Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Chile: Pandemia y rebeldía

| 5 |

Frente a la pandemia, el gobierno de Piñera únicamente buscaba salvar la cuota de ganancia de sus amigos en los grandes grupos económicos. Foto: La Tercera

La gran rebelión de masas chilena se anotó una victoria muy importante ayer. Hacía días que se esperaba lo que ya es un hecho: la aprobación en ambas cámaras del Congreso del derecho de los 11 millones de afiliados de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) a retirar por una sola vez 10 por ciento de lo cotizado, equivalente a unos 20 mil millones de dólares.

Algunos argumentan que no es la solución más idónea para el drama social que viven esas personas, pero la mayoría lo ve como una ayuda económica muy importante. Más por venir en un momento en que el gobierno del presidente Sebastián Piñera ha hundido al país en una de las peores situaciones a escala internacional debido a su desastrosa gestión de la pandemia.

También ha sido incapaz de adoptar planes sociales que signifiquen un verdadero apoyo a grandes sectores populares muy afectados económicamente por el encierro, pero que venían con grandes carencias desde antes, pues el coronavirus ha servido para agravar y mostrar en carne viva los daños ocasionados a las sociedades por las políticas neoliberales.

Frente a la pandemia, el gobierno de Piñera únicamente buscaba salvar la cuota de ganancia de sus amigos en los grandes grupos económicos, pero ni eso ha logrado, dado el daño tan grande que la enfermedad está haciendo a la economía.

El combativo y diverso movimiento social chileno iniciado con el estallido del 18 de octubre de 2019 se agrupa en la Unidad Social, un gran frente de organizaciones populares que antes de la pandemia inundó avenidas y espacios públicos, pero ha sabido encontrar en esta etapa otras formas de exigir la satisfacción de sus demandas, entre ellas las redes digitales, presencia simbólica en las calles y también huelgas de sectores esenciales. Por ejemplo, una huelga nacional de trabajadores portuarios fue decretada, como forma de presión, a la vez que las cámaras de diputados y senadores debatían el derecho al retiro de 10 por ciento de las pensiones.

La rebelión chilena hizo ver a algunos sectores pensantes de las élites que el patrón de acumulación capitalista del país austral era ya intolerable para las mayorías y, en todo caso, infundió miedo y una sensación entre ellas de que algo tendrían que ceder para continuar disfrutando de sus irritantes privilegios. Creó así las bases subjetivas para ser capaz de seguir ejerciendo una fuerte presión social sobre el poder económico y político, aunque ya no pudiera hacerlo desde las calles.

De modo que recientemente ha hecho reaccionar favorablemente a muchos legisladores, incluso oficialistas, y logrado que estos dieran los pasos que han permitido llegar en las cámaras a la aprobación de la medida con las AFP. Esto se ha conseguido plasmar a pesar de una cerril oposición del presidente Sebastián Piñera y su círculo más cercano, unidos, por supuesto, a los grandes grupos económicos, con el apoyo de los medios de comunicación corporativos y de los más renombrados economistas neoliberales adscritos a los distintos partidos que administran el modelo.

Una gran mayoría de los eventuales beneficiarios del proyecto de ley estaban ya endeudados cuando estalló la rebelión, pues el famoso "milagro" chileno había erosionado considerablemente el poder adquisitivo de la población, con una combinación de bajos salarios y privatización de derechos humanos básicos, como el acceso a la educación, a la salud y a otros servicios públicos, más la ilusión de las tarjetas de crédito.

La pandemia agravó la situación, pues quienes reciben pensiones han tenido en muchos casos que apoyar durante el encierro a otros miembros del núcleo familiar, integrantes del ejército de 2.6 millones de trabajadores informales.

Pero, aunque es famosa la tacañería de Piñera para destinar recursos públicos a los que menos tienen, su férrea oposición a esta medida junto a los grupos oligárquicos no tiene tanto que ver con los 2 mil millones de dólares que costaría. No. Sino con el precedente de que la presión popular sobre diputados y senadores rompa con la práctica aplicada en las AFP desde su creación durante la dictadura pinochetista consistente en que una minoría insignificante de potentados utiliza los fondos previsionales de los trabajadores como propios para distribuirlos entre los principales grupos económicos que operan en el país.

Más injusto e indignante por la miserable cuantía de las pensiones que recibe la mayoría de los trabajadores chilenos. Las AFP, en resumen, constituyen el corazón del neoliberalismo chileno y no es por gusto que Unidad Social exige su disolución y el regreso a un fondo de pensiones público y solidario como existía anteriormente.

Piñera está más débil políticamente que nunca, muchos de los suyos lo han dejado solo y han votado a favor del retiro de 10 por ciento de los fondos de las AFP. Si llegara a vetar esta ley o a ponerle cualquier obstáculo, las consecuencias políticas podrían incluir un gran levantamiento en medio de la pandemia hasta que renuncie el ultraderechista presidente y cuando menos el fin de las AFP.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Robert dijo:

    Si el pueblo protesta en chile contra su gobierno y a reclamar mejoras es una gran proeza según el gobierno de cuba(Y lo es) ,
    pero si el pueblo cubano protesta contra la más mínima cosa es contrarrevolución y los llevan presos a todos.
    Eso se llama doble rasero

    • Carlos dijo:

      Comparar las protestas de Chile con las de Cuba no tiene sentido. En Chile las protestas son contra el sistema capitalista, o sea, contra una minoría y su gobierno que tiene sumido al pueblo en el hambre, en la cesantía, en la injusticia, en la enfermedad y la muerte. Todo para salvaguardar las ganancias de los ricos que son menos del 1% de la población. En Cuba el gobierno vela por los intereses de la inmensa mayoría, por las del pueblo. Eso se refleja en la educación, en la salud, en el trabajo digno, en la solidaridad, etc. Es el gobierno del pueblo. Si se protesta contra el gobierno y su sistema socialista se protestaría contra los intereses del pueblo. Solo un dato de la actualidad. En Chile se está acercando a los 350 mil contagios y 10 mil muertes según datos oficiales. En Cuba no llega a los 2.500 contagios y los 100 fallecidos. En Chile es el pueblo en su mayoría que protesta en Cuba, y eso es evidente, es una ínfima minoría inconformista la que protesta, haciendo diferencia entre protesta y reclamo. Creo que hay mucho desconocimiento en lo que plantea Robert.
      Carlos

  • BRITO dijo:

    ROBERT, tu nos cree ilusos a los cubanos, crees que el cubano de a pie se cree lo que tu expresas: yo creo que la educacion y la salud debe ser gratuita y universal, como tu lo disfruta incluso en tiempos de pandemias. El problema radica que el chileno no posee una canasta basica (se sabe que no alcansa pero ayuda mucha) donde el costo de una libra de arroz apenas cuesta 0.05 centavos de dolar. Una cosa es la la economia no responda a la totalidad de la demanda cubana, o comparar la protestas en Chile donde cuesta un ojo de la caja y no te lo digo literalmente.

    El pueblo de chile tiene muchoooooooooooo de que protestar enpezando que la salud no es gratuita y vale mucha plata incluso hacerte un aprueba para detectar el covid-19, ademas las protestas sociales bienen por la acumulacion de insactisfacciones de toda indole no solo la economica, sino en un paiz que a pesar de tener libre mercado, no estar bloqueado por la Mayor Potencia del mundo, a pesar de ser un pais con bastos recursos, hoy el 70 % de la poblacion chilena a perdido muchos derechos sociales que en cuba usted tiene de sobra.

    Cuando un pais destina casi el 60 % de su PIB en gastos sociales: sea educacion, salud, Pensiones, Seguridad Social, en medio de un bloqueo economico impuesto por la mayor potencia economica, Politica y militar del mundo...como lo hace cuba, no creo que el pueblo cubano, el mas digno, el que quiere a su patria, el que disfruta ver a sus hijos ir a la escuela, verlos graduarse de medicos, Ingenieros, maestros, cientificos sin pagar un peso, no habla esas tonterias que expresas al final, el cubano orgulloso de su patria te dira que el doble racero esta en cualquier lado menos un cuba, partiendo de usted como persona.

    AAAAA yo como cubano de a pie no necesito manisfestarme en una calle contra mi gobierno, porque a pesar de las dificultades y las carencias jamas me falto en mi mesa un plato de comida para mi familia, que dira padre que fue operado de una opstruccion intestinal reciente en medio de la pandemia y salio con exito, y que curioso no vi por ningun lado ninguna factura hospitalaria cobrandome la salud, o de mi querida madre que en medio de esta pandemia siguio recibiendo su jubilacion (se que no es suficiente y no alcanza, no soy iluso tampoco), y muchos te diran mas ejemplo. Estos pequeños ejemplos que te pongo, son los motivos de ciudadanos chilenos que protestan no solo por mejoras economicas, sino por lo primera que te dije: la educacion y la salud debe ser gratuita y universal, oportunidad de un empleo digno y derecho a una pension. Esas cosas el cunabo lo tiene desde que nace.

    Cuba si tiene mucha moral para criticar lo que pasa en esas supuestas verdaderas democracias: Mira EEUU, como reprime a un pueblo que protesta pacificamente, nada que has lo que te digo y no lo que yo hago. Lo se.

  • |Jorge Enrique Morales Barrabia dijo:

    Robert No te has preguntado porque en Cuba por ejemplo solo tenemos menos de 100 muertes por la pandemia y somos un país pobre y bloqueado, pues te diré que su población se siente protegida por su gobierno y viendo a los vecinos más y más ricos desprotegiendo a su país no hay de otra que apoyar a Cuba. Robert te acuerdas del Presidente Salvador Allende. Pues por menos que esto lo masacraron en la moneda. Robert te acuerdas de los miles desaparecidos y de... bueno Robert muy buen comentario el suyo para indignarse uno por la mañana. Robert deja de Mirar el Norte y Soñar con el Norte donde nos despresian. Mira al Sur y deja de mirarte el Ombligo.

    • Sirilo dijo:

      Jorge, los chilenos derrotaron la dictadura hace 30 años, y no es que Salvador Allende sea cosa del pasado, de hecho tienen un Museo de la Memoria para que no se olviden jamás los trágicos sucesos de aquel 11S. Son 30 años de democracia chilena los que le dan a los chilenos la libertad de protestar y construir un pais mejor. En democracia se protesta, se debate, sin indignarse por los comentarios del otro, ni sentirse despresiado por otros (¿de verdad crees y eso que dices?).

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Angel Guerra Cabrera

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Vea también