Inicio » Reflexiones de Fidel  »

La Batalla de Girón (Primera parte) (+ Fotos, Video y PDF)

15 abril 2011 | 67

Más de un año antes del 16 de abril de 1961, después de rigurosos análisis e intercambios, el presidente Dwight  Eisenhower decidió destruir a la Revolución Cubana.

El instrumento fundamental del tenebroso plan era el bloqueo económico a Cuba, al que la literatura política del imperio califica con el término anodino y casi piadoso de “embargo”.

En memorando secreto del entonces subsecretario asistente de Estado Lester Mallory, se enumeraron los objetivos concretos del tenebroso plan: “La mayoría de los cubanos apoyan a Castro  -expresa el documento-   [...] No existe una oposición política efectiva [...] El único medio posible para hacerle perder el apoyo interno [al gobierno] es provocar el desengaño y el desaliento mediante la insatisfacción económica y la penuria [...] Hay que poner en práctica rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica [...] negándole a Cuba dinero y suministros con el fin de reducir los salarios nominales y reales, con el objetivo de provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno.”

El conjunto de medidas a tomar se denominaba “Programa de Acción Encubierta contra el régimen de Castro”.

Cualquier observador, esté o no de acuerdo con tan repugnantes métodos porque carecen de elemental ética, admitiría que esto implica la idea de doblegar a un pueblo. En este caso, se trataba de una confrontación entre la potencia más poderosa y rica del planeta y un país pequeño de diferente origen, cultura e historia.

Eisenhower no era un criminal nato. Parecía, y tal vez lo fuera, una persona educada y de buena conducta de acuerdo a los parámetros de la sociedad en que vivía. Había nacido en el seno de una modesta familia agricultora en Denison, Texas, en el año 1890. De educación religiosa y vida disciplinada, ingresó en la Academia Militar de West Point en el año 1911, y se graduó en 1915. No participa en la Primera Guerra Mundial, y le asignan solo tareas administrativas.

Asume por primera vez el mando de tropas en 1941, cuando Estados Unidos no participaba todavía en la Segunda Guerra Mundial. Era ya general de cinco estrellas y carecía de experiencia combativa cuando George Marshall le asigna el mando de las tropas que desembarcan al Norte de África.

Roosevelt, como presidente del país con más riquezas y medios militares, asume el papel de nombrar al jefe militar de las fuerzas aliadas que desembarcarían en Europa en junio de 1944, catorce meses antes de finalizar la guerra; tarea que asignó al general Eisenhower, ya que Marshall, su jefe de mayor autoridad, desempeñaba el cargo de Jefe del Estado Mayor del Ejército.

El General Dwight  Eisenhower  habla a las tropas antes del desembarco de Normandía

El General Dwight Eisenhower habla a las tropas antes del desembarco de Normandía

No era un militar brillante, cometió errores de consideración en el Norte de África y en el propio Desembarco de Normandía, donde tuvo rivales serios entre sus aliados, como Montgomery, y adversarios como Rommel; pero era un profesional serio y metódico.

Concluida esta referencia obligada del General de cinco estrellas Dwight Eisenhower, presidente de Estados Unidos desde enero de 1953 hasta enero de 1961, paso a una pregunta: ¿cómo es posible que un hombre serio, que se atrevió a exponer el nefasto papel del Complejo Militar Industrial, sea conducido a una actitud tan criminal e hipócrita como la que llevó al gobierno de Estados Unidos al ataque contra la independencia y la justicia que durante casi un siglo buscó nuestro pueblo?

Fue el sistema capitalista, la preeminencia de los privilegios de los ricos, dentro y fuera del país, en detrimento de los derechos más elementales de los pueblos. Nunca le preocupó a la poderosa potencia el hambre, la ignorancia, la ausencia de empleo, tierra, educación, salud y los derechos más elementales para los pobres de nuestra nación.

En el intento brutal de someter a nuestro pueblo, el gobierno de Estados Unidos arrastraría a los soldados de su país a una lucha en la que no habría podido obtener la victoria.

En los asuntos de carácter histórico son muchos los imponderables y no poca la incidencia del azar. Yo parto de la información que poseo, y de la experiencia que viví aquellos días en que nació la frase de que Girón fue la “primera derrota del imperialismo en América”. De aquella experiencia extraje muchas conclusiones. Quizás a otros también interesen.

Nosotros no disponíamos de un ejército nacional en nuestro país. Al finalizar lo que los historiadores en Cuba denominaban la Tercera Guerra de Independencia -en la que el ejército colonial español derrotado y exhausto solo podía conservar ya, a duras penas, el control de las grandes ciudades-, la metrópoli arruinada, a miles de millas de distancia, no podía mantener una fuerza casi igual a la de Estados Unidos en Vietnam, al final de la guerra genocida que llevó a cabo en esa antigua colonia francesa.

Es en aquel momento que Estados Unidos decide intervenir en nuestro país. Engaña a su propio pueblo, al de Cuba y al mundo, con una declaración conjunta en la cual se reconoce que Cuba, de hecho y de derecho, debía ser libre e independiente. Firma en París un acuerdo con el gobierno colonial y vengativo de la España derrotada, y desarma al Ejército Libertador mediante soborno y engaño. Con posterioridad, se le impone a nuestro país la Enmienda Platt, la entrega de puertos para uso de su armada, y se le otorga la supuesta independencia, condicionada por un precepto constitucional que le concedía al gobierno de Estados Unidos el derecho a intervenir en Cuba.

Nuestro valeroso pueblo luchó en solitario, tanto como el que más en este hemisferio, por su independencia frente a la nación que, como expresó Simón Bolívar, estaba llamada a plagar de miseria a los pueblos de América en nombre de la libertad.

En Cuba había un ejército entrenado, armado y asesorado por Estados Unidos. No diré que nuestra generación posea más mérito que alguna de las que nos precedieron, cuyos líderes y combatientes fueron insuperables en sus luchas heroicas. El privilegio de nuestra generación fue la oportunidad de probar, por azar más que por méritos, la idea martiana de que “un principio justo desde el fondo de una cueva, puede más que un ejército”.

A partir de ideas justas y después de superar amargas pruebas, partiendo solo de siete fusiles, no vacilamos en proseguir la lucha en la Sierra Maestra después que nuestro destacamento de 82 hombres, por falta de experiencia y otros factores adversos, fue atacado por sorpresa antes de alcanzar las estribaciones de las montañas. En solo 25 meses nuestro pueblo heroico derrotó a aquel ejército, equipado con el armamento, la experiencia combativa, las comunicaciones, centros de instrucción y el asesoramiento con el que Estados Unidos mantuvo durante más de medio siglo el dominio total de nuestro país y de Nuestra América.

Al aplicar los métodos correctos de lucha, los principios de respeto a la población y la política de guerra con el adversario -curando a los heridos y respetando la vida de los prisioneros sin una sola excepción en toda la guerra-, asestamos una derrota aplastante al aparato militar creado por los yankis, y le ocupamos finalmente las cien mil armas y los equipos de guerra que poseían y emplearon contra nuestro pueblo.

Entrada de Fidel a La Habana el 8 de enero de 1959

Entrada de Fidel a La Habana el 8 de enero de 1959

Pero fue necesario también derrotar en el campo ideológico el inmenso arsenal de que disponían, y el monopolio casi total de los medios de información con que inundaban al país de edulcoradas mentiras.

Los trabajadores sin empleo, los campesinos sin tierra, los obreros explotados, los ciudadanos analfabetos, los enfermos sin hospitales, los niños sin libros o sin escuelas, la interminable lista de ciudadanos heridos en su dignidad y sus derechos, eran incomparablemente más que la minoría rica, privilegiada y aliada al imperio.

Educación, ciencia, cultura y arte, deporte, las profesiones que entrañan el desarrollo humano, carecían de apoyo en nuestro país, dedicado al monocultivo de la caña y a otras actividades económicas subordinadas a bancos y empresas trasnacionales yankis, con las que el poderoso vecino del norte impone su “democracia”  y los “derechos humanos”.

Debo señalar que un espectáculo como el de La Colmenita -que hace unos días se exhibió en el teatro Karl Marx-, creado por el hijo de una de las personas asesinadas por los terroristas del Gobierno de Estados Unidos en el avión que partió de Barbados el 6 de octubre de 1976, no tiene rival en el mundo. Tanto el impresionante acto cultural de los pioneros, como el Congreso que clausuraron ese día, jamás serían posibles sin la educación que la Revolución ha brindado a los niños, adolescentes y jóvenes de nuestra Patria.

El 16 de abril de 1961, cuando se proclamó el carácter socialista de la Revolución, habían transcurrido dos años y tres meses desde el triunfo del Primero de Enero de 1959. Nuestro pequeño y victorioso Ejército Rebelde en su lucha por la liberación, solo contaba con las armas ocupadas a la tiranía, que en su inmensa mayoría fueron suministradas por Estados Unidos. Era imprescindible armar al pueblo.

Para no brindar pretextos que sirvieran de base a las agresiones de Estados Unidos, como hicieron en Guatemala, intentamos comprar y pagar al contado fusiles y otras armas en países de Europa, que tradicionalmente las exportaban a muchas naciones.

Adquirimos varias decenas de miles de fusiles semiautomáticos FAL calibre 7,62 con peines de 20 balas y las municiones correspondientes, entre ellas, las granadas antipersonales y antitanques de esas armas que fueron trasladadas en buques mercantes habituales, igual que hace cualquier país.

Pero ¿qué ocurrió con aquellas ingenuas compras de armas “no comunistas” y que por su calidad nos parecían excelentes?

El primer barco arribó a Cuba normalmente y con él, decenas de miles de fusiles FAL.

No había ilegalidad alguna, ni existían pretextos para las campañas contra Cuba.

Poco duró, sin embargo, aquella situación. El segundo barco arribó a un importante muelle de la capital, obreros portuarios y combatientes rebeldes descargaban los bultos, no existían entonces contenedores. Yo estaba en el cuarto o quinto piso del edificio del Instituto de Reforma Agraria, donde hoy se encuentra el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, en las inmediaciones de la Plaza de la Revolución; allí tenía la oficina de trabajo cuando no me movía por cualquier parte de la ciudad o el país. El viejo Palacio de Gobierno había sido convertido en museo y el nuevo no estaba terminado. Era el 4 de marzo de 1960. Una fuerte explosión hizo trepidar el edificio; miré por instinto hacia el puerto, donde sabía que estaba descargándose el mercante francés La Coubre; una densa columna de humo ascendía desde aquel punto, no distante en línea recta. Comprendí en el acto lo ocurrido.

Imaginé las víctimas, bajé rápido, y con la pequeña escolta abordamos los carros, nos movimos hacia el puerto transitando por estrechas calles y elevado tránsito. Estaba ya muy próximo, cuando escucho una segunda explosión en el mismo punto. Se puede comprender la ansiedad que nos provocó aquella nueva explosión. Imaginé el daño ocasionado a los obreros y soldados que estarían ayudando a las víctimas de la primera. A duras penas logré que el carro se aproximara al muelle, donde pude observar el dramático pero heroico comportamiento de aquellos hombres.

Alrededor de 100 personas murieron; los heridos eran muchos y requeridos de atención urgente.

Sabotaje contra el barco La Coubre

Sabotaje contra el barco La Coubre

Al día siguiente, desde la Universidad, trasladamos los muertos por la ancha calle 23 hasta el mismo cementerio donde un año, un mes y 11 días después daríamos revolucionaria sepultura a las víctimas del bombardeo de los aviones yankis con insignias cubanas.

El 5 de marzo, por primera vez y de forma absolutamente espontánea, durante el sepelio de los obreros y combatientes vilmente asesinados, exclamé ¡Patria o Muerte! No se trataba de una frase: era una convicción profunda.

Muchas investigaciones estaban por hacerse, pero en ese instante no tenía ya dudas de la intencionalidad de la mencionada masacre. El mercante venía saboteado desde que zarpó de puerto europeo y el sabotaje era obra de expertos.

Dediqué la debida atención a las investigaciones requeridas. Necesitaba conocer si aquellas granadas, contenidas en las cajas donde se produjeron las explosiones, podían estallar por accidentes tales como la caída de una o algo similar. Para descartar esa posibilidad -que los especialistas previo estudio de los mecanismos de seguridad de las granadas habían desechado-, pedí que algunas cajas con granadas que venían en el barco fueran lanzadas desde mil metros de altura; observé las pruebas y ninguna granada estalló. Se indagaron todos los movimientos que aquel barco realizó y se hizo evidente que manos expertas realizaron aquel sabotaje, como parte del plan aprobado por la administración de Estados Unidos.

Habíamos recibido una lección de lo que podía esperarse del imperialismo. No vacilamos en dirigirnos a los soviéticos, con los cuales no teníamos contradicción de principios.

Se nos otorgaron los créditos pertinentes para adquirir aquellas armas. Desde que la URSS y otros países socialistas como la República Socialista de Checoslovaquia, la República Popular China y la República Popular Democrática de Corea comenzaron a suministrarnos armas, hasta hoy, más de mil barcos transportaron armas y municiones a Cuba sin que se produjera una explosión.

Nuestros propios buques han trasladado durante decenas de años gran parte del armamento empleado por las fuerzas internacionalistas cubanas sin que ninguno estallara.

Fidel junto a Osvaldo Dorticós, el Che y otros dirigentes de la Revolución durante el sepelio de las víctimas de La Coubre

lFidel junto a Osvaldo Dorticós, el Che y otros dirigentes de a Revolución durante el sepelio de las víctimas de La Coubre

El discurso que pronuncié el 16 de abril de 1961, en las honras fúnebres de las víctimas del traidor bombardeo del amanecer del día anterior, estaba dirigido a los compañeros del Ejército Rebelde, a las Milicias Nacionales Revolucionarias y al pueblo de Cuba. Reproduzco párrafos textuales e ideas, sin las cuales sería imposible conocer la importancia y el ardor de la batalla que se libró:

“Es la segunda vez que nos reunimos en esta misma esquina. La primera fue cuando la explosión de La Coubre, que le costó la vida a casi un centenar de obreros y soldados.”

“Desde el inicio del Gobierno Revolucionario el primer esfuerzo que realizaron los enemigos de la Revolución fue impedir que nuestro pueblo se armara.”

“…ante el fracaso de los primeros pasos de tipo diplomático, acudieron al sabotaje [...] para impedir que esas armas llegaran a nuestras manos…”

“Aquel brutal zarpazo costó la vida de numerosos obreros y soldados, [...] teníamos derecho a pensar que los culpables del sabotaje eran los que estaban interesados en que nosotros no recibiéramos esas armas…”

“…a todos nosotros, a nuestro pueblo, le quedó la profunda convicción de que la mano que había preparado aquel hecho bárbaro y criminal, era la mano de los agentes secretos del gobierno de Estados Unidos.”

“…para muchas personas en este país, y aun fuera, resultaba difícil creer que el gobierno de Estados Unidos fuese capaz de llegar a tanto; resultaba difícil creer que los dirigentes de un país fuesen capaces de llevar a la práctica procedimiento semejante. [...] todavía nosotros no habíamos podido adquirir la dura experiencia que hemos ido adquiriendo durante estos dos años y medio; todavía no conocíamos bien a nuestros enemigos; [...] todavía no sabíamos lo que era la Agencia Central de Inteligencia del gobierno de Estados Unidos; todavía no habíamos tenido oportunidad de ir comprobando, día a día, sus actividades criminales contra nuestro pueblo y nuestra Revolución.”

“…ya nuestro país venía sufriendo una serie de incursiones por parte de aviones piratas que un día lanzaban proclamas, otro día quemaban nuestras cañas, y otro día trataban de lanzar una bomba sobre uno de nuestros centrales azucareros.”

“…por el estallido de la bomba que iban a lanzar explotó el avión pirata con sus tripulantes, [...] en aquella ocasión, no pudo el gobierno de Estados Unidos negar, como lo venía haciendo, que aquellos aviones salían de sus costas; [...] ante la documentación ocupada intacta [...] no pudo negar la realidad, [...] se decidieron por pedirnos una excusa y darnos una explicación.”

“Sin embargo, los vuelos no se paralizaron. [...] y en una ocasión una de aquellas incursiones costó a nuestro país un saldo elevado de víctimas.  Sin embargo, ninguno de aquellos hechos tenía el carácter de un ataque militar…”

“Nunca se había llevado a cabo una operación que revistiera todas las características de una operación de carácter netamente militar.”

“…semanas atrás, una embarcación pirata penetró en el puerto de Santiago de Cuba, cañoneó la refinería que está allí instalada, y al mismo tiempo causó víctimas con sus disparos entre soldados y marinos que estaban destacados a la entrada de la bahía.”

“…una operación de ese tipo, con embarcaciones de aquella naturaleza, no podía llevarse a cabo si no era con barcos facilitados por los norteamericanos y abastecidos por los norteamericanos en algún lugar de la zona del Caribe.”

“…este continente sí había sabido lo que eran desembarcos de tropas extranjeras. Y lo había sabido en México, [...] en Nicaragua, [...] en Haití, [...] en Santo Domingo [...] y todos estos pueblos habían tenido oportunidad de saber lo que eran las intervenciones de la infantería de marina de Estados Unidos.”

“…lo que ningún pueblo de este continente había tenido oportunidad de conocer era esa acción sistemática por parte de los servicios secretos del gobierno de Estados Unidos [...] lo que nunca un pueblo de este continente había tenido que conocer era la lucha contra la Agencia Central de Inteligencia [...] empeñada a toda costa, cumpliendo instrucciones de su gobierno, [...] en destruir sistemáticamente el fruto del trabajo de un pueblo, en destruir sistemáticamente los recursos económicos, los establecimientos comerciales, las industrias, y lo que es peor: vidas valiosas de obreros, de campesinos y de ciudadanos laboriosos y honestos de este país.”

“Pero con todo eso, ninguno de los hechos anteriores había revestido, como en el caso de ayer, una agresión de carácter típicamente militar.  No se trató del vuelo de un avión pirata, no se trató de la incursión de un barco pirata: se trató nada menos que de un ataque simultáneo en tres ciudades distintas del país, a la misma hora, en un amanecer; se trató de una operación con todas las reglas de las operaciones militares.

“Tres ataques simultáneos al amanecer, a la misma hora, en la ciudad de La Habana, en San Antonio de los Baños y en Santiago de Cuba [...] llevados a cabo con aviones de bombardeo tipo B-26, con lanzamiento de bombas de alto poder destructivo, con lanzamiento de rockets y con ametrallamiento sobre tres puntos distintos del territorio nacional.  Se trató de una operación con todas las características y todas las reglas de una operación militar.

“Fue, además, un ataque por sorpresa; fue un ataque similar a esos tipos de ataques con que los gobiernos vandálicos del nazismo y del fascismo acostumbraban a agredir a las naciones. [...] Los ataques armados sobre los pueblos de Europa por las hordas hitlerianas fueron siempre ataques de este tipo: ataques sin previo aviso, ataques sin declaración de guerra, ataque artero, ataque traicionero, ataque por sorpresa. Y así fueron invadidos por sorpresa Polonia, Bélgica, Noruega, Francia, Holanda, Dinamarca, Yugoslavia y otros países de Europa.”

Fidel, durante el discurso

Fidel, durante el discurso

Continuar leyendo …


Se han publicado 67 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • HECTOR COLOMBIA dijo:

    FIDEL SEGURO A LOS YANKEES DALES DURO!

    FIDEL AMIGO EL PUEBLO ESTA CONTIGO!

    LATINOAMERICA Y EL MUNDO ENTERO APOYA LA REVOLUCION DE LA DIGNIDAD, LA REVOLUCION DE LA HUMANIDAD, LA REVOLUCION CUBANA!

    SOY COLOMBIANO, SOY CUBANO, SOY LATINOAMERICANO, SOY REVOLUCIONARIO!

  • HECTOR COLOMBIA dijo:

    FIDEL HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!!!!

  • JOSE LUIS dijo:

    Todos estos articulos me parecen interesantes y cuentan verdades que el mundo llamado occidental no quiere oir, yo por mi parte estoy compartiendo en mi pagina de facebook los que creo mejores, sobre todo algunos del camarada Fidel que son de una lucidez impresionante, su analisis politico no puede se mas acertado y por tanto en España se tienen que conocer.

  • henryraul dijo:

    Impresionante descripción Comandante!!! transmite la secuencia de acciones y apenas deja tiempo a respirar, parece, cuando se lee, como si lo estuvieramos viviendo en ese momento. Nunca antes había leído sobre la historia de la Victoria de Playa Girón de ese modo y le agradezco la posibilidad que nos brinda de conocerla directamente de usted.

    Extraordinaria la proeza de los pilotos, combatiendo contra fuerzas enemigas muy superiores y con una alta densidad de fuego defensivo en su contra, tanto de los barcos invasores como de los aviones piratas. Esa convicción de victoria que siempre nos ha inculcado resultó ser factor clave para destruir los planes de los nortemericanos, que fueron los que entrenaron, brindaron medios y transporte a toda la camarilla de asesinos y batistianos que pensaban que toda la acción iba a ser un paseo hacia la Habana. !Como se equivocaron ayer y se siguen equivocando hoy con el pueblo!

    El mariscal soviético Zhukov conoció al general Eisenhower en la Segunda Guerra Mundial y en sus memorias describe como mantuvo un comportamiento correcto y profesional durante y después de la guerra pero que enseguida se involucró en la política su comportamiento cambió respecto a la Unión Sovietica. Elemento que coincide con su apreciación respecto a Eisenhower.

    Marcharemos mañana en la revista militar representando a la Juventud Cubana, demostrando que hoy más que nunca estamos preparados para enfrentar al enemigo, en todo momento y en todos los espacios.

    !Patria o Muerte, Venceremos!

  • Ana Luisa dijo:

    Comandante Fidel*:

    Una gran emoción me invade al leer sus reflexiones nuevamente no se olvide de nosotros por tanto tiempo, su sabiduría y conocimientos son tan necesarios como lo es el agua en el mundo.

    Espero le guste el video que le hice es un Homenaje a un gran Hombre, ese hombre es usted.

    Que Dios lo bendiga y proteja le de luz, Fuerza, Poder y Triunfo.

    Media Luna y Estrella.

    http://www.youtube.com/watch?v=p-9V_RPpGRE

  • Raul dijo:

    ¡Gloria y honor eterno a los caídos en la sagrada lucha por la patria y el socialismo!
    !Viva la revolución socialista!

  • Raisa Bonachea Hdez dijo:

    Cada vez q leo la historia de mi Patria contada por MI COMANDATE, me siento orgullosa de tener el privilegio de ser CUBANA y de haber sido de esta generación que nació con la Revolución, para defenderla al precio que sea necesario, como él dijo, cada vez que hagan algo contra nuestra nación recibirán SIEMPRE UN GIRON, porque estamos próximos a celebrar otro ABRIL DE VICTORIA, con 50 Aniversario Histórico y un VI Congreso del nuestro UNICO PARTIDO y a mucha honra.

    Sigue así MI COMANDANTE, mañana estarás al frente de la tropa, que te sigue y seguirá siempre, confía en los revolucionarios de ayer, hoy y siempre.

    Seré una cubana que desde tierras lejanas, desde tierras angolanas, estaré junto a nuestro pueblo en la Plaza y en cada momento de este Congreso Histórico, sé que no estaré sola, los miles y miles de cubanos que estamos hoy por el mundo, demostrando que un mundo mejor es posible y que el internacionalismo es un deber humano, me acompañaran con la añoranza en la distancia, de cada momento trascendental que vivirá nuestra Patria en los próximos días.

    ¡VIVA NUESTRA REVOLUCION SOCIALISTA!
    ¡VIVA MI COMANDANTE!
    ¡VIVA RAUL!
    ¡VIVA ESTE NUEVO ABRIL DE VICTORIA!

    Raisa Bonachea Hernández
    Colaboradora Cubana en Huambo

  • Niurka Bárbara Carmenate Pérez dijo:

    Nuestra generación está muy orgullosa de poder contar con ese amplio historial que nutre nuestros conocimientos y fortalece más nuestros ideales…Girón es y será siempre una guía y un ejemplo a seguir para todos nosotros, ahora nos toca a los jóvenes empuñar nuestras armas, con las que contamos, hacerle conocer al mundo nuestra verdad, hacernos sentir como mismo lo hicieron aquellos hombres valerosos….

  • Juan Ramón López Besil dijo:

    Comandante, la vida misma demuestra que los pueblos que olvidan su historia, fracasan. Es imposible olvidar tanto heroísmo y tanta valentía, pero olgo debémos de tener en cuenta, usted cuando Girón no estaba en un bunquer protegiendose, usted estaba en la primera fila de combate, ese es el ejemplo que hemos recibido siempre y siempre tendremos en la mente, no se dirigio el combate desde el edificio del MINFAR, usted lo dirigio desde el mismo escenario de los acontecimientos y el resultado no podría ser otro que la victoria.
    El imperio abusador, asesino, egoísta y nazista, no conoce de estas estrategias, corren con el Presidente para un bunquer en Alaska, pendejos de nacimiento.

    Viva la Victoria de Siempre

    Viva la Revolución

    Viva Cuba Libre

  • Víctor. dijo:

    IMPRESIONANTE LOS DETALLES AQUÍ NARRADOS POR EL COMANDANTE EN JEFE, CUANTA FE EN LA VICTORIA DE NUESTRO LÍDER, PIENSO QUE ESA FE NACE DE SU CONFIANZA EN EL VALOR DEL PUEBLO QUE DIRIGE, MIRA QUE SE MENCIONA A GIRÓN DESDE LA PRIMARIA Y SIN EMBARGO CUANTA IGNORANCIA DE SUS HECHOS HEROICOS, DE LOS JEFES EN PRIMERA LÍNEA, DE LAS ACCIONES INDIVIDUALES QUE UNIDAS ENTRE SÍ LLEVARON A LA DERROTA DE ESE EJERCITO MERCENARIO.
    A GIRÓN HAY QUE RECORDARLO TODOS LOS DÍAS Y AHORA MÁS CUANDO VEMOS A LAS POTENCIAS IMPERIALISTAS DIRIGIR DESDE SU PUESTO DE MANDO (ONU- CONSEJO DE SEGURIDAD) LAS GUERRAS EN NOMBRE DE LA PAZ Y LA DEMOCRACIA.
    GRACIAS NUEVAMENTE COMANDANTE POR SU MAGISTERIO……..

  • F.JUAN ÁGUILA dijo:

    CUANDO VI ESCRITO “FIDEL” EN UNA PUERTA CON LA SANGRE DE UN HOMBRE MORIBUNDO, SENTÍ UN GRAN “ESCALOFRÍO” Y PENSÉ “ESTO ES UNA REVOLUCIÓN VERDADERA”

    HE COMENTADO QUE AL CUBRIR “GIRÓN”, DECIDIÓ PERMANECER DEFINITIVAMENTE EN CUBA.

    LIONEL (PRONUNCIACIÓN LAINOL) MÁRTIN COMUNICACIÓN PERSONAL MARZO 1978,
    EN SU DOMICILIO, CALLE 16, MIRAMAR, CIUDAD DE LA HABANA.

    SOBRE LA BATALLA: LIBRO “EL JÓVEN FIDEL”. EDITORIAL GRIJALBO, ESPAÑA

  • Víctor. dijo:

    ESTAS DÉCIMAS VAN DIRIGIDAS AL PROFESOR JUAN ACOSTA MONTERO DE LA UNIVERSIDAD DE HOLGUÍN, QUIEN PARTICIPÓ EN ESTA GESTA HEROICA Y SE LE LEYÓ EN UN HOMENAJE QUE LE DEDICAMOS EN NUESTRA CASA DE ALTOS ESTUDIOS Y SE HACE EXTENSIVOS A TODOS LOS COMBATIENTE DE GIRÓN.

    COMBATIENTE DE GIRON.

    Hoy hablo con emoción
    De un tremendo compañero
    Fue de los cinco primeros
    Que combatió en Girón
    Dio ejemplo de gran campeón
    Frente a aquellos mercenarios
    Dejando listos los escenarios
    En el campo de batalla
    Para derrotar en la playa
    A esos grupos de sicarios

    Solo tenía quince años
    Este bravo combatiente
    Que mantuvo su contingente
    En los más altos escaños
    Defendiste paño a paño
    Nuestro suelo con valor
    Para que aquel agresor
    No invadiera nuestra tierra
    Y se extendiera una guerra
    Que causara más dolor

    Después de aquella victoria
    Te dedicaste a estudiar
    Y ahora te pueden quedar
    Recuerdo en tu memoria
    Trazaste una linda historia
    Que esta en un memorial
    Graduado en medicina legal
    Trabajas con gran esmero
    Doctor, Juan Acosta Montero
    Ya estas en un pedestal.

    Edilio Góngora Leyva.
    Autor.

  • Omar Rangel dijo:

    Cuando la Fuerza y la voluntad de un #pueblo# se levanta no hay poder que lo detenga, y más cuando la conciencia y el sentimiento patrio por defender lo sagrado, la dignidad y la soberania sale de nuestra entrañas el valor y el orgullo de ser hijos de grandes libertadores que dejarón en su paso la huella de la libertad y el heroismo, La batalla de Girón debe ser la guia y ejemplo para las generaciones futuras,el valor,la constancia,la organización y desición banderas de la dignidad de un #pueblo#Noble,honesto,trabajador y seguro de romper las cadenas que lo oprimen,luchador contra el Imperialismo,el analfabetismo,la exclusión y la intervención extranjera.¡Viva!cuba,Viva!la Revolución Cubana,Vivan los combatientes de Playa Girón#Viva!!Fidel Lider de la Revolución Cubana,Hasta la victoria Siempre!!Venceremos……….

  • Ernesto Glez dijo:

    Nos vemos en la Plaza….

  • leticia dijo:

    Qué inmenso!!!!!

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Desde la primera guerra que dirigiera Céspedes hasta su muerte, por la independencia de Cuba, ha sido así. Hubo tiempos casi siempre en que habían más hombres que armas, lo que hizo exclamar a Céspedes luego de Yara, que las aemas que habían bastaban para hacer la libertad de Cuba, luego hubo que quitarle las armas al enemigo y en todas las guerras por la independencia fue igual, lo que demuestra el empecinamiento de los cubanos por ganar la libertad. Y Fidel diría en cinco Palmas: ahora si ganamos la guerra.

    Siempre hubo traidores, y enemigos fuertes, pero el pueblo siempre supo irse por encima del enemigo y de los traidores, y comportarse tal que lo superaba en número y en valor a tal de no darse por vencido ningún combatiente nunca.

    Siempre hubo enemigos imperiales: ayer Weiler y Martínez Campos, luego, después del triunfo de 1959 los generales americanos de escuela, veteranos de guerras, con un poder imperial inmenso, con el complejo militar industrial de EE.UU. como soporte y todo el andamiaje universal del imperialismo para echarlo sobre el pueblo y el cruel bloqueo y la venganza por lo que habiamos hecho los cubanos.

    Por qué sobrevivimos?, por qué vencimos al enemigo?, por qué nos sostenemos en la pelea?.

    Somo como todos los pueblos trabajadores y creadores de humanidad, como todos, seres pensantes. Pero hemos llegado a la convicción de que solo nosotros al mantenernos en posibilidad de combatir y de hacer por nosotros mismos, seríamos dignos de que alguien pudiera acudir en nuestra ayuda y si no viniera nadie combatiriamos interminablemente por lo que conquistamos en más de 100 años de lucha y tendriamos que vencer algún día y hasta hoy es así. Si bien somos un pueblo pequeño, cuando se es pequeño es cuando más hay que estar dispuesto a defenderse y hacerse conocer y conquistar respeto en los demás, porque los pueblos tienen que levantarse sobre sí para que los demás lo conozcan y respeten y es la únci forma de ser para sí y tener potencialidades para hacer por los demás, porque si bien hoy somos pueblos en sí, un día seremos pueblos para el mundo universal, para la patria universal con que soñamos.

    Vladirmir Ilich Lenin, dijo en una ocasión que una revolución solo resultaría verdadera en el mismo grado en que fuera capaz de defenderse.

    Por Martí, por Maceo, por tantos héroes que nos ha entregado el devenir de la Historia patria. Por los que han caído, por los que están y por los que vendrán y serán tan buenos como los que hemos tenido y hasta superiores. Por Fidel y la Dirección de la Patria, por nuestro Partido y, fundamentalmente por nuestro pueblo, desde donde emanan todos los valores que sostienen a la Patria cubana en todas partes y en todos los tiempos, porque un pueblo formado, desde su gestación en la acción heroica, no puede menos que producir héroes de la estatura de los cinco que sufren prisión, de los que combatieron y murieron en Girón, de los que hacen la Patria cada día y que son millones.

    Agradecer el amanecer de Girón, que fue, además el amanecer de una sociedad superior que no tiene sino como sosten al hombre nuevo, que ya no es una quimera sino una realidad de la Patria Cubana.

    A los que nos miran desde cualquier parte y a Fidel se puede asegurar que la Patria universal que se reclama no tendrá que esperar por Cuba. Vamos en el camino y damos la mano a todo en el quehacer del mundo nuevo, luego de 50 años de histórico gesto del pueblo combatiente, miliciano y trabajador que formamos los cubanos de hoy y los de mañana.

  • Luisa dijo:

    La victoria de Girón no la considero La primera derrota del imperialismo en America.
    Pienso que si los marines hubieran desembarcado la historia hubiera sido distinta, pues el gobierno revolucionario no contaba con el armamento con que cuenta hoy.
    Creo que la frase es mas bien simbolica.
    Fue un combate entre cubanos,los de afuera bien armados pero muy mal entrenados, ademas escogieron un lugar cenagoso por donde desembarcar,
    eso fue un grave error.
    Fidel Castro desembarcó cerca de las montañas y pudo recuperarse y crecer,los de Giron escogieron una cienaga invadida de mosquitos y cocodrilos donde no tenian la mas minima posibilidad de supervivencia.
    Por suerte para la revolucion Kennedy nunca ordenó un ataque directo de tropas norteamericanas por mar, aire y tierra, de haber sido así inevitablemente la revolucion hubiera caido.

  • F.JUANÁGUILA dijo:

    DISCULPAS.

    Escribir solo memorizando, puede conducir a cometer algún error.
    En mi comentario la frase utilizada por “Lionel Martin” hacía fue: “un joven miliciano” al referirse a mártir” Eduardo García Delgado. En el libro reseñado aparece la misma que vemos en esta Reflexión.

    El libro “El joven Fidel”, fue editado, anteriormente, en idioma Inglés con el título “Las Raíces Comunistas de Fidel”, que fue el principal objetivo del mismo, o sea, sus raíces “marxista-leninista”.

    He comentado también fragmentos del mismo, según la temática donde he puesto de manifiesto sus investigaciones en toda su etapa de estudiante universitario y aspectos posteriores a ésta y anteriores al 1º de enero de 1959.

    En estas etapas se puso de manifiesto su análisis justo e imparcial de los hechos acontecidos en aquellos convulsos años de la historia de nuestro país.

    De esto se derivó la frase: “Los periodistas han de ser sinceros y honestos”

  • Jose Luis dijo:

    Sublime Comandante.
    Me emociona en exceso, que una persona como cualquiera de los que le leemos habitualemente,puso en su sitio a los dueños del planeta.
    Reciba usted un fraternal saludo de un parado anarquista del estado español.

  • Raúl dijo:

    Felicitaciones cubanos por este aniversario de triunfo sobre los EEUU. ¡Qué diferencia la conducta de Fidel, Raúl y el Ché poniendo el cuerpo en el frente de batalla, comparando con los generales argentinos en la guerra de Malvinas (1982), sentado ellos en sus escritorios tomando wisky mientras morían nuestros soldados compatriotas bajo las balas inglesas en las frías islas!. Cada aniversario aquí del 2 de abril (fecha del desembarco) es un recuerdo de bronca y dolor por esa derrota y la irresponsabilidad (¡hicieron tantos desastres!) de la dictadura militar argentina.
    Felicitaciones por la valentía y el heroísmo de Playa Girón y toda esa geografía de resistencia patriótica cubana. Un abrazo desde Argentina. Raúl

  • Mostrando 20 de 67 comentarios [Cargar más comentarios]

Se han publicado 67 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Fidel Castro Ruz

Fidel Castro Ruz

Líder histórico de la Revolución Cubana. Ha escrito numerosos artículos, reflexiones y libros sobre la situación mundial, la historia de Cuba y su actualidad.

Vea también