Imprimir
Inicio » Reflexiones de Fidel, Política  »

El IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba

| 53

Tuve el privilegio de seguir directamente voz, imágenes, ideas, argumentos, rostros, reacciones y aplausos de los delegados participantes en la sesión final del IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba, que tuvo lugar en el Palacio de Convenciones el pasado domingo 4 de abril. Las cámaras de televisión recogen detalles desde proximidades y ángulos mucho mejores que los ojos de las personas presentes en cualquiera de esos eventos.

No exagero si digo que ha sido uno de los momentos más emocionantes de mi larga y azarosa vida. No podía estar allí, pero lo viví dentro de mí mismo, como quien recorre el mundo de las ideas por las cuales ha luchado las tres cuartas partes de su existencia. De nada valdrían sin embargo ideas y valores para un revolucionario, sin el deber de luchar cada minuto de su vida para vencer la ignorancia con que todos venimos al mundo.

Aunque pocos lo admitan, el azar y las circunstancias desempeñan un papel decisivo en los frutos de cualquier obra humana.

Entristece pensar en tantos revolucionarios, con muchos más méritos, que no pudieron siquiera conocer el día de la victoria de la causa por la cual lucharon y murieron, fuese la independencia o una profunda revolución social en Cuba.  Ambas al final inseparablemente unidas.

Desde mediados de 1950, año en que concluí mis estudios universitarios, me consideraba un revolucionario radical y avanzado, gracias a las ideas que recibí de Martí, Marx y, junto a ellos, una legión incontable de pensadores y héroes deseosos de un mundo más justo. Había transcurrido entonces casi un siglo desde que nuestros compatriotas iniciaron el 10 de octubre de 1868 la primera guerra de independencia de nuestro país contra lo que restaba en América de un imperio colonial y esclavista.   El poderoso vecino del Norte había decidido anexarse a nuestro país como fruta madura de un árbol podrido. En Europa habían surgido ya con fuerza la lucha y las ideas socialistas del proletariado contra la sociedad burguesa que tomó el poder por ley histórica durante la Revolución Francesa que estalló en julio de 1789 inspirada en las ideas de Juan Jacobo Rousseau y los enciclopedistas del siglo XVIII, las cuales constituyeron igualmente las bases de la Declaración de Filadelfia el 4 de julio de 1776, portadora de las ideas revolucionarias de aquella época. Con creciente frecuencia en la historia humana, los acontecimientos se mezclan y superponen.

El espíritu autocrítico, la incesante necesidad de estudiar, observar y reflexionar, son a mi juicio características de las que no puede prescindir ningún cuadro revolucionario.

Mis ideas, desde bastante temprano, eran ya irreconciliables con la odiosa explotación del hombre por el hombre, concepto brutal en que se basaba la sociedad cubana bajo la égida del país imperialista más poderoso que ha existido. La cuestión fundamental, en plena Guerra Fría, era la búsqueda de una estrategia que se ajustara a las condiciones concretas y peculiares de nuestro pequeño país, sometido al abyecto sistema económico impuesto a un pueblo semianalfabeto, aunque de singular tradición heroica, a través de la fuerza militar, el engaño y el monopolio de los medios de información, que convertían en actos reflejos las opiniones políticas de la inmensa mayoría de los ciudadanos. A pesar de esa triste realidad, no podían, sin embargo, impedir el profundo malestar que sembraban en la inmensa mayoría de la población la explotación y los abusos de tal sistema.

Después de la Segunda Guerra Mundial por el reparto del planeta, que fue la causa de la segunda carnicería -separada de la anterior por apenas 20 años, desatada esta vez por la extrema derecha fascista, que costó la vida a más de 50 millones de personas, entre ellas alrededor de 27 millones de soviéticos-, en el mundo prevalecieron por un tiempo los sentimientos democráticos, las simpatías por la URSS, China y demás Estados aliados en aquella guerra que finalizó con el empleo innecesario de dos bombas atómicas, que ocasionaron la muerte a cientos de miles de personas en dos ciudades indefensas de una potencia ya derrotada por el avance indetenible de las fuerzas aliadas, incluidas las tropas del Ejército Rojo, que en breves días habían liquidado al poderoso ejército japonés de Manchuria.

La Guerra Fría fue iniciada por el nuevo Presidente de Estados Unidos casi inmediatamente después de la victoria. El anterior, Franklin D. Roosevelt, que gozaba de prestigio y simpatía internacional por su posición antifascista, murió después de su tercera reelección, antes de finalizar aquella guerra.  Sustituido entonces por su vicepresidente Harry Truman, un hombre descolorido y mediocre, fue este el responsable de aquella política funesta.

Estados Unidos, único país desarrollado que no sufrió destrucción alguna debido a su posición geográfica, atesoraba casi todo el oro del planeta y los excedentes de la producción industrial y agrícola, e impuso condiciones onerosas a la economía mundial a través del famoso acuerdo de Bretton Woods, de funestas consecuencias que aún perduran.

Antes de iniciarse la Guerra Fría, en la propia Cuba existía una Constitución bastante progresista, la esperanza y las posibilidades de cambios democráticos aunque nunca, por  supuesto, las de una revolución social. La liquidación de esa Constitución por un golpe reaccionario en medio de la Guerra Fría, abrió las puertas a la revolución socialista en nuestra Patria, que fue el aporte fundamental de nuestra generación.

El mérito de la Revolución Cubana se puede medir por el hecho de que un país tan pequeño haya podido resistir durante tanto tiempo la política hostil y las medidas criminales lanzadas contra nuestro pueblo por el imperio más poderoso surgido en la historia de la humanidad, el cual, acostumbrado a manejar a su antojo a los países del hemisferio, subestimó a una nación pequeña, dependiente  y pobre a pocas millas de sus costas. Ello no habría sido jamás posible sin la dignidad y la ética que caracterizaron siempre las acciones de la política de Cuba, asediada por repugnantes mentiras y calumnias. Junto a la ética, se forjaron la cultura y la conciencia que hicieron posible la proeza de resistir durante más de 50 años. No fue un mérito particular de sus líderes, sino fundamentalmente de su pueblo.

La enorme diferencia entre el pasado -en que apenas podía pronunciarse la palabra socialismo- y el presente, se pudo apreciar el día de la sesión final del IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba, en los discursos de los delegados y en las palabras del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Es muy conveniente que lo que allí se dijo se reproduzca y conozca dentro y fuera del país a través de los más variados medios de divulgación, no tanto por lo que a nuestros compatriotas atañe, curtidos en esta lucha durante largo tiempo, sino por lo que a los pueblos del mundo conviene conocer la verdad y las gravísimas consecuencias hacia donde el imperio y sus aliados conducen a la humanidad.

En sus palabras de clausura, breves, profundas, precisas, Raúl puso los puntos sobre las íes en varios temas de suma importancia. El discurso fue una estocada profunda en las entrañas del imperio y sus cínicos aliados, al expresar críticas y autocríticas que hacen más fuertes e inconmovibles la moral y la fuerza de la Revolución Cubana, si somos consecuentes con lo que cada día nos enseña un proceso tan dialéctico y profundo en las condiciones concretas de Cuba.

Tan acostumbrado estaba el imperio a imponer su voluntad, que menospreció la resistencia de que es capaz un pequeño país latinoamericano del Caribe, a 90 millas de sus costas, en el que era propietario de sus riquezas fundamentales, monopolizaba el control de sus relaciones comerciales y políticas, e impuso por la fuerza una base militar contra la voluntad de la nación, bajo el manto de un acuerdo legal al que asignaron además carácter constitucional. Menospreciaron el valor de las ideas frente a su inmenso poder.

Raúl les recordó cómo las fuerzas mercenarias fueron derrotadas en Girón antes de cumplirse las 72 horas del desembarco, a los ojos de la flota naval yanqui; la firmeza con que nuestro pueblo se mantuvo inconmovible en la Crisis de Octubre de 1962, al no aceptar la inspección de nuestro territorio por Estados Unidos -tras la fórmula inconsulta del acuerdo entre la URSS y dicho país que ignoraba la soberanía nacional- a pesar del incalculable número de armas nucleares que apuntaban contra la isla.

Tampoco faltó la referencia a las consecuencias de la desintegración de la URSS, que significó la caída de un 35% de nuestro PIB y el 85% del comercio exterior de Cuba, a lo que se sumó la intensificación del criminal bloqueo comercial, económico y financiero a nuestra Patria.

Casi 20 años han transcurrido desde aquel triste y funesto acontecimiento, y sin embargo Cuba sigue en pie decidida a resistir. Por ello, adquiere especial importancia la necesidad de superar y vencer todo lo que conspire contra el desarrollo sano de nuestra economía. Raúl no dejó de recordar que hoy el sistema imperialista impuesto al planeta amenaza seriamente la supervivencia de la especie humana.

Contamos actualmente con un pueblo que pasó del analfabetismo a uno de los más altos niveles de educación del mundo, que es dueño de los medios de divulgación masiva, y puede ser capaz de crear la conciencia necesaria para superar dificultades viejas y nuevas. Con independencia de la necesidad de promover los conocimientos, sería absurdo ignorar que, en un mundo cada vez más complejo y cambiante, la necesidad de trabajar y crear los bienes materiales que la sociedad necesita constituye el deber fundamental de un ciudadano. La Revolución proclamó la universalización de los conocimientos, consciente de que cuanto más conozca, más útil será el ser humano en su vida;  pero nunca se dejó de exaltar el deber sagrado del trabajo que la sociedad requiere. El trabajo físico es, por el contrario, una necesidad de la educación y la salud humana, por ello, siguiendo un principio martiano, se proclamó desde muy temprano el concepto de estudio y trabajo. Nuestra educación avanzó considerablemente cuando se proclamó el deber de ser profesores y decenas de miles de jóvenes optaron por la enseñanza -o lo que fuese más necesario para la sociedad. El olvido de cualquiera de estos principios entraría en conflicto con la construcción del socialismo

Igual que todos los pueblos del Tercer Mundo, Cuba es víctima del robo descarado de cerebros y fuerza de trabajo joven;  no se puede cooperar jamás con ese saqueo de nuestros recursos humanos.

La tarea a la que cada cual consagre su vida, no solo puede ser fruto del deseo personal, sino también de la educación. La recalificación es una necesidad irrenunciable de cualquier sociedad humana.

Los cuadros del Partido y del Estado deberán enfrentar problemas cada vez de mayor complejidad. De los responsables de la educación política se demandarán mayores conocimientos que nunca de la historia y la economía, precisamente por la complejidad de su trabajo. Basta leer las noticias que llegan todos los días de todas partes para comprender que la ignorancia y la superficialidad son absolutamente incompatibles con las responsabilidades políticas. Los reaccionarios, los mercenarios, los que anhelan consumismo y rehúsan el trabajo y el estudio, tendrán cada vez menos espacio en la vida pública. No faltarán jamás en la sociedad humana los demagogos, los oportunistas, los que anhelan soluciones fáciles en busca de popularidad, pero los que traicionan la ética tendrán cada vez menos posibilidades de engañar. La lucha nos ha enseñado el daño que pueden causar el oportunismo y la traición.

La educación de los cuadros será la tarea más importante que los partidos revolucionarios deberán dominar. No habrá jamás soluciones fáciles, el rigor y la exigencia tendrán que prevalecer. Cuidémonos  especialmente también de aquellos que junto al agua sucia vierten los principios y los sueños de los pueblos.

Hace días deseaba hablar del Congreso de la Juventud, pero preferí esperar su divulgación y no robarle espacio alguno en la prensa.

Ayer, siete de abril, fue el cumpleaños de Vilma. Escuché con emoción, a través de la televisión, su propia voz acompañada por las finas notas de un piano. Cada día valoro más su trabajo y todo lo que hizo por la Revolución y por la mujer cubana. Las razones para luchar y vencer se multiplican cada día.

Fidel Castro Ruz

Abril 8 de 2010

3 y 40 p.m.

Se han publicado 53 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dardo Ribas dijo:

    CADA REFLEXIÓN DEL COMANDANTE…
    UNA ESCUELA POLÍTICA

    Y he aquí la diferencia -digo, con convicción-, con el resto, la totalidad de los mandatarios de este mundo.

    Cada frase, cada palabra, en la medida exacta del criterio y la sabiduría.

    ¿Tienen los EEUU un estadista, un pensador de la estatura de Fidel?

    ¿Alguna vez lo tuvieron? ¿Alguna vez lo tendrán?

    A ver… ¿qué país del mundo cuenta con un dirigente de semejante capacidad intelectual, filosófica y humanística?

    ¿Tal vez la España que se humilla a sí misma con la reciente campaña difamatoria hacia Cuba en la boca de sujetos como Aznar o timoratos vacilantes que se dicen “socialdemócratas” y adhieren a la canallesca maniobra?

    ¿Francia o Italia?… con personajes como Sarkozy o Berlusconi, arrinconados en sus contradicciones o desviaciones propias de actores rocambolescos vinculados a sainetes de escandalosos teatros de revistas?

    ¿Israel, con terroristas probados al frente del Estado justificando o impulsando matanzas más propias de los nazis que de un pueblo martirizado por los mismos?

    ¿Gran Bretaña, desde la hierática y reaccionaria “Dama de Hierro”, Margaret Thatcher, al colaborador en la invasión genocida en Irak, el delicado y flemático “laborista” Tony Blair?

    Cuba, un pequeño país de las Antillas, es la Patria de este hombre colosal. Heredero inmortal de otros próceres, como Martí, Maceo, Céspedes, Agramonte y toda una inmensa galería de talentosos patriotas y americanistas, universalistas, que envidiaría tener en sus filas cualquier país decente de este mundo o de cualquier otro en el universo.

    Uno recorre estas reflexiones del comandante y puede advertir la maestría con la que ilustra sobre la historia contemporánea, en prosa de una sencillez asombrosa abordando los temas más intrincados y complejos.

    La historia del mundo, los detalles fundamentales, desfilan en sus relatos y son trasladados a quienes leemos con la más delicada didáctica que se pueda concebir.

    Combatiente en la inhóspita sierra al frente de un inicial puñado de valientes; dirigente de masas en la triunfante e histórica Revolución. Sorpresa y molestia superlativa para los poderosos explotadores de este mundo.

    No me arrepiento de haber pronunciado en otras columnas de CUBADEBATE aquella afirmación en cuanto al legendario comandante:

    Fidel, es el Lenin de la América latina.

    Lo amamos por su entrega, su fenomenal entendimiento, coraje, ejemplo y trayectoria.

    Él es el Hombre Nuevo que vaticinaba el Che.

  • Joao Cannamaré dijo:

    Dale FIDEL

  • unkas dijo:

    En el mundo hay muchos Ches y Fideles que luchan por los derechos de la humanidad.

    En todo tiene razon el comandante pero sobre todo en que la cosa no esta facil y hay que trabajar duro

    Si se puede

    A lo mejor no lo vemos nosotros pero las proximas generaciones
    Tienen que estar preparadas para un mundo diferente y para un mundo mejor

  • Antonio dijo:

    Fidel es el mejor estadista que ha habido en la historia de la humanidad,es mi opinion,las reflexiones del comandante son una leccion de politica que nos regala,sus pensamientos son humanistas,y claros,es un hombre humanista entregado a sus ideas y a su pueblo,al cual defendio y guio durante 50 años de forma magistral,ningun politico del mundo le llega al tobillo a Fidel,ningun politequero europeo ni norteamericano hizo tanto para el pueblo como el,la campaña de alfabetizacion,la universalizacion de la enseñanza,la cultura,la sanidad y el deporte,ante el imperio mas poderoso que jamas hubo en la tierra,tambien guio magistralmente al pueblo cubano en los dias luminosos y tristes de la crisis del caribe,ha dedicado su vida a la causa de los pobres,a la justicia social y a al internacionalismo y solidaridad entre los pueblos,Comandante es usted unico e irrepetible,no hubo hay ni habra nadie como usted,es un ejemplo para todos los revolucionarios del mundo,COMANDANTE ORDENE!

  • Juan Castro dijo:

    Reflexiones:

    Gracias Fidel por tus sabias enseñanzas:
    !Tus palabras llegan a lo más profundo de mi corazón y de mi espíritu!

    !Viva por siempre Fidel!

    Juan Castro.

  • Claudia dijo:

    Fidel siempre colosal, acertado, instructivo, revolucionario… Nuestro Fidel es ejemplo para todos los lideres del mundo, con 20 de ellos que se le parecieran, tener un mundo mejor sería no solo posible, sino fácil.

  • Miguel Ángel dijo:

    Es tanta ignorancia y desfachatés de los que se erigen humanistas de este mundo, que aún viendo, escuchando y sabiendo que todo lo que nos orienta el Comandante es adsolutamente todo lo que hay que hacer, y está comprobado con el paso de los años y aún más para la historia si es que sobrevivimos, hacen todo lo contrario, guiados por el poder del dinero.
    Hay tenemos el “señor” presidente de los EUA, PREMIO NOVEL DE LA PAZ,disociado totalmente del discurso y de la acción, al cabo de dos años ha demostrado que ya nadie le cree todo ése teatro de palabrerías sin futuro,como los demás será otro más en el grupo, aunque todavia está a tiempo de demostrar lo contrario y usar su poder en función del pueblo que lo eligió, ya que para hacer lo correcto para el pueblo y para los más desposeídos no hay que ser comunista, simplemente tener sentído elemental de lo que es la responsabilidad y el deber.

  • José Pedro dijo:

    Comandante, el imperio subestimó la estirpe independentista, martiana y obrera campesina en alianza del pueblo cubano y sus líderes surgidos de la generación del Moncada.
    Para el imperio Cuba socialista es una multitud de entusiastas aglutinados alrededor de un utópista que además de haber lesionado sus intereses económicos in situ, se fue convirtiendo en una espina en la garganta para sus intereses geopolíticos por el ejemplo que ha dado al mundo de los resultados alcanzados por la resistencia, dignidad y ética política.
    Por eso la estrategia del imperio en todos estos años de Revolución ha apuntado, ejecutado sus presupuestos y movilizado sus recursos élites hacia la desaparición del escenario político del utopista por una parte y por otra, castigar aplicando consciente y descarnadamente hipócrita las mayores penurias con la versión norteamericana del siglo XX y XXI de la reconcentración de Weiler, léase bloqueo a Cuba, que no es económico, es social, cultural, político,médico,mediático, ético, etc, para castigar a la multitud de entusiastas que han seguido fieles al utopista y al realizar balance de los resultados actuales de sus estrategias, tácticas y tareas operativas aplicadas, todas sus computadoras reflejan Fracasos.
    El imperio da muestras en estos tiempos de haber aplicado también las 3R de su enemigo Chávez (Revisión, Rectificación y Reimpulso) en su estrategia contra Cuba, son múltiples las acciones, los actores mercenarios y escenarios donde queda demostrado.
    El 9º Congreso de la UJC, ha sido un acontecimiento, que demuestra que Cuba está también en el camino no solo de la defensa, sino de la contraofensiva para salvaguardar la historia construida con tanta sangre, honestidad, entrega sin límite, moral y principios éticos de humanidad.
    Las intervenciones conceptuales de los delegados en todos los temas concernientes a los problemas nacionales, internacionales y planetarios; la capacidad de conducción del Congreso demostrada por los dirigentes de la juventud comunista cubana, sus proyecciones medulares y con modestia demostrada, la democracia que se respiraba de aquellos debates, la brillante, esencial y definitoria intervención de Raúl, la divulgación pública nacional e internacional post Congreso de algunas intervenciones de los delegados así como las manifestaciones sobre los resultados del Congreso expresadas por intelectuales, estudiantes, campesinos, obreros, pueblo en general, tienen en sus Reflexiones el colofón de triunfo para el 9º Congreso de la UJC de Cuba.
    Su apoyo a Raúl es definitorio en lo interno y externo, el énfasis en la autosuficiencia económica, la recalificación de las fuerzas productivas para alcanzar una reinserción que materialice la producción y los servicios que requiere el presente y futuro más inmediato de la Patria se convierte en la piedra filosofal de nuestra Revolución Cubana, unido a la identificación, diagnóstico de necesidades de aprendizaje de cada cuadro potencial, su plan individualizado de desarrollo para el liderazgo, la medición por resultados en cada tarea que se le asigne y la comprobación diaria de su compromiso con la construcción del socialismo, nos asegura que la multitud entusiasta será un bloque monolítico de principios y moral que por su apretado espacio interatómico no podrá ser derrotado jamás por ninguna fuerza material ni antimoral en este mundo y el utopista será tan multiplicado que estoy convencido será una parte significativa de esa multitud entusiasta que concibió, luchó, construyó, consolida y está llamado a perfeccionar con oportunidad y seguridad que garanticen la sostenibilidad en el tiempo y solo por los propios intereses del pueblo cubano el proyecto de país más justo de la tierra.
    Gracias Fidel por enseñarnos a pensar cada día, gracias por el tino de tu continuador en la dirección de los cubanos y dirigente experimentado contructor de puentes para la unidad de Nuestra América y proteger el planeta, gracias por haber sembrado las ideas y el espíritu de todo cuanto se ha expresado en el Congreso y post Congreso por el pueblo cubano, gracias por siempre alertarnos de los eventos que amenazan y también gracias a la vida en lo individual por haber tenido el azar de haber compartido tu tiempo real.
    José Pedro

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    “…El espíritu autocrítico, la incesante necesidad de estudiar, observar y reflexionar, son a mi juicio características de las que no puede prescindir ningún cuadro revolucionario…

    HOY PODEMOS HABLAR DE UNA REFORMA EN LA EDUCACION DONDE LAS EXIGENCIAS SON MAYORES PARA ENTRAR A LAS CARRERAS, DONDE LOS NUEVOS EGRESADOS SERAN MAS CAPACES Y DONDE LA ORIENTACION ESTARA HACIA AQUELLAS CARRERAS QUE PUEDEN LEVANTAR LA ECONOMIA CUBANA.

    LOS CUBANOS SABREMOS HACER MAS TRABAJANDO MAS Y MEJOR.

    A LOS JOVENES LE CORRESPONDE LA INMENSA TAREA DE ESTUDIIAR MUCHO Y TRABAJAR COMO EN AQUELLOS TIEMPOS DE LAS BRIGADAS JUVENTUD DE ACERO DONDE PARA TRABAJAR DE NOCHE CONSTRUYENDO ESCUELAS HABIA QUE GANARSELO ESTUDIANDO DURANTE EL DIA

  • EMIR AMED dijo:

    OBRIGADO MEU,NOSSO, COMANDANTE-UNIVERSAL.MAIS UMA VEZ DESTE UMA VERDADEIRA AULA MAGISTRAL DE HISTÓRIA E DIGNINADE HUMANA.QUEM MELHOR DO QUE O POVO CUBANO PODERIA GERAR EM SUAS ENTRANHAS UM REVOLUCIONÁRIO COMO O NOSSO FIDEL? TAL POVO…TAL LÍDER DE FEIÇÕES INTERNACIONACIONALISTAS. QUEM MELHOR DO QUE FIDEL PODERIA APLICAR OS IDEÁRIOS DE MARX,MARTÍ E LENIN NUMA REVOLUÇÃO REALIZADA NUM “PEQUENO PAÍS…”A 90 MILHAS DO MAIS CRUEL IMPÉRIO QUE A HISTÓRIA JAMAIS PRODUZIU ? OS JOVENS REVOLUCIONÁRIOS CUBANOS,DESDE 1868 ATÉ O MONCADA E O GIRÓN, SÃO OS MESMOS QUE SE REUNEM HOJE SOB A ÉGIDE DO IX CONGRESSO DOS JOVENS COMUNISTAS E TIRAM RESOLUÇÕES QUE ENCHEM DE ORGULHO OS REVOLUCIONÁRIOS DE TODO O PLANETA ,JÁ COMBALIDO PELAS MAZELAS E SEQUELAS INFERNAIS DO IMPERIAL-CAPITALISMO.NOSSO RAÚL,COMO MESMO NOS ESCREVE FIDEL,FOI CLARO,INCISIVO E TRANSPARENTE EM SUA ANÁLISE A RESPEITO DO QUE OCORREU COM ESTA MARAVILHOSA JUVENTUDE COMUNISTA CUBANA EM SEU CONGRESSO, QUE HONRA E ENOBRECE TODAS AS LUTAS DAS JUVENTUDES DO PASSADO NO CENÁRIO INTERNACIONAL,CONTRA OS COLONIALISMOS,NEOCOLONIALISMOS E EXPLORAÇÕES DAS CLASSES DOMINANTES NO LONGO E SOFRIDO PROCESSO HISTÓRICO QUE VEM MARCANDO A HUMANIDADE.QUE POSSO EU DIZER MAIS,ACOSSADO QUE ESTOU PELA IDADE E POR MOLÉSTIA VIOLENTA QUE INSISTE EM NÃO CEDER? A LEITURA DAS RESOLUÇÕES,OS DISCURSOS,AS REAÇÕES E AS FEIÇÕES FACIAIS DOS JOVENS E DAS JOVENS CUBANAS,COMO BEM SE EXPRESSOU FIDEL,SERVEM DE ALENTO PARA ESTE VELHO PROFESSOR E, COM CERTEZA PARA TODOS OS REVOLUCIONÁRIOS QUE LUTARAM E QUE AGORA SENTEM SUA PRÓPRIA VITÓRIA NAS ATITUDES E COMPORTAMENTOS DOS E DAS JOVENS COMUNISTAS CUBANOS.QUE SE CUIDE O IMPERIALISMO,PORQUE ESTA “RAPAZIADA” NÃO ESTÁ PARA “BRINCADEIRAS IDEOLÓGICAS”…SALVE,SALVE A JUVENTUDE CUBANA PERTENCENTE OU NÃO À JUVENTUDE COMUNISTA. SALVE O REVOLUCIONÁRIO POVO CUBANO E SEUS LÍDERES HISTÓRICOS E ATUAIS.SALVE O SOCIALISMO COMO CAMINHADA FIRME PARA O COMUNISMO-CIENTÍFICO.SALVE RAÚL.SALVE O REFERENCIAL MAIOR DO MARXISMO-LENINISMO-MARTIANO DO MUNDO ATUAL:NOSSO FIDEL.OBRIGADO MEU E NOSSO COMANDANTE.Prof. Emir Amed-“Visitante-Ilustre de Havana”-servo eterno do SOCIALISMO CIENTÍFICO E DO POVO CUBANOS POR SEUS GIGANTESCOS MÉRITOS.ABAIXO O IMPERIALISMO! VIVA A HUMANIDADE!.

  • Nelma Forero dijo:

    GRACIAS COMANDANTE.

  • heidy dijo:

    !!! Venceremos Comandante!!!
    Mucho le temen a su ejemplo, a su entrega, a su sinceridad, son muchos años de esfuerzos que no han sido en vano.
    No le desfraudaremos.

  • Katia Romero dijo:

    Gracias Comandante por su reflexión, no pude evitar las lágrima de emoción y alegría. Son tan oportunas sus palabras, tan claras y precisas, otro ejemplo de modestia y grandeza, otro motivo para sentirme orgullosa de ser cubana y revolucionaria.

  • Harley dijo:

    Fidel como siempre inmenso. Sus enseñanzas y alertas nunca nos dejan desprotegidos. LA responsabilidad de los cuadros con la continuidad de la Revolución es cada vez mayor y cada día nos vemos rodeados de personas con responsabilidad de dirección, con indolencia con las cosas que pasan. Da verguenza que no hayan aprovechado la escuela permanente que han sido Fidel y Raúl. Ojalá los tuvieramos siempre jalándonos las orejas pero Tendremos sus ideas presentes.

  • Ernesto Reyes dijo:

    Mis mayores saludos desde El Salvador, respetables compañeros de la revolución. Es para mi un placer conocer de esta página de debate revolucionario, puesto que en mi pais se dice que existen los revolucionarios pero no es asi, creemos seguir los pasos de Fidel, pero en El Salvador, “No” desgraciadamente el FMLN y nuestro Presidente han dejado de lado los ideales revolucionarios del pueblo, por lo que se lucho durante mas de 20 años, ahora en mi pais se vive un mercantilismo politico, y de interes sociales…

    Que excelente es leer las reflexiones del comandante y ver las convicciones de las recvolución cubana, a su gobierno defendiendola y a su pueblo disfritandola. Nosotros hicimos una revolución desde las urnas, llevamos al poder al FMLN pero hasta hoy no hemos visto nada, y creo que este periodo no lo veremos…

    REVOLUCIÓN O MUERTE “VENCEREMOS”

  • Yusniel Laos Nieves dijo:

    He leido la Reflexión con mucha atención, realmente ya la esperaba pues sabía que estaba por aparecer, Fidel no dejaría de reflexionar sobre el importante tema.Espero que sigamos contando con ellas.

  • José Miguel dijo:

    COMANDANTE: SIGA ORDENANDO!!!!
    VIVA ESTA CUBA LIBRE Y SOCIALISTA.

  • Arturo Ramos dijo:

    Me pregunto cuantos paises pueden mostrar una Juventud como la cubana, tan comprometida con la sociedad, con un discurso profundo y culto en función de solucionar los problemas de la Patria.
    No es perfecta, tenemos vicios y problemas por subsanar. Sin embargo, es el fruto de la revolución triunfante, y se impondrá en el presente y el futuro.
    MIL GRACIAS A FIDEL POR SUS REFLEXIONES

  • ramsay dijo:

    Asi es Fidel. Una academia de historia viva. Y una escuela de filosofía de la igualdad y la esperanza para todos los hombres y mujeres que quieren un mundo sin explotación, sin miserias. Los revolucionarios cubanos debemos mirarnos en su espejo: Nunca el desaliento, nunca perder la esperanza, siempre soñar con un mundo mejor y obrar en consecuencia, incluso si nos quedamos solos. pensar que la Revolución, SOMOS NOSOTROS.
    Gracias, Fidel.

  • Nidia Estévez Febles dijo:

    Las reflexiones del Comandante: fuente inagotable de sabiduría.

    En sus reflexiones, el Comandante en Jefe nos dice tantas cosas en tan corto espacio, que a mi juicio constituyen una fuente inagotable en la que todos los revolucionarios debemos beber; en ellas encontramos claves que nos permiten orientarnos en el análisis de los complejos problemas a los que nos enfrentamos cada día.
    En la reflexión publicada hoy, de manera sintética nos reitera, lo que en otras ocasiones ha expresado sobre cómo deben actuar los revolucionarios y sobre todo los cuadros políticos. En mi criterio constituye una clase magistral de cultura política. Pensar dialécticamente es lo que requiere “un proceso tan dialéctico y profundo en las condiciones concretas de Cuba” y a pensar así nos enseña- como lo ha hecho a lo largo de su vida revolucionaria- el compañero Fidel.
    Por tanto, aprendamos como él, a cultivar el espíritu autocrítico, a sentir la incesante necesidad de estudiar, observar y reflexionar sobre todo lo que nos rodea y teniendo todo ello como premisa e inspirados en su ejemplo, demos cada uno nuestro aporte en la batalla que tenemos por delante, seguros de que,como finaliza su reflexión:“Las razones para luchar y vencer se multiplican cada día.”

Se han publicado 53 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Fidel Castro Ruz

Fidel Castro Ruz

Líder histórico de la Revolución Cubana. Nació en Birán el 13 de agosto de 1926 y murió en La Habana, el 25 de noviembre de 2016. Ha escrito numerosos artículos, reflexiones y libros sobre la situación mundial, la historia de Cuba y su actualidad.

Vea también