Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

Oligopolio digital

| 5 |


Todos somos dependientes de Google, Apple, Amazon, Microsoft, Facebook y, ahora, Netflix. Y no hay manera de escoger libremente: nuestros smartphones solo funcionan con los sistemas Android e IOS.

Todo el Occidente está colonizado hoy día por las corporaciones digitales. Ellas saben lo que pensamos y lo que nos gusta. No es casual que el valor de mercado de Apple y Amazon ya llegue al billón de dólares cada una. Casi la mitad del PIB brasileño de 2017.

Esa concentración de poder no ocurre en ninguna otra esfera de la actividad humana. Y poco nos importa, ya que los recursos que nos ofrecen son útiles y cómodos.

Según el Foro Económico Mundial, entre los 20 gigantes de la economía digital no aparece ninguna empresa europea. Las cinco mayores son “made in USA”: Apple, Amazon. Alphabet (Google), Microsoft y Facebook. El sexto y el séptimo lugares los ocupan dos gigantes chinos: Alibaba y Tencent.

Todas esas empresas invierten enormes sumas en innovación tecnológica y, en especial, en el terreno de la inteligencia artificial. Putin declaró en 2017 que el país que obtuviera el liderazgo en la inteligencia artificial sería “el dueño del mundo”.

Es en Silicon Valley, California, que se urde la estrategia capitalista de la manipulación de emociones y elecciones, como hizo la empresa británica Cambridge Analytica con datos de Facebook, y los bots rusos (cuentas falsas que funcionan automáticamente) en las elecciones de Trump y Bolsonaro, y en el referendo sobre el Brexit.

Todas esas poderosas empresas nos ofrecen cada vez más entretenimiento y menos cultura, más información y menos conocimiento. Cultura es lo que enriquece nuestra conciencia y nuestro espíritu. El entretenimiento les “habla” a los cinco sentidos y, por lo general, carece de valores. En él los “valores” son la exacerbación del individualismo, la competitividad, el consumismo y el hedonismo, regados con una buena dosis de violencia.

Cuanto más controla la hegemonía ideológica ese oligopolio digital, y más controlan las finanzas las grandes corporaciones bancarias y las instituciones como el FMI, menos democracia hay en el mundo. Todo conspira para que aceptemos la propuesta del sistema: cambiar libertad por seguridad. Según la óptica del sistema, basta echar un vistazo alrededor para comprobar que todo respira violencia: el noticiero de televisión, las novelas y las películas; los memes de internet y los mensajes de Facebook; la delincuencia en las calles y la inseguridad permanente del ciudadano. Entonces, sugiere el mensaje subliminal, entréguese a quien se deshace de un manotazo de la tolerancia y las convenciones de derechos humanos y vivirá en un mundo seguro, donde nada ni nadie lo amenazará.

Como la base del sistema es el consumismo compulsivo, los oligopolios ponen a funcionar sus algoritmos para saber cómo se identifica usted con millones de personas en busca de determinado producto. Si tiene gripe y se lo comunica a sus amigos en su red digital, y otros responden que también están con gripe, y las palabras “gripe”, “resfriado”, “tos” se multiplican por millones en la web, los oligopolios captan esa información y se la pasan a laboratorios y farmacias que, a su vez, aumentan la propaganda y los precios de los medicamentos en la región donde se detectó la epidemia de gripe. El mercado sí que es capaz de asegurarle bienestar y felicidad.

Cuando se abre Google para realizar una búsqueda, aparecen numerosos anuncios, pues son ellos los que sostienen al poderoso oligopolio. Si se busca, por ejemplo, “Cómo viajar a la Amazonia”, aparecen varias informaciones, y, al pie de la página, una secuencia numérica que indica que hay otras que contienen más datos. ¿Cuál es el criterio para que una información figure en la primera página? ¡Pagar por eso! Por lo general, la respuesta a su búsqueda aparecerá en la primera página en forma de paquetes turísticos y empresas de transporte.

Los gigantes digitales amoldan al mundo a imagen y semejanza de lo que hay de más sagrado para el sistema: el mercado y sus astronómicas ganancias, de las que se apropia la selecta secta de los brujos que transforman la información virtual en dinero real.

Frei Betto es autor, entre otros libros, de Oficio de escrever (Rocco/Anfiteatro).

www.freibetto.org/> twitter:@freibetto.

Traducción de Esther Perez

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luiso dijo:

    Internet es un arma para atacar a los pueblos a través de la mentira y lo manipulado de sus publicaciones..fijense si es verdad que es para lo único que Cuba no tiene bloqueo de Estados Unidos,,,es la nueva forma de que seamos sus esclavos leyendo sus mentiras..

  • G Esteban Ramirez dijo:

    Lean el libro "La guerra que se nos hace" del cubano Manuel Antonuio Capote,"El Imperio de la vigilancia" de Ignacio Ramonet,La Guerra fria cultural " de Frances Stonor Saunders y el visionario " 1984" de George Orwell.
    La pregunta entonces es Que podemos hacer los ciudadanos de cada pais ?????

  • Tomás H. Vidal Cordero dijo:

    Frei Betto, siempre magistral con los pies bien puestos sobre la tierra

  • JL dijo:

    Señores, internet es una herramienta de vital importancia en el mundo actual y la vida sin él va a resultar imposible dentro de pocos años, siempre van a existir personas q se quieran aprovechar d su uso para introducir sus ideas,pero eso pasa con todo, en el cine, la tv, la literatura etc...no podemos satanizar internet,solo debemos saber darle un uso adecuado

  • 0% dijo:

    Imaginemos un carnicero del mercado y un asesino, los dos usan cuchillos, uno para vender carne al pueblo y el otro para asesinar al pueblo. Bien, la culpa de los asesinatos no la tiene el cuchillo, la culpa la tiene el asesino. Internet es una herramienta muy poderosa, no hay nada mejor q hacer investigaciones de lugares q ni en sueños piensas visitar, salir de cualquier duda en 5 minutos sin tener q ir a una biblioteca, comunicarte con tu familia a miles de kilómetros. Ahora bien, hay quienes se pasan en las redes sociales contando todo lo q hacen en el dia, lo q compran, lo q comen, lo q tienen, lo q quieren tener. De ahí sacan provecho estos gigantes, de gente boba falta de atención.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Frei Betto

Frei Betto

Carlos Alberto Libânio Christo. Conocido como Frei Betto. Fraile dominico. conocido internacionalmente como teólogo de la liberación. Autor de 60 libros de diversos géneros literarios -novela, ensayo, policíaco, memorias, infantiles y juveniles, y de tema religioso. En dos acasiones- en 1985 y en el 2005- fue premiado con el Jabuti, el premio literario más importante del país. En 1986 fue elegido Intelectual del Año por la Unión Brasileña de Escritores. Asesor de movimientos sociales, de las Comunidades Eclesiales de Base y el Movimiento de Trabajadores Rurales sin Tierra, participa activamente en la vida política del Brasil en los últimos 50 años. Es el autor del libro "Fidel y la Religión".

Vea también