Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Trump: Truenos y Trampas

| 9 |
Donald Trump aplaudido en un teatro de Miami por dar marcha atrás a varias políticas impulsadas por Obama para el restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Foto: AFP.

Donald Trump aplaudido en un teatro de Miami por dar marcha atrás a varias políticas impulsadas por Obama para el restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Foto: AFP.

Mucho se ha dicho y se dirá sobre el grotesco show que tuvo lugar en Miami el 16 de junio y las mentiras y amenazas contra Cuba allí proferidas. El discurso de Trump, incoherente y torpe como todos los suyos, dejó en claro al menos dos cosas: que hará todo lo que pueda para endurecer la política contra Cuba, anulando los tímidos pasos que había dado su predecesor y que el actual Presidente es un mentiroso irremediable.

Es costumbre allá en el Norte mezclar la política con el espectáculo, la información con el divertimiento, aunque sea, como en este caso, de pésimo gusto. Para quien lo observa desde fuera es recomendable una buena dosis de duda cartesiana y la prudencia necesaria para no dejarse confundir. Sobre todo si se trata de lo que diga alguien como el estrafalario ocupante de la Casa Blanca.

Con razón la congresista federal Barbara Lee, incansable luchadora por la justicia y los derechos civiles, al rechazar el discurso de Trump, subrayó la importancia de pelear por evitar que las regulaciones específicas para traducir en normas obligatorias la directiva presidencial sean aun más perjudiciales para los pueblos de los dos países. Allí mismo ese día se dio una prueba evidente de la justeza de su preocupación.

En su perorata Trump anunció que iba a emitir una nueva orden ejecutiva para reemplazar la ya derogada que había orientado la política de Obama en sus últimos dos años. Allí delante de todos, estampó su firma en el documento que aparece en el sitio oficial de la Casa Blanca pero que nadie leyó.

Lo que dijo no corresponde exactamente con lo que suscribió y esto último es lo que vale, lo que tiene fuerza legal y guiará la conducta de su Administración. El contraste es evidente, por ejemplo, en el caso de las remesas que reciben muchos cubanos en la isla de sus familiares residentes en Estados Unidos. Según el que habló en Miami tales remesas continuarían y no serían afectadas.

Pero allí mismo, en el mismo acto, sin esconderse, firmó una orden que dice exactamente lo contrario. A esta cuestión de las remesas dedica varios párrafos el documento titulado “Memorandum Presidencial para el Fortalecimiento de la Política de Estados Unidos hacia Cuba”, que firmado por Trump publicó la Casa Blanca y con todas las letras establece que serían millones los cubanos residentes en la isla a quienes no se les permitiría recibir remesas.

En la Sección III, inciso (D) la definición de “funcionarios prohibidos del gobierno de Cuba” se amplía ahora para abarcar más allá de los dirigentes del Estado y el Gobierno cubanos a sus funcionarios y empleados y a los miembros y empleados de las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior, a los cuadros de la CTC y a los de los sindicatos y los Comités de Defensa de la Revolución locales. El profesor William M. Leogrande calcula que se trataría de más de un millón de familias.

Trump alardeó de que echaría abajo todas las medidas adoptadas por Obama y probablemente se propone hacerlo. Pero sabe que ello contradice los intereses y opiniones de algunos sectores empresariales vinculados al Partido Republicano y por eso se escudó tras su retórica agresiva y su jerga a menudo indescifrable. Respecto al tema de los cubanos y las remesas no le quedó otro remedio que emplear su arma favorita: la mentira.

Habrá que ver ahora como redactan y aplican esta nueva orden que pretende castigar al conjunto de la población cubana.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Rudolph dijo:

    No creo que que hará todo lo que pueda para endurecer la política contra Cuba; tiempo al tiempo…

  • raiko dijo:

    Por qué no publican ese memoradum completo? Es lo primero q deberia hacer este sitio web. Saludos

  • Francesco Monterisi (Italia) dijo:

    Mr Donaldino Trump es mas ridiculo que mentiroso…
    Articulo traducido en italiano http://www.cubainformazione.it/?p=24460

  • Camilo Guevara dijo:

    Considero que este recrudecimiento de la política hacia Cuba nos va servir al pueblo cubano para darnos cuenta quien es nuestra verdadero enemigo. Obama engañó a muchos con su apertura política con respecto a Cuba, significó un cambio, aunque no radical pero cambio al fin después de tantos años fue suficiente para que algunos cubanos oyeran con atención esos cantos de sirenas; ahora Trump regresa a las medidad del pasado y nos demuestra el verdadero espíritu del imperialismo y que “al imperialismo no se puede confiar pero ni tabntico así, nada”

  • gonzales dijo:

    lo que pretyendia hacer obama era mejorarle la vida a los cubanos,el tonto de trump quiere atrasar el desarrollo en cuba y de los cubanos,ahi quien se beneficia con la pobresa del projimo.y quien lo hace es una miseria humana.

  • Camilo Coto dijo:

    El objetivo de todos y cada uno de los presidentes de EEUU es apoderarse de cuba, muchos lo intentaron con el garrote, obama con la zanahoria y ahora este de nuevo con el garrote. ¿Será bruto?¿No sabe que esa política está derrotada? y la de la zanahoria la vamos a hacer compota, con el garrote… bueno que vean ellos donde lo meten

  • Arnold August dijo:

    Gracias de nuevo Ricardo Alarcón por introducir aire fresco, esta vez con respecto al anuncio de Trump. Si bien muchos están tan centrados en odiar a Trump, no se ocupan de esta cuestión central: el resultado aún no se ha resuelto porque, como usted dice, la directiva tiene que traducirse en normas y reglamentos específicos que llevarán varios meses.

    A medida que pasa el tiempo, el movimiento por retener el comercio y los viajes que se abrió hasta cierto punto con Obama como parte de la nueva táctica de Estados Unidos para pasar de la agresión a la seducción, se está incrementando aún más a favor de más comercio y viajes y el levantamiento del bloqueo. Me doy cuenta de que desde el 16 de junio, los políticos (los republicanos y los demócratas) y los empresarios se están volviendo cada vez más apasionados a favor de un incremento de comercio y viajes y hasta el levantamiento del bloqueo. Es inusual que vemos la pasión política bipartidista en Estados Unidos por algo positivo en las relaciones internacionales. Cuba es responsable de esto. Y Trump empujó a todas estas fuerzas aún más en el campamento anti-bloqueo.

  • RUALDI dijo:

    Con su payasada, Trump se gana holgadamente el epiteto con el que Martínez Villena caracterizó a Machado “Asno con garras”, aunque este último tiene garras atómicas que pueden destruir dos millones de años de evolución de la raza humana. Sus rebuznos, perdón quise decir sus declaraciones, han suscitado el repudio en todo el mundo, señalándose que es un retroceso al lenguaje de la guerra fría, y aquí es donde no estoy de acuerdo. El diferendo CUBA-USA no comenzo con la guerra fría, ni siquiera con la Crisis de Octubre o el surgimiento de la URSS. Comenzó desde la misma fundación de los EUA, y forma parte del ya secular enfrentamiento entre los pueblos de Latino América y la República Imperial que pretende someternos. Los rebuz.., perdón las declaraciones, me recuerdan mas el mensaje de Mac Kinley a los constituyentes cubanos en el 1901, cuando les dijo que: o aceptaban incorporar la Enmienda Platt como apéndice a la Constitución o no se iban las tropas de ocupación y no había República. Es un retorno al lenguaje Plattista de inicios del siglo XX. En aquel momento el PRC había sido disuelto por el traidor Estrada Plama, el Ejercito Libertador había sido licenciado, la Asamblea del Cerro disuelta. Pero hoy tenemos un Partido Comunista, unas aguerridas Fuerzas Armadas Revolucionarias y un Gobierno Revolucionario encabezado por Raúl y el arsenal de ideas y los paradigmas de Martí, el Che y Fidel. A pesar de los pesares, como sea, CUBA VA. ¡VENCEREMOS!

  • Jose R Oro dijo:

    Coincido con el gran Ricardo Alarcón de Quesada en casi todo lo que escribe, en este breve y fundamentado análisis, excepto en su apreciación de que “que (DT) hará todo lo que pueda para endurecer la política contra Cuba”. Pienso que el aspirante a Zeus Olímpico ya lanzó su rayo, para complacer a los secuaces de la ultraderecha de Miami y que no habrá mucha mas acción anti-cubana, no porque DT no quiera (maldad le sobra), sino porque él es poderoso, pero no omnipotente, en los EE.UU. Además porque el tema de Cuba palidece y pasa a un nivel muy bajo de prioridad, frente a los tremendos, colosales retos internos y de política exterior que su gobierno enfrenta.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ricardo Alarcón de Quesada

Ricardo Alarcón de Quesada

Doctor en Filosofía y Letras, escritor y político cubano. Fue Embajador ante la ONU y Canciller de Cuba. Presidió durante 20 años la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (Parlamento).

Vea también