Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Cultura, emancipación y coherencia

| 7

Intercambio de Díaz-Canel con miembros de la comisión organizadora del pasado Congreso de la Uneac. Foto: Estudios Revolución.

¿Es posible frenar el influjo de la industria hegemónica del entretenimiento y construir una visión descolonizadora de los procesos culturales? Esta fue una de las preguntas que se hicieron nuestros creadores en el encuentro que sostuvo el presidente Díaz-Canel con el ejecutivo de la UNEAC y los principales dirigentes del Ministerio de Cultura y del ICRT.

Continuaba así el esfuerzo por dar seguimiento a los debates del pasado Congreso de la organización. El tema en esta oportunidad se centró en la Comisión “Cultura, medios y redes sociales”, que coordina Magda Resik, y sumó las valoraciones emanadas de la Comisión MINCULT-ICRT.

Hubo un momento del análisis en que se puso énfasis en la calidad del cine que se exhibe a través de la televisión y en la promoción intencional que debe acompañar la difusión de películas valiosas, descolonizadas y descolonizadoras.

Uno de los logros más trascendentes de la política cultural revolucionaria fundada en 1959 fue, sin ninguna duda, la creación de un espectador masivo para el cine de arte, para el cine no comercial, de Cuba y de todas partes. Hoy lamentablemente ha habido retrocesos, en este campo y en otros.

Las nuevas tecnologías, como sabemos, son útiles para difundir el conocimiento y la cultura o pueden replicar la agenda de la maquinaria de opresión y de hipnosis y ponerse al servicio de los “famosos” y de la “cultura-chatarra”. Es muchísimo más difícil en la actualidad el trabajo de formación de públicos, del gusto (que no nos viene instalado en los genes) y de ese “espectador crítico” capaz de distinguir el mensaje intelectual y espiritualmente enriquecedor de la estafa pueril empaquetada de modo deslumbrante.

Una de las palabras que más se repitió en el encuentro referido fue “coherencia”. Es cierto. Nos falta coherencia. Instituciones que tenemos los mismos objetivos actuamos demasiado a menudo de manera desarticulada, inconexa, contradictoria.

El Presidente nos convocó a dejar atrás “el diagnóstico” y a avanzar en la elaboración conjunta de propuestas concretas, cuyos resultados sean evaluados y medidos periódicamente. “Pensemos como país” en el frente cultural y echemos a un lado los feudos.

Me permití recordar en esa reunión algo muy trascendente que dijo Díaz-Canel al acudir a las urnas en el referendo constitucional de febrero, cuando se refirió a los pueblos que permiten que se fracture su identidad cultural y cómo quedan desamparados y terminan siendo víctimas inermes de la dominación imperial.

(Tomado de El vuelo del gato)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • CIFRADO dijo:

    Miraba yo ayer unos dibujos animados cubanos para niños que por PRIMERA VEZ la TV ponía, realizados en el 2003 y no pude seguir viendo el lenguaje, el contenido de las historias y la realización visual.

    Animados que ha visto Cuba entera realizados por los mismos que siguen realizando animados en Cuba.

    Y los niños que los vieron, nacidos en os anos 90 del siglo pasado los estamos viendo adolescentes hoy.

  • rolando pérez betancourt dijo:

    Abel, como siempre, atrapa en estas cortas palabras la esencia del todo. Más claro ni el agua, Pongámonos entonces para las cosas, rpb

  • Tranquilino dijo:

    Abel qué estará pasando. Será que no queremos ver. A veces me pongo a tratar de entender lo que ven la jóvenes generaciones por el paquete y me espanto. Dan lástima. Ya hay varias generaciones que no ven absolutamente nada de lo que ponen por la televisión. Solo es paquete y muchas casi las 24 horas. Sería bueno hacer una encuesta. Se nos está escapando la materia gris por hay. No se tiene control sobre esas mentes de modo que piensen para lo de aquí adentro a no ser de la tonga de necesidades materiales que hemos acumulado por años. Y se sigue hablando en los medios sobre este alarmante asunto en términos que la mayoría de las personas no entendemos del todo como "descolonizadora" y "descolonizante" por solo citar dos ejemplo de este mismo artículo. Por supuesto que se sabe lo que quieren decir literal a partir del término "colonización" pero cómo eso se aplica a este contexto. Ni jota. Yo le trato de explicar a mis hijas que eso es seudocultura como a ti te gusta decir y que las embrutece y no entienden cómo puede ser. Y cuando me piden que le diga que cosa no es seudocultura de lo que ponen en la TV y le pongo los 4 ejemplos que logró encontrar se ríen en mi cara de lo falto de estética que están. Imagínate tú. Qué hacer.

    • Sergio dijo:

      Tranquilino

      Precisamente es ahí donde está el problema, y no es sólo en el ámbto de la cultura, sino en todo en general.

      Esa anécdota de sus hijas es APLICABLE a todo, y lo que nos enseña es que no se PUEDEN RESOLVER los problemas actuales con formulas de hace 40 años, porque no va a dar cierto.

      No es que lo MODERNO sea la mejor, poruqe ha mucha BASOFIA, pero lo que sí debe se debe es buscar soluciones desde el contexto ACTUAL, y no seguir aferrandose a lo que dió cierto hace 30 años, pues jamás se encontrara la solución del problema.

      Ahora, a lo que sí me RESISTO es a la CENSURA,,, esa NUNCA MAS,,,, n hablar, porque ya se ha visto que la CNESURA nunca es solución, y sí un problema.

      Es lo que pienso,

      Saludos,

  • Víctor Angel Fernández dijo:

    O hacemos nuestra versión de entretenimiento o las personas irán a buscar el necesario entretenimiento (no importa los apellidos que puedan ponérsele) a otro lugar o desde otro emisor.
    Sigamos discutiendo y analizando, mientras ellos-otros producen y producen y producen.
    ¿Cuántos Congresos de la UNEAC, de la AHS o de la UPEC, llevamos con las mismas preguntas? ¿Cuántos "paquetes" se han repartido en ese tiempo? ¿Cuántas respuestas hemos dado?
    Un sólo ejemplo: la Ecured desde su nacimiento, levantó resquemores entre esa misma intelectualidad que hoy se reúne con el Presidente (al que le queden dudas, revise aq los editores, para que vean que no existe ningún nombre "destacado"), pero hoy en cada rincón (porque esa es la onda) repiten que hay que apoyar ese proyecto, luego de una década de existir. Vamos a ver de verdad, cuántos se suman y la hacen una plataforma potente.
    Los ejemplos pueden conformar una larga lista.

  • Maritza dijo:

    Abel siempre certero. Nuestra television y nuestro cine sobre todo tienen mucho que hacer y que mejorar incluso hay q analizar si el estado debe financiar determinados proyectos que parecen o hacen el juego a nuestros enemigos. Estamos en un país agredido y eso tienen que pautar todo

  • Jean Ivan Rodríguez Guzmán dijo:

    Si se desea elevar la calidad de nuestra producción capital y frenar a la ves la transculturacion se debería como vía esencial buscar una mayor libertad de nuestros creadores a toda escala, dar riendas a su impulso creador e innovador, frenar el control burocrático de las obras humanas, así hablando nuestros artistas con el corazón podrán transmitir realmente la el espíritud autóctono de cubanía que hace atractivas sus obras. Las obras son bellas no por su coherencia u organización, sino por su sinceridad al transmitir emosiones

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Abel Prieto Jiménez

Abel Prieto Jiménez

Reconocido intelectual cubano. Fue Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y en dos ocasiones Ministro de Cultura. Actualmente dirige la Oficina del Programa Martiano y es el Presidente de la Sociedad Cultural "José Martí".Autor de numerosos cuentos y novelas como "El vuelo del gato" (1991). Diputado a la Asamblea Nacional.

Vea también