Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Diálogo con mis lectores

| 12

Dedico a esta columna algunos ratos de mi asueto dominical. Por ese motivo, el transcurso de una semana separa la escritura de la publicación de los textos, circunstancia que me impide terciar en temas de actualidad apremiante e interactuar con mis lectores, aunque mucho me satisface advertir que mis provocaciones inducen a la reflexión, el debate y el intercambio de ideas. Sin embargo, por la importancia capital que concedo al asunto, después de revisar las opiniones expresadas por mis interlocutores, regreso al problema de la defensa de nuestra lengua, portadora de cultura e identidad, componentes indiscutibles de nuestra soberanía nacional.

Para despejar malentendidos, aclaro que no padezco de anglofobia. Después de la Reforma Universitaria implantada en los 60 del pasado siglo, asumí la tarea de dirigir el departamento docente dedicado al estudio e investigación de las lenguas y las literaturas no hispánicas, núcleo inicial de la Facultad de Lenguas Extranjeras, surgida algunos años más tarde.

Se sentaban entonces las bases fundacionales de carreras dedicadas a la formación de especialistas calificados en el dominio del idioma, conocedores de las culturas de los países respectivos. En aquel conglomerado diverso, el inglés ocupaba un lugar significativo. Herramienta indispensable para el entrenamiento de traductores e intérpretes, abría las compuertas al conocimiento de las literaturas inglesa y norteamericana —y también a autores nacidos en África y el Caribe— antiguos dominios coloniales de la Gran Bretaña.

Muy lejos de rechazar el aprendizaje del inglés, señalo que la adquisición cabal de una lengua extranjera requiere, como paso previo, el dominio de la materna.

Un lector comenta con cierta picardía el empleo de términos procedentes del inglés en el deporte. El idioma es un cuerpo vivo en permanente transformación. La presencia secular de los árabes en España hasta su expulsión definitiva en vísperas de la aventura de Cristóbal Colón acrecentó de manera notable el léxico del castellano.

Desde hace más de una centuria, nacionalizamos el baseball. Lo convertimos en nuestra pelota. De manera natural, decimos jonrón en lugar de home run. La tecnología impone, así mismo, la incorporación de un nuevo vocabulario. A diferencia de otros países de habla hispana, nombramos computadora a lo que se conoce como ordenador. Todo indica que la costumbre habrá de legitimar esta variante.

Insisto, pues, en sostener que en el espacio público la hegemonía del idioma oficial del país no debe sufrir interferencias. Muchos turistas se mueven en manadas, sujetos a las indicaciones de un guía que los conduce y programa. Otros, más inquietos y calificados, prefieren preservar un mayor grado de independencia. Les interesa descubrir la singularidad de otra cultura. Visitan monumentos y museos. Prueban comidas con sabor local. Observan el comportamiento de las personas. Prefieren eludir el bullicio homogeneizante de los grandes hoteles y optan por alojarse en lugares más íntimos, caracterizados por su impronta específica. En la medida en que nuestra industria turística se afiance y consolide, ese sector habrá de tener peso creciente y resultará beneficioso también desde el punto de vista económico.

Al cabo de más de cien años de coloniaje, los puertorriqueños han conservado su idioma como sello de identidad, como forma de resistencia cultural y custodia de un legado patrimonial. Persiste en el habla cotidiana y vive en la obra de sus más reconocidos escritores, integrados así al caudal de la literatura latinoamericana y caribeña.

Crecida en una isla larga y estrecha, con numerosos puertos acogedores en el lindero entre el Atlántico y el mar Caribe, la cultura cubana ha mantenido permanente contacto con el mundo. Una tradición ininterrumpida nos ha llevado a abrir los ojos en otras direcciones para apropiarnos de los conocimientos más útiles, en beneficio del desarrollo del país. Después del triunfo de la Revolución, la Editorial Nacional publicó autores procedentes de todas partes. Supimos delimitar la frontera entre los conflictos políticos y la creación en los terrenos de la ciencia y la cultura. La prolongadísima guerra por la independencia dejó huellas indelebles en nuestra conciencia.

No somos aldeanos vanidosos. De José Martí lo aprendimos, quien prodigiosamente informado acerca del pensamiento más renovador de su tiempo, supo injertarlo en el tronco de nuestra cultura. Materna es la lengua que nos arropa, almacena los recuerdos y expresa lo más recóndito de la intimidad. Nos corresponde evitar el deterioro y la vulgaridad.

(Tomado de Juventud Rebelde)

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alejandro Fernández Costa dijo:

    Admirada doctora: A propósito de lo expresado en el antepenúltimo párrafo de su articulo,por azares de la vida estoy en ese pueblo hermano hace meses y es penoso,ver y escuchar, como periodistas,locutores y animadores en general de espectáculos,televisión,radio y prensa escrita hacen uso de palabras que no existen en nuestro idioma,simple e indebidamente la extrapolan del inglés.
    Por ejemplo : Accesar,del inglés access, en vez de acceder.Alegadamente , del inglés alleged

  • Alejandro Fernández Costa dijo:

    Admirada doctora: A propósito de lo escrito en el antepenúltimo párrafo de su artículo,por azares de la vida estoy hace meses en el hermano pueblo y resulta penoso,ver y escuchar a locutores,animadores,periodistas de la radio,la televisión y la prensa escrita utilizar palabras que no existen en el Español.Simplemente ,indebidamente,la extrapolan del Inglés.
    Por ejemplo: Accesar,del inglés access,en vez de acceder.Alegadamente,del inglés alleged,en vez de presuntamente.Facilidades,del inglés facility,en vez de instalaciones.Temporero,del inglés temporary,en vez de temporal.Creo que esta última la Real Academia no le quedó más remedio que aceptarla en la última actualización del Diccionario.
    Afortunadamente en nuestro país los locutores y animadores,tanto nacionales,provinciales y municipales no nos defraudan.

  • Alonso Quijano dijo:

    !Viva el español, hideputas!

    • Dulcinea del Toboso dijo:

      Que viva el español, sí, pero qué feo sonó eso!!! ;-)

      • Alonso Quijano dijo:

        !Al fin te encuentro! Hubiéselo dicho antes si lo hubiera imaginado.

  • Sissi dijo:

    Estoy muy de acuerdo con Ud Graciela, nuestra lengua es bella, es rica, como dijo Victor Hugo en una ocasión ” es para hablar con Dios” pero la defensa comienza desde la casa cuando el niño está captando las primeras palabras y se consolida en la escuela mediante el proceso educacional. Yo hablo por mi experiencia, no sé la que puedan tener otras personas, pues tengo dos hijos y realmente la enseñanza del idioma en la escuela es pésima, nada que ver con lo que me enseñaron cuando estudié. No sé si son los programas de estudio o son los maestros, pero algo está fallando. Apenas se lee, no se realiza la corrección adecuada en los errores, se revisan las libretas y al lado de la firma del maestro una puede percibir “horrores” ortográficos y los que están señalados no estan corregidos de manera que puedan enmendarse, estos son ejemplos. Tenemos que luchar entre todos por preservar nuestra lengua y debemos comenzar por hablar correctamente y estudiar, estudiar y estudiar, no podemos cansarnos.

  • Miguel Ortega dijo:

    Buenos dias Doctora, como es conocido, tal pereciera que nuesrra rica lengua españpla, matizada con el gracejo y creatividad de los cubanos, esta perdiendo 2valores” en los claustros de “los nuevos cientificos e inteectuales” surgidos al amparo de aquello de “cambiar todo lo que deba ser cambiado” o quizas por haberse despertado el mas cruel “cipayismo” en esas mentes que, incluso, propugnan, no se si ya logrado, eliminar los examenes de Espasñol en el ingreso de los IPUV.
    En mi caso, desde mi Escuelita Rural # 43 de Eden, en Moron, aprendí Ortografia y Redaccion, todo en Español, hoy, hablo y conozcp con suficiente profundidad Ruso, 6 años en Rusia, Inglés, mas de 40 años utilizandolo por todo el mundo de los negocios y la tecnica, Italiano, graduad en la Dante Aligieri, Aleman, no concluido por desgracia de los cambios de horarios de la Escuela Tamara Bunke en Playa, Portugues, 2 años en Mozambique y, para nada, demerito la necesidad del conocimiento y uso apropiado de mi lengua materna, por demás, una de las mas ricas en posibilidades de reflejar las realidades del mundo y todas las ramas del saber humano.
    Triste tiempo que nos toca vivir, cuando los muy inteligentes restan valor a lo propio….mal andamos.

  • MMXVI dijo:

    para rematar eliminan el Español entre las asignaturas en los examenes para optar x carreras….¿?
    en definitiva existen los anglicismos y seguirán existiendo y por eso no debemos de tener complejos de inferioridad, porque si es bien cierto q en los paises anglofonos se producen la mayor cantidad de avances tecnológicos q ellos nombran porque pueden , no es menor cierto q a veces ´´queremos inventar´´ palabras para hacernos mas ´´cool´´, sobre todo locutores, comentaristas etc etc.
    pero no solo los medios de comunicación , ¿que me dicen de la palabra shopping? ¿como llego a nuestros oidos ? antes en mi ´´epoca´´ se decia tienda y punto, ahora no, ahora son shopping. ¿snack bar?, ¿coach?,¿coctel? ¿como podemos nombrar el coctel en ´´español? o el ´´modem´´, ´´mother board´´ en fin muchas mas palabras q pueden ser sustituidas por ´´otras´´ de nuestro rico español. pero que aun no se nombran y es q eso es globalizacion, usted va a los EEUU y hay ´´margaritas´´, ´´burritos´´, ´´empanadas´´ y en muchos estados el español se habla como 2da lengua, sin mencionar la Florida q es donde mas latinos hay, por ejemplo en California se exige en muchos centros laborales el conocimiento del español por la cantidad de latinos…, no creo q nadie se acompleje x ello. en Japon ni hablar!!!!! y mira q ellos han aportado avances tecnológicos y ninguno tiene como nobre uno de sus signos idiomaticos.
    al final ,el camino de la humanidad es HABLAR EL MISMO IDIOMA para asi entendernos mejor, inventaron el esperanto y nadie se ofende, asi q si existiera un solo idioma nuestra vida seria mucho mas facil, ahora queremos atrincherarnos en nuestro egoismo de preservar el dificil idioma nuestro q es el Español. habrá q ver que se habla dentro de 500 años …si es q aun existimos como raza humana

    • tere dijo:

      ¿Para optar por qué carrera fue eliminado el examen de Español?

      El examen que fue eliminado fue el que se hacía para entrar a los IPVCE.

      Parte del conocimiento de una lengua se basa en poder entender lo que se lee y saber interpretar cuando sea necesario, aunque no es el caso, pues siempre se dijo explícitamente que el examen eliminado era para ingresar a los IPVCE.

  • jpuentes dijo:

    Hagamos algo al respecto: Cambiemos el “da like”, por el “dá me gusta” y El “link” por “enlace”. (programa de TV “Plataforma Habana”)

  • Laritza dijo:

    Bravo, Doctora: comparto cien por ciento con usted su reflexión. Le cuento que conozco un lugar donde las groserías, palabras obscenas, hablar escandalizando es normal y para mi asombro todo esto lo hacen compañeras de todas las edades, no compañeros, dicho textualmente “que a los cubanos se les reconoce en el mundo entero por escandalizar y decir palabras groseras”, que en qué burbuja vivo yo y decirlo ésto una dirigente es más triste y a la vez impositivo. Nada más alejado de la verdad Doctora, se nos conoce por reirnos y hablar alto una buena parte de nosotros y por muchas cosas más, pero no pueden generalizar a los cubanos como groseros, escandalosos y vulgares.

  • Elio Antonio dijo:

    Hola:-)

    Aprecio la atención que le muestra Graciela Pogolotti a los comentarios emitidos mediante estas técnicas. Muy pocos, casi nínguno de los autores que publican en estos blogs oficiales, hacen caso de la opinión pública a raiz de sus artículos.

    Saludos;-)

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Graziella Pogolotti

Graziella Pogolotti

Crítica de arte, ensayista e intelectual cubana. Premio Nacional de Literatura (2005). Presidenta del Consejo Asesor del Ministro de Cultura, vicepresidenta de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, miembro de la Academia Cubana de la Lengua y presidenta de la Fundación Alejo Carpentier.

Vea también