Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Joe Biden recicla a Franklin D. Roosevelt

| 14 |

Joe Biden, presidente de Estados Unidos. Foto: BBC.

La reorientación macroeconómica de la Administración Biden originó un sinnúmero de elucubraciones acerca de cuán lejos llegaría el mandatario estadounidense en este nuevo rumbo. Una lectura cuidadosa de su discurso, pronunciado ante ambas cámaras del Congreso al cumplir 100 días de su mandato, permite vislumbrar una primera respuesta.

Biden dijo que sus palabras tenían que interpretarse en el marco de una triple crisis: “la peor pandemia del siglo, la peor crisis económica desde la Gran Depresión y el peor ataque a la democracia desde la Guerra Civil.”

Enfrentar estas amenazas no era algo que podía hacerse con las políticas habituales sino que requerían creatividad y renovados esfuerzos. De su discurso se desprende que es más fácil combatir a la pandemia, más difícil atacar a la crisis económica y más aún restañar las heridas sufridas por la democracia estadounidense que, a juicio de muchos observadores dentro de ese país, se ha degradado al rango de una voraz plutocracia.

Dejamos para otra ocasión lo relativo a la pandemia, para concentrarnos en las propuestas económicas. Claramente hay un retorno al New Deal de Roosevelt, aunque se lo mencione apenas una vez a lo largo de las dieciséis páginas de su discurso, y no precisamente a la hora de hablar de la economía. Pero sus anuncios son un alegato a favor de una vigorosa reafirmación del papel del estado como redistribuidor de riqueza y rentas, como inversionista en grandes emprendimientos en infraestructura y nuevas tecnologías y como garante del fortalecimiento de las capas medias, a su vez hijas del activismo sindical. Porque, aclaró, “la economía del derrame nunca funcionó … y es hora que la economía crezca de abajo hacia arriba.”

Las cifras que mencionó para justificar este cambio de paradigma macroeconómico, que descoloca por completo a los charlatanes y consultores económicos que siguen propalando las falacias del neoliberalismo en muchos medios de la Argentina, eran archisabidas en los ambientes académicos y políticos de izquierda en Estados Unidos, pero casi por completo desconocidas por el gran público e, inclusive, los miembros del Congreso.

Por ejemplo, que el diferencial existente entre el ingreso del CEO de algunas empresas y el trabajador promedio es de 320 a 1, siendo que en el pasado era de un ya intolerable 100 a 1, ecuación incompatible con el “sueño americano”. Por lo tanto la triplicación de ese hiato debe ser corregido por las políticas públicas. Los billonarios se han enriquecido aún más con la pandemia, y han utilizado todos los mecanismos a su alcance para evadir el pago de impuestos, que recaen sobre las capas medias y los trabajadores, una afirmación que viene como anillo al dedo para describir la situación en la Argentina. De ahí su propuesta de establecer un impuesto de 39.6 por ciento a quienes registren ingresos superiores a los 400.000 dólares anuales. Es inadmisible, dijo, que 55 de las mayores corporaciones del país no hayan pagado un centavo de impuestos federales pese a que obtuvieron ganancias superiores a los 40.000 millones de dólares.

Las resonancias rooseveltianas de su discurso se acrecentaron cuando aseguró, contrariando un credo muy difundido, que “Wall Street no construyó este país. Las clases medias lo hicieron. Y fueron los sindicatos quienes crearon a las clases medias.”

A renglón seguido requirió del Congreso la pronta aprobación de una legislación que respalde el derecho a organizar sindicatos, mismo que había sido severamente recortado por Reagan. Walmart y Amazon, para mencionar los dos casos más conocidos, han sido los abanderados de la lucha anti-sindical en tiempos recientes y librarán duras batallas contra las propuestas de Biden.

¿Cómo interpretar este giro tan significativo en el discurso y en las propuestas legislativas planteadas por Biden? ¿Se ha convertido al nacional-populismo, al socialismo? Nada de eso. Es la respuesta defensiva ante la inédita profundidad de la crisis del capitalismo estadounidense y el rotundo fracaso de las políticas ortodoxas impulsadas por el FMI y el Banco Mundial para enfrentarla. Y ante el fiasco producido por la reducción de impuestos a los ricos de Trump que, previsiblemente, no surtió el efecto deseado. Pero más que de Biden la reacción viene de las alturas del aparato estatal que, en la tradición marxista, en ocasiones críticas juega el papel del “capitalista colectivo ideal”.

Es decir, un sujeto que se eleva por encima de los mezquinos intereses corporativos o sectoriales y apela a estrategias que protegan a la clase capitalista en su conjunto y al capital como sistema económico, amenazados, por la competencia de China y la belicosidad de Rusia. De la primera, a causa de su arrollador dinamismo económico y sus grandes avances tecnológicos; de Rusia por su maligno ingerencismo en la política norteamericana.

Y al hablar de los cambios tecnológicos (con implicaciones en la defensa tanto como en la vida cotidiana) Biden afirmó que Estados Unidos está quedando rezagado en esa crucial carrera con las “autocracias” de China y Rusia, que desafían el liderazgo que Estados Unidos debe ejercer en el mundo aunque nadie puede decir quién, cómo y cuándo le confió tan elevada misión. De ahí la radicalidad de los cambios propuestos.

(Tomado de Página 12)

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • nestor dijo:

    Un giro al Keynesianismo de los años 30 ???. Cómo puede influir esta posición económica de Biden en EE UU en las politica economicas neoliberales en América latina??? Puede avizorarse el fin del neoliberarlismo en esta región???

  • Catalejo dijo:

    El vecino molesto, por el mundo multipolar que ejercen China y Rusia.

  • Rodney dijo:

    No se en Estados Unidos que es una megapotencia económica. Pero en un pais pequeño como Cuba, la economia horizontal de abajo hacia arriba es más eficiente. Al disponer de muy pocos recursos la velocidad a que nos desarrollemos va a depender de cuantas veces rotemos el capital en un ciclo economico, y eso no es eficiente en el andamiaje verticalizado de nuestra economia actual. Necesitamos la intervencion y diversificacion de los actores economicos y potenciar la pequeña y mediana empresa (estatal, privada y mixta)... Los monopolios (estado-polios en nuestro caso) han demostrado que en las economias pequeñas NO son eficientes y NO funcionan.

  • Joel Almeyda Expósito dijo:

    En mi modesta opinión ya es tarde para enmendar el total descalabro de la supremacía de EEUU en el mundo, han perdido dos oportunidades históricas que pocas veces se repiten para una misma nación, la primera fué en 1945, cuando salieron intactos de la segunda guerra mundial, su primer paso en falso, y además su primer paso criminal fué el lanzamiento de dos bombas atómicas contra dos ciudades japonesas totalmente indefensas, después toda una sucesión de tropelías a escala planetaria con el consiguiente despilfarro de recursos, perdidas de vidas humanas e infinito descrédito ante los ojos del mundo, guerra en Korea, guerra en Vietnam, apoyo a decenas de dictaduras militares en Asia, África y América latina, guerra en Cosobo, guerra en Afganistán, en Irak, en Livia, en Siria, por solo citar algunos de los conflictos en que se han enrolado. La segunda gran oportunidad que despilfarraron los EEUU fué a principios de los 90, cuando lograron quedar solos de nuevo como gran potencia después del derrumbe de la URSS, pero nuevamente apostaron por las guerras, los chantajes, las sanciones económicas, etc, no ha logrado la élite de multimillonarios corruptos que rigen los destinos de esta nación establecer una relación civilizada ni siquiera con América latina, nada, están atrapados definitivamente en una tenaza muy poderosa, por un lado está Rusia con su descomunal poderío energético y militar, y por el otro China con su gigante y creciente poderío económico, tecnológico, financiero, y su nada despreciable poderío militar, en resumen, hablando en términos históricos, su supremacía tiene los días contados, y ellos lo saben.

    • jose dijo:

      dejeme corregirle . usa sigue siendo la primera potencia , es el ejercito mas poderosos del mundo con la mejor tecnologia y mayor armas nucleares , el unico pais con 50 portaviones nuclear y mas de 6 mil ojivas nucleares , ah y para que sepa china produce pero no consume , el principal mercado donde china vende sus productos es en estados unidos , es el pais que mas consume , cuando usa tose al mundo le da catarro , es la locomotora economica del mundo , el pais todopoderoso , entienda eso

    • Andrey dijo:

      Pues nada raro que hayan perdido oportunidades; lo que le ocurre a los EUA le ha ocurrido a todos los imperios, más temprano o más tarde; pero su declive es impostergable.

  • Andrés Cárdenas O´Farrill (comento desde hace años como "Andrés" a secas, pero trato de diferenciar mi opinión, por respeto a mis muchos tocayos) dijo:

    Pienso exactamente igual Atilio. También creo que, como en el caso de Roosevelt, Biden está haciendo gala del clásico pragmatismo americano (menos con Cuba), que por cierto demoró en llegar esta vez. Puede decirse que, también al igual que Roosevelt, las circunstancias obligan, pero hay otros que ni así reaccionan. Por ejemplo, una buena parte de la clase gobernante europea anda aún aferrada al viejo paradigma, incluso sabiendo que se les cae encima. Son mucho más doctrinarios que los americanos en cuestiones de política económica.

    Naturalmente, aún está por ver si Biden tendrá el coraje de sumarse al multipolarismo para reinventar el orden económico mundial, sobre la base de instituciones que contribuyan al particular. Cuando la conferencia de Bretton-Woods, que no fue otra cosa que la internacionalización del New Deal, los banqueros no fueron ni siquiera invitados a confeccionar el orden de posguerra. Fue un giro copernicano respecto al período preguerra. Biden tiene ante si desafíos que le obligan a ser audaz (creo que Bernie y la izquierda del partido también juegan un papel en esto). Lo de levantar las patentes a las vacunas es un paso interesante, que le ha colocado en el extremo opuesto de Alemania, la mayor potencia europea, gobernada por una coalición pro-empresarial.

    Ciertamente el giro de Biden ha dejado descolocados a muchos imitadores. Enhorabuena. Siento una inmensa curiosidad por ver como estos imitadores van a reinventarse.

  • Salomao dijo:

    Biden tiene el desgignio imperial de fomentar una guerra a nivel regional para descabalgar a la revolucion cubana.

  • Lydia Baeza Barreto dijo:

    Considero que es un magnífico articulo que explica muy bien el giro casi obligatorio que está dando Joe Biden como presidente de EEUU. No creo que tenga muchas opciones frente a China aunque se reinventen, China ya es la gran potencia. En general estoy muy de acuerdo con lo dicho por Joel Almeyda, aunque yo diría que hace mucho perdieron la supremacía en especial con los desastrosos cuatro años del gobierno de Trump. Biden lo tiene complicado.

  • Luis dijo:

    En mi opinión exelente la gestión económica de Biden aunque aún está por ver si muchas de sus propustas pueden ser aprobadas por el congreso.Aun siguen contando con ser la primera potencia mundial económica,militar,politica Y cultural a nadie le quepa dudas.

  • alberto dijo:

    Tema interesante.

  • Eduardo González S. dijo:

    Me pregunto si el presidente Biden tratará de restaurar el prestigio de ese gran pais, tan degradado por casi todas las administraciones en su política hacia la islita puñetera y bloqueada. ¿Le permitirán nuevas y no agresivas ideas en ese sentido? No olvidemos que en Estados Unidos, hasta el presidente "que no gire con la rueda" le pueden meter un tiro así de fácil. Presumo que entre bastidores haya preparándose algo...

    • Sergio dijo:

      Eso no es TEMA. Como estás leyendo, BIDEN tiene otras prioridades mas URGENTE en su agenda.

      Saludos,

  • CARLOS GOMEZ VAZQUEZ dijo:

    NO HAY QUE OLVIDAR QUE EL NEW DEAL DE ROOSEVELT FUE SOLO PARA LOS BLANCOS PORQUE LOS NEGROS SIGUIERON VIVIENDO, HASTA LA FECHA, EN ALGO ASI COMO LOS GETTOS DE SUDAFRICA Y DE LOS PAISES INVADIDOS POR HITLER EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL. PARECE QUE EL RACISMO DE SUDAFRICA Y DE LOS NAZISIONISTAS, SE TRASLADO A LA SEDE DEL IMPERIO.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Atilio Borón

Atilio Borón

Economista y periodista argentino, quien dirigió Clacso.

Vea también