Imprimir
Inicio » Opinión, Deportes  »

Concluyen las ligas, continúa el fútbol

| +

Galtier lideró el sorprendente título del Lille en Francia. Foto: Sport.

Pese a ser un año atípico, golpeado por la incidencia de la pandemia en el mundo, el fútbol no encuentra pausa y si este fin de semana terminaron las Ligas, en algunos casos con jornadas finales emocionantes por resultar decisivas en el futuro de muchos clubes, ya la Eurocopa y la Copa América de junio próximo provocan intensos debates entre los aficionados. A medio camino entre un suceso y otro, sería oportuno echar un vistazo a lo sucedido en las cinco grandes competiciones de Europa.

La Liga:

Persistencia, empuje, corazón. Al Cholo Simeone y por consiguiente al Atlético les ha faltado fútbol a lo largo de las 38 jornadas, y también convencimiento, coraje incluso, mas nunca su cualidad más valiosa: la perseverancia. Es un equipo forjado en la orfebrería, moldeado con paciencia a lo largo de ocho años por su entrenador y que llegó para destrozar la hegemonía de Madrid y Barcelona.

El título liguero premia a hombres como Luis Suárez, reivindicado tras ser apeado por la directiva culé, a Llorente, un jugador reconvertido por Simeone y cuya insistencia y esfuerzo cotidiano ve al fin resultados, a Hermoso, a Koke y toda la vieja guardia. Tuvieron enfrente a un Real Madrid titubeante, pero cuya temporada encierra también un mérito mayúsculo por tratarse de un equipo casi siempre remendado. No obstante, la historia no suele recordar este tipo de anécdotas.

Serie A:

Media Italia celebra el título del Inter, y no precisamente por simpatías hacia el equipo nerazzurro, sino por tratarse del fin de una dinastía que amenazaba con restar espectacularidad al torneo italiano. La caída de la Juve de Pirlo constituye la principal noticia de la temporada y no solo por romper una larga etapa al frente de la Serie A, sino por caer incluso a la pugna por puestos de clasificación a la Champions League.

El Inter de Conte, por su parte, fue amo y señor durante toda la campaña, seguido únicamente de cerca por intervalos por su eterno rival de ciudad, el Milan (cuya vuelta a la máxima competición continental también es una nota agradabilísima). Un conjunto resolutivo con un par de delanteros letales, sólido en defensa y que ya maneja a la perfección sobre el terreno los conceptos de su entrenador: justo ganador del Calcio, un grande vuelve por sus fueros.

Liga Inglesa:

Pareciera ser la Premier eso que en Cuba se le llama un “quítate tú para ponerme yo”, o un cachumbambé entre Liverpool y Manchester City donde un año gana uno y al siguiente el otro. Este año el equipo de Guardiola volvió a mostrar su mejor rostro, no solo paseándose desde la cima jornada tras jornada por cada campo inglés, sino venciendo de forma aplastante y con sus principales estrellas en plena forma durante casi toda la temporada, además de descubrimientos interesantísimos como el de Rúben Dias.

Poco más se puede agregar de la maquinaria citizen, por mucho el equipo más regular de Inglaterra, mas otros conjuntos también merecen mención, como el West Ham de David Moyes, clasificado a Europa League y al fin pegando el salto que hacía años se esperaba por plantilla, además del Leeds de Bielsa, con un muy meritorio noveno lugar. Las decepciones de la campaña fueron, en primer lugar, el Arsenal, pero bien acompañados los Gunners del Tottenham y el Everton.

Alemania y Francia:

La Bundesliga es, un año más, el clásico cuento de la marmota, con el Bayern en la cima sin grandes contratiempos y el Leipzing y el Dortmund como persecutores más cercanos, aunque válido es acotar que el conjunto borusser debió sufrir una temporada inestable antes de recalar en la tercera plaza, con la destitución de Lucien Favré incluida.

En Francia sucedió, probablemente, la gran sorpresa de todas las ligas de Europa, con la irrupción en la cúspide del Lille de Christophe Galtier, que dejó en un inaceptable segundo puesto al PSG. Las cosas del fútbol… la unión del PSG y Thomas Tuchel fue nociva para ambas partes, pero la llegada del alemán al Chelsea y de Mauricio Pochettino a París resucitó a ambos clubes. No obstante, a los parisinos les fue insuficiente para remontar a un Lille muy pragmático y, además, preñado de ilusión a medida que avanzaban las jornadas.

Euro y Copa América en el horizonte…

Casi no nos deja respirar el fútbol, por fortuna. En próximas entregas de Al Contragolpe, hablaremos de la Euro y la Copa América.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Eduardo Grenier Rodríguez

Eduardo Grenier Rodríguez

Graduado de Periodismo en la Universidad de La Habana (2020). Periodista de Juventud Rebelde. En Twitter: @eduardogrenier

Vea también