Artículos de Cuba joven

Un acercamiento a los cubanos más jóvenes. Sus rostros, sus emociones, sus sueños…

Cuba joven  »

| 86

Cada día, en silencio o a viva voz, lejos de las penumbras y de las luces, muy cerca del alma, en constante torrente, sin permiso y con anuencia, con furia amordazada y liberta serenidad, con sigilo por los túneles de todos los sentidos, como una gota de lluvia cual rayo de pureza, comienza a obrarse la vida. A ese instante de llenar de (más) luz la existencia, se acercó la fotorreportera Ladyrene Pérez y hoy muestra, tal cual, esa poesía sin par que hay en cada nacimiento.

Cuba joven  »

| 69

Incluso en estos tiempos de béisbol lánguido y mustio en nuestra geografía, todos los días hay niños que tienen y agotan horas para gritar sus outs, exclamar sus proezas y llorar sus pifias. Incluso en estos tiempos de Messi, Cristiano y Usain Bolt, cada jornada hay niños que se juegan el tiempo de recreos y travesuras por ser José Miguel Fernández, Tomás, Despaigne u Olivera. Se juegan el futuro por convertirse en estrellas del diamante.

Cuba joven  »

| 76

Aquí, donde el béisbol —mejor, como la llamamos los cubanos: la pelota— es sentimiento, pasión, modo de vivir, manera de ser, identidad, mucho antes del nacimiento de quienes navegamos por internet, una pasión (otra), un sentimiento (otro) seduce sobremanera por estos tiempos a quienes aman los deportes. Se llama fútbol, desde que el mundo es mundo puede decirse, y en rededor de él la grey infantil de Cuba, en particular, construye ahora sueños de triunfos que duran —o anhelan que duren— toda la vida.

Cuba joven  »

| 21

Unos pasitos torpes anunciarán figuritas de porcelana rotas y paredes con dibujos que recordarán la cueva de Altamira. Controles remotos practicando submarinismo, adultos cautivados por sus avances y peripecias, abuelos que presumen las palabras aún incomprensibles para los de fuera de casa, serán comunes en sus primeros años. Porque cada niño es un conquistador, que clava su bandera hecha de sonrisas, manitas regordetas y besitos húmedos, en las voluntades materna y paterna.

Cuba joven  »

| 15
Niños en la Feria del Libro. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate. Niños en la Feria del Libro. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate. Niños en la Feria del Libro. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

El acto de perpetuación de la especie no es solo un proceso biológico. Es la manera con que incide un ser sobre otro, transformando el fruto de la naturaleza en humanismo. Así hombres y mujeres traen al mundo a los hijos, esa forma recíproca que tenemos de pagar la vida concedida. Después de la muerte: el relevo. Un hijo, cuando es pequeño, se siente como la obra maestra, esa a la que uno con paciencia y dedicación va dando forma y curso. Entonces vienen los desvelos por darle a esa creación lo mejor de sí. No se quiere que le »