Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Peligro

Publicado en: American Curios
En este artículo: Donald Trump, Estados Unidos, Política
| 7

Después de meses de investigaciones y un juicio político, el presidente Donald Trump no sólo fue exonerado, sino que su nivel de aprobación alcanzó su punto más alto desde que llegó a la Casa Blanca hace tres años. En la imagen, el mandatario al regresar a Washington de un viaje a Carolina del Norte, el fin de semana. Foto Ap

Dos frases autobiográficas resumen el peligro político que enfrenta Estados Unidos y el mundo en este año electoral. Podría pararme en medio de la Quinta Avenida y disparar a alguien y no perdería ningún votante. Es increíble, declaró en Iowa el entonces candidato presidencial Trump hace casi exactamente cuatro años. En julio del año pasado declaró que, de acuerdo con la Constitución, tengo el derecho de hacer lo que quiera como presidente.

Ambas frases indican que el jefe del régimen estadunidense tiene una idea profundamente cínica, pero a la vez precisa, hasta ahora, de sus seguidores; y, segundo, que considera que él es el Estado, algo que comparte con todos los tiranos de la historia.

Veamos: después de meses de investigaciones y un juicio político que comprobó que el presidente repetidamente violó la Constitución y, según sus acusadores, traicionó al país y después encubrió todo eso, no sólo fue exonerado, sino que su nivel de aprobación popular llegó a su punto más alto desde que llegó a la Casa Blanca hace tres años. No sólo no perdió ningún votante, parece que después de disparar contra la Constitución, ahora tiene más.

Y sus bases están de acuerdo en que tiene todo el derecho de hacer lo que quiera. Recuerda la frase célebre de Nixon en la era Watergate, cuando afirmó: cuando el presidente hace algo, no es ilegal. Pero Nixon fue obligado a renunciar. Trump está en camino a su relección.

Noam Chomsky comentó que se puede argumentar que Trump es el criminal más peligroso en la historia de la humanidad. Señala que Hitler era el principal candidato para ese honor, pero que ese no estaba dedicado con fervor a destruir las posibilidades de la vida humana organizada en la Tierra en un futuro no tan distante... Trump sí. Y aquellos que piensan que él no sabe lo que está haciendo, no se han fijado muy de cerca, afirmó en entrevista con Truthout.

¿Cómo se ha llegado a este punto? Una de las razones principales –entre varias– es que el bufón peligroso y su equipo están logrando, por ahora, anular la verdad.

El uso de redes sociales por el equipo de Trump ilustra cómo el manejo del universo digital por cualquiera en el poder representa uno de los grandes peligros para una sociedad democrática. Apenas al comenzar el ciclo electoral, su campaña de relección ya ha gastado casi el doble que el total combinado de todo el elenco de los nueve principales aspirantes demócratas en Facebook y Google; un nivel sin precedente, reporta Axios.

Un reportaje en The Atlantic sobre lo que llama la campaña de desinformación de mil millones de dólares para la relección de Trump, describe una estrategia parecida a la desplegada por líderes derechistas en el mundo, quienes usan las redes sociales para confundir el debate, y en lugar de silenciar a los disidentes los suprimen a través de volumen, o sea, censura mediante ruido. Junto a ello continúa la ofensiva contra los medios de comunicación con el objetivo de debilitarlos, tal como se ha hecho desde el inicio de esta presidencia que los ha calificado de enemigos del pueblo (https://www.theatlantic.com/ magazine/archive/2020/03/ the-2020-disinformation-war/605530/).

El objetivo final, al parecer, es desorientar con mentira y engaño perfectamente diseñados para que toda verdad se vuelva dudosa. O sea, como Hannah Arendt lo resumió en 1953 analizando el surgimiento del fascismo europeo, donde “el sujeto ideal de un Estado totalitario… son gente para la cual la distinción entre hecho y ficción (eso es, la realidad de experiencia) y la distinción entre la verdadero y lo falso (eso es, las normas de pensamiento) ya no existen”.

Frente a esto, todo depende de la intolerancia necesaria –tanto dentro como fuera del país– a este peligro, y del creciente movimiento de resistencia estadunidense para rescatar el futuro inmediato, el cual necesita más que nunca (y aunque no se le ocurra solicitarlo) la solidaridad internacional.

https://open.spotify.com/track/ 2K8xtU4cnUgZS9apymp5tk?si= FFv9htGgTbS0JUF5mgHg-A;https://youtu.be/FKCmyiljKo0

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • AVA dijo:

    Este coronavirus disfrazado de Trump es sin dudas la pandemia más peligrosa que azota a la humanidad y lo más peligroso es que no tiene cura. Ojalá los políticos de este planeta logren descubrir una cura inmediata para este flagelo. Hasta la victoria siempre...

  • sachiel dijo:

    Posiblemente, comparando etapas y épocas, Hitler no tenia de respaldo los millones que tiene Trump y asociados hoy; no obstante, creo que todos los que leen aqui saben que cosa fue el nacionalsocialismo, el nazismo y el fascismo aleman, con todas sus consecuencias hasta hoy...

    Quizas estemos en una de las últimas convulsiones del capitalismo e imperialismo, con consecuencias triplicadas de lo que fue el fascismo nazi; el tiempo y los pueblos diran la última palabra.

    • Jose R. Oro dijo:

      Muy estimado Sachiel, en las elecciones de marzo del 1933, el partido nacional - socialista de Hitler obtuvo 17,277,180 de votos, para un total del 47.2% de los votos (habilitados para votar 44,685,764, votantes 39,655,029, para una asistencia a votar del 88.74%), lo que es muy superior proporcionalmente a lo obtenido por Trump en 2016, 62,984,828 para el 46.1% de los votos emitidos en una elecciones en que solo el 55.7% fue a votar. La mediocre candidata demócrata Hillary Clinton recibió 65,853,514 para un 48.2% y casi tres millones de votos mas que Trump. Donald Trump fue electo presidente de los Estados Unidos, por el peculiar sistema electoral estadounidense, pero perdió claramente el voto popular.
      Por lo tanto, el tema del "respaldo masivo" que usted plantea le faltaba a Hitler, es incorrecto, tenia mas apoyo en su elección que Trump. El fascismo se caracteriza por su precariedad en las condiciones no - dictatoriales extremas, como demuestra la aplastante derrota de Macri en Argentina, no olvidarlo.

  • universidad dijo:

    No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista, ya llegara el dia en que nadie lo querrá ni por su dinero cuando haga otro disparate. Que locura no se como EEUU puede aguantar...espero que aquellos que lucharon por demostrar su demencia no descancen hasta sacarlo.

  • Archi dijo:

    Es sorprendente que la intelectualidad estadounidense "descubra" ahora que sus gobernantes utilizan todos los medios sucios para imponer sus "verdades". Los cubanos sabemos "en carne propia" que lo están haciuendo desde el siglo XIX. Ahora mismo, lo que dice su presidente de su propio país es mentira para ellos, pero lo que dice de Venezuela, de Cuba, de Nicaragua, de Rusia, de China, de Iran. y un largo etc., es, para esta misma gente, cierto. En el congreso, la Pelosi rompió su discurso pero aplaudió desvergonzadamente a un titere como Guidó. Hay una frase de un argentino que ahora más que nunca debemos tener en cuenta: "En el imperialismo no se puede confiar ni un tantico así.Nada.

  • Leandro dijo:

    Cuando leo lo que se ha escrito de Calígula, aprecio mucha semejanza entre aquel y Trump.

  • Maritza dijo:

    Lo peor es que muchos de los seguidores de este Peligro, creen ingenuamente en él sin saber que pueden ser sus víctimas y mientras, los progresistas o menos reaccionarios no hacen aún lo necesario para neutralizarlo y derrotarlo en noviembre

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

David Brooks

David Brooks

Periodista mexicano, corresponsal del diario La Jornada en los Estados Unidos.

Vea también