Imprimir
Inicio » Opinión, Salud  »

La COVID-19 con la ciencia en China

| 16

A inicios de marzo, científicos chinos informaron haber hallado dos diferentes tipos del COVID-19. Foto: Reuters.

El pasado 24 de febrero el reconocido Journal of the American Medical Association (JAMA) publicó un ya muy citado trabajo donde dos autores expusieron desde China datos incontrovertibles acerca del desenvolvimiento del hoy denominado COVID-19 en ese país, desde el mismo primer paciente caracterizado.

El 31 de diciembre del pasado año informaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de una enfermedad respiratoria novedosa y de causas desconocidas. Desde el día 8 de ese mes en la ciudad de Wuhan había aparecido un caso con una extraña neumonía. A la altura del día final de 2019 acumulaban 27 casos. Ya el 7 de enero la ciencia china identifica y da a conocer que se trata de infestación con un virus del tipo corona, de los que portan ARN y para algunos tienen una forma de “corona real” al microscopio. El 30 de enero la OMS declara una “emergencia de salud pública de interés internacional”.

En este siglo ya habían ocurrido dos brotes de otros coronavirus conocidos que también afectan al sistema respiratorio. Uno de ellos en la provincia de Guandong, también en China, que duró desde noviembre de 2002 hasta julio de 2003, con más de 8000 casos en todo el mundo, de ellos más de 5000 en la propia China, y 774 fallecidos. El segundo brote ocurrió en Arabia Saudita en 2012 y no ha terminado. Parece que en ambos casos fueron mutaciones que circulaban entre murciélagos que por diversas vías contaminaron humanos y se seleccionaron lo suficiente como para permitir que los enfermos contaminaran a otros humanos.

En el caso de la actual COVID-19 de Wuhan, el artículo refiere que “Las curvas epidémicas reflejan lo que puede ser un patrón de brote mixto, con casos tempranos que sugieren una fuente común continua, un posible derrame zoonótico en el mercado mayorista de mariscos de Huanan, y casos posteriores que sugieren una fuente propagada a medida que el virus comenzó a transmitirse de persona a persona.” Se trata de un lenguaje muy científico y responsable, digno de todo crédito.

Las mutaciones de los virus son impredecibles. No dependen de forma alguna de la voluntad de los seres humanos que los padecemos. Ni siquiera del cuidado que podamos tener. Forman parte del propio proceso de la vida, que se basa precisamente en la variabilidad. Esta se logra gracias a que todas las complejas moléculas que intervienen, desde las proteínas hasta los azúcares, pasando por las grasas y los llamados ácidos nucleicos, pueden variar mucho ante condiciones ambientales diversas. Tales variaciones pueden conducir a la descomposición, sin futuro alguno, o a una nueva adaptación que les permite progresar y multiplicarse.

La mutación de algún ignoto virus que condujo al problema que hoy tenemos hizo que no solamente encontrara buenos hospederos en los humanos para poder reproducirse. Logró también que se conformaran molecularmente de forma que fueran estables y activos en la atmósfera durante bastante tiempo después que el contagiado lo expele. Eso hace que, para nuestra desgracia, la trasmisión sea muy eficiente.

Puede especularse sin temor a equivocarnos que en lo que va de este siglo deben haber ocurrido muchas más mutaciones virulentas, incluso trasmitidas, y en muchos lugares. Solo que esas no se han convertido en epidemias. Pueden haber aparecido en sitios poco poblados, o provocar enfermedades muy leves, o ser muy poco contagiosas. Por eso ni nos hemos enterado de ellas. Países como China y la India, ciudades muy grandes y movidas como New York, Sao Paulo o la Ciudad de México, son también fáciles epicentros impredecibles de estos fenómenos. Nadie está exento, por rico y desarrollado que sea. Y donde hay más personas cercanas unas de las otras hay más posibilidades.

Aquí interviene la ciencia y también la comunicación. Existe un caso antológico, el de la llamada “gripe española” de 1917, que se originó en un campamento del ejército de los EEUU del estado de Kansas, entre soldados concentrados que se preparaban para ir a combatir en Europa, al final de la Primera Guerra Mundial. Hay reportes de que ya había aparecido también en otros campamentos similares de este lado del Atlántico. Al llegar los ya contagiados portadores al escenario de la guerra, probablemente en Francia y otros países del llamado “viejo continenete”, se convirtió en pandemia. Tuvo una gran infestación y se considera la peor de la humanidad, al menos en los tiempos más recientes, con un resultado de decenas, quizás cientos, de millones de fallecidos en todo el mundo.

Lo de la comunicación influyó en que se le llamara “gripe española”. Como España no estaba en guerra, la prensa no estaba censurada y publicó abiertamente los casos. Para muchos, solo estaba ocurriendo en ese país. En realidad, hasta en China parece que murieron nada menos que 30 millones de personas En España fallecieron muchos menos, posiblemente 200 000, que no es una cifra despreciable en modo alguno. La enfermedad no surgió en ninguno de los dos países y España cargó con el denominativo porque dio a conocer lo que ya era una tragedia ocultada o ignorada por otros.

Debemos sentirnos más tranquilos, aunque no confiados, de que la ciencia y la tecnología de hoy han cambiado las cosas notablemente, al menos en la mayoría de los países. La propia China ha podido operar mucho más rápidamente que con el anterior brote de 2002, que afortunadamente no era tan contagioso. Un día de buenas decisiones salva vidas. Sabemos hace ya meses cual es el virus. Las publicaciones científicas de los colegas chinos han permitido a todos en el mundo saber cómo evoluciona la enfermedad, quienes son los más débiles, como se puede diagnosticar bastante bien, aunque no se tengan pruebas bioquímicas, su epidemiología, y hasta las fórmulas de gobierno responsable que pueden evitar una tragedia a la escala de la “gripe española” relatada antes.

Resulta muy lamentable, por usar términos elaborados y no los primeros calificativos que vienen a nuestra mente, que por diferencias políticas se desee denostar en algunos medios y ambientes todo lo que la humanidad le está debiendo en este momento a la ciencia china y a la política transparente y respetuosa de su gobierno.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Orl dijo:

    Copio

    ..todo lo que la humanidad le está debiendo en este momento a la ciencia china y a la política transparente y respetuosa de su gobierno.

    ----
    Exacto. Todos estamos contentisisisimos con China

    • Jose R. Oro dijo:

      Este es un trabajo de un cientifico cubano del más alto nivel, como es el Dr. Luis A. Montero Cabrera, con acceso a una cantidad impresionante de información y la capacidad de conversar y debatir con colegas a nivel mundial. Muy informativo y claro. Por ello no tienen sentido alguno los comentarios enfocados a confundir, de un troll como Orl, que se dedica sistematicamente (en decenas de casos) a expresar ironias poco inspiradas, nunca una idea o un dato serio, solo la mala intención de descarrilar un debate. La Humanidad vive un reto extraordinario y todos los que se aunan a teorias conspiracionales (o aun peor usan una tragedia de infinita magnitud, para burlarse y politiquear) le están haciendo un flaco favor al enfrentamiento a esta pandemia. Yo felicito al Dr. Montero Cabrera, por ser muy transparente y muy fácil de entender por todos los que lo leemos con deseos de aprender, informarnos y no de molestar.
      Comparto la opinión del autor acerca de "todo lo que la humanidad le está debiendo en este momento a la ciencia china y a la política transparente y respetuosa de su gobierno" que es muy importante y la transparencia e informacion abierta de la Ciencia de China quizas ayude a salvar una incontable cantidad de vidas. Me gusta mucho el articulo y sus valoraciones, sobre todo para mi ha sido marcadamente interesante saber que la neutralidad en España fue la que provocó el apodo de la "gripe española”

      • Leandro dijo:

        Totalmente de acuerdo con su comentario estimado Oro. Si Orl no está contento con China, ese es su problema, pero su "opinión" sin ningún fundamento (o quizás con aquel de Trump que califa esta pandemia como el virus chino, cuando el verdadero virus para el mundo y para su propio pueblo es él) es insignificante ante la aplastante información que nos brinda el ilustre Profesor Montero.

  • Walber dijo:

    Todo eso está muy bien de parte de los chinos pero también hay que reconocer que fueron ellos los que no informaron u ocultaron en un principio la magnitud de la virus y sus efectos en su población hasta que se le salió de control la situación y ahora todo el mundo está de patas para arriba.

    • Leandro dijo:

      "El 31 de diciembre del pasado año informaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de una enfermedad respiratoria novedosa y de causas desconocidas. Desde el día 8 de ese mes en la ciudad de Wuhan había aparecido un caso con una extraña neumonía. A la altura del día final de 2019 acumulaban 27 casos. Ya el 7 de enero la ciencia china identifica y da a conocer que se trata de infestación con un virus del tipo corona, de los que portan ARN y para algunos tienen una forma de “corona real” al microscopio. El 30 de enero la OMS declara una “emergencia de salud pública de interés internacional”. Es decir que con solo 27 casos informaron a la OMS. Saque Ud. sus propias conclusiones.

  • LEGADO dijo:

    Asi es por que como bien refleja el artículo en su muy traido recuento acerca de la gripe española, no podemos olvidar que era España un país perdedor como imperio y para el naciente futuro imperio que era EEUU mejor no llamar al fenómeno gripe americana.

    Por ello hoy la califica facilmente el IGNORANTE de turno el virus chino peor silencio con lo sucedido con la compra de la empresa alemana.

    Y con el orden mundial impuesto no podemos dejar pasar que la transparencia es la némesis de este.

    Enarbolan sus fundamentalístas a un Cristo ocultando que te crusificarán.

    Y con descalificaciones muchas intentarán ocultar también sus errores en esta pandemia que por sus políticas de miseria traerá como expresó nuestro canciller otro colapso económico mundial.

    Pregunto ?No quería el IGNORANTE de SANGRE PURA las fronteras cerradas?

    Hay que saber ser natural démosles de su propio caldo pero en silencio como nos enseñó Marti.

    Por que como dijo y comenté en otro artículo, Martí también expresó que.

    "La guerra no es entre la civilización y la barbarie, sino entre la falsa erudicción y la naturaleza"...

  • Andrey dijo:

    Occidente intenta invisibilizar los logros y éxitos de China porque sería reconocer que se ha convertido en una potencia en todos los ámbitos. La propia epidemia surgida en la nación asiática ha demostrado la fuerza que tienen, al haber levantado hospitales en menos de 10 días, en haber derrotado prácticamente la epidemia con medidas enérgicas que fueron al principio usadas como ejemplo en la denominada prensa libre como imagen de dictadura comunista y ahora por desgracia Europa tiene que ejecutarla al pie de la letra si en verdad desea salir cuanto antes de la tragedia que supone cientos de muertos cada 24 horas... Y la solidarida de China al mundo, donando equipos, medicinas, llevando médicos, a aquellos lugares donde no pocas veces se han burlado o discriminado su nación.

  • Alfonso dijo:

    Es imposible negar el aporte de China para el combate de esta pandemia. A sólo pocas horas de haber conocido la secuencia genética del virus la compartió con el mundo entero sin pensar en cuestiones políticas o económicas sólo pensaron en salvar vidas sin importar las de quienes

  • TM.61 dijo:

    "Honrar honra"
    Sin duda alguna es de reconocer el altruismo del pueblo y gobierno Chino. A pesar del durísimo golpe que represento a su economía, puso todos sus recursos en el propósito de garantizar el bienestar de su pueblo. Tuvo la sabiduría y la firmeza de tomar las medidas oportunas, por fuertes que pareciesen, todo lo cual la llevo a pasar de ser el país mas golpeado, al único que ha logrado no solo revertir la situación, sino colaborar con otros pueblos mas necesitado y en peor situación.
    El actuar de china contrasta con el cinismo sádico y chovinista del presidente de Usalandia, con su prepotente-patético intento de comprar a científicos alemanes en aras de hacerse, (de la mejor manera que saben, sin esfuerzos), de una vacuna solo para los estadounidenses, (realmente increíble que la naturaleza, en su sabiduría, engendre bestias así).
    Gracias China.

  • Adelante dijo:

    Debemos aplicar con urgencia, la limpieza de calles, avenidas, portales, paradas ómnibus, calles dentro hospitales, en horarios de la madrugada con pipas a presión y agua clorada. En las principales arterias del país. Fumigar con motomochilas como se está haciendo en ómnibus, incorporar a paradas ómnibus.
    Ahora que cierra el transporte provincias se deben limpiar urgente con cloro todas las terminales y cerrar sus tiendas interiores y todo lo que este alrededor de ellas.
    Las limpieza de las calles con pipa con cloro, ayudara urgente a quitar varios virus aparecen ya , en este verano. Hay polvo y mucha suciedad en las principales arterias del país.
    Gracias . adelante.

  • Ripley dijo:

    Cierto que China ha actuado de manera muy eficiente y cierto es tambien la ayuda que esta dando a otros paises que con el tema que nos ocupa hoy pero...que hacen los chinos comiendo y acabando con la fauna salvaje, que hacen los chinos permitiendo el comercio de animales que pueden resultar peligrosos para los humanos, que hacen los chinos llevando a muchos animales a la linea mas delgada de la extincion por lo que llaman ellos "sus tradiciones" y sus curas milagrosas, vamos que tambien cierta culpa recae en ellos, se reciente la humanidad entera y todas las especies cuando una poblacion de 1300 millones hace cosas como esta. Queda todavia un largo camino de investigacion cientifica por delante, veremos entonces que sale a la luz.

    • Leandro dijo:

      ¡Aunque usted no lo crea!, su lenguaje expresa su desprecio hacia el pueblo chino.

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Magnifico articulo profesor, la rapidez y lo inteligente con que China abordo y ha controlado el desarrollo de este virus es fruto de un conjunto de fortalezas que coinciden en ese solo gigantesco país, que de haberse producido y detectado inicialmente en cualquier otro, los daños y el desconocimiento hoy fueran enormes al no contar tan completa y tamaña referencia de cómo resolver esta crisis sanitaria y social. El mundo le agradece mucho a China tal magisterio.
    Precisando en los detalles profesor, el punto de partida, la clave, por donde todo comienza, cuando se trata de las grandes, históricas y audaces soluciones, cuando no existen referencias y lo urgente y desconocido es el reto más grande para la inteligencia humana, que precisamente pone la diferencia de esta crisis con otros eventos y desafíos de salud similares, esa clave está en el liderazgo, el liderazgo de Xi Jinping. Siempre ahí encontraremos el origen de todo, el punto de partida de todas las grandes hazañas, cambios y virajes en la historia de la especia humana. El liderazgo. Contar con el liderazgo de Xi Jinping es una suerte para la humanidad en esta contemporaneidad.
    Precisamente lo contrario es lo que viene sucediendo en el mundo capitalista desarrollado profesor por la falta de un liderazgo político, el talón de Aquiles hoy de la actual crisis sanitaria y social. Al no existir un liderazgo mundial dentro del capitalismo desarrollado, papel que debió jugar los Estados Unidos, se fragmenta la unidad de acción, se pierde inmediatez global ante un virus que se propaga con mucha rapidez. En un mundo capitalista desarrollado, mas tecnológico con millones de recursos, mucho capital, y que cuenta con la ventaja de tener la experiencia vivida por China con muchas más información científica al respecto, pero al no existir un liderazgo mundial ante esta crisis, todo es en vano, es absurdo, el accionar se atomiza, se dispersa, se pierde cada esfuerzo y recurso al no estar dentro de un plan director global de acciones, como exige esta guerra contra esta pandemia, las soluciones chocan con la obsoleta y compleja estructura en que funciona un sistema capitalista entrenado solo para ser líderes cuando se trata de crisis económicas-financieras donde peligran las bases que sostienen el sistema, mostrando ser analfabetos cuando se trata de eventos sanitarios y sociales globales.
    Solo un liderazgo podría salvar esos obstáculos y las terribles pérdidas humanas en un mundo global. Un liderazgo que por un corto tiempo aúne todos los esfuerzos y pase por encima del protagonismo del capital y su principio de oferta y demanda, que poco a poco los está empujando cada día más a la toma de las decisiones menos malas según su óptica, preservar primero la plusvalía. Ese entramado solo puede ser sorteado en beneficio de la humanidad por un liderazgo. La historia lo confirma, al igual que lo exige esta guerra sanitaria, las victorias en todas las guerras han estado precedidas por un liderazgo, esta no es una excepción.

  • YTV dijo:

    China es un ejemplo para la humanidad y digo humanidad, porque hay cosas como el virus que no conocen fronteras, ni ideologías, ni ricos ni pobres. Estos son tiempos de unidad, mi salud depende de la del vecino, sea o no mi amigo, por eso debemos ser solidarios y autoresponsables. Cuba también vencerá!!

  • Kmi dijo:

    Excelente artículo profesor. Muchas felicidades.
    Tengo la convicción que existen muchos más virus letales que los coronavirus y otros RNA virus que se llaman: "Ambición", "Consumismo", "Inconsciencia", "Irracionalidad", "Delincuencia", "Insensibilidad", "Inhumanidad", "Ignorancia"... La ley de la vida, pondrá todo en su justo lugar, gracias a la ciencia ya los hombres de buena voluntad, venceremos a la COVID-19.
    Nos queda un enemigo mayor: La fuerza irracional del hombre, esa es más difícil y grave.

  • Marlene dijo:

    Muy buen artículo. Me quedo pensando en que ya van 2, las epidemias surgidas en China en las que se implican los murcielagos. Las mutaciones son inevitables, pero el control de los muerciélagos SI, así como el control sanitario del expendio de carnes con posibilidades de contaminación. Ellos han demostrado una perfecta organización sanitaria en esta pandemia, es hora de que revisen estan brechas, porque la tercera que surja puede ser peor y definitiva para nuestra especie y se repite que ha sido en ese país.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis A. Montero Cabrera

Luis A. Montero Cabrera

"Es Doctor en Ciencias. Preside el Consejo Científico de la Universidad de La Habana. Miembro de mérito y coordinador de ciencias naturales y exactas de la Academia de Ciencias de Cuba."

Vea también