEUU DONDE NACIO ESTE GENERO EN LAS PLANTACIONES ALGODONERAS E INTERPRETADO EN SU MAYORIA POR MUSICOS DE ORIGEN AFRO, CON SUS MAS MODESTOS Y RUDIMENTARIOS INSTRUMENTOS PERO EXPRESANDO SUS MAS SENTIDOS SENTIMIENTOS QUE BROTARON DE SUS CORAZONES PORQUE EL JAZZ ES SOLO ESO ¨BOMBA Y FEELING¨QUIERO HACER LLEGAR A TODOS LOS JAZZISTAS Y A LOS QUE COMO YO ADMIRAMOS SUS CREACIONES MUCHAS FELICIDADES Y QUE SE CONTINUEN RECONOCIENDO SUS MERITOS. ACEPTO A CUALQUIERA INTERCAMBIAR CRITERIOS CONMIGO.

  • Lazaro V.Dulzaides dijo:

    Felicidades al autor del libro y creo que cabe A Cesar lo que es de Cesar.

    Mario Cassanova me interesaria intercambiar criterios con usted,soy guitarrista y amante del Jazz,quizas mi segundo apellido le recuerde a alguien que lo amo y ejecuto.

  • Luis S. Bosch dijo:

    Casanova y Dulzaides:

    El libro una maravilla no solo por las cronicas, si no por la fechas y las vivencias del autor, a Dulzaides si ud familia del gran musico que es y fue Dulzaides es un honor saber que tiene familia musico.
    Por aca en provincia estoy a cargo de una peña de Jazz que se llama: koko’z Jazz Club, interesado de sobre manera de poder compartir con ambos, gracias y nos leemos

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Marta Valdés

La Habana, 1934. Compositora, guitarrista e intérprete de sus obras. En 1955 se inició como compositora con su canción “Palabras”. La autora ha basado sus creaciones en géneros como el bolero y la canción dentro del estilo “feeling”. Entre los intérpretes de su obra se encuentran Elena Burke, Doris de la Torre, Bola de Nieve, Cheo Feliciano, Reneé Barrios y, más recientemente, prestigiosos artistas suramericanos y españoles que se han sumado a esta lista.

Vea también