Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

La izquierda está bien viva en América Latina

| 30

Sección del mural de Diego Rivera en el Palacio Nacional.

El resultado de las elecciones mexicanas otorga un amplio mandato al candidato progresista Andrés Manuel López Obrador para cumplir su agenda de cambios y  hacer frente a la corrupción, la violencia y desigualdad con un Estado fuerte y políticas sociales efectivas.

Más de la mitad del electorado le dio la espalda a los partidos tradicionales y escogió un político contrario al status quo.

Al mismo tiempo, su victoria envía una clara señal sobre la vitalidad de los movimientos que se oponen al neoliberalismo en América Latina, contrario a la sentencia de defunción que se había decretado prematuramente contra los gobiernos progresistas y de izquierda en la región.

El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el partido fundado por López Obrador hace cerca de cuatro años, tuvo que superar la guerra sucia y la campaña de miedo de la derecha y los grandes medios de información.

Ni el gurú de la propaganda negra, el venezolano J. J. Rendón, ni los especialistas en manipulación de la opinión pública a través de las redes sociales, pudieron encauzar el descontento de los mexicanos con su sistema político y sus deseos de cambio.

El avance de la izquierda mexicana, si bien es el más notable, no es único en el nutrido ciclo electoral del 2018.

Incluso en los países donde ganó la derecha este año, los partidos progresistas alcanzaron notables resultados que llevan a pensar en un escenario más reñido de cara al próximo ciclo.

Así ocurrió en Chile, donde la noticia en la primera vuelta fue el 20 % de los votos alcanzados por el Frente Amplio de Beatriz Sánchez, que la ubicó en un tercer lugar y a las puertas de la segunda vuelta.  A pesar de la victoria en el balotaje del derechista Sebastián Piñera, su gobierno se verá obligado a pactar con distintas fuerzas para llevar adelante las políticas.

El resultado de la izquierda chilena tiene aún más mérito en el país que se muestra como la vitrina del neoliberalismo en la región y donde la oposición política fue sistemáticamente diezmada por la dictadura militar del pasado siglo.

En Colombia, uno de los países más conservadores de la región, Gustavo Petro ganó un histórico segundo lugar en la primera vuelta de los comicios presidenciales y pasó al balotaje contra el candidato uribista, Iván Duque.

La noticia es Petro

A pesar de que la maquinaria de la derecha colombiana funcionó y Duque obtuvo la victoria, los ocho millones de votos para Petro constituyen el mejor resultado de la izquierda en la historia de la nación andina, a pocos meses del paso a la vida civil de la guerrilla de las FARC.

El regreso al poder del uribismo resulta una amenaza a la paz firmada en La Habana y a las negociaciones actuales con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y la única esperanza es una coalición fuerte de distintos partidos para blindar los acuerdos. La buena noticia es que la candidatura de Petro logró un 41 % de apoyo del electorado con una fórmula similar.

El gigante suramericano y uno de sus principales referentes políticos, Brasil, está llamado a las urnas en octubre próximo. Aunque Luiz Inácio Lula da Silva, líder del Partido de los Trabajadores (PT), se encuentra tras las rejas debido a la persecución política en su contra, se mantiene como favorito en las encuestas.

La recesión económica y los paquetes de ajustes aplicados por quienes removieron a la mandataria legítima Dilma Rousseff del Palacio de Planalto generan amplio rechazo entre la población brasileña.

Incluso si la derecha obtiene una victoria sin la participación de Lula en los comicios, la estabilidad y legitimidad del gobierno resultante quedarían en entredicho.

En la vecina Argentina, las elecciones están programadas para octubre del 2019. Pero los meses que le quedan por delante al gobierno de Mauricio Macri pueden jugar en su contra, en la medida en que la economía no acaba de mostrar los resultados esperados.

Ni los pagos a los fondos buitres ni los recortes ni las concesiones al capital privado de Macri lograron convencer a los inversores internacionales de traer su dinero a la nación austral, lo que parece una sentencia de muerte para el peso argentino.

El acuerdo firmado recientemente con el Fondo Monetario Internacional para lograr un colchón de seguridad se parece demasiado al escenario anterior a la catástrofe neoliberal del siglo pasado como para pasar desapercibido entre los argentinos, que salieron a las calles a mostrar su rechazo.

El panorama anterior se completa con la victoria de las fuerzas bolivarianas en Venezuela y los seis millones de votos obtenidos para la reelección de Nicolás Maduro, en un contexto de injerencia externa y guerra económica.

La resistencia del movimiento político iniciado por el Comandante Hugo Chávez a finales del siglo pasado no estaba en los pronósticos de la derecha ni sus patrocinadores en Washington, que contaban los minutos para  hacerse con los recursos de la nación andina.

De igual manera fallaron las ilusiones de una implosión de la Revolución Cubana tras más de medio siglo de resistencia, como parte del cambio generacional en las máximas instancias de dirección. El llamado a continuar construyendo el socialismo del nuevo presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Diaz-Canel, al tomar posesión de su cargo en abril pasado, debe haber despejado cualquier duda.

Miguel Díaz-Canel: La Revolución no termina con sus guerrilleros (+ Video)

Por su parte, el nuevo gobierno mexicano, liderado por López Obrador, encontrará en el norte a las políticas agresivas de la administración de Donald Trump, su retórica antiinmigrante y planes de construir un muro fronterizo.

En el sur, México tiene su espacio cultural e histórico por naturaleza, América Latina, cuyas posibilidades reales de desarrollo han sido lastradas por la incapacidad de lograr una integración efectiva y las políticas neoliberales que imponen la competencia a muerte entre países con similares capacidades industriales y dependientes de la exportación de un grupo reducido de materias primas.

La propia dinámica política interna y la forma en que López Obrador navegue la ola de descontento de los mexicanos,  determinarán hasta dónde podrá avanzar con su agenda anticorrupción y planes sociales. Pero hay pocas dudas de que enfrentará una dura resistencia de los sectores más favorecidos con el estado de cosas actual.

Sin embargo, en el terreno internacional, México tiene el camino abierto para jugar un papel más activo a favor de la integración política y económica latinoamericana, un asunto que, en el contexto actual, puede ser cuestión de seguridad nacional para la nación azteca.

En momentos en que se renegocia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y Washington amenaza con aplicar nuevas políticas proteccionistas, mirar las opciones en el vecindario es una cuestión de sentido común, independientemente de las banderas políticas que se levanten.

López Obrador tiene la posibilidad también de convertirse en un referente moral en un país donde la violencia y la corrupción están enquistados en el sistema político.

Si bien la corrupción es un mal endémico que carcome las instituciones y pone en crisis la legitimidad política de la mayor parte de los países de América Latina, la izquierda sufre más sus consecuencias por las banderas que defiende.

Si logra recuperar la confianza de los mexicanos, el líder de Morena habrá superado una de las principales líneas de ataque contra los gobiernos de la última ola progresista, en especial los de Brasil y Argentina.

Aún es muy pronto para asegurar que el éxito de López Obrador y su alianza “Juntos haremos historia” abrirá una nueva ola de transformaciones regionales, pero sí habla a las claras de que la búsqueda de alternativas a la distribución desigual de las riquezas y de justicia social está lejos de desaparecer del mapa político latinoamericano.

 

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Orland dijo:

    La izquierda está bien viva en América Latina, nos explica el periodista y su afirmación debería llenarnos de alegría. La victoria de López Obrador es un paso en esa dirección, pero lo que se ha visto en el resto del continente demuestra todo lo contrario. No se puede tapar el sol con un dedo. La economía venezolana está prácticamente colapsada, Nicaragua no logra la debida tranquilidad social.

  • Francesco Monterisi (Italia) dijo:

    alerta que camina la lucha popular por America Latina! Viva Mexico!
    articulo traducido en italiano http://www.cubainformazione.it/?p=33283

  • Daniel dijo:

    Ojalá la victoria de AMLO signifique que la izquierda se recupera de su retroceso en A L. Pero es solo en un pais, muy temprano para aventurarse a opinar y me temo que el artículo es demasiado triunfalista.
    Una golondrina no hace primavera.
    Luiz Inácio Lula da Silva, se encuentra encarcelado desde abril. Rafael Correa está sometido a juicio. Venezuela sufre un proceso hiperinflacionario que no parece tener fin y en Nicaragua aún reina el caos y la violencia reaccionaria.

  • Mario dijo:

    Sergio: Me parece.demasiado optimista. La izquierda de Latinoamerica esta bien viva me parece triunfalista. Eres joven como yo pero me parece arriesgada tu conclusión. Lo de AMLO en México y Pietro en Colombia no es para nada muestra de ello. Es muestra de la renovacion politica de la humanidad. La vision de izquierda, el centro y la derecha es la politica del 70 al 2000. Actualmente la.apatia.politica de las sociedades esta eligiendo el mejor entre los peores. Iglesia y Estado son practicamente poderes caducados para las nuevas generaciones.

  • Roberto dijo:

    Muy apresurado este analisis, el echo de que Obrador haya ganado las elecciones en Mexico no significa que ya la izquierda en la region goze de buena salud politica, en el caso Mexico ahora la tarea para Obrador se agiganta , sobretodo a como va a manejar las cosas en un pais donde la corrupcion golpea a todos los partidos politicos, la lucha contra el narcotráfico y la migracion hacia Estados Unidos son los grandes retos , tratar de negociar un acuerdo con canada y USA que favorezca a la economia mexicana es algo de primer orden.

  • José García Álvarez dijo:

    Sin dudas la Victoria de López Obrador en México es una victoria de toda Izquierda Latinoamericana,golpeada por los retrocesos por los golpes en Brasil,Argentina y el tambaleo de Ecuador,la Violencia que infrenta Nicaragua y la sudversión Yanqui contra Venezuela y Cuba.
    el pueblo Mexicano ha elejido un camino duro y dificil ,pero no imposible.Albergamos la fé de que Lopez Obrador lograra junto a su pueblo devover a su País la dignidad y el decoro,que otros lacayos le quitaron a la nación Azteca.

    • Armander dijo:

      Bueno, ya el camino viene dificil desde que se firmó el TLC y llegó Fox al poder.

  • Arturo Ramos dijo:

    ¿Y quien se creyó eso del fin del ciclo progresista?
    Ningún proceso es lineal. El capitalismo no tiene soluciones para los problemas que lo carcomen. El cambio de época segun palabras de Correa, está en curso. Cuando la correlación de fuerzas vuelva a estar a la izquierda (a nivel continental) los logros serán superiores y se habrán sacado las experiencias.
    Ya no hay quien se coma el cuento del neoliberalismo.

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    La izquierda en el mundo estará bien viva mientras exista explotación del hombre por el hombre, porque la izquierda es la reacción defensiva lógica de los explotados ante los abusos del capital.

    Lo que sucede es que la izquierda sabe muy bien lo que quiere, pero aún no ha aprendido cómo lograrlo. Ésa es la causa de las desuniones entre los izquierdistas y de los retrocesos de la izquierda. El derrumbe del campo socialista trajo un desconcierto del que aún no nos hemos recuperado pero, paradójicamente, esa debacle es una excelente lección de lo que NO se debe hacer para lograr los objetivos de la izquierda. Cada fracaso, cada derrota, cada retroceso, es un importante descubrimiento acerca de cómo NO se logran los objetivos de la izquierda.

    Hay que abandonar los caminos, métodos y herramientas trillados, tanto por la derecha, como por la izquierda tradicional y ortodoxa. Hay que probar lo que aún no se ha probado, con creatividad, con frescura, con audacia, con desprendimiento hacia posiciones e intereses individuales, sin abroquelarse en el pasado, sin descalificar ninguna idea ni temer algún nuevo retroceso, porque todavía nadie sabe cómo se construye el socialismo.

    saludos

  • Jose R Oro dijo:

    Muy buen articulo del destacado periodista cubano Sergio Alejandro Gómez. Creo que AMLO ha presentado una propuesta de izquierda capaz de convencer al pueblo mexicano, y que su elevadísima votación así lo demuestra. Una nueva “oleada revolucionaria” en América Latina requiere de una “nueva izquierda” o por mejor decir una izquierda (o movimiento progresista como se prefiera) que haya asimilado las lecciones del pasado reciente y que haya implementado en la práctica, en sus programas, en su estrategia, en sus normas de conducta, un cambio con respecto a aquellas cosas que condujeron a la derrota en la “oleada anterior” en varios importantes países de la región.
    La incesante agresión de las oligarquías internas y externas y de los poderes imperiales encabezados por los EE.UU. van a continuar e incluso hasta incrementar su hostilidad y agresión contra el movimiento progresista latinoamericano. Está más que claro que las fuerzas conservadoras intentarán, una y mil veces, retomar el poder estatal y utilizar todos los medios, legales e ilegales a su alcance, a fin de buscar retomar el poder político y el uso de los recursos nacionales a favor de una minoría, de nuevo nacional e internacional. Eso lo podemos tomar por descontado, así va a ocurrir siempre.
    Entonces es totalmente necesario no cometer errores que puedan ser utilizados en contra de la izquierda, no dar ventajas a los ineludibles enemigos. Achacar el 100% de las derrotas en varios países de la región a la actividad enemiga es falso y conducente al fatal acomodamiento político.
    La nueva “oleada revolucionaria” ocurrirá solo con una nueva propuesta del movimiento progresista, que demuestre que realmente constituye la vanguardia de sus pueblos. Una nueva “oleada revolucionaria” no puede ser concebida como una “restauración” de la “ola pasada”, necesita ser una “ola nueva” que recoja las experiencias de las anteriores y que no repita, de ninguna manera sus errores.
    Por todo ello la victoria de AMLO (y también aunque no gano, las propuestas de Petro) es muy significativa. La nueva “oleada revolucionaria” es una flor que hay que sembrar y cuidar, no esperar que crezca de nuevo por sí sola.
    (Continuará)

  • Jose R Oro dijo:

    (Continúa)
    ¿Cuáles son a mi juicio los puntos principales a tener en cuenta en una nueva “oleada revolucionaria”?
    Crecimiento y estabilidad económica. Lenin, afirmó que la política es la expresión concentrada de la economía. Si un proceso revolucionario no logra un desarrollo económico sólido, se presentará un malestar social, una pérdida de apoyo al gobierno y las ofertas conservadoras ganarán espacios dentro de las clases humildes.
    La Unidad de la fuerzas de vanguardia. La consigna que dice “El pueblo unido jamás será vencido” se ha visto replicada por “El pueblo desunido si puede ser vencido”. La unidad es esencial.
    Una revolución cultural continua, sin hiatos. Gran principio del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz
    Superioridad moral y cero tolerancia con la corrupción. El movimiento progresista necesita mantener una elevada superioridad moral. No se puede mentir, la izquierda actual tiene que ser total y completamente apegada a la verdad.
    Lo que ha sido mas usado (y con más éxito) contra el movimiento progresista en el asunto de la corrupción, con mucha exageración y falsificación adosada por el enemigo. ¡Pero en verdad no se puede aceptar ninguna corrupción! ¡Cero tolerancia! En el México de AMLO, ese cáncer tan arraigado puede llevar al traste a las mejores intenciones y AMLO debe entenderlo al 100%. Ni tener corrupción, ni permitirla.
    Continuidad de los liderazgos históricos. La herencia del gran Lázaro Cárdenas y su pensamiento adaptado a la actualidad, y en todos los países del mundo la herencia revolucionaria es primordial. No quiere decir repetir infinitamente frases fuera de contexto y época, el “inmovilismo” y el estar afincado en el pasado es fatal para el movimiento progresista.
    Donde sea requerido el concepto de Estado Plurinacional, aplicarlo. Ya lo demostró ese gran líder andino y latinoamericano Evo Morales. En México viven unos 15 millones de nativos, explotados y pobres. Eso hay que resolverlo y es una de las tareas más duras y de las que menos se habla.
    Si creo que la victoria de AMLO desmitifica el renovado intento de presentar un fin de la “ola progresista” y de un Fin de la Historia. La Historia no tiene fin, la victoria de la fuerzas del progreso no puede ser considerada con complacencia un hecho que vendrá por sí solo, y que se mantendrá por si solo. Ojo, es falso.

    • Amaya dijo:

      Saludos Oro, me gustaria hiciera una valoración sobre Argentina, crece el descontento popular y quizas se este dando una situación revolucionaria, el imperialismo y las fuerzas reaccionarias están deseperadas, este intento ahora de enjuiciar a Correa es un ejemplo de ello, la derrota sufrida en Venezuela, algo que no sorprende fue un golpe contundente para los yanquis y una victoria decisiva en esta lucha

      • Jose R Oro dijo:

        Súper de acuerdo con usted muy estimado Amaya, el intento contra Correa es un acto de desesperación químicamente puro, aborrecible y vulgar. Los resultados de las elecciones en Venezuela, en Colombia (portento del futuro sin ser quiromántico), en México y no olvidemos para nada las del 11 de marzo en Cuba, tienen en ascuas a DT y a la ultraderecha latinoamericana con ciudad capital en Miami.
        Acerca de Argentina, es evidente que Macri ha perdido popularidad, y que su modelo no ha tenido un resultado como él esperaba. Pero quiero serle muy franco, se necesitan propuestas post – neoliberales creíbles, no repeticiones de ideas medio peronistas, un poco tomadas también del radicalismo de izquierda y de sindicalismo de mediados del siglo XX, para derrotarlo. Por supuesto que se puede lograr, y que están sentadas las bases para ellos. Hacen falta concertar, a mi juicio varios factores:
        1. Unidad de la centro –izquierda e izquierda, alrededor de un programa amplio, con aspectos económicos visibles y obtenibles. No prometerle al pueblo lo que no se le puede dar, si demostrarle claramente que se trabaja para una vida mejor.
        2. Cambio generacional en la dirección de la vanguardia progresista, este será un proyecto de izquierda post – neoliberal, para destruir la entelequia elitista del neo – liberalismo, no una “restauración”. Daniel Osvaldo Scioli, Myriam Bregman, Nicolás del Caño y muchos otros líderes deben unir fuerzas en una amplia coalición alrededor del primero, y si se unen ganan. La falta de unidad de la izquierda afectó para que Macri derrotara a Scioli, una persona bien querida y de gran desempeño en Buenos Aires, por demás.
        3. Tiene que existir una claridad de beneficiar a las provincias versus las grandes ciudades, muy en especial la Buenos Aires metropolitana. Mucha acción campesina es necesaria para ampliar la base de votantes de una izquierda argentina bastante concentrada en la grandes áreas urbanas
        4. Mostrar una total oposición a la corrupción y al clientelismo político.
        Pienso que si esos componentes se logran, Macri y las derechas están liquidados en las próximas elecciones del 2019.

      • Jose R Oro dijo:

        Súper de acuerdo con usted muy estimado Amaya, el intento contra Correa es un acto de desesperación químicamente puro, aborrecible y vulgar. Los resultados de las elecciones en Venezuela, en Colombia (portento del futuro sin ser quiromántico), en México y no olvidemos para nada las del 11 de marzo en Cuba, tienen en ascuas a DT y a la ultraderecha latinoamericana con ciudad capital en Miami.
        Acerca de Argentina, es evidente que Macri ha perdido popularidad, y que su modelo no ha tenido un resultado como él esperaba. Pero quiero serle muy franco, se necesitan propuestas post – neoliberales creíbles, no repeticiones de ideas, para derrotarlo. Por supuesto que se puede lograr, y que están sentadas las bases para ellos. Hacen falta concertar, a mi juicio varios factores:
        1. Unidad de la centro –izquierda e izquierda, alrededor de un programa amplio, con aspectos económicos visibles y obtenibles. No prometerle al pueblo lo que no se le puede dar, si demostrarle claramente que se trabaja para una vida mejor.
        2. Cambio generacional en la dirección de la vanguardia progresista, este será un proyecto de izquierda post – neoliberal, para destruir la entelequia elitista del neo – liberalismo, no una “restauración”. Daniel Osvaldo Scioli, Myriam Bregman, Nicolás del Caño y muchos otros líderes deben unir fuerzas en una amplia coalición alrededor del primero, y si se unen ganan. La falta de unidad de la izquierda afectó para que Macri derrotara a Scioli, una persona bien querida y de gran desempeño en Buenos Aires, por demás.
        3. Tiene que existir una claridad de beneficiar a las provincias versus las grandes ciudades, muy en especial la Buenos Aires metropolitana. Mucha acción campesina es necesaria para ampliar la base de votantes de una izquierda argentina bastante concentrada en la grandes áreas urbanas
        4. Mostrar una total oposición a la corrupción y al clientelismo político.
        Pienso que si esos componentes se logran, Macri y las derechas serán vencidos y hasta liquidados en las próximas elecciones del 2019.

  • Klo dijo:

    De las izquierdas latinoamericanas podría hablarse muchísimo más, pero el gane siempre será la iluminación por medio de la instrucción académica, la educación. Fomentar la lectura y el análisis, de poco en poco, permitirá que estas grandes masa no sean facilmente adoctrinadas por nadie, que piensen y tengan conciencia de la elección que hacen cada vez. Si los gobiernos de izquierda de latinoamérica pensaran más en esto, no fueran tan efímeros. Gente (mucha) que piense (con cabeza propia) eso le hace falta a estos procesos. Gracias

  • Ernesto Diaz dijo:

    No hay que envalentonarse con la izquierda!! En Mexico ya la gente estaba cansada de tanta corrupción, pero no quiere decir que el pueblo sea ni progresista, ni socialista ni mucho menos comunista.

  • senelio ceballos dijo:

    Saludos colegas comentaristas!!!….copio y pego….. Lenin, afirmó que la política es la expresión concentrada de la economía…… Por otro lado…Otro grande pensador..El autor de los premio NOBELES…..DIJO…. YO no apoyo el premio de ecomonia, en esta lista…Porque la economia de cada sociedad es un CHANCHUYO de los politcos……[MAS o menos se traduce a la cubano asi ]

  • Cubano 100 dijo:

    Vivo en Mexico porque dicen q AMLO es de la isquierda si el JAMAS a declarado eso.

    • Cubanitomexicano dijo:

      Asi mismo es y va ser participe del Tratado de Libre Comercio de America del Norte y a un dia de ser eligido como presidente con el primero que se comunico fue con Trump

  • robertin dijo:

    No pongan la carreta delante de los bueyes… esperen a ver que hace el hombre… mexico es un pais bien complicado, no creo que se pueda poner a inventar mucho…

  • astor dijo:

    Cohincido con Ernerto Diaz,, bien decia Maximo Gomez,, los cubanos se pasan o no llegan,,, nos entusiamamos con Lopez Obrador,, sin antes ver con lo que paso en Argentina,, con lo que le paso a Dilma y a Lula,, sin ver lo que esta pasando en Nicaragua,, con lo que esta pasando con Lenin en Ecuador,, sin ver lo que le puede suceder a Correa,, en Mexico es tanta la criminalidad,, la corrupcion y la violencia,, que a mi juicio nada se puede predecir,, cuantos candidatos mataron antes de las eleccciones,,, cuantos periodistas corrieron igual suerte,, cuantos estudieantes han desaparecido,, creen Uds que Lopez Obrador es capaz de resolver esto,, vivir para ver,, lamento el entuasismo del esti,mado periodista Sergio Alejandro,,,Gracias.

  • wicho dijo:

    Esto no ha empezado, tan pronto salga con medidas populares se la van a poner dificil o lo callan para siempre y culpan al narcotrafico cosa facil alli en mexico, no seria el primero.

  • Abel González dijo:

    Excelente artículo!!! El autor logra un buen balance del tema con objetividad y optimismo, a solo unos días del 24 Encuentro del Foro de Sao Paulo en La Habana. Recordar que hace 25 años nuestro Comandante en Jefe, en un contexto regional para la izquierda mucho más negativo que el actual, y precisamente en el IV Encuentro del Foro de Sao Paulo en La Habana, en 1993, marcó el rumbo de los movimientos progresistas y revolucionarios:
    “¿Qué menos podemos hacer nosotros y qué menos puede hacer la izquierda de América Latina que crear una conciencia en favor de la unidad? Eso debiera estar inscrito en las banderas de la izquierda. Con socialismo y sin socialismo. Aquellos que piensen que el socialismo es una posibilidad y quieren luchar por el socialismo, pero aun aquellos que no conciban el socialismo, aun como países capitalistas, ningún porvenir tendríamos sin la unidad y sin la integración”.
    Todos estos años han demostrado con resultados concretos que esa conciencia se ha ido construyendo, gracias a los gobiernos, partidos y movimientos populares de izquierda y progresistas de Latinoamérica y el Caribe, por eso coincido con los argumentos desarrollados en el artículo y su afirmación que “La izquierda está bien viva en América Latina”.

  • tony22 dijo:

    Ojala no busque la justicia a base de la igualdad.. Para mi no hay peor injusticia que la igualdad. Mi hermano trabaja duro de 6am a 6pm y vive igual o peor que su vecino que se despierta a las 10 de la manana a beber y jugar domino.

  • Orland dijo:

    A juzgar por sus primeras declaraciones
    da la impresión que su objetivo es luchar contra la corrupción y la inseguridad mientras intenta mejorar los índices de pobreza y desigualdad con algunos subsidios. Guarden sus emociones y no esperen un Pancho Villa ni otro Emiliano Zapata.

    • Jose R Oro dijo:

      Muy de acuerdo, Orland. NI un Pancho Villa, ni un Emiliano Zapata, ni un padre Hidalgo, ni un Benito Juárez, ni un Espartaco, Guillermo Tell, Robin Hood, Hatuey, u otros.
      La historia no se detiene, hoy México no necesita a Pancho Villa, necesita a un líder de izquierda post – neoliberal como AMLO, no espere que resurja la División del Norte. Cada líder tiene una época, cada época tiene un líder. El intentar retrotraer México al pasado es imposible e infructuoso.

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Sergio Alejandro Gómez

Sergio Alejandro Gómez

Periodista de Cubadebate y analista de temas internacionales. En twitter: @sagomezgallo

Vea también