Imprimir
Inicio » Cultura  »

Longina: trova congelada, cálidos aplausos

| 5
Los integrantes de La Trovuntivitis en la primera noche del Longina 2010. (Foto Carolina Vilches)

Los integrantes de La Trovuntivitis en la primera noche del Longina 2010. (Foto Carolina Vilches)

Desde mediados de semana, coincidiendo con eso que conocemos como un “cambio de tiempo”,  las carreteras comenzaron a ver cómo se repetía, siempre en dirección al centro de la Isla, la figura que cualquier pintor criollo podría titular muchacho con guitarra, muchacha con guitarra. Santa Clara convocaba a su acostumbrado Festival Nacional de Trova Longina. Recuerdo haber sido invitada en 2001 para ofrecer un recital y, atendiendo al amable llamado de  los amantes del feeling, haberme dispuesto a acudir a El Mejunje una noche con mucho placer pero envuelta en todas las modalidades de abrigo que había previsto por si acaso. Leía, pues, este año, las características del Festival y, en igual medida, iba deseando que los novísimos trovadores vencieran la acostumbrada imprevisión que caracteriza a las personas de su edad y tuvieran a bien llevarse alguna cosa para forrarse.

Un buen amigo me ha informado que todo estuvo bajo control en lugares cerrados como el Teatro La Caridad, recién estrenado a todo lujo después de un amoroso proceso de remozamiento y, ahora, escenario para unos conciertos cargados de ese público que conoce al dedillo su trova y que se sabe dueño de un bien ganado reconocimiento a Santa Clara como centro generador e impulsor de una de las más espléndidas facetas de la actualidad musical cubana, que mantiene como premisa la dignidad que el arte de los más jóvenes merece.

No sólo desde las demás provincias han acudido trovadores a un evento como pocos donde priman el diálogo y la confrontación sino también, según me cuenta ese padrazo en jefe que tienen las guitarras y sus dueños, que es el poeta Víctor Casaus, se ha sumado al Longina un grupo de argentinos trovadores que, luego de actuar en el Centro Pablo, decidió aprovechar la oportunidad para no perderse ese encuentro.  Pienso que a estas horas, acaso (como quien no quiere las cosas) la Trovuntivitis habrá dicho aquí estoy yo para contagiar a todos con su ejemplar diversidad y con su dinámica manera de demostrar que juntos la cosa será mejor,  aprovechando la noche del jueves para caldear el ambiente de El Mejunje, donde -añade mi amigo villaclareño- hubo trova hasta las 3 de la mañana y, según declaraciones a la prensa, el calor humano venció por completo los rigores del clima.

A estas horas, deben haberse debatido muchas ideas en el Longina, deben haberse trazado unas cuantas coordenadas dirigidas a afianzar lo que hasta el momento nuestra joven trova ha conseguido. Lo cierto es que, cuando revisamos esa robusta (y más que digna en su modestia) discografía que se ha desprendido desde el esfuerzo del Centro Pablo, haciendo honor al joven cuyo nombre, vida, obra y ejemplo le han venido sirviendo de inspiración, nos queda por dentro una dosis de inquietud que no se puede aplacar si no damos algún paso, pequeño o grande, en la medida de nuestras fuerzas, encaminado a reclamar que al menos se incluya en la programación regular de las emisoras radiales o -lo que sería mejor-se incorpore, debidamente codificada, explícita y con toda su razón de ser,  bajo la forma de programas abiertamente dedicados a mostrar esa zona de nuestra vida musical precisamente ahora necesitada de figurar entre las propuestas que merece lanzar al aire, desde los receptores, nuestro lastimado dial. Sería una labor cuidadosa, progresiva, un regalo para el oído sano y una contribución a la voluntad educativa que proclamamos todos los días.

A estas horas, dos de los libros recién editados por el mencionado Centro, deben haberse presentado en los espacios teóricos del evento. Me refiero a La luz, bróder, la luz ,de Joaquín Borges Triana y La primera piedra, de Ariel Díaz, el primero de ellos toda una tesis acerca de lo que su autor codifica como canción cubana contemporánea; el segundo, una compilación de escritos que dan fe acerca de la problemática de la trova cubana actual.

Las audiciones previstas para hoy desde este espacio rinden homenaje al grupo anfitrión del Festival, quienes han elegido, para hacerse reconocer, el llamativo nombre de Trovuntivitis. Ellos componen, tocan instrumentos, cantan a solo, nos regalan preciosos trabajos cantados a varias voces. Su característica principal es ese cariño con que se dedica cada uno a animar la obra del otro; ese disfrute que apreciamos en el disco  donde aparecen las piezas seleccionadas aquí. Fue grabado en vivo en un concierto del espacio A guitarra limpia, del Centro Pablo y tomó por título Todos para uno. Está dedicado a las obras de tres de los integrantes de ese frondoso y dinámico grupo: Yordán Romero, Yaíma Orozco (quien acaba de obtener la beca de creación Sindo Garay que, cada año, concede esa institución) y Michel Portela. Respondiendo al lema elegido por ellos, los tres se entremezclan en la interpretación de las dieciséis obras que incluye el disco, de las cuales hemos seleccionado tres: Nueva melodía, de Yaíma Orozco; Quise, de Michel Portela y El son de Heliodoro, de Yordán Romero.

Para terminar por hoy, no estaría de más avivar la memoria de quienes ya lo sepan o recomendar para su cuidadosa conservación un dato que todos debemos conocer: Longina es el título de una de las obras maestras  que aportó a nuestro cancionero el trovador Manuel Corona, nacido en Caibarién  el 17 de junio de 1880.

Almendares, 8 de enero de 2010

Escuche “Nueva melodía”, de Yaíma Orozco

Escuche “Quise”, de Michel Portela

Escuche “El son de Heliodoro”, de Yordán Romero

Escuche “Entre la luna y yo”, de Leonardo García

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • F. Juan Águila dijo:

    LA UNICA OCASION EN QUE PRETENDI DEDICARME A LA CANCION.

    Transcurría en año 1962 y habíamos sido ubicados, definitivamente en la Ciudad Escolar “Libertad” para terminar el Bachillerato (Plan antiguo) en el Instituto “Arbelio Ramírez”, nombre de un “Patriota uruguayo”

    Ya dije que había asistido a mi primera función de Ballet junto a becarios de muchos centros.

    Por otra parte, la madre de mis amigos Narciso y Noel Chaviano Saldaña (Noemí) me llevaría al primer concierto de la Sinfónica.

    Sin embargo, mi pasión por los ritmos Afro-cubanos era extraordinaria cuyos ritmos cantaba y me atrevía a bailar, además, me encantaba todo lo Abakuá.

    Estudiaba en el centro Basilio Repilado “El Basy”, hijo del extraordinario “Compay Segundo” quien en esa época se había enrolado en la “Fuerza aérea” y fue ubicado en China como responsable político de los pilotos que marcharon a ser capacitados en ese país. Estuvo muchos años en las FAR.

    Basilio formó un trío con dos jóvenes del centro (La Hiedra, La Enramada, etc.) y le visitaba un amigo con el cual cantaba canciones del dúo estadounidense “The Evely Brothers” (Problems). Era un deleite escuchar a Basilio.

    Un día me escuchó cantar un “Guaguancó” y me propuso que hiciéramos un dúo. Lo suyo no era la música afro, realmente. Entre las canciones que “Montamos” se encontraba Longina” porque todas no eran recientes y muchas eran tomadas del repertorio de su Padre.

    Después que nos separamos nunca más hice el intento. Creo que le hice un favor a la Música.

    La última vez que vi a Compay Segundo fue en el aeropuerto “José Martí”, esperando el vuelo Habana-Madrid. Él seguiría a París para regresar a España en unos días.

    Una joven española que había conseguido un billete de 3 pesos con la firma del “Che” le pidió que se lo firmara. Él muy delicadamente le dijo: <> y mucho menos ese que usted tiene.

    He aprovechado este trabajo de “Su Majestad, Palabras, la Música” Martha Valdés (Favor de no omitirme “Palabras”, intercalada, como en otras ocasiones, si es posible) para plasmar recuerdos de personas como “Compay Segundo”. Un gran “Comunista y Artista”

  • Juan Castro dijo:

    TROVA:

    CUBA ES EJEMPLO DE CULTURA EN EL MUNDO. POR ESO.
    !VIVA CUBA!

    JUAN CASTRO
    TIJUANA, MEXICO.

  • barbara dijo:

    Sigo con interés el tema de la trova, soy también de las que pienso que debería difundirse más por la radio y la televisión la obra de los consagrados y de los jóvenes trovadores. Están haciendo poesía con las seis cuerdas, el movimiento crece en Cuba, con crónicas que reflejan lo cotidiano. Felicidades a Santa Clara por mantener, a toda costa, viva la trova. Ojalá que en otros sitios sigan el ejemplo.
    Hay muy buenos trovadores jóvenes.

  • F. Juan Águila dijo:

    Cuando apareció el primer trabajo de Martha Valdés, tuve la impresión de que con ella volvería a posarse ese inquieto “Gorrión” que lo mismo aprovecha “fotorreportajes” de parajes familiares, barrios, nuestra gente o trabajos de artistas conocidos personalmente; pero, sobre todo de muchos no conocidos y que llegaron a nosotros por la interpretación de extraordinarios compositores que constituían una “Trilogía” de: Interprete, Título y Compositor, que ha ido quedando en la memoria.

    Sin embargo, nos ha acercado a las nuevas generaciones que no hemos conocido y muchísimas veces ni escuchado.

    ¡Marta!, disculpe que le haya plagiado una expresión utilizada por usted en su artículo sobre “Bebo y Chucho”.

    Dije: a Chucho lo puedo ver en la Habana, al Bebo “Al doblar; en Sevilla); pero más me gustaría verlos en el Carlos Marx.

    Usted siempre será “Su Majestad, Palabras, La Música”, dije en primer comentario que Palabras fue la canción que todos los grandes de nuestro tiempo, que dura todavía, afortunadamente cantaron

  • Roberto Garcia "Musicuba" dijo:

    La cancion de Michel Portela no tiene audio.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Marta Valdés

La Habana, 1934. Compositora, guitarrista e intérprete de sus obras. En 1955 se inició como compositora con su canción “Palabras”. La autora ha basado sus creaciones en géneros como el bolero y la canción dentro del estilo “feeling”. Entre los intérpretes de su obra se encuentran Elena Burke, Doris de la Torre, Bola de Nieve, Cheo Feliciano, Reneé Barrios y, más recientemente, prestigiosos artistas suramericanos y españoles que se han sumado a esta lista.

Vea también