Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Cosas que no se pueden olvidar

| 36
Fidel le ofrece una barra de chocolate a hijo de campesinos en la Sierra Maestra, 1958. Fuente: Oficina de Asuntos Históricos / Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

Fidel le ofrece una barra de chocolate a hijo de campesinos en la Sierra Maestra, 1958. Fuente: Oficina de Asuntos Históricos / Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

Cuando revisamos los textos de las redes, hay quienes hablan de tiranías y del culto a la personalidad en nuestro país. En tal sentido, me gustaría precisarles algunas cuestiones para que sepan de que hablan exactamente. Lamentablemente los años pasan rápido y a veces tengo la impresión que se habla de la Revolución como si hubiera sido algo que apareció de repente en 1959 y no como el resultado de la lucha insurreccional del pueblo en contra de la tiranía de Fulgencio Batista bajo la dirección de Fidel Castro.

Recomiendo que se documenten como era la vida del cubano en la década del cincuenta del pasado siglo, de cuantos miles de cubanos perdieron la vida en esa lucha, de cuantos fueron asesinados brutalmente por los sicarios del tirano.

Averigüen como era la vida del campesino, en un nivel de vida marcado por tanta miseria que, si acaso quieren tener una referencia directa, observen las condiciones de pobreza en que viven ahora mismo los campesinos y sus familias en la mayoría de los pueblos de América Latina. Sin escuelas, sin una atención médica respetable y despojados de sus derechos a tener una vida digna con el sudor de su trabajo. Y por supuesto, ni anhelar que sus hijos pudieran graduarse como valiosos profesionales en nuestras universidades.

En esta emotiva descarga, recuerdo que mientras me preparaba para ingresar en la Escuela de Letras en la Universidad de La Habana, eran los tiempos de la Operación Cóndor en el sur de nuestro continente. Auspiciado por el gobierno de los Estados Unidos, el déspota Augusto Pinochet será recordado no solo por haber asesinado a miles de chilenos sino por haber desaparecido a familias enteras como otro tanto ocurrió en la Argentina de la Junta Militar, la Argentina de las Madres de la Plaza de Mayo que todavía hoy en día, reclaman sus hijos y nietos desaparecidos desde hace décadas. Si no quieren ir tan atrás en el tiempo, busquen las noticias más recientes sobre el genocidio que tiene lugar en Colombia, donde cada día es asesinado un líder social o un antiguo miembro de la guerrilla que se desmovilizo por los postulados alcanzados en los Acuerdos de Paz mientras que el gobierno declara que esas muertes son las cifras habituales de los que fallecen diariamente por las causas más diversas.

Averigüen que les está pasando a los campesinos que viven en zonas de gran riqueza minera, averigüen como los obligan a dejar sus viviendas incluso hasta bajo amenaza de muerte. Averigüen que está haciendo el gobierno de Bolsonaro con la selva virgen del Amazonas, al prender fuego intencional para que esos terrenos pasen a formar parte de grandes latifundios, sin importar como se afecta la naturaleza en el llamado Pulmón de la Tierra y mucho menos interesarse por el destino de los indígenas que han vivido por milenios en este territorio.

Todo esto y más, nuestro pueblo lo sabe, pues está informado. Por lo tanto, en un día como hoy, no rendimos culto a la personalidad ni mucho menos. Es sencillamente, el momento preciso que tenemos los agradecidos para reconocer la obra de un líder que por la fe en sus principios, nos legó la sociedad en que nos empeñamos por convertirla en el lugar que todos nos merecemos.

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Zatarra dijo:

    Amigo Guille Vilar, a veces me parece que la gente pierde la memoria, o no recibieron clases de historia de Cuba, o la "mal" recibieron, porque como usted muy bien expresa se olvidan de la Cuba de antes del 59 con toda la miseria de la "mayoria" del pueblo. No por gusto, la generación del centenario, se lanzó a la lucha. Hay que refrescar la memoria histórica para poder vivir en este "presente" y luchar por nuestro futuro.

    • Julio Enrique dijo:

      Y los desgraciados oportunistas, desagradecidos, manipulan la historia, la tergiversan para confundir. Por eso la importancia de estudiar, de recordarla, de vivirla todo el tiempo, para que nunca se subvalore la grandeza de la Revolución y de todos los que lucharon por entregarnos una PATRIA LIBRE.

  • Alejandro Fernández Costa dijo:

    Sencillo pero inmenso escrito.

  • Brayan dijo:

    Cuanta verdad, sublimes palabras

  • Oscar Espino Antón dijo:

    En unas cuartillas no es posible recoger la verdadera situación existente en Cuba antes de 1959. Es cierto lo planteado sobre la vida del campesinado, pero los que vivíamos en las áreas urbanas también sufrimos la desigualdad social, la opresión, la falta de condiciones de vida adecuadas, la desatención a la salud, la educación, la discriminación racial, en fin, todo lo que eliminó la Revolución. Por eso hay que defenderla en todos los sentidos.

  • Cubita dijo:

    Amén! La memoria de los incultos es frágil, por eso está en crisis la educación a nivel mundial. Es muy fácil manipular a las mentes débiles. Cuba debe trabajar muy duro por reforzar la educación, al tiempo que la ciencia. Los que se oponen a la Revolución defienden precisamente el sistema que está poniendo en peligro la vida en la tierra.

  • Pablo dijo:

    Guille, tengo 72 años, hijo de campesino pobre, verdaderamente pobre, sin luz eléctrica, agua fría, sin juguetes, sin tv, sin una escuela cerca y sin un médico comunitario gratis.
    Por la deuda de mi padre, como otros, con el prestamista, que con un alto interés daba para la cosecha, en el año 1959 debíamos entregar la pequeña finca y nosotros al callejón, por suerte llegó la revolución. A los 8 años aprendí a leer y escribir, con un desempleado, que sabía algo, gracias a la revolución me hice universitario. La cooperativa que se creó después del triunfo de la revolución llevo el nombre de un mártir del pueblo cercano asesinado por la dictadura. Le teníamos como niños terror a la guardia rural. Era de los niños que de no ser por la revolución, hubiera engrosado la cifra de 60 por mil nacidos vivos o uno del 30 por ciento de analfabetos que existían en el país.
    Guille cuando triunfo la revolución, hacia 54 años de la caída en combate de Martí y eso para nuestra generación era historia no vivida, Fidel y la educación revolucionaria nos la enseñó y la práctico, hoy han pasado más de 68 años del inicio de la dictadura de Batista que duró 8 años y han pasado más de 60 años de las luchas contra la dictadura de Batista y más de 60 del triunfo. Para las generaciones actuales eso es historia no vivida, es un deber de los políticos, académicos, sistema de enseñanza, organizaciones de masa, periodistas, intelectuales y artistas dar coherencia a la historia reciente, hilvanados con sus antecedentes y no puede ser por episodios, sin coherencia bien estructurado. Eso es una asignatura pendiente. El enemigo, por definición es mentiroso y por falta de realismo acude a la mentira y la tergiversación histórica, podemos refutarlos en las redes pero lo importante es dotar a las nuevas generaciones de la verdad. Todavía hay algunas historias vivientes, pero en poco no estaremos, solo quedará la pedagogía. Buen trabajo, mis respetos.

  • Carlos Manuel Balan Carballo dijo:

    Guille, tienes toda la razón. Los desmemoriados que vivieron aquella época y los que vinieron después y no quieren beber de la fuente de la verdad y sacian su ignorancia o felonía en el pantano de la infamia, expresan añoranzas falaces.
    Conocí de niño lo que era la vida del campesino. Desciendo de una familia de padre acomodado y madre extremadamente pobre. Con 15 años en un caballo con seron vendía maíz. Vi con mis ojos como vivían los campesinos a quienes mi padre y abuelo le arrendaban las tierras. Casas pauperrimas, niños sin escuelas. El acceso a un médico un lujo que no se podían dar. Hoy. Revolución. Reforma agraria. Los descendientes de esos campesinos son dueños de las tierras, casas confortables, en algunos casos superconfortables. Autos en garajes, dinero en banco.
    Los desmemoriados y los que como en acto demencial niegan la realidad juegan para una causa espuria.
    Una anécdota ilustrativa: Mi padre, un buen hombre ayudó a una señora que acudió a un político de entonces (año 1958) para que la ayudara con la enfermedad de su hijo(enfermedad curable. Hoy no existe en Cuba) El político preguntó cuántos votos podría obtener por su "ayuda" solo uno le djjeron. ¡no¡ respuesta del político. Mi padre (amigo del politico)con sus recursos la ayudó y se curó el niño. Muchos años después ese niño convertido en profesor fue maestro de mi hermano menor y el hijo de ese niño muchos años después fue médico de familia en el pueblo donde vivió mi padre.
    La historia es maestra de la vida. La memoria no permite ni disfunciones y mucho menos traiciones. Gracias Guille

  • Elio dijo:

    Absolutamente de acuerdo con la opinión del Guille. Viví años de mi niñez en el campo de aquella época. No podemos perder la memoria.

  • El Gallo de Moron dijo:

    Guille, tratar de cambiar a los ojos de las nuevas generaciones la historia pasada reciente es una de las formas de manipulacion ideologica contra ese sector tan importante de nuestra sociedad, es la forma de "moldear el futuro" para poder intentar hacer el cambio tan soñado por ellos de esta Revolucion.
    Es por eso ,que esa historia tan fresca aun, no debe dejar de recordarse y hay que presentarla mas en fotos,documentales, ect para que nuestros jovenes, que tienen la suerte de no haber vivido ese pasado, que hoy unos cuantos trasnochados quieren presentar como "luminoso y de bienestar", conozcan la verdad y no se dejen embaucar..... La importancia de la Historia es esa: Saber de donde venimos, para poder conocer a donden tenemos que ir y como hacerlo.......Esa es la razon de que nuestros enemigos ideologicos quieran "el Fin de la Historia"......un pueblo sin amor y conocimientos de su Historia es un titere de cualquiera.....

  • Dr.C. Omar Gómez Anoceto. Decano FCF. UCLV dijo:

    Esclarecedor artículo, son precisamente las bondades que trajo consigo la Revolución Cubana lo que garantizó, garantiza y garantizará que los hijos de los humildes y de todo el pueblo cubano seamos tratados y tratemos a los demás como seres humanos, no hacernos culto a la personalidad a quienes lucharon y hasta dieron su vida por la libertad, solo reconocernos su papel en nuestra historia patria, en nuestro proceso emancipador, gloria eterna a todos ellos, gloria eterna a nuestro Fidel

  • Ventura Carballido Pupo dijo:

    Vilar muy buena propuesta. Estos son los trabajos que con más premura y reiterados deben publicarse. No olvidemos que mas de un 84% de nuestra poblacion no vivió la triste panoramica de la Cuba de ayer. A tales efectos quierto me permitar, por ser muy validas, NO OLVIDAR JAMAS, LO QUE SIGNIFICO EL CAPITALISMO PARA CUBA.
    Desalojos campesinos, tiempo muerto, hambre y miseria en los campos de Cuba. Campesinos que trabajaban una tierra que no le pertenecía. Arrendatarios, aparceros y precaristas. El promedio de empleo de los trabajadores agrícolas temporales era solo de cuatro meses al año. Doscientas mil familias campesinas que no tenían una vara de tierra donde sembrar unas viandas para sus hijos y en cambio permanecían sin cultivar. El 55% de las viviendas campesinas de techo de guano, piso de tierra, sin servicio sanitario ni letrina, sin agua corriente. De luz eléctrica ni hablar. El 90% de los niños del campo estaban devorado por parásitos El 14% de los obreros agrícolas han parecido de tuberculosis, el 13% ha pasado la tifoidea, la asistencia médica no estaba al alcance de la población. En Cuba existían 1 600 000 de niños en edad escolar, la mitad de los cuales carecían de posibilidades de instrucción, un millón y medio de cubanos, mayores de seis años, de una población de seis millones, no tenían aprobado ningún grado de escolaridad, 600 000 niños carecían de escuelas y 10 000 maestro no tenían trabajo, un millón de analfabetos, la situación de las escuelas públicas, en la ciudad y en el campo, era deplorable, mientras los gobernantes se robaban el presupuesto asignado a la educación. Más de la mitad (55%) de las mejores tierras estaban en manos extranjeras. En Oriente las tierras de la United Fruit Company y la West Indian unían la costa norte con la costa sur.
    Sin contar que no teníamos patria, el embajador estadounidense era el que tenía la última palabra y los gobiernos de turnos, reprimían salvajemente a nuestro pueblo, solamente el gobierno de Batista asesino a más de 20 000 cubanos. Podemos asegurar que esta situación que existía en Cuba hace 60 años, se mantienen hoy en la mayoría de los países Latinoamericanos, que mantienen el régimen capitalista. Esta Pesadilla termino con el triunfo de la Revolución el primero de enero de 1959.

    colgar la siguiente informacion:

  • Agradecido dijo:

    Muchos en las redes hablan como si Cuba antes del 59 era un paraíso de bienestar y abundancia ,quieren confundir y engañar la verdadera realidad de esos años donde los que vivían bien era una élite explotadora con un gobierno criminal apoyado por el gobierno norteamericano.

  • OERM dijo:

    Buen artículo, es necesario no olvidar la historia real, saber de donde venimos, para saber a donde vamos. Pero también es bueno recordar que no podemos vivir del pasado, precisamente nuestra revolución se inicio en 1868 con Carlos Manuel de Cespedes al frente y continuada por otro muchos valiosos patriotas de las diferentes épocas, hasta llegar al triunfo de 1959 con nuestro comandante
    en jefe al frente, para luchar contra todas esa injusticias. Es humano aspirar a una vida mejor y al progreso, a la comodidad, al placer con su propio esfuerzo. El hombre que no sueña con el progreso no merece vivir, ya esta muerto. Es cierto que algunos hablan sin saber y haciéndole el juego a los enemigos de nuestro sistema social, pero no es la mayoría, los que sólo ven en que el sol quema y no lo que alumbra existirán siempre, ahora creo que se impone luchar por la prosperidad soñada para nuestro pueblo, aplicar el concepto de revolución . Que es lo que nos hace diferentes.

  • juan dijo:

    Yo estoy mirando que a los jovenes de hoy en día no les interesa saber nada de como se vivía en nuestro país antes de 1959 y si uno les cuenta posiblemente ni lo crean porque lo de ellos es su teléfono celular y sus cosas y veo que para la tareas cederistas al menos en mi cuadra con ellos no se puede contar para nada porque a todo dicen que no

  • Yasser dijo:

    Otro artículo grande en un hombre honesto y agradecido, digno de ser reproducido en vez de tanto Reguetón, hoy en redes sociales te hablan de la Cuba de antes del 59 como el paraíso terrenal, y repito la afirmación del Guille, por qué surgió el M-26-7 y el Pueblo hizo triunfar su Revolución? La ignorancia mata a los pueblos dice un proverbio pero lo que hace realmente es intentar borrar su historia, eso está ocurriendo en las redes sociales y deberíamos utilizar estás mismas para refrescar la memoria de aquellos Ol-adved- vidad-isos para que no sigan intentando enterrar nuestro pasado, tarea que orientó Obama en su visita a Cuba y que tristemente ha encontrado alumnos que la están haciendo pero pregunten a las familias de tantos mártires si los han olvidado, pregúntenle a Cremata el de la Colmenita si olvidó a su Padre

  • Rene de la Portilla Escandon dijo:

    Guille, muy bueno tu articulo, una respuesta a lo cubano a esos que no quiren ver y no respetan la historia de este pueblo, en su lucha por su independencia y la justicia social, no quieren ver los logros de esta revolucion, que a pesar del afan del imperialismo yanki por destruirnos, se hace con todos y para el bien de todos y donde patria es humanidad, como lo soño Marti y como Fidel se lo cumplio con creces. Seguimos en Combate.

  • RLG dijo:

    Muy de acuerdo contigo Ghuille "la sociedad en que nos empeñamos por convertirla en el lugar que todos nos merecemos"

  • Tania dijo:

    Gratificante, alentador, encontrar este artículo en Cubadebate, tan simple y grande como las verdades de nuestra historia. Gracias a los que con sus comentarios lo enriquecen. No podemos olvidar, tenemos que aprender a contar nuestra historia para que nuestros hijos sepan de dónde vienen y piensen mejor su futuro, queda mucho por hacer, mientras más se conoce, más se defiende.

  • Tranquilino dijo:

    100 % de acuerdo!!!

  • Edy dijo:

    Guille, estoy plenamente contigo y con nuestro eterno Comandante en Jefe, que cada día siento una mayor admiración por él. Viví en el campo antes del triunfo de la Revolución, en una zona cañera, y pude ver de muy cerca cómo era la vida de los trabajadores agricolas, que qudaban sin ingresos cuando llegaba el famoso tiempo muerto, y de cómo muchos nunca veían el dinero, porque les pagaban con un vale que le iban descontando en la tienda al hacer las compras de lo poco que podían comprar con lo que habían ganado cortando caña a mano y alzándola a mano en fatigosas jornadas, esos humildes trabajadores que le daban la fama a nuestro país de ser un gran exportador de azúcar. Ni qué decir de la asistencia médica, que no existia ni siquiera en el batey del central, a lo que le decían hospital sólo tenia un medico y un dentista, no había especialidades. Tuve la fortuna de venir para la Habana en 1960, cuando todavia existía la infraestructura heredada del anterior sistema y pude distinguir la desmedida diferencia que existía entre el campo y la capital del país, donde a pesar de tener infinidad de cines, bares, bodegas y carnicerías, también pude ver barrios marginales con deplorables condiciones de vida, niños harapiento limpiabotas que abarrotaban el parque de Guanabacoa, mujeres con niños mendigando en las calles más centricas de la Habana. Ni qué decir de la discriminación de la cual eran objeto las mujeres a to lo largo de nuestro país. Serían interminables las cosas que puedo decir de todos los beneficios que para nuestro pueblo ha traído esta Revolución de los humildes, con los humildes y para los humildes. Esta Revolución llevó la salud y la educación a los lugares más apartados, emancipó a nuestras mujeres, eliminó la mendicidad en las calles y ha puesto el nombre de Cuba en el sitial mas alto de este mundo. Tengo la confianza de que la mayor parte de nuestra juventud mantendrán en alto las banderas del patriotismo, del socialismo y del internacionalismo como nos ha educado esta Revolución. No nos rendiremos, porque seguiremos siendo siempre un pueblo digno.

  • aurora delahanty fernández dijo:

    Guille, totalmente de acuerdo contigo.

  • Juan Carlos Subiaut Suárez dijo:

    Guille:
    Muy buen artículo, pero como ese, hacen falta muchos más.
    No creo que sea como dice un forista "...que la gente pierde la memoria, o no recibieron clases de historia de Cuba, o la "mal" recibieron,". En mi opinión, es que nosotros, los que por razón del tiempo vivido, por lo que conocemos por cercanías o por vivencias propias del por qué se hizo la Revolución, que tenemos la misión de educar y transmitir los valores históricos a las nuevas generaciones, no hemos sabido hacerlo en toda línea. Y, ese espacio, con todos los medios tecnológicos a su alcance, lo ha ocupado el enemigo.
    En las redes se encuentra muchos comentarios y artículos de diverso tipo, sin detallar los más virulentos como los de olaloca y sus acólitos; los hay más solapados e "inocentes", que publican una imagen de un bar, una bodega, una tienda o una avenida y le hacen comentarios al pie aludiendo al bienestar, al pleno abastecimiento, al glamour, de "antes" y lo comparan con aviesas intenciones con nuestra realidad, sin olvidar echarle la culpa a...saben quién. El autor o quien lo reenvió no tiene que ser un reconocido contrarrevolucionario, a veces es un antiguo conocido que emigró y se siente nostálgico, pero de paso se "olvida" de que nació y vivió aquí y compartió muchas ideas de las que ahora reniega, y apoya el bloqueo contra su pueblo (niega que existe), apoya a Trump, critica a nuestros dirigentes y a la Revolución, etc. Incluso a ese, cualquiera que fuera sus intenciones, hay que salirle al paso, pues esa publicación en las redes rueda y rueda, como la mejor bola. Como dice Legañoa. La verdad necesita de nosotros.
    Es cierto que las nuevas generaciones no tienen que ser y pensar igual a sus padres, pretenderlo siquiera es un error mayúsculo. Pero hay un hilo conductor que une al pasado, al presente y al futuro, que se llama continuidad y es un elemento que garantiza y garantizará nuestra independencia y existencia como país. Y saberlo hacer llegar, transmitir la Historia como un elemento vivo y que las nuevas generaciones la hagan suya, es la asignatura pendiente.
    Coincido con otro "...La historia es maestra de la vida. La memoria no permite ni disfunciones y mucho menos traiciones."

  • adriel dijo:

    Prohibido olvidar....

  • Zuzel Batista Tejeda dijo:

    Perfecto, sentí orgullo de estar entre los que no podemos olvidar , aunque nací, gracias a Fidel y a Dios, después del 59, mi madre y mi padre jamás me dejaron fuera de lo vivido , el hambre, el susto a no regresar a casa por los crímenes de la tiranía, el asesinato de Fernado Proll Céspedes y los gritos de Martha , su madre, retumbando en el cerebro de mi vieja de 86, la imagen nítida de esa pobre madre colgada en el carro de patrulla donde se llevaban a su hijo, al final de nuestro barrio: Chicharrones, porque sabían todos que no lo verían nuevamente con vida. Quién podrá olvidar esos actos: NADIE, CUBANO QUE SE RESPETE , RECUERDA Y MORIRÁ IMPIDIENDO QUE SE REPITAN.

  • Julio dijo:

    Estimado, usted confunde las cosas, no se trata de olvidar la Historia, de lo que se trata es de avanzar y eso es lo que le cuesta mucho trabajo entender a los viejos de esas generaciones. La juventud quiere cambio y quiere, sobre todo, prosperidad. Es así de simple, no lo compliquen más.

  • Juan Carlos Subiaut Suárez dijo:

    Felicidades Guille:
    Muy buen artículo, pero como ese, hacen falta muchos más.
    No creo que sea como dice un forista "...que la gente pierde la memoria, o no recibieron clases de historia de Cuba, o la "mal" recibieron,". En mi opinión, es que nosotros, los que por razón del tiempo vivido, por lo que conocemos por cercanías o por vivencias propias del por qué se hizo la Revolución, que tenemos la misión de educar y transmitir los valores históricos a las nuevas generaciones, no hemos sabido hacerlo en toda línea. Y, ese espacio, con todos los medios tecnológicos a su alcance, lo ha ocupado el enemigo.
    En las redes se encuentra muchos comentarios y artículos de diverso tipo, sin detallar los más virulentos como los de olaloca y sus acólitos; los hay más solapados e "inocentes", que publican una imagen de un bar, una bodega, una tienda o una avenida y le hacen comentarios al pie aludiendo al bienestar, al pleno abastecimiento, al glamour, de "antes" y lo comparan con aviesas intenciones con nuestra realidad, sin olvidar echarle la culpa a...saben quién. El autor o quien lo reenvió no tiene que ser un reconocido contrarrevolucionario, a veces es un antiguo conocido que emigró y se siente nostálgico, pero de paso se "olvida" de que nació y vivió aquí y compartió muchas ideas de las que ahora reniega, y apoya el bloqueo contra su pueblo (niega que existe), apoya a Trump, critica a nuestros dirigentes y a la Revolución, etc. Incluso a ese, cualquiera que fuera sus intenciones, hay que salirle al paso, pues esa publicación en las redes rueda y rueda, como la mejor bola. Como dice Legañoa. La verdad necesita de nosotros.
    Es cierto que las nuevas generaciones no tienen que ser y pensar igual a sus padres, pretenderlo siquiera es un error mayúsculo. Pero hay un hilo conductor que une al pasado, al presente y al futuro, que se llama continuidad y es un elemento que garantiza y garantizará nuestra independencia y existencia como país. Y saberlo hacer llegar, transmitir la Historia como un elemento vivo (tal como lo hacía Eusebio Leal) y que las nuevas generaciones la hagan suya, es la asignatura pendiente.
    Coincido con otro forista "...La historia es maestra de la vida. La memoria no permite ni disfunciones y mucho menos traiciones."

  • caryloly dijo:

    Guille Vilar tiene el don de convencer y el arte de conmover. Hombre de respeto en su profesión, es cada día más honesto en sus comentarios, por eso que él diga lo que ha expresado en este texto es tan provechoso. Con su trabajo de décadas es un comunicador a quien siguen y escuchan generaciones de cubanos que no conocieron aquel horrible pasado de los años 50, de antes y de siempre hasta que el primer día de enero de 1959, llegó el Comandante y mandó a parar.

    No es inocente ni casual la manipulación y la tergiversación burda de nuestra historia que se hace por todas las vías posibles, entre ellas y con preferencia las redes sociales, donde se pinta la década del 50 como una época superior, digna de reconstruir como si no hubiera sido contexto de las peores lacras en la sociedad cubana y de los más grandes crímenes contra nuestro pueblo. Pero en esas redes, donde florecen junto a las mentiras la superficialidad y la vulgaridad. también hay que defender nuestra verdad, es decir, la obra de la Revolución cubana. Gracias Guille Vilar por ser el incansable periodista que es.

    Pido su permiso ahora para una necesaria digresión: en este mismo espacio de debate algunas personas critican a los jóvenes, generalizando la idea de que no les interesa saber nada de como se vivía en nuestro país antes de 1959 y que "lo de ellos es su teléfono celular y sus cosas".

    No es justo ese juicio: son cientos de miles los jóvenes que en La Habana, por ejemplo, han colaborado llevando los alimentos a los ancianos que viven solos, a personas con discapacidad y a cuanto cubano necesita su ayuda; están en las zonas de más riesgo de la pandemia, pues la mayoría de nuestros médicos, enfermeros, técnicos y voluntarios son jóvenes. Además, en un país de esperanza de vida tan alta, el concepto de juventud se extiende más allá de los 20 o los 30 años, aunque los de estas edades también han estado alli.

    Y respecto a su participación en tareas cederistas y comunitarias, primero hay que ver si los métodos que se utilizan para convocarlos son realmente positivos y si los contenidos que se les ofrecen son verdaderamente útiles. Estoy segura de que no siempre es así, de que cuando el motivo es constructivo, los mejores jóvenes se incorporan. Ellos, los mejores, con su ejemplo y lenguaje sincillo se encargan de movilizar al resto. Que de nuestra vanguardia también forma parte lo mejor de nuestra juventud.

  • vdm120205 dijo:

    Qué faltan hacen personas como Guille en las redes sociales!!!!

  • Andres Martínez dijo:

    Gracias por el artículo . No pueden entender que el Culho a la Personalidad es algo bien alejado de lo que Fidel profeso. Un hombre que supo ganarseel cariño de un pueblo, no por campañas demagogicas sino por una obra humanista que desborda sus tioempos. Los que escuchamos a nuestra madre decir que antes de 1959 se arrodillaba todas las noches ante una cama en una casa de paredes de yagua de palma, con piso de sisco de carbon y techo de pencas de palma a pedir lo mejor para su familia y que después de aquel 1 ro de enero no se arrodillo más poreue ya habian llegado dioses barbudos a dar solucion a su miseria. Desos somos los agradecidos y tenemos memomoria. Esa no se puede borrar.

  • Ada Belkis Cala dijo:

    Hace pocos días compartí en Facebook unas fotos que precisamente publicaron aquí de niños de la década del 30 con los vientre abultados de tanto parásito, y pregunté. ¿algún joven médico ha tenido que enfrentar algo como esto en la actualidad?, nadie hizo caso de esta publicación porque hay muchos sordos y ciegos que se dejan engañar por tanta propaganda. Pienso que hay que seguir publicando estas comparaciones pero en sitios donde sea mucho mas masiva la participación, hay gente que olvida a propósito. Es bueno que se hable de esto con imágenes de esa rtealidad.

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Guille Vilar

Guille Vilar

Reconocido comunicador de la prensa escrita, radial y televisiva cubanas. Fundador y director de A Capella, programa de televisión.

Vea también