Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

La estrategia de Lula

| 16

Lula debería tener derechos políticos, afirma comité de Derechos Humanos de la ONU. Foto: Ueslei Marcelino/Reuters.

El PT mantiene la candidatura de Lula, a pesar de la condena y de los varios procesos que todavia tiene por delante. Todos los indicios que llegan desde distintas instancias del Poder Judicial apuntan hacia la imposibilidad de su candidatura.

Sin embargo, las cosas son mucho mas complejas para los que quieren impedirla. A dos semanas del comienzo del horario electoral en radio y TV (espacio cedido por ley a los partidos y sus candidatos), y a un mes de que los nombres de los candidatos a la presidencia de Brasil entren en la urna electrónica, no es tan simple para la derecha cercenar el derecho de Lula a ser candidato.

El tramite normal impediría una decisión judicial en contra de Lula en menos de 14 días, siete de los cuales le tocan a la defensa. Mientras tanto, él no puede ser impugnado como candidato. Por lo que Lula debería poder participar del horario electoral.

El desafío de Lula es alargar el máximo de tiempo posible su presencia en la televisión, en lo posible hasta por lo menos el 17 de septiembre, cuando las listas de los candidatos van a la urna electrónica y ya no pueden ser alteradas, lo cual es factible, ya que falta menos de un mes. Si se deja a un lado los ocho días de fin de semana, quedan 22 días hábiles para que los jueces juzguen un caso inédito y de enorme relevancia y repercusión nacional e internacional en tres tribunales distintos –el Tribunal Superior Electoral, el Superior Tribunal de Justicia y el Supremo Tribunal de Justicia.

Los jueces, sin embargo, operan en contra de Lula con velocidad máxima, dado que se trata de una persecución política que intenta impedir de su candidatura, sabiendo que si es candidato gana en primera vuelta.

Pero si hasta el 17 de septiembre no hay sentencia final, la foto y el nombre de Lula estarán en la urna electrónica el 7 de octubre, día de la elección presidencial, aunque que sea impugnado inmediatamente después de esa fecha, porque no hay cómo sacar su nombre de la urna electrónica a partir de esa fecha. si su victoria fuera cuestionada, asumiría Fernando Haddad, que será registrado como su compañero de fórmula.

El Tribunal Superior Electoral definió que la defensa de Lula tiene, a partir del 23 de julio, siete días para responder las 16 acusaciones en su contra. A partir de esa fecha habrá cuatro días para oír a los testigos, cinco para la recolección de pruebas y otros cinco para los alegatos finales.

Después de esos tramites el juez relator puede tomar una decisión o transferir la cuestión al pleno del tribunal. Este proceso podría estirarse hasta el 14 de septiembre. La decisión puede ser apelada. Tres días después vence el ultimo plazo para cambiar nombres de los candidatos.

Así, se prevee que Lula y Haddad aparecerán en los programas de TV por lo menos en siete programas electorales, en cadena nacional, de dos minutos y medio cada uno y en 68 spots de 30 segundos en los intervalos comerciales, por un total de 34 minutos. Es un tiempo en que la aparición de Lula debe consolidar todavía mas su imagen frente a toda a población y su capacidad de influenciarla.

Es por ese camino sinuoso y complejo que Lula puede protagonizar una candidatura inédita: ser candidato a la presidencia de Brasil condenado y preso, haciendo campaña desde la cárcel y triunfando en primera vuelta, en poco más de un mes y medio. Una situación inédita no solo para Lula, sino para  historia política mundial, que solo sería posible por la absurda situación en que lo ha puesto la justicia brasileña: víctima de un proceso forzado, sin pruebas. Y, preso, Lula actúa más que nunca en la articulación política de su candidatura y de las otras candidaturas del Partido de los Trabajadores y de la izquierda, al tiempo en que ve su apoyo en las encuestas subir todavía más y los adversarios pelearse entre sí, sin amenazarlo, y a la vez, la posible candidatura de Haddad recibiría la trasferencia directa de los votos de Lula, en caso de que tenga que ser el candidato a la presidencia de Brasil.

Después del espectacular acto de masas en Curitiba, cuando fuimos a registrar la candidatura de Lula, Haddad ha empezado una nueva caravana por el nordeste, para presentarse como el vice de Lula. Ese día, en Curitiba, lanzamos un libro sobre una caravana de Lula, la del Nordeste de Brasil, que tuve el honor de editar, el primero de una colección de cinco, con los cuales llevamos el bellísimo testimonio de fotos de los viajes históricos de Lula.

Cuanto más fuerte se revela el apoyo popular de Lula, más se fortalece la decisión de la derecha de intentar inviabilizar su candidatura. La victoria de Lula, apoyado en un movimiento popular muy organizado –como las marchas que llegaron el día 15 a Brasilia los han confirmado– sería una derrota gigantesca para toda la derecha, no solo los candidatos que se identifican con el gobierno Temer, sino también para la judicatura y para los medios de comunicación.

Es una disputa que aparece como una enfrentamiento jurídico, pero que es una dura pelea política, entre jueces por una parte, apoyados por los medios, y el movimiento popular y la fuerza política de Lula. Es en medio de esos enfrentamientos que surgió la decisión de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en favor de los derechos de Lula a ser candidato y participar de la campaña electoral.

La resolución cayó como una bomba sobre el gobierno, la Justicia y los medios. Ministros del gobierno –incluido Aloisio Nunes, canciller, ex militante del Partido Comunista y de la Alianza Nacional Liberadora, de Carlos Marighella– se manifiestan exactamente en los mismos términos que lo hacían los ministros de la dictadura, cuando los gobiernos militares eran condenados por organismos internacionales. Dicen que se trata de una ingerencia indebida en un asunto interno de Brasil. De hecho Brasil tenía la alternativa de no haber firmado el pacto internacional en que las Naciones Unidas se basan para condenar al gobierno brasileño, pero una vez que lo firmaron tienen que obedecer sus decisiones.

Lula ya ha enfrentado situaciones inéditas en su vida política de mas de 50 años de luchas. Ha liderado las más grandes huelgas obreras de la historia de Brasil, ha sido tomado preso, ha sido reelegido presidente del sindicato no reconocido por la dictadura, ha vivido las más distintas circunstancias hasta convertirse en el presidente más importante de la historia de Brasil y el líder de izquierda de más prestigio en la actualidad a nivel mundial. Pero nunca podría imaginar que llegaría a la situación actual, en la que puede llegar a ser reelegido presidente de Brasil desde la cárcel.

Circulando esta semana por Brasilia, pude ver los imágenes de los que es el vacío de poder en el país. El Palacio del Planalto, completamente cercado por fuerzas militares, frente a las tres columnas –una de ellas llevaba el nombre de Columna Prestes– del MST (Movimiento de Trabajadores Rurales sin Tierra) que, llegado desde distintas partes de Brasil, con miedo se acercaban al edificio donde se supone que Temer trabaja. El Palacio del Jaburu, del vice presidente, donde vive Temer, dado que ha abandonado la residencia oficial del presidente, es un edificio no solo completamente protegido por militares, sino también con alambre de púa, como si se tratara de un presidio.

Por otra parte, uno se acerca al Palacio de la Alvorada, la residencia presidencial, donde Lula vivió ocho anos, y lo ve completamente abandonado, como imagen del vacío de gobierno que vive Brasil. El Congreso, a su vez, de vacaciones electorales, igualmente vacío. El Tribunal Superior Electoral, cercado por una manifestación de decenas de miles de personas que fueron registrar la candidatura de Lula, con imágenes de Lula Libre proyectadas en su edificio (foto).

Hay más poder en la pequeña celda de Curitiba, desde donde Lula articula el retorno a la presidencia de Brasil, que en todos esos edificios vaciados de legitimidad.

(Tomado de Página 12)

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Eduardo González S. dijo:

    Muito coragem, meu irmâo. Vocé vai a ganar as eleçôes pelo major margen de votacaô mais importante na historia do Brazil, o nosso gigante amigo.

  • Jose R Oro dijo:

    Es la primera vez que leo un artículo sobre Lula y la situación en Brasil que esta detallado y presenta la estrategia del PT de una forma más clara. Siempre pensé que no era posible que el PT actuara solamente por emociones, sin asumir su responsabilidad para con el país. En general, si Lula llega al 17 de septiembre, aunque sea impugnado después, tendría:
    1. Acceso al espacio electoral en la radio y televisión directa o más probable que indirectamente. Directamente seria como menciona el autor “Así, se prevé que Lula y Haddad aparecerán en los programas de TV por lo menos en siete programas electorales, en cadena nacional, de dos minutos y medio cada uno y en 68 spots de 30 segundos en los intervalos comerciales, por un total de 34 minutos” si violan las leyes los enemigos de Lula, e impiden que él esté en la televisión (si lo hace desde una celda, el impacto a favor de Lula seria catalítico), incluso aunque pongan una foto en las pantallas tendría importancia. La derecha brasileña no tiene opción de violar la ley e impedirlo, lo que sería desastroso políticamente para ellos (pero menos malo que tener a Lula en la televisión ¡desde una celda vitoreado por el pueblo!)
    2. Su nombre entraría en la urna electrónica, y aunque con cualquier recurso sus enemigos lo anulen, ya no es Haddad como candidato, sino en lugar de Lula y la gente (o una parte de los votantes) sentiría que está votando por Lula y que la victoria de Hadad pavimentaría el camino para que Lula salga de la cárcel (por supuesto que en Brasil el poder judicial es “independiente”, pero un mandatario podría “indultar” o encontrar otro camino para declarar ilícita la sentencia)
    Es una situación muy difícil no solo para Lula y el PT, también para sus enemigos. La declaración de la ONU, la situación descrita en Brasilia, son elementos de un gigantesco país abocado a una crisis política de inmensa repercusión a nivel regional y mundial.
    La oligarquía brasileña debiera entender que lo mejor para ello sería apoyar a Lula, porque Bolsonaro y el fascismo a cargo de su potencial gobierno causaría una situación social incontrolable en Brasil. Con invocar a dios (y actuar como el diable) 24 x 7 no se resuelven los problemas.
    El actual desmantelamiento del Estado brasileño como el gran Emir Sader nos indica, y no solo del poder ejecutivo, sino también del legislativo y judicial puede traer un cataclismo en Brasil. Si se arma una anarquía aun mayor que la que ya existe en el gigante sudamericano, la oligarquía se va a vivir en sus condominios de Miami o Cannes y le dice a la vasta clase media y al aun más vasto pueblo humilde ¡Agárrense de la brocha que me llevo la escalera!
    Lula representa los intereses del pueblo humilde y de la clase media, y a la oligarquía misma, si fuera más perspicaz le convendría que este proceso inevitable de eliminación de humillantes desigualdades en Brasil, transcurriera de forma ordenada. Pero no lo harán por odio y ofuscación, prefieren que Brasil retroceda décadas a entender lo más conveniente para el país. ¡Lula!

    • El buril dijo:

      Lo cierto es que sobre Mujica no hay ningún escándalo, no hay siquiera un pequeño comentario acerca de corrupción, mal manejo de finanzaz, etc. El tiempo es oro. La izquierda brasileña a que aludes ha estado haciendo su estrategia y apostando por Lula, quien está preso, con cosas aún pendientes por esclarecer, a todas luces no se le ocurre a nadie porponerlo para presidente, aunque enarbole la bandera de los humildes. La verdad no obligtoriamente tiene que ser democrática. Invocar a Dios, para comenaz a arreglar tanto desastre, tanta corrupción es sin dudas amigo Oro una buena manera de empezar.

      • Jose R Oro dijo:

        Amigo El Buril.A mi juicio para que la izquierda y el movimiento progresista latinoamericano (no solo en Brasil sino en toda la region) se consoliden y triunfen, hay que lograr sin falta algunos factores:
        1. ¡Unidad. Unidad. Unidad! Sin ello rememorando las palabras del gran Jose L. Centella “no solo no podremos derrotar al capitalismo, sino que no podremos evitar que el capitalismo nos derrote” Chile y Colombia son ejemplos manifiestos de ello.
        2. Eliminar la corrupción de cualquier tipo, por minima que sea, real o percibida, dentro de las filas de los partidos y gobiernos de izquierda. Como usted afirma, no se atrevieron a acusar de corrupcion a Pepe Mujica, porque nadie se lo cree, ni hay un juez que se atreva.
        3. Tener programas claros que evidencien que estos partidos constituyen la vanguardia del pueblo y representan fielmente sus intereses.
        4. Abrir paso a una nueva generación de líderes progresistas y no querer eternizar formulas que fueron excelentes en el pasado pero que no representan hoy lo necesario para las enormes transformaciones sociales que son requeridas.
        Creo honestamente que entre miles de cosas, estas son las principales

    • Marquinho dijo:

      Estoy muy de acuerdo con sus dos comentarios Sr. Jose R Oro. Todo lo que amplíe espacios para Lula y el PT es conveniente para el pueblo brasileiro. Por otra parte es conveniente obligar a Temer, a la oligarquía brasileira y a sus aliados de los Estados Unidos a cometer aun más violaciones de la Ley, hasta que fallen en un veredicto y se les desplome el castillo de arena.

  • Carmona dijo:

    Lula está inhabilitado para ejercer cargos públicos,es ex presidente pero también es un ciudadano brasileiro.

  • CubAna dijo:

    gracias a Emir Sader, comparto la opinión de Jose R Oro, muy preciso y sobre todo alentador de la esperanza. Lula Livre Ya

  • jotab dijo:

    Lula…preso politico de una dictadura corrupta. Es hoy el Mandela de America…. Volvera…seguro que volvera….

  • Luis dijo:

    Si llega…… y si no llega, se entrega la presidencia sin posibilidad alguna.

  • Francesco Monterisi (Italia) dijo:

    Sin Lula elecciones en Brasil serán un fraude!
    Lula LIBRE y PRESIDENTE!
    http://www.cubainformazione.it/?p=35042

  • michael vazquez dijo:

    me parece que el PT ni ha hecgo todo lo que puede para eliminar el proceso judicial contra Lula.Transmiten la impresión de que, en la pracatica,aceptan el proceso al que esta sometido.

  • MPH dijo:

    Bueno una pregunta y qué sería si Lula va a elecciones, sale electo? Podrá un presidente estando preso dirigir el estado, ejercer sus funciones nacionales e internacionales?. Eso además de inédito es ilógico, primero hay que resolver sutuación penal, luego vendrá lo otro.

  • Carlos Benítez Barrios dijo:

    Es un momento crucial y decisivo para Latinoamérica, pero lo es más para los trabajadores de Brasil. Lula será presidente. Nos hace falta a todos, para mantener la unidad en América frente al imperialismo. Ya se logró en México, se derrotó el intento de golpe en Nicaragua y Venezuela. Para lograr lo que se necesita en Brasil, el PT tiene que lograr todo el apoyo popular, movilizar a todas las fuerzas progresistas, a todos los que de verdad son patriotas en el inmenso Brasil, marchas, actos, mítines, todo lo que pueda
    mantener al pueblo que apoya a Lula en las calles. El apoyo internacional es también muy importante, los líderes mundiales deben pronunciarse, los premios Nobel, las altas personalidades de la cultura, la política, el propio Telesur, es ahora o no hace falta hasta las nuevas elecciones. Los pobres tienen esta gran oportunidad, si la dejan pasar, pierden, perdemos todos. Adelante pueblo de Brasil, adelante que la victoria es cierta. Hasta la Victoria siempre.

  • Rolando dijo:

    Pues eso se sabe, ya que si con la expresidenta Dilma fueron tan arbitrarios, pues ahora con Lula es más fácil…, la derecha en el poder en Brasil, en Argentina y otros es muy fuerte y no dejaran otra vez perder el poder, para ellos no existen las leyes, no les importa el pueblo, ni sus desigualdades,,,

  • angel dijo:

    La candidatura de Lula a la presidencia de Brasil es necesaria para el pueblo brasileño y su triunfo en las elecciones como presidente de este pais seria un gran acontecimiento mundial y una gran esperanza para los pueblos latinoamericanos, latinoamerica necesita de lideres como Lula para mantener los lazos de unidad entre los gobiernos progresistasde la region.

  • el campista dijo:

    Amigos me sería algo difícil contar cuantas personas quieren que Lula sea el presidente de Brasil, los comentarios a favor son lindísimos y creo que si fuera por nosotros ya Lula aumentaría su % a favor, así que tendremos una esperanza más si el día antes si es postulado oramos los que cree y los que no, gracias Jose R Oro

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Emir Sader

Emir Sader

Sociólogo y científico político brasileño, es coordinador del Laboratorio de Políticas Públicas de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro (UERJ).

Vea también