Imprimir
Inicio » Opinión, Salud  »

Los medicamentos se investigan, se prueban y se aprueban

| 18

Foto: Juventud Rebelde.

Asclepios es un héroe o semidios en la mitología griega, hijo de Apolo y nieto del mismísimo Zeus, dios de dioses. Se entrenó en la manipulación del cuerpo humano con Quirón, que se describía como un centauro (mitad hombre y mitad caballo). Parece que superó a su maestro en habilidades “quirúrgicas”. Píndaro lo describía en una oda como que: “hizo remedios y liberó del dolor a cada uno por cada enfermedad; a algunos con suaves canciones de encantamiento; a otros los curó con relajantes dosis de medicamentos, o envolvió sus extremidades con ungüentos trabajados, y a algunos los sanó con el cuchillo del cirujano.”[i]

La referencia anterior a Asclepios es descriptiva de que tanto la interacción médico – paciente, como los medicamentos, los tratamientos y la intervención quirúrgica forman parte del proceso curativo desde que se sabe de medicina y enfermedades humanas. La categoría semidivina que se le atribuyó en aquella religión no fue casual. Era necesario que la gente creyera en él.

Un afamado cirujano cubano, científico convencido y recientemente fallecido, el Dr. Manuel Fuentes del habanero hospital “Manuel Fajardo”, afirmaba que una proporción tan alta como el 80 % de sus pacientes se había curado porque confiaban en su condición y actuación de médico. La empatía y confianza que se establece entre las personas que saben curar y los enfermos sigue siendo parecida a los tiempos se Asclepios y sus “suaves canciones de encantamiento”. Esas relaciones de confianza se pueden hoy fundamentar mejor, sobre hechos más objetivos, porque gracias a la ciencia sabemos mucho más cada día acerca de todo.

Los medicamentos muchas veces nacieron asociados con las religiones practicadas por los diversos grupos humanos y también por la habilidad de charlatanes que han logrado vivir y hasta alcanzar cierta fama por ello, usando “suaves canciones de encantamiento”. Afortunadamente muchas de las medicinas tradicionales tienen historias verificadas por la práctica ancestral que demuestran efectividad más allá de que la gente crea o no en el sanador.

Sin embargo, los grandes avances en medicamentos de que gozamos hoy en día se han logrado gracias a la investigación y la rigurosidad científica. Esta suele comprobar también los saberes históricos. Desde que se desarrollaron poderosos medios de análisis químico en el siglo pasado se ha logrado identificar casi siempre los llamados “principios activos” o componentes principales de los materiales curativos ancestrales que son realmente efectivos, aparte de los “encantamientos”. Muchos de ellos son hoy medicamentos perfectamente identificados en sus virtudes y contraindicaciones.

“La flor de la pasión” o “pasiflora” fue asociada por la “Compañía de Jesús”, católica, con aspectos de la pasión de Cristo. Fue reportada en la literatura escrita por un médico español en 1569 desde el Perú amazónico como remedio ampliamente usado por sus habitantes originarios. La ciencia se encargó de conocer mejor a Passiflora incarnata (Passifloraceae). Se usa comúnmente como infusión (extracto acuoso con agua recién hervida). Sus principales componentes químicos son de una familia muy especial de moléculas que aparecen asociadas con azúcares y por eso se llaman glucósidos. También se han encontrado alcaloides que casi siempre tienen interacciones con los sistemas nerviosos de los organismos vivos más complejos. Sus propiedades farmacológicas comprobadas son ansiolíticas, analgésicas, antidiabéticas, anticonvulsivas, afrodisíacas, antiasmáticas, antitusivas y otras. Los aceites esenciales o extractos químicos de la planta son muy complejos y contienen más de 160 compuestos diferentes. En el caso de la pasiflora, como en muchos otros, el saber de las experiencias ancestrales de los pueblos se ha verificado con la ciencia. Se conoce muy bien el porqué de todo y es un remedio de amplia utilización, sabiendo sus pros y sus contras.

Cuando se diseña un medicamento ideado por los seres humanos la situación es obligatoriamente diferente. Los procederes actuales suelen partir del conocimiento que se tenga de algún escenario molecular en los organismos vivos que pueden ser estimulados o inhibidos por compuestos químicos, que son los candidatos a medicamentos. El menú inicial puede alcanzar millones de estructuras químicas posibles. Eso debe reducirse a unas pocas, y esa selección hoy se suele hacer con el uso de sistemas de cómputo e inteligencia artificial. Como los dispositivos electrónicos están construidos con silicio, se dice que esta es la etapa de selección “in silico”.

Después viene la clasificación práctica de los candidatos a medicamentos. Esta comprende muchos aspectos, incluido el toxicológico. Su primera etapa se dice que es “in vitro”, porque se hace en el laboratorio, con síntesis e identificación de las propiedades físicas y químicas de las sustancias. La segunda es “in vivo” cuando se comienzan a probar con entes vivos. Todo esto puede llevar años de trabajo por muchos científicos.

Más tarde se procede con los candidatos más seguros a las pruebas en humanos voluntarios, generalmente a “doble ciego”. Esto quiere decir que la administración de muestras se hace sin que nadie, ni aplicadores ni pacientes sepan si se administra el medicamento a probar o una simple dosis sin medicamento llamada “placebo”. Así se disminuye mucho cualquier influencia ajena en la medición de resultados.

Cada fase está guiada por un complejo sistema de medidas de seguridad y verificación de acciones. La o las moléculas que llegan y triunfan en esta etapa, con las mayores eficiencias para lo que se desea curar y las menores contraindicaciones posibles, pasan entonces a la etapa de las formulaciones farmacéuticas, donde se establece la mejor forma mediante la cual el paciente puede asimilar el medicamento.

Este largo, científico, eficiente y responsable proceso puede tomar decenas de años y es imprescindible para que un medicamento nuevo, creado por el hombre, pueda ser usado masivamente. No puede haber fallos. De eso deben encargarse las agencias reguladoras estatales responsables, que en el caso de Cuba es el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED).

Queda bastante claro entonces por qué podemos usar el interferón como tratamiento de la COVID 19. Este es un medicamento que ya había pasado todos los rigurosos pasos para autorizarse su uso. Ahora se prueba su efectividad para esta particular enfermedad. Nuestro sistema de salud sin embargo se muestra reservado y cauteloso, aunque optimista, con algunos otros productos que están en proceso de algunas de las fases de prueba en humanos que mencionábamos antes. Esos otros productos son desarrollos de proyectos que ya venían trabajándose y que por lo tanto cualquiera de ellos acumula ya una historia de años desde su concepción inicial.

La ciencia ha cambiado la forma en que nos tratamos las enfermedades. Ahora somos muchos más los seres humanos porque los saberes acumulados no solo han servido para poder alimentarnos mejor. También sabemos curarnos mejor cuando enfermamos. Y la rigurosidad de este proceso tiene que ser su pilar más destacado, como lo demandan los tiempos.

[i] Se cita en https://hekint.org/2019/02/08/medicine-in-greek-mythology/

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R. Oro dijo:

    Muchisimas gracias al Dr. Luis A. Montero Cabrera por educarnos en estos importantes y serios procedimientos cientificos, en tiempos cuando la "milagreria" y muchos otras actividades no cientificamente justificadas, se aprovechan de la emergencia y en algunos casos del panico de la gente. Muy agradable de leer e informativo en extremo.
    Les propongo a quienen lean esta articulo que le presten muchisima mas atencion que a tomar desinfectante o tragarse una lampara ultravioletas propuestas de aquel "cuyo nombre no debe mencionarse" como Lord Voldemort.

    • Un profesor dijo:

      Estimado Profesor Montero:

      Tengo la impresión de que usted ha destapado una caja de pandora que lo pondrá ante una alternativa difícil, un dilema ético de consecuencias imprevisibles.
      Usted como químico renombrado y mucho mas como especialista en Química cuántica sabe perfectamente que los preparados homeopáticos no contienen ningún principio activo y que el agua no tiene memoria como afirman los seguidores de la seudociencia homeopática. También como profesional actualizado estará informado de la apreciable reducción en el mundo de la tolerancia con esta seudociencia y me imagino que se preguntará ¿por qué entonces seguimos tolerándola y nuestras autoridades la apoyan? ¿Acaso no ven el daño que le hace a nuestras ciencias médicas que funcionarios de alto nivel de nuestro MinSaP avalen públicamente una seudoterapia desacreditada a nivel mundial? ¿Qué haremos cuando el rechazo creciente se haga visible a nuestra población? No se podrá esgrimir ignorancia porque desde 1866 la Academia de Ciencias de entonces RECHAZÓ la doctrina homeopática como consta en su revista Anales y desde nuestra revista Juventud Técnica académicos de hoy la han rechazado también.

      Hace poco conversaba con una persona muy cercana (graduada de Bioquímica) y discutíamos sobre el tema pues nos habían entregado las famosas goticas de PrevengHo Vir. Una cosa nos llamó la atención y los invito a continuación a reflexionar al respecto.

      ¿Cuantos nasobucos repartimos entre la población puerta a puerta? en mi caso, los nasobucos los obtuvimos de una amiga con máquina de coser inspirada por las explicaciones en los medios sobre cómo hacerlos (Una iniciativa GENIAL!!!!!)

      Fíjense que ESTÁ DEMOSTRADO CIENTÍFICAMENTE QUE LOS NASOBUCOS SI AYUDAN..... Mientras que NO EXISTE EVIDENCIA CIENTÍFICA ALGUNA DE QUE LA HOMEOPATIA FUNCIONE

      ¿Cómo es posible entonces que gastemos los pocos recursos que tenemos en algo que no ha demostrado que funciona y NO en algo de probada eficiencia?

      No tengo mucha esperanza en que este "post" supere la "moderación" y llegue a leerse, pero me reconforta el hecho de que una vez pase la pandemia volveré a mi puesto de trabajo, donde retomaré la lucha contra las seudociencias como la HOMEOPATÍA y otras seudoterapias. Mi trabajo como educador me permite llegar a los jóvenes y no tengan duda alguna, con argumentos científicos, con evidencias, con la verdad del conocimiento, los ayudaré a abrir los ojos y con el tiempo ellos también ayudarán a otros a entender las falacias de las seudociencias. No hay nada que los inquisidores puedan hacer al respecto.

      • Jose R. Oro dijo:

        Usted es una persona irrespetuosa y arrogante por haber puesto debajo de mi comentario algo que no guarda absolutamente ninguna relación con lo que yo escribi. Solo por que usted cree que lo que usted dice debe ser visto antes que los comentarios de los demas? Por que usted es tan atrevido y tan zoquete? Al menos tenga la decencia básica de decir su nombre!
        Cuando usted quiera decir algo, pongalo en el orden correspondiente como todos y cada uno de los que hacemos comentarios, usted no es mejor que nadie y ponerlo debajo de otra publicacion completamente no relacionada demuestra que usted no tiene la menor consideracion por los demas foristas, que se cree superior a todos nosotros. Usted no puede ser un cientifico si no entiende los fundamentos de la ética profesional!

      • Un Habanero dijo:

        Estimado Jose R Oro, discúlpeme pero su comentario se ajusta a lo que CD considera como denigrante, difamatorio, etc. Usted trata de "zoquete", "atrevido","arrogante", "indecente" a alguien que usted no conoce, simplemente porque manifestó un criterio que a usted no le gustó. Creo que quien debe aprender a respetar y discutir es usted. Por demás, los nicknames están permitidos por este sitio. No es censurable utilizarlos. Saludos.

      • Un profesor dijo:

        Estimado Jose R. Oro
        No entiendo su exabrupto tan violento por un error que usted asume intencional. Déjeme explicarle en primer lugar que la conexión de la que dispongo en mi país, gracias al bloqueo del país al que usted ha emigrado, es de muy poco ancho de banda lo que hace demorada y poco fluida la conexión que utilizo. Si me equivoco al dar click debo espera valiosos minutos para rectificar mi error y a menudo cuando me doy cuenta de este ya el “post” salió.
        De cualquier manera, no tiene usted ningún derecho a proferir tales declaraciones por algo que usted solo supone... ¿de donde saca usted que soy arrogante y atrevido? ¿Por qué me dice “zoquete”? Yo pudiera también emplear lenguaje soez para referirme a usted, pero la educación que me ha dado mi REVOLUCIÓN, a la que nunca dejaré bajo ningún pretexto, me impide rebajarme a su nivel.
        Espero reflexione sobre su actitud, que no se corresponde con la que había leído hasta ahora de usted en estos lares.

      • Masso de Santiago de Cuba dijo:

        Quiero poner algo bien palmario. El fuerte, pero merecido comentario de Oro, no tiene que ver de ninguna manera con lo que dice el comentario de "Un profesor". Es que este pone su comentario como respuesta al de Oro usando el derecho a replica, sin que en lo absoluto se refiera a ello, solo por ponerse primero y hacer sobresalir lo que el escribió, que evidentemente el considera que esta a otro nivel y que no puesde estar despues del comentario de roberto, mas de un dia anterior al de "un profesor". Eso es irrespetuoso aqui y dondequiera, y en realidad "Un profesor" debiera excusarse por ello.
        Con respecto a Un Habanero, le digo que usted es el que trata de tergiversar el comentario de Oro, porque a usted es el que no le gusta el escrito del Dr. Montero Cabrera, no somos tontos y eso es evidente.

      • Gonzalo Perez dijo:

        “Un profesor” se cree mucho más inteligente que los demás, desprecia nuestro talento y se considera que lo que él escribe tiene más valor y relevancia que lo que escribimos los demás, por ello debe ir primero y usar el derecho respuesta para ponerlo delate de todos. Una verguenza. Y de eso es de lo que se trata, nada de lo que el escribio es respuesta al comentario de Oro. Después ataca solapadamente a Jose R. Oro por vivir en los EE.UU., que bajeza mas tremenda, cuando Jose R Oro por muchísimo tiempo ha estado denunciando al cruel Bloqueo, y haciendo cualquier tipo de esfuerzos por nuestro país. Creo que muchos de los que nos leen lo pueden acreditar. Taimado e hipócrita “Un profesor”, añado yo, a lo que ya le había dicho Oro antes, muy justo por cierto.

      • Jose R. Oro dijo:

        Le voy a contestar claramente a “Un Habanero” y a “Un profesor”. Nada que ver con un criterio que a mí no me gustó, en realidad ni me gustó ni me dejó de gustar. Es que nadie tiene derecho a escribir debajo de un comentario de otra persona (en este caso mío, pero de cualquiera se aplica por supuesto) algo que no tiene absolutamente nada que ver con ese comentario, por pensar que su escrito es tan, pero tan importante, que no puede ir en el lugar que le toca. Y no es un exabrupto, es bien merecido, por carecer de modestia y de suponer que los comentarios de los demás foristas presentados con anterioridad al suyo son "menos importantes" y que el de él debe tener más "visibilidad". Si “Un profesor” se hubiera referido a lo que yo exprese, muy bueno y muy santo, para eso dice RESPONDER. Pero no era ninguna RESPUESTA no habla en lo mas mínimo de lo que escribí, ninguna RESPUESTA, solo el abuso de usar el derecho a réplica para poner su comentario en una posición mas privilegiada y visible.
        Por supuesto que los nicknames están permitidos en este sitio, pero cuando uno habla de temas científicos (y esa persona es o se considera un profesor) no hay razón para no decir quién es. ¿Por qué criticar a la opinión científica de un eminente profesional desde el anonimato?
        Con respecto a “Un profesor”, la educación que le ha dado la Revolución no la demuestra de ninguna manera al meterse a dar su opinión por delante de los demás foristas que lo hicieron antes, eso es de muy mala educación, como usted debiera entender. El mundo de la Ciencia no puede ser de los "vivos" o actuar en un estilo reminiscente de los “luchadores de la calle” abriéndose paso a codazo limpio. Y su opinión o la mia o la de cualquiera, no puede descollar o ser mas conspicua que la de los demás, usando trucos y picardías para lograrlo. Siempre practico el principio de respetar a los demás, en tanto que esas personas se comporten (no sólo conmigo, sino en general) de manera recíproca

      • Pancho M dijo:

        Con el mayor respeto, a los participantes en el debate en especial al Sr. Oro:

        Una de las reglas de Oro del debate es el respeto que se debe caracterizar por "atacar" en el sentido figurado de las normas del debate a lo que se dice y no a quien lo dice. En ese sentido se equivoca y mucho el señor Oro al atacar al usuario @Un profesor. Si no estaba de acuerdo con el posicionamiento del comentario del forista debió criticar eso sin ofender llamándolo zoquete y arrogante pues eso no aporta nada al debate. Si el colocar intencionalmente un comentario fuera de lugar es algo criticable no le da ningún derecho a ofender, eso va contra las normas del sitio.

        En vista a que las normas del sitio dicen: "...No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social..." uno pudiera pensar que el Sr. Oro piensa que estas no han sido escritas para él. ¿Nos da derecho el pensar así a ofender al Sr. Oro por considerar que él se siente por encima de las reglas del sitio? Pues no, podemos criticar su acción pero no tenemos el derecho a ofenderlo. Podemos criticar su acción incorrecta en cambio y estaríamos dentro de las reglas d un debate civilizado.

        Por otra parte, el usuario @Un profesor plantea que su comentario apareció erróneamente bajo el del Sr. Oro. ¿No podemos darle el beneficio de la duda? ¿Cuántas veces hemos visto comentarios referido por ejemplo a eventos deportivos en debates sobre otros temas? Eso es algo que sucede a menudo y por lo general respondemos "a lo cubano" con comentarios jocosos al despistado, con ese tono burlón tan típico de los nosotros, jaranero pero no ofensivo. Nunca vi en este foro u otro una respuesta tan airadamente ofensiva por algo que por demás suele pasar a menudo en nuestro contexto por razones de la baja velocidad de algunas conexiones a internet.

        Insisto: No sabemos si lo sucedido con el comentario del forista Un profesor fue intencional, el Sr. Oro y otros así lo consideran, ¿sobre qué base? Seamos sinceros, solo podemos asumirlos sin pruebas, pero aun si hubiera sido intencional no podemos dejarnos llevar por la ira e insultar como hizo el Sr. Oro.

        Por otra parte Sr. Oro, como usted reconoce tardíamente, el uso de “nicknames” no es delito y su justificación sobre temas científicos es improcedente porque este no es un sitio científico y hay una gran distancia entre el hablar científico y el divulgar la ciencia. Los comentarios aquí son simplemente opiniones personales sobre un tema y es precisamente por eso que el anonimato es importante porque en estos foros las opiniones no deben valer mas por provenir de alguien mas famoso. Estos foros igualan las opiniones al margen de quienes las emitan y esa igualdad la garantiza el no poner un nombre famoso o conocido detrás de una opinión. Se trata de valorar la opinión por lo que se dice y no por quien la dice.

        Por último, Sr. Oro, no me parece que lo que dice el profesor, aunque no va dirigido a usted como el mismo dice, esté tan alejado de lo que usted plantea. Creo que hay un ajuste perfecto al tema del artículo y con ello a sus planteamientos y con ello no quiero decir que debió ponerse en el lugar que se puso, pero no por las razones que usted esgrime sino porque simplemente no iba dirigido a usted.

        Al forista "Un profesor"¨: si su intención fue anteponer su comentario por las razones que fuere, eso no es correcto y no debe hacerse, si no lo fue y como dice fue un error entonces habrá de tener mas cuidado la próxima vez. Revise bien antes de dar el "click"

        En resumen amigos: seamos mas civilizados en el debate, escuchémonos y no ofendamos a nuestros interlocutores por muy en desacuerdo que estemos con sus planteamientos y sobre todo concentrémonos en responder a lo que se dice sin atacar al que lo dice. Esto último es clave en un debate civilizado y evita que se nos vaya de las manos.

      • Gonzalo Perez dijo:

        Pancho M se viste de Rey Salomon y pretende ser imparcial, pero obviamente no lo es, todo lo contrario esta bien parcializado. La agresión inicial es de Un profesor que se cree que las reglas del foro son para los demas pero no para el, y que por ser su comentario de tal importancia, se debe poner primero usando el derecho a respuesta de un comentario al cual en la realidad el ni de lejos contesta.
        Pancho M no se da cuenta y no menciona el derecho de los demás a escribir y ser leidos en orden. A mi me parece que Un profesor si es un arrogante e una persona irrespetuosa con los demás y que por ello se le ripostó, no sólo por Oro, sino por varios foristas y ahora por mi, sin guante de seda

  • Josan dijo:

    Una duda, los preparados homeopáticos pasan por este mismo procedimiento? Veo que el doctor justifica el uso del Interferon pero qué hay con el Prevengho-vir? Sería bueno que se publicaran las referencias de los estudios doble ciegos llevados a cabo bajo la supervisión del CEMED para aclarar las dudas sobre este medicamento homeopático y así poder corroborar que fue probado por el método científico.

    • Yosvany dijo:

      Muy de acuerdo. Seria bueno que el Profesor Montero escribiera aqui en Cubadebate un articulo explicando que es la homeopatia y como funciiona. Muchos cubanos queremos saber eso

      • Un Habanero dijo:

        Si, seria muy bueno que el Dr Montero escribiera pues tengo entendido que la homeopatia no reconoce el efecto placebo ni hace sus ensayos a doble ciega ni reconoce la necesidad de un grupo control en los ensayos

  • Juan dijo:

    Las acciones de nuestro estado en la lucha contra la COVID 19 han sido bien informadas, precisas, bien conducidas, previsoras y enérgicas. Su éxito es innegable y nos enorgullece a todos. Por ello los enemigos se limitan a no hablar de nosotros, salvo para ruínmente despotricar de nuestras brigadas médicas. Muy ilustrativo el artículo del Dr. Montero y sus menciones a "suaves canciones de encantamiento" y a medicamentos. Es intereante la duda de Josan.

  • roberto dijo:

    Los productos homeopaticos estan considerados como suplementos y en el caso particular de este su funcion es estimular el sistema inmunologico para enfrentar este virus.

  • Lilita dijo:

    Es un verguenza que alguien se meta delante de los demás usando el derecho a responder otro comentario, cuando no se relaciona en lo mas minimo con el comentario que fingue responder, está bueno ya de marrullerías y de gente que se creen mejor que los demás y que no le gusta hacer colas y esperar su turno. Le hacía falta que le dieran un buen rapapolvos, para entender que, como dijera el prócer Benito Juarez "el respeto al derecho ajeno es la paz". Su conducta es ademas particularmente errónea en "Un profesor" como usted se nombra, cuya tarea es dar ejemplo de actuar bien.

  • Manzanillero dijo:

    Me encanta el articulo del Dr. Luis A. Montero Cabrera, que envidia le tienen algunos por ahi! Al Sr. Un Profesor le digo que no sea tan abusador y no ponga lo que escribe arriba, en detrimento del trabajo de otros foristas. Lo que usted hace al decir que Oro es un emigrado, es la ultima trichera de los que no pueden competir con su talento, lo que reconozco no es tarea sencilla. Pero el oportunismo y la mezquindad no pueden sustituir al talento.

  • Elguea dijo:

    Me gusta seguir Cubadebate pero cuando los foros se tornan como este, con una agresividad sin sentido, me dan pena. Pero aprovecho la oportunidad para preguntarle al Dr JR Oro donde puedo conseguir una copia en pdf de su libro "El Envenenamiento del Paraíso: Polución en la República de Cuba", de 1992?? Hay algún sitio para descargar? Soy aficionado a los temas de medio ambiente. Gracias.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis A. Montero Cabrera

Luis A. Montero Cabrera

"Es Doctor en Ciencias. Preside el Consejo Científico de la Universidad de La Habana. Miembro de mérito y coordinador de ciencias naturales y exactas de la Academia de Ciencias de Cuba."

Vea también