Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

De madre y de padre: Cosas de embarazadas

| 29

Una ocurrencia de embarazadas. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Sobre el embarazo conversaremos hoy en “De madre y de padre”, uno de los procesos más sorprendentes que atravesamos los seres vivos, y el mayor responsable de que tantas personas sean felices cada año. Algunos planifican con detalle la llegada de cada uno de sus hijos y la suerte los acompaña; otros no los buscan, pero deciden aceptar el reto y lo reciben con alegría. Por otro lado, están las experiencias más tristes (conozco muchas): aquellos que anhelan con todas sus fuerzas un bebé y tardan años para poder lograrlo; y los que, aún sin esperanzas y tras haber tocado todas las puertas de la ciencia, lo siguen deseando toda la vida.

El texto está dedicado a todos los hombres y mujeres que pasaron por la experiencia del embarazo, a los que están en camino, y a los que sueñan con ella. Hoy les propongo compartir algunos de los momentos más bonitos y amargos que vivimos las embarazadas cubanas durante los nueve meses de gestación.

En lo personal, si tengo que resumir todo lo que sentí en mi embarazo, tendría que confesar que para mí fue uno de los descubrimientos más interesantes de la vida. Siempre me propuse ser una madre feliz, y quizás por eso disfruté al máximo cada ultrasonido, los movimientos en la panza, las meriendas cronometradas, y mirarme en el espejo y descubrirme cada semana la barriga más grande. Estaba tan orgullosa, que cuando a las 36 semanas se me adelantó el parto, me sentí muy nostálgica. Me encantaba la idea de ver cuanto antes la carita de mi pequeño, pero sabía que extrañaría infinitamente esa relación tan íntima que logramos tener él y yo desde el útero.

A continuación, les enumero algunos de los principales momentos que se viven durante el embarazo, desde las primeras náuseas hasta el alumbramiento.

Resumen de un embarazo

La noticia: Uno de los días más recordados durante todo embarazo es aquel en que descubrimos que estamos esperando un bebé. Aunque claro, la noticia llega diferente en dependencia del contexto y el número de hijos que tengamos. Por ejemplo, si la madre es primeriza, de seguro estará muy nerviosa, mientras recibirá el abrazo de muchos.

Los tres trimestres: Inicia la gestación, y aunque todavía muchas no se sienten embarazadas, enormes cambios estarán por venir, divididos en tres trimestres. El primero será el más difícil: podrán llegar las molestas náuseas, amenazas de aborto, y el bebé será tan diminuto que no podremos ni siquiera percibirlo.

Después, el segundo trimestre será más agradable: La barriga de futura mamá ya le gritará al mundo que estás embarazada, pero no tendrá el estirón de los últimos meses, y eso nos permite sentirnos con deseos de hacer todo lo que nos limitamos durante la primera etapa.

El tercero es otro trimestre difícil, pero en mi opinión el más feliz: mamá, vas a sentir que tu barriga ya no puede crecer más, dolores en las piernas y unos deseos constantes de ir al baño; pero te reirás cada vez que tu pequeño se mueva dentro de ti y puedas imaginar desde afuera el tamaño de sus piernas, de sus brazos, y si es un niño activo o tranquilo. Papá, no te cansarás de llamarlo desde afuera y colocar la mano sobre el vientre de tu esposa para sentir su respuesta.

La primera captación: A muchas futuras madres cubanas las emociona llegar a esa consulta médica, porque es una señal de que el embarazo ya arrancó por todas las vías. Ese es el día de la primera visita al doctor del médico de la familia, quien es el encargado de seguir el embarazo e ir alertando sobre los posibles riesgos que puedan aparecer.

Pararse sobre la pesa, visitar a especialistas como el nutricionista, el psicólogo, genética, y realizar cada uno de los análisis de rutina, como las pruebas de VIH y el alfafetoproteína, nos permitirán tener una idea clara de cómo estamos enfrentando esta nueva etapa en materia de salud .

Las prenatales: Más de una vez quizás hayas escuchado que hoy los niños nacen mucho más activos y con los ojos abiertos debido a las prenatales. No soy quién para decir si es verdad, pero lo cierto es que estos suplementos de ácido fólico y hierro son fundamentales para enfrentar nueve meses de embarazo en los que el feto demanda mucho de las mujeres para su formación y crecimiento. Tomar cada día estas vitaminas, cargarlas en la cartera a donde quiera que vamos, son parte del día a día de las embarazadas.

Constantes náuseas: El embarazo no es una enfermedad, nos dicen muchos, pero solo quien ha vivido los malestares de los tres primeros meses entiende cómo nos sentimos a veces las gestantes. La primera señal negativa de un embarazo son los constantes vómitos y mareos iniciales, momentos en que el baño y la cama se vuelven nuestro mejor aliado. Es uno de los períodos más desagradables e inquietantes, porque nunca llegamos a entender por qué podemos hasta odiar nuestra comida favorita, y a la vez sentir deseos de comer el alimento menos esperado. Mi caso: unas ganas enormes de tomar sopa de chícharos, y asco por todo lo que antes había comido.

Un bebé con apenas 13 semanas de gestación. Foto: Archivo.

El primer ultrasonido: Se trata de un momento verdaderamente emocionante, donde aparecerán las primeras señales de cómo va marchando todo dentro del útero. Todavía nuestro bebé será pequeño a las 12 semanas, y la barriguita será imperceptible, pero de seguro se sorprenderán mucho cuando en el primer ultrasonido vean cómo sus brazos y piernas ya se mueven incansablemente.

Los riesgos: Son muchas las embarazadas que transcurren parte de su embarazo acostadas en una cama para poder lograrlo. La hipertensión, la diabetes, entre otras, son enfermedades graves que pueden presentarse en este período, y que pueden derivar en pérdida del embarazo o en nacimientos prematuros. Por eso, los cuidados son la palabra cotidiana en todo embarazo. Nos cuidamos las madres, y a la vez lo hace la pareja, padres, madres y abuelos.

Cuando se nos comienza a notar la barriga: Cada mes del embarazo, la barriga de la futura mamá estará más grande. Cuando comiences a notar el cambio, de seguro extraerás del closet varios vestidos apropiados para la nueva etapa y te tomarás alguna que otra foto cada semana.

Escoger un nombre: Algunos hacen listas enormes, otros desean ponerle uno de los nombres de la familia, o el del padre o la madre. Escoger un nombre puede ser uno de los momentos más especiales, pero también más difíciles del embarazo.

Hablar con embarazadas y madres y padres como tú: Con la maternidad, la vida nos da un giro de 180 grados. Es un cambio tan drástico, que variará también nuestro círculo de amistades. No es que nos volvamos monotemáticos y no nos importen otros asuntos, pero no es menos cierto que en esta etapa nos encanta compartir con quienes pueden entender cada emoción que estamos viviendo.

Conversar con tu madre: Mamá, papá, nunca como en este minuto conversarán tanto con su madre, ni entenderán mejor todo lo que ella pasó en tu embarazo y el de tus hermanos. Igualmente, nadie como ella entenderá todo lo que ambos están sintiendo, y por eso no faltará el consejo atinado. Yo todavía la lleno de preguntas e intento aprender un poco a ser la buena madre que ella fue.

Tomarnos fotos: Es una de las mejores ideas, que permite registrar los avances del embarazo mes a mes. Pueden crear una especie de álbum semana a semana, en el que incluyan fotos, el peso y la altura uterina, así como los principales resultados de los análisis de rutina. Vivir cada semana de un embarazo con intensidad, incluso aunque la mujer esté ingresada, permite que no nos perdamos un solo instante.

La unidad, y el amor entre la madre y el padre, es fundamental para el bebé que está en la barriga. Foto: Archivo

Sentir los movimientos del bebé: Este es uno de los momentos más emocionantes, y que solo las madres podemos disfrutar de manera más intensa. Yo lo sentía a cada instante: en la calle cuando algún ruido era demasiado fuerte y lo asustaba, en la casa mientras almorzaba o conversaba con alguien, y siempre me sonreía y colocaba la mano sobre el lugar del movimiento, mientras mi esposo, o algunos de mi familia intentaban seguir los movimientos locos y repentinos de mi bebé.

Montar en las guaguas: Montarse en una guagua embarazada es un verdadero dolor de cabeza. Si una mujer tiene 10 semanas, y está en medio de las náuseas y con poca barriga, será una tortura, porque nadie percibirá que está embarazada, y sin embargo ella sentirá más que nunca que necesita un asiento. Ya con la barriga más pronunciada no habrá los mayores problemas, cuando en todas las guaguas de nuestro país aparecen señalizados los asientos para embarazadas, pero siempre habrá que lidiar con el difícil momento de subir al ómnibus, o con algunos insensibles que ven que los asientos están llenos y se reúsan a dejarnos sentar. El quid está en no sentir pena a pedir ayuda, siempre habrá alguien que se solidarizará con nosotras, y nos tenderá una mano generosa para ayudarnos.

Comer saludablemente: Durante el embarazo, la mayoría de las mujeres tratan de establecer un régimen de alimentación que les permita tener buenos niveles de hemoglobina, pero sin engordar ni correr riesgos de diabetes, ni hipertensión. Es bueno evitar el pan, el azúcar, y no comer siempre que sintamos deseos, consumir frutas, vegetales, huevos, leche, yogurt, cereales, y así garantizamos nuestra salud y la del bebé.

Preparar la casa para la llegada del nuevo integrante: Vivamos solos o acompañados, preparar la casa para la llegada del nuevo integrante es fundamental. Algunas personas pintan las paredes del cuarto, preparan la cuna, construyen un lavadero o simplemente liberan espacio para colocar las cosas del bebé. Ustedes mejor que yo lo han contado desde los comentarios: a veces no tenemos ni las mínimas condiciones para criar un hijo  y la familia tiene que apretarse más de lo que estaba. Pero creo que en cualquier caso lo importante es que se intente apoyar a la pareja con la llegada del bebé, que al final siempre es una felicidad en medio de las más difíciles condiciones económicas.

Comprar la canastilla: Un tema parecido al anterior, conozco parejas que han tenido que contar centavo a centavo para comprar cada uno de los artículos de su canastilla. No obstante, ir comprando poco a poco lo que irán necesitando para el bebé es uno de los principales pasatiempos de futuras madres y padres, aún cuando a veces la economía no nos acompaña y recorrer las tiendas se puede convertir en una pesadilla. Una palangana, sabanitas, pañales para la cuna, culeros, toallas,  biberones, ropitas… Aunque también nos disgusta que exista tan pobre oferta y que a veces tengamos que recorrer más de 10 tiendas para poder reunir lo que necesitamos.

Lavar y organizar la ropita del bebé: En el último trimestre del embarazo, tan pesado para la mujer porque las molestias son cada vez mayores, se vuelve una alegría poder ocupar la mente en preparar todo lo que necesitará el bebé una vez nacido. En este asunto mi mamá y abuela siempre me dieron el mismo consejo y no se equivocaron: antes de que llegue el bebé, lava cada uno de sus artículos, colocalos organizadamente, e intenta tener todo listo lo antes posible, para que al llegar al término del embarazo, a las 37 semanas, todo esté en orden.

Preparar el bolso para el hospital: Este es uno de los momentos más bonitos, pero también inquietantes, no solo porque es señal de que cada vez está más cerca el nacimiento del bebé, sino porque la pareja debe pensar bien todo lo que necesitarán durante esos días tan difíciles de hospital.

Tomar un descanso: Todas, o casi todas las embarazadas, descansamos en algún que otro momento de la gestación. Si eres una persona activa, te parecerá un castigo que te pidan guardar un reposo relativo, y evitar actividades como correr, y pasear a donde quiera. No obstante, piensa que lo más importante ahora es seguir las recomendaciones del médico, y que nadie mejor que él sabrá lo que es mejor para el bebé. Si estás de reposo y te sientes deprimida, trata de reunir todas tus fuerzas e intenta ocupar tu mente en pensar en la nueva vida.

La despedida del trabajo: Salir de descanso a las 34 semanas hasta el alumbramiento suele ser para muchas mujeres un momento deseado, pero puede ser también inquietante, si tenemos asuntos que resolver antes de despedirnos.

Si, como la mayor parte de las mujeres cubanas, tomarás tú la licencia de maternidad y estarás ausente de tus labores un año (sobre este tema conversaremos próximamente), piensa que la vida colocará ante ti la tarea más grande que jamás soñaste: la de dar a luz, alimentar y velar cada segundo, por un ser humano que luego te acompañará por el resto de tus días. 

***

Hasta aquí algunos de los momentos que muchas parejas vivimos durante la gestación; pero estoy segura de que me faltaron puntos y de que cada uno de ustedes tendrá su propio resumen, y coincidirá o no con el mío. Recuerden que, como cada semana, mi objetivo es poner ante ustedes el tema, e invitarlos al debate.

Madres y padres cubanos, o en vías de serlo, ¿Cuáles creen que sean los momentos agradables y amargos que más se repiten en un embarazo en Cuba? ¿Cometiste alguna locura durante los nueve meses de tu bebé en el vientre? Comparte tu historia y súmate a “De madre y de padre”.

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Adrián dijo:

    Muy bueno. Le falto uno solo: Coger mucha paciencia y mucha más ternura con la futura mamá…que se pone ñoña y se “antoja”…

  • Rafael dijo:

    Muy tierno este artículo, lleno de humanidad y amor, todo aquella pareja que tenga condiciones y lo desee debe disfrutar da la experiencia de procrear, pero todo no es color de rosa, sobre todo para los ciudadanos de a pie. En nuestro País pasamos hoy por una etapa en que nada alcanza: El salario no alcanza, la vivienda no alcanza, la alimentación no alcanza, el transporte no alcanza, los médicos especialistas no alcanzan, los maestros no alcanzan, los contenedores para recoger basura no alcanza, nada alcanza, así que si crece la población alcanzará menos, pues por causas conocidas el crecimiento de la economía es muy lento. Es muy bonito traer un niño a la vida, pero qué futuro le vamos a garantizar. Por otro lado vemos que nuestra sociedad se ha llenado de madres solteras, las cuales necesitan trabajar para mantener a sus hijos y aun las leyes son muy “blanditas” para los padres que abandonan el hogar porque simplemente le gustó otra mujer y decide seguir recibiendo placeres de otra mujer. Por otro lado hay centros de trabajo que no consideran a las mujeres madres solteras con niños menores de 5 años, que son tan dependientes de su madre. Es decir que a la hora de decidir quedar embarazada hay que pensarlo muy bien.

  • ile dijo:

    Toca las fibras el tema de hoy pues quienes ya pasamos por eso, sabemos que tan bello son esos 9 meses de gestación, en mi caso, llevaba alrededor de 1 año tratando de salir embarazada después de haber perdido 2(embarazos), y cuando menos lo esperaba llegó el anhelado, cuando me hacen el ultrasonido me lo confirman ya que me había hecho un test y había resultado positivo, tenía 7 semanas y ahí comenzó mi otra vida, mi verdadera vida, alo contario de otras me encantaba ir a la consulta y los ultrasonidos por favor me encantaba hacérmelos, ya a las 15 semanas se me notaba bastante , estaba muy feliz, todas las semanas me hacía una foto, los exámenes también los conservo, ya que nunca tuve nauseas, ni ningún síntoma que la mayoría tiene, solo un mes estuve de reposo por amenaza de aborto, y la lucha con el peso ese era mi dolor de cabezas, hasta las 32 semanas tuve un “buen embarazo”, pero en ese tiempo mi mamá falleció y todo en mi vida se complicó, ya que la persona más importante de mi vida no iba disfrutar de el pequeño milagro que venía en camino pero así de injusta es la vida, pues después de mis 32 semanas estuve ingresada hasta las 38.4, pues debuté con una diabetes que hasta insulina me inyectaba,hasta que ya no puede aguantar más y tuvieron que inducirme, pero felizmente mi bebé nació muy saludable con un peso de 7.300g y es un niño feliz a pesar todo lo que pasó su madre, pero verdaderamente el embarazo es un aetapa preciosa que hay que vivirla al máximo pero con mucha responsabilidad.

  • la niña dijo:

    Con la óptica de Rafael el mundo estará desapareciendo en breve, que negatividad, pobre del hijo que le toque.
    Traer un hijo al mundo es un acto de fé y lo principal para hacerlo feliz es darle amor y que la salud lo acompañe, lo demás lo pone la vida en el camino de cada cual.

    • fermina dijo:

      la niña, puede que rafael este algo deprimido o negativo, pero no anda lejos de la realidad . sin condiciones no se debe planificar un embarazo , pues aunque no quieras, le trasmites tus angustias e inquietudes.

  • Sofía dijo:

    Adoré leer este artículo :-) Mi esposo y yo queremos mucho ser padres, aunque economicamente es muy difícil estar preparados y en nuestro país las cosas cada día se complican más, aceptamos todo lo que esto conlleva pues queremos tener otro miembro en la familia a quien darle todo el amor que nos damos. muchas gracias por hacernos entender como será cuando logremos embarazarnos.

  • Calculo dijo:

    Sobre las prenatales, esas píldoras que son regaladas y que desgraciadamente no hay mucha conciencia por las embarazadas de la importancia de tomarlas quiero comentar que dentro de los componentes básicos de esta, están el fumerato ferroso y el ácido folico, vitales para una correcta formación de Feto. La ausencia del ácido folico provoca trastornos como las espinas bífidas y la carencia de hierro puede llevar a una reducción de la hemoglobina y por consiguiente una anemia lo cual genera un suministro pobre de oxígeno a los tejidos incluyendo al feto. En una estancia de mi esposa en un hogar materno vi a muchas embarazadas lanzar como bólidos las pastillas alegando estreñimiento sin percatarse el gasto en que se incurre en darles de forma gratuita este suplemento para el bienestar del futuro bebé.
    Dentro de muchas cosas que leí durante el proceso del embarazo supe también que es favorable el consumo de la carne de cerdo magra, es decir sin grasa, por el contenido de mio-hemoglobina una proteína presente en esta carne y que favorece el trasporte y almacenamiento de oxigeno.

  • pinto dijo:

    todo tiene su precio…pongale numeros..si llega al final de los calculos en azul .fiestaaaas por el bebe ,si es en numeros rojos…conformate con el aliñao y deja los pesos para pañales…

  • manolito1386 dijo:

    Bueno es una utopía tener niño en un sin número de casos como el mío, mi esposa por ahora ni pensarlo, es muy bonito y los bebes son una bendición hace falta se den cuenta de esto y se fomente tener hijos, con problemas económicos y líos de vivienda es poco probable, traerlos a pasar trabajo no es una buena opción, me gusto mucho leer el texto aunque me provoca molestia al verme imposibilitado ante la falta de un prometedor futuro, eso aun eta por verse, como yo deben haber mas espero publiquen el comentario la idea se despertar conciencias y se revierta esta situación…….

  • yari dijo:

    Realmente es un placer inmeno disfrutar de ese privilegio tan lindo, no hay palabras para expresar tanta felicidad,siempre se recuerda una anécdota de esa etapa y el propio dia del alumbramiento cuando narras tus experiencias a futuras madres y compartes nuevamnete con el padre de tu bebe como me pasó este fin de semana,recordábamos ese dia tan especial.

  • renecito dijo:

    Mucha realidad en lo que descirbes, claro es comun para todos y todas, algunos mejores otros peores pero al final tu bebé que es lo que mas se desea. Me gusta sus articulos porque son simples de entender cuando ya has pasado por ello y estar nuevamente por suceder, simepre se los envio a mi esposa quien lo recibe con agrado y mi padre para que entienda como es la situacion pues a veces nosotros los hombres nos ponemos insencibles y no entendemos por lo que pasa la mujer. de todas gracias por tus reflexiones y continua escribiendo.

  • Isabel dijo:

    Hasta lloré reviviendo momentos de mi embarazo con este artículo y les cuento mi experiencia. Yo no tuve naúseas, ni malestares iniciales sólo que no aumentaba de peso y una preclamsia a las 31 semanas, la barriga no se me notó hasta después de las 18 semanas que hasta yo que me veia a diario me sorprendí con el cambio tan drástico en un par de semanas. Como muchas madres mi embarazo no fue planificado y aunque me sentí siempre orgullosa de tener mi bebé, confieso que fue la etapa de mi vida en la que más lloré, la familia del padre aunque garantizaron muchas cosas materiales también me hicieron un daño psicológico horrible, recibí tantas críticas por haber decidido tener un bebé en medio del fin de mi carrera, pero a la vez aquello me llenó de tanta fuerza, pero tanta, que todo me parece pequeño ante aquel momento y lejos de ser un revés fue la más grande de mis victorias. No pude tener muchas fotos ni comprar por mis medios casi nada, me alimenté pésimo, cuatro o cinco panes diarios, yo que actualmente sólo como uno, falté a tantas consultas del médico de familia, unas por la escuela y otras por tener que quedarme trabajando en la casa, hasta a un ultrasonido de genética dejé de ir. La verdad como embarazada fui un caos, en mi consultorio estaban como locos por mi indisciplina. Pero aprendí la lección, desde que mi bebé nació lo cuido excelente, no falté ni a una sola consulta, ni a una, su alimentación al pie de las indicaciones médicas, y todo lo que no le pude comprar en el embarazo lo he recuperado, ahora trabajo y cuento con el apoyo de mi mamá y todo cuanto se me antoja darle lo planificamos y se compra, fotos no le faltan. pero aún así a todas las embarazadas que conozco les recomiendo que no sean como yo, que se alimenten bien, vayan a consulta y que disfruten cada momento, cada movimiento del bebé, si no se puede tener gran canastilla no importa, es cierto que nos duele no poder darle todo lo que quisiéramos pero la vida cambia incesantemente y lo que no puede faltar es amor y salud porque si nos dejamos llevar por la economía seguramente nos negamos la bendición de un embarazo porque como dijo Martí: ”Para los hijos, que nos vuelven locos y ambiciosos, y nos ponen en el corazón la embriaguez del vino, y en las manos el arma de los conquistadores! ¡Para ellos, oh, para ellos, todo nos parece poco!” y nada en la vida tiene comparación con la maternidad, he afrontado muchas dificultades pero aun así pienso que no vale la pena renunciar a tan bello regalo.

  • Isabel dijo:

    Algo más, Felicidades a la periodista por los excelentes artículos, tan realistas y adecuados al momento que vivimos y a la vez tan tiernos. Realmente a mi juicio excelente periodismo, sobre todo por tratar tan delicado tema que tiene importancia personal y social. Siga así.

  • naryi dijo:

    En cuanto a lo de la sopa de chicharo a mi me paso igual durante mi embarazo, lo que me gustaba comer era potaje de chicharo, era lo unico que me pasaba

    • Laritza dijo:

      Ayer fue mi primer ultrasonido y estuve nerviosa pero por la alegria del padre que lo vio mejor que yo super animados y estamos luchando contra viento y marea, tambien tenemos nuestras inquietudes ya que somos primerisos y la vivienda no nos acompaña lo caro que esta todo y vivimos de nuestro salario estatal pero que mejor regalo que traer una vida al mundo y la alegria que te puede dar en tiempos de tristesa, ese escudo protector que vence todas las vicicitudes que puedas o no tener, no estaba en mis planes pero contar con el si del padre es mas que suficiente, orgullosos de crear algo por nosotros mismo, incluso ahora que nose si decirlo o no en el trabajo hasta que me hagan fija porque soy contrato, pero seguimos luchando sin detenernos.

  • Laritza dijo:

    Ayer fue mi primer ultrasonido y estuve nerviosa pero por la alegria del padre que lo vio mejor que yo super animados y estamos luchando contra viento y marea, tambien tenemos nuestras inquietudes ya que somos primerisos y la vivienda no nos acompaña lo caro que esta todo y vivimos de nuestro salario estatal pero que mejor regalo que traer una vida al mundo y la alegria que te puede dar en tiempos de tristesa, ese escudo protector que vence todas las vicicitudes que puedas o no tener, no estaba en mis planes pero contar con el si del padre es mas que suficiente, orgullosos de crear algo por nosotros mismo, incluso ahora que nose si decirlo o no en el trabajo hasta que me hagan fija porque soy contrato, pero seguimos luchando sin detenernos.

    • Anita dijo:

      Laritza en busque la ley de maternidad que si cumple con los requisitos que establece en el Art 4 y 5 no importa que esté por un contrato por tiempo determinado ustde tiene derecho a disfrutar de la licencia retribuida pre y posnatal, saludos y que le vaya bien en su embarazo

  • Karen dijo:

    precioso articulo, se que este tema va a generar buenos comentarios como los que ya estoy viendo.Aún no tengo la dicha de ser madre pero gracias a la periodista ya me voy haciendo una idea de todo lo bueno y tambien lo amargo que me espera, pues mi pareja y yo estamos en planes y yo ya me estoy tomando mis prenatales y cuidando mi alimentación, que lejos de dar estreñimiento al contrario creo que me han venido muy bien regulando mi intestino pues yo si soy estreñida normalmente. Es verdad que en mi caso decidí planificarlo pues termine mis estudios y cuanto curso,diplomados y preparacion quise dar, y esperé la estabilidad con mi esposo porque si fuera por el desde el 1er año de relacion tuvieramos la cria como el dice, ahora que ya tengo 33 y llevamos 4 años juntos, no quiero ni debo demorarlo + y aunque la cosa esta bien difícil(y es la principal razón de la demora en muchos casos), no podamos dar todo lo que quisiéramos, ni tener la mejor canastilla,ni las mejores condiciones,etc traer un bebé al mundo no deja ser lo más hermoso. Conciente soy de que llega una etapa en la vida de la mujer que así lo anhela en que necesita sentirse completa teniendo su hijo/a, y apunto que soy de las que le tiene pánico al alumbramiento y a todos los desafíos que estárán por venir.
    Suerte a todos aquellos que habiéndolo intentado aún no han podido, no se desesperen y ánimo a quienes como yo se lo han estado pensando por un buen tiempo.

  • Yoana dijo:

    Mi parto fue a las 40.3 semanas y ya casi no podia ni caminar pero estaba dsesperada por verle la cara a mi princesa y saber como era aunque ciertamente tambien senti la nostalgia de no poder hablar con ella como lo hacia cuando estaba en mi panzita ya pronto cumple 1 añito y parece que fue ayer cuando me dieron los dolores,mi embarazo fue muy deseado y esperado mi bebe llego al mundo rodeada de mucho amor por parte de toda la familia realmente es lo mejor que tengo en la vida desde los 9 meses dio sus primeros pasito,n a los 10 empezo a caminar sola y ahora me tiene loca x que tengo que estarla vigilando todo el tiempo es muy traviesa pero la mao con todo mi corazon

  • Ariadna dijo:

    Para mi esposo y para mi nuestra bebe fue muy deseada y a la vez planificada, es por eso que el tema economico aunque dificil, no nos fue imposible de sortear. Les cuento mi experiencia pues creo que puede ser util para aquellos que quieren con todo su corazon tener hijos. Aunque muchos nos criticaban y nos miraban como si estuvieramos locos, empezamos a prepararnos para la llegada de nuestro bebe 2 años antes de empezar a intentarlo. Nos privamos de muchas cosas en ese tiempo, pero cada 3 o 4 meses mas o menos comprabamos alguna cosa para el bebe, buscabamos las mejores ofertas y asi fueron llegando la cuna, el coche, la sillita de comer, el bolso de maternidad, alguna que otra ropita, todo de segunda mano pero en muy buenas condiciones, y asi fuimos acumulando todo lo que necesitabamos, tambien contamos con la ayuda incondicional de nuestra familia, que aporto mucho. Es asi que cuando finalmente empezamos a intentarlo y en unos meses quede embarazada, ya lo teniamos casi todo y el tiempo de gestacion lo dedicamos a comprar culeros, toallitas humedas y algunas boberias de aseo que faltaban.

    En fin cuando nuestra bebe llego tenia las cosas imprescindibles para su crianza. Aclaro que ambos somos trabajadores estatales.

    Hoy estamos bucando nuestro segubdo bebe que heredara todas las cosas de su hermanita.

    Tus articulos son muy buenos y me encanta la sinceridad, por favor no dejes de hacerlos.

  • Nelson dijo:

    un hijo es lo mas grande que podemos tener. recuerdo que no me perdí ni una sola consulta cuando mi mujer estaba embarazada, muchas veces estaba presionado de trabajo pero me las arreglaba. guardo muchos bellos recuerdos de esa etapa. como le hablaba a mi hijo que aún estaba en el vientre de su madre. le puse un nombre provisional ”pirindinguito” y se le ha quedado, pues todos le dicen ”el piri” y ya casi cumple 4. guardo unas fotos donde me encuentro dándole unos besos a la barriga de su madre precisamente la tarde antes de que naciera. al siguiente día nació mi hijo, su primera foto se la tiré justo cuando lo ví por primera vez. se llama nelson, al igual que yo y su abuelo. he disfrutado cada segundo a su lado y aunque estoy separado de su madre por cosas de esta vida, tengo la suerte de que vive con ella a 100 metros de mi casa y no dejo de tenerlo conmigo todas las semanas de 2 a 3 días (trabajo 24 horas y descanso 72) y lo que mas me alegra es que no se quiere ir de mi casa cuando la madre viene a recogerlo, eso me da la medida de que se siente a gusto conmigo. queriamos tenerlo, pero no estábamos del todo preparados para ello, ahora, durante el tiempo de su gestación nos pusimos y creamos todas las condiciones con mucho esfuerzo y deseos pero también con mucha ayuda. yo siempre digo que esperé toda mi vida por él. mi mundo gira a su alrededor.

    • Ani dijo:

      Nelson muy lindo tu comentario me conmovió mucho, ojalá y todos los padres fueran como tú, tu niño es muy afortunado y de seguro tendrás su amor por siempre, a la periodista felicitaciones por sus artículos, siempre hermosos y cargados de conmoción, no deje de escribirnos.

  • Adriana dijo:

    Es verdad lo que dice Rafael, y despúes del embarazo también los primeros meses por lo menos para mi fueron difíciles, peleaba muchísimo, parece que el estrés, como primeriza me costo adaptarme porque la vida te da un vuelco de 380 grados o más, y aclaro dificil pero feliz mi hija es mi tesoro más preciado, y mi embarazo lo disfrute cada minuto, el primer trimestre vomité lo que posiblemente no vuelava a vomitar en la vida, pero despúes todo fue perfecto.

  • Anya dijo:

    La maternidad y paternidad responsable necesitan mucho amor,porque traer un bebe al mundo,no es un negocio,es con amor, un reto para nuestra nueva generación.

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

María del Carmen Ramón

María del Carmen Ramón

Periodista de Cubadebate y la Mesa Redonda. Graduada de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. En Twitter: @M3ryC.

Vea también