Imprimir
Inicio » Opinión, Ciencia y Tecnología  »

El plan de la tecnología y el aire acondicionado solar

| 39

Se ha comentado que homo sapiens no tuvo que descubrir el fuego. Los efectos de los rayos en árboles secos y otros fenómenos naturales se lo mostraron sin hacer investigación alguna. Eso no fue esencialmente una acción de la ciencia. Lo que tuvimos que aprender fue la tecnología de su utilización: como obtenerlo y cuando, de la forma deseada, y como usarlo para los fines que se requiriera. Es una ilustrativa ejemplificación de la diferencia esencial entre ciencia y tecnología.

Con el fuego y su calor si se hizo después mucha ciencia, y todavía se hace. La llamada “termodinámica” sistematizó los conocimientos alcanzados. Se generalizaron los conceptos de calor y de energía. Hasta permitió que se desarrollaran tecnologías de difícil anticipación cuando empezamos a usar el fuego, como puede ser la de enfriar objetos produciendo calor o su energía equivalente. Cualquier refrigerador doméstico funciona así, tal y como veremos.

Si compramos un helado en casi cualquier parte de Cuba sabemos que en poco tiempo se nos derrite si no lo ingerimos antes. Pasa de “helado” a “batido”. La fría crema que se tenía a temperaturas de congelación pasa a ser un líquido saborizado muy rápidamente. Eso se debe fundamentalmente a la humedad, el agua de la atmósfera, que en Cuba es bastante alta gracias a la siempre presente cercana del mar y su evaporación solar. Lo que ocurre es que las moléculas de agua gaseosa de la atmósfera se encuentran con la superficie fría de un helado que la invita a dejarle toda la energía que le permitía volar y a incorporarse a ella. Es un fenómeno que vemos claramente en la humedad de las paredes de cualquier vaso de agua fría. El calor intercambiado en ese proceso se conoce como “calor latente de condensación” del agua.

Ese calor que traía el agua que se condensó en el helado para derretirlo vino del sol, de momentos antes cuando calentó al mar. Las moléculas de agua marina más dispuestas se despegaron de la masa líquida, se evaporaron, y se llevaron con ellas la energía de ese “calor latente”, ahora llamado “de evaporación”. De esta forma enfrió al agua del mar un poco, le quitó calor para llevárselo al helado que va a derretir. Ese proceso es esencialmente el que permite que existan las tecnologías actuales de enfriamiento, la de los refrigeradores y los aires acondicionados. Se usan fuentes de calor, como puede ser el sol en el mar o en cualquier parte, para provocar cambios de estado líquido, gaseoso, o sólido, y se aprovechan los “calores latentes” para producir frío, que es lo mismo que extraer calor, en un sistema de refrigeración cualquiera.

Con este razonamiento podemos pensar que la considerable cantidad de calor que nos regala el sol de nuestra isla en una azotea durante el día podría usarse para enfriar el aire de las habitaciones de nuestras casas o centros de trabajo. Para eso haría falta una tecnología adecuada de aire acondicionado. Traería así un confort muy deseable para todos en las condiciones de nuestro fuerte verano, y quizás no sería necesario consumir energía externa para ello, o mucha menos.
Una somera búsqueda en internet nos arroja que ya existen tales tecnologías en este mundo. Son comerciales, se pueden comprar en establecimientos. Se basan en diversos procedimientos. Unas convierten la energía solar en electricidad y con ella operan equipos de aire acondicionado convencionales y otras usan directamente el calor del sol para “producir frío”. También existen variantes mixtas.

¿Cuál es el plan de la economía nacional que puede favorecer que los ingeniosos cubanos puedan desarrollar estas tecnologías, probarlas, producir versiones iniciales, venderlas a cubanos que las usen y así perfeccionarlas a partir de esas experiencias en gran escala?¿Quién toma esas iniciativas y encuentra un terreno fértil y emprendedor para desarrollarlas y convertirlas en fuentes de bienestar y riqueza para el país?¿Existe alguna empresa, o centro de investigaciones, que pueda hacerlo?¿Es preciso fundarla para ello?¿Dónde están los especialistas? Una indagación, seguramente incompleta, arroja que algún grupo tecnológico de nuestra CUJAE está trabajando en ello. Pero, ¿qué posibilidad real de ponerlo en práctica existe en las actuales condiciones de organización económica de nuestro país?

Si el plan de la economía es un verdadero instrumento de progreso y sostenibilidad podría existir un “plan de la tecnología” con todas las componentes de iniciativa, inversión, riesgo, desarrollo, comercialización, creación de riqueza y obtención de bienestar para los cubanos. Y ese plan no debería ser de ningún ministerio u organización económica en particular, sino de toda la economía nacional. Es la única forma en la que un desarrollo que requiera lo mismo un torno, que una fundición, o un reactor químico, puede ser útil y llevarse a resultados finales. Y el talento para ello existe en todas partes aunque se concentre más en algunas instancias como son las mentes jóvenes de las universidades. Estas deberían disponer de la suficiente flexibilidad en la gestión de sus recursos como para que les fuera posible llevar estas tecnologías desarrollables tan lejos como se pueda. Y la economía nacional estar ávida de implementarlas.

Nuestro verano nos ha invitado a tomar como ejemplo este proceso de refrigeración. Pero, ¿cuántas otras cosas útiles y que pueden traernos felicidad y prosperidad también se pueden mencionar?¿Hemos pensado como una población envejecida va a acceder a los pisos más altos de nuestros edificios si no se desarrollan elevadores sencillos, confiables y eficientes que puedan fabricarse en Cuba e instalarse de forma masiva?¿Se ha valorado cuales van a ser las soluciones tecnológicas permanentes para que nuestra población pueda transportarse sin restricciones y a precios accesibles, como ocurre en cualquier país del mundo?¿Se tiene planificado, de alguna forma, convertir el bagazo que hoy estamos obligados a quemar en nuestros ingenios en tableros que conformen las paredes y los muebles de nuestras casas? Muchos otros ejemplos pueden surgir para conformar un “plan de la tecnología”, que nos favorezca y nos haga prósperos y felices.

Se han publicado 39 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • RK dijo:

    Bueno, eso del “plan de la tecnología” suena muy pero muy bien, ahora… si vamos a la realidad, ¿creemos adecuado que un país como el de nosotros, con las necesidades que tiene, está en condiciones de determinados equipos informáticos, de radiocomunicaciones y otros, por el simple hecho de que es tecnología obsoleta, o porque es preferible desecharlo antes que dárselo a una persona que realmente puede sacar adelante la rotura de ese equipo, y… antes que eso preferimos destruirlo?
    Creo que hay que ser muy pero muy realistas y en vez de destruir equipos que tienen posibles arreglos y soluciones, brindárselos a precio módico a aquellas personas que pudieran sacarle provecho a estos “desechos” electrónicos.
    De nada sirve que Ministerios dicten instrucciones, regulaciones, resoluciones, si las personas que deben impulsar el desarrollo de nuestra sociedad, no mueven un dedo o si lo hacen, es detrás de un escritorio.
    Nada, que hay que en mi modesta opinión, creo que se debería destruir menos equipos y garantizar que organizaciones, entidades y el mismo pueblo, tengan acceso a estos equipos que tal vez, como decimos, de 2 se pudiera sacar 1.
    Saludos a los lectores…

    • hedel dijo:

      @RK, no entendió bien usted el artículo. En ningún momento se dijo que ‘Ministerios dicten instrucciones’ porque eso precisamente es lo que se viene haciendo en Cuba y no ha funcionado. Al contrario, el articulista lo deja claro: ” el talento para ello existe en todas partes aunque se concentre más en algunas instancias como son las mentes jóvenes de las universidades. Estas deberían disponer de la suficiente flexibilidad en la gestión de sus recursos como para que les fuera posible llevar estas tecnologías desarrollables tan lejos como se pueda.” Es decir, no que venga ‘desde arriba’ sino que las universidades, y cualquier ingenioso cubano pueda investigar, desarrollar, probar y porqué no, comercializar soluciones tecnológicas por el bien de la sociedad cubana.
      Y como tecnólogo le explico que no siempre la tecnología obsoleta y barata es la solución en una situación de economía limitada, como la nuestra. La tecnología tiene un ciclo de vida definido por ‘la curva de la bañadera’ (bathtub curve es el término anglosajón) donde se identifican 3 etapas durante la vida útil de una tecnología: al comienzo hay una alta tasa se fallos debido a que aún se está creando esa nueva tecnología y es cuando se corrigen los problemas. Luego viene un período de estabilidad, en el cual la mayoría de los fallos son menores y con soluciones rápidas. Luego viene ya la decadencia cuando por el desgaste mismo de la tecnología se acrecientan los fallos. Conclusión, en buen cubano: adquirir tecnología obsoleta es comprarse un problema.
      Puntualizando un ejemplo: Cuba no tiene una infraestructura adecuada de telecomunicaciones para móviles. Quizás lo más barato y rápido sería implementar un sistema 3G que se utiliza en el resto del mundo, pero es que el resto del mundo ya está realizando (o en muchos países ya se realizó) la transición a la 4G y están los proyectos para la próxima generación. Entonces, implementar 3G en Cuba quizás fuese más económico, pero cuando terminemos de hacerlo, seguiremos siendo un país atrasado en materia de comunicaciones, incompatible con nuevas tecnologías en el mercado y aún así tendríamos que inventir de nuevo en la próxima generación. No sería más rentable implementar una tecnología compatible con el resto del mercado?
      Por eso coincido con el autor que hay que planificar, pero planificar entre todos, no los ministerios, y por experiencia personal, tampoco los cuadros. Eso tiene que ser una tarea de los especialistas de cada materia y de las mentes jóvenes en nuestras universidades. Pero planifiquemos y a la vez demos espacio a esos creadores porque por mucho que evitemos la cultura del mercado, esa tecnología hay que rentabilizarla de alguna manera. Pienso yo, que ya que se comercializa tanto ‘reguetón’, deberíamos dejar también que nuestros ingenieros y científicos coman del fruto de su trabajo.

    • Pedro dijo:

      RK: Tu comentario me parece acertado, respecto a las tecnologías YA EXISTENTES en el país. Pero el artículo de Luis Montero apunta hacia otra faceta: El desarrollo de NUEVAS tecnologías para el país. Una cosa no contradice la otra… !Excelente artículo!

  • Adrián dijo:

    No puedo coincidir más con usted y estoy convencido de que una aproximación tal a los desafíos de nuestro desarrollo desataría muchísimo potencial acumulado pero contenido en estructuras demasiado rígidas para la concreción del talento. Crear es la suprema felicidad del hombre. Hagamos pues un país de creadores. Excelente artículo. Felicidades profesor.

  • Reynaldo Feijoo dijo:

    Gracias por el comentario. Lo considero oportuno y sensato. A veces los burócratas prefieren importar lo que está hecho y no promueven el gran talento nacional. En ocasiones sucede que esa compra implica un viaje y parafraseando al Benemérito de las Américas “El respeto al viaje ajeno es la paz”

  • Elio Antonio dijo:

    Hola profesor:-)

    Como dice uno de los foristas más entuciastas en estas redes: ¡siga así!

    Saludos;-)
    desdeguantanamo.cubava.cu

  • Luis A dijo:

    Excelente comentario. Por favor escuchen, que no caiga en saco rto.

  • CARLOSCRESPO dijo:

    Un Articulo para reflexionar, es muy importante lo que plantea, pero degraciadamente, tenemos mentes que se quedaron en el año 70, pensando que todavia no podemos utilizar esta tecnologia porque sería un diversinismo idelogico, pero ademas, se justificaría con que ¨Somos un pais bloquedo¨.
    Muchas de estas cosas pueden producirse en cuba, porque tenemos lo principal que es la inventivas de los cubanos, al cual solo se le permite hacer lo que está orientado, es preciso dejar que surja las ideas y dejar que se desarrollen principalmente, sin estar pensando que alguien se pueda ser rico, pues en cuba ya los hay.
    Es momentos de que el estado se siga quitando resposabilidades de encima dejando que los propios cubanos empredan su propia empresa sin depender del extranjeros, cosas esta que quizas ahora sean pequeñas empresa, aportando esta tecnologia de la que usted habla, no importa de como y como se produzca, siempre que se cumpla con lo establecido en el respeto de la soberania de cuba y las leyes aduanales. Hay que dejar que el propio cubano sea quien desarrolle a este pais.

  • Ricardo dijo:

    DA la sensacion de que nadie le tira a eso y que los planificadores nacionales trabajan mas en los modelos burocraticos que en las relaes necesidades de los cubanos de hoy. Hasta que no salten esas trabas no avanzaremos. Hce falta una carga…..

  • Corona dijo:

    Todo está demasiado centralizado, las empresas y universidades tienen muy poca ó ninguna autonomia, por tanto, ellas no poseen la flexibilización necesária para decidir sobre en cual proyecto Científico (tecnológico) invertirán sus finanzas.
    Desde que salen de las Instancias Superiores, ya esas finanzas vienen con el nombre y el apellido del área donde serán invertidas.

    “….¿Se tiene planificado, de alguna forma, convertir el bagazo que hoy estamos obligados a quemar en nuestros ingenios en tableros que conformen las paredes y los muebles de nuestras casas?….“
    Bueno, en este caso, al bagazo se le puede dar diferentes usos, es cierto, pero no para las paredes externas de nuestras casas. Un país asediado constantemente por huracanes y con lluvias torrenciales sería ilógico colocar paredes de bagazo (aunque sea revestido) en nuestras casas.

    • Elio Antonio dijo:

      Hola Corona:-)

      No se le ocurre pensar que sería para paredes interiores.

      Saludos;-)

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    El profesor Montero ha escrito un excelente trabajo, por su brevedad, oportunidad y consistencia. No estoy seguro si mi colega Montero ya conoce sobre el drástico recorte del plan de la electricidad en las empresas para el mes de julio; lo importante es que dicha reducción le otorga mayor valor a lo planteado por él.
    Trabajar en el mes de julio en locales previstos para el uso de aires acondicionados, ya que no poseen ventanas o son escasas y sin apenas circulación de aíre, los convierte en una verdadera sauna, y fuente de malestar y hasta de posibles daños por posibles golpe de calor, que desordenan a los circuitos cerebrales.
    Me voy a tomar la prerrogativa de enviar este artículo a destinatarios que estoy seguro pueden involucrarse para pensar y hacer en lo planteado por el Dr. C. Montero.

  • Henry. dijo:

    ¿Cuál es el plan de la economía nacional que puede favorecer que los ingeniosos cubanos puedan desarrollar estas tecnologías, probarlas, producir versiones iniciales, venderlas a cubanos que las usen y así perfeccionarlas a partir de esas experiencias en gran escala? ……….Seguro estoy que ninguna

  • rolo dijo:

    JEJE AQUI UN EQUIPO DE AIRE ACONDICIONADO SOLAR SEGURO NOS COSTARIA 5000 USD

  • Mr Hyde dijo:

    QUE FALTA HACE QUE VENDAN LOS AIRES SOLARES ESOS POR QUE CON LA CORRIENTE NO HAY QUIEN PUEDA

  • raul dijo:

    Montero:
    Ese ha sido el eterno problema de la Ciencia en Cuba. Nuestras instituciones científicas han desarrollado una enorme cifra de logros e invenciones desde hace varios decenios, que se han quedado archivados o en prototipos, porque ninguna empresa o entidad industrial se ha interesado en desarrollarlas. Algunos sencillamente optan por comprar tecnologías llave en mano desde el exterior que a veces están obsoletas o quedan obsoletas al poco tiempo, el país se endeuda cada vez mas por estos gastos y el esfuerzo de nuestros investigadores se mantiene ignorado.
    Concuerdo con Usted en que seria tremendamente útil contar con alguna institución dedicada a desarrollar las tecnologías propias, incluso con inversores extranjeros que estoy seguro aportarían capital gustosamente, si esas producciones se hicieran comercializables. Estoy convencido también que la emigración de talentos jóvenes que tenemos hoy se reduciria notablemente. Conseguiríamos darle mas vida al planteamiento de Fidel de que el “futuro de Cuba tienen que ser necesariamente el futuro de los hombres de ciencia”.

  • h3nr7r4u1 dijo:

    Algo que me llamó la atención cuando daba clases en un instituto técnico de Luanda es como las empresas realizan concursos para financiar la investigación y puesta en producción de ideas de estudiantes y profesores.

    Nosotros tenemos por ejemplo el Forum de Ciencia y Técnica pero este no te garantiza un financiamiento para extender tu idea y comercializarla, por ese motivo se queda engavetada para ser redescubierta años después para volverse a engavetar(cuando usted menciona al final lo del bagazo me recueda los artículos de la revista JTécnica de los 80 donde explicaban todas las aplicaciones que se hacían y experimentaban con el bagazo).

    ¿Pudieramos tener un concurso denominado Mi App por Cuba? Esta premiaría las 3 primeras aplicaciones para android que pudieran servir para brindar servicios que mejoren la vida cotidiana del cubano y sería luego comercializada por alguna empresa de software de Cuba.

    ¿Pudieran los decisores hacer como profesor Luis Montero y estudiar como se comporta esto a nivel mundial?

    Hay escrito suficiente sobre el modelo Triple-Hélice, los spin-off, los hackaton, los parques tecnológicos, etc…, suficiente experiencia también de lo que ha pasado con nuestras iniciativas en esta materia como para acabar de tomar una decisión que permita que las innovaciones fluyan como un río y no se estanquen en la gaveta de un burócrata que ni siquiera saber que tiene que aprobar y porque.

  • XLRG dijo:

    Si planifican la producción de acondicionadores de aire solares entonces los compradores ya no pueden viajar a adquirirlos en otro país. Este artículo me recuerda uno publicado recientemente aquí en Cubadebate de un biólogo CUBANO que tiene experimentos de cría artificial de peces en no sé cuantos países y aquí en Cuba no ha podido desarrollar ninguno. Los experimentos a los cuales se enfilan los planes de desarrollo de la economía nacional están dirigidos fundamentalmente a incrementar la venta de panes con croquetas montando una “paladar” en cada esquina

  • Alfredo MFL dijo:

    Uffffff….Apretooooooooo Profesor!!!!!!.. Excelente articulo……El Plan Tecnologico no aparece ni en los Centros Espirituales…, no aparece en ninguno de los 300 y tanto lineamientos del 6to Congreso del PCC, ni en la Propuesta del 7mo. Congreso hasta el 2030……Profesor seguiremos algunos pasando gozando del calor cubano…….

  • Ángel Blanco dijo:

    Muy buen artículo Doctor Luís Montero.
    ¿Cuál es el plan de la Ciencia para resolver los problemas energéticos de Cuba?
    ¿Existe alguien en Cuba que perciba un salario por al menos pensar en cómo resolver los problemas energéticos del país?
    ¿Cuál es el plan tecnológico encaminado a la creación de tecnologías de mayor eficiencia energética?
    ¿A qué estamos jugando?, ¿Por qué nos quejamos constantemente de un montón de problemas que padece la economía cubana, cuando su solución es obvia, fácil, accesible y sólo depende de los cubanos y de nadie más?
    ¿Realmente quiere Cuba ser líder mundial en Ciencia y Tecnología o sólo es un cuento para incautos?. Conozco perfectamente lo que se ha hecho, pero créame que es un átomo en el Universo con respecto a lo que se puede hacer y lograr.
    ¿Cuántas personas conocen en Cuba la existencia y viabilidad de la energía libre?, ¿Cuántas personas conocen en Cuba que la energía libre existe hace muchísimos años (yo tengo pruebas de al menos 2 años de antigüedad) y que los mal llamados móviles perpetuos no violan ninguna ley física y en especial no violan la Ley Universal de Conservación de la Energía?
    Con un plan de Ciencia y Tecnología correcto, dentro de muy pocos años Cuba no necesitaría importar ni una sóla gota de hidrocarburos, y podría exportar el sobrante de la producción nacional que no usase la industria química. Aunque ciertamente dudo que se pueda exportar por falta de compradores para ese entonces.
    Si alguien está interesado en estos temas vean: Pulling Energy from the Vacuum – Lt. Col. Thomas Bearden y Overunity Systems & The Suppression of Free Energy Technology – Lt. Col. Thomas Bearden.
    Como pueden apreciar no soy el único con ideas y conocimientos científicos tan “fuera de lo común”. En el próximo comentario pondré una síntesis de quién es este señor.
    ¿Existe alguien en Cuba con los conocimientos y el poder de decisión necesarios para resolver estos “problemitas”? ¿Alguien percibe un salario por esto?
    Muchas gracias.

  • Ángel Blanco dijo:

    Doctor Luís Montero, aquí está la síntesis sobre quién es Tom Bearden.
    Colonel Bearden is a leading conceptualist in alternate energy technologies, electromagnetic bio-effects, unified field theory concepts, and other related areas. He is a retired Lieutenant Colonel of the US Army and holds a Ph.D. and an M.S. in Nuclear Engineering from the Georgia Institute of Technology. At the time of this interview, he was CEO of CTEC, Inc., Director of the Association of Distinguished American Scientists, and Fellow Emeritus of the Alpha Foundation’s Institute for Advanced Study. In Colonel Bearden’s testimony he speaks extensively about how it is possible to derive useable energy from the vacuum without violating any currently known laws of physics. He and others have built electromechanical devices which actually demonstrate this technology. He also explains how certain powers would rather keep this technology from becoming widely known outside of small esoteric circles. Time is running out however because our Earth does not have enough oil and coal reserves to last even for this generation. He explains how our top minds and scientists must first recognize then rally around an effort to solve this energy problem before 2004.
    No creo que alguien piense que este señor es un friqui o un iluso equivocado.
    Muchas gracias.

  • Ángel Blanco dijo:

    Una aclaración sobre los equipos de energía libre o los mal llamados móviles perpetuos.
    La mayor parte de la información disponible en Internet está distorsionada, tergiversada o es francamente falsa.
    Hasta el momento sólo conozco el principio de funcionamiento de los equipos gravitatorios, que son voluminosos y costosos. Los equipos basados en la “electricidad”, que también existen (Tesla fabricó y probó uno hace más de cien años), son más compactos, o sea, producen más energía por unidad de volumen, y son mucho más baratos y funcionan en cualquier sitio del Universo, tienen autonomía ilimitada.
    Producir el equipamiento necesario cuesta cierta cantidad, pero una vez puesto en marcha la energía eléctrica producida es totalmente gratis, por lo que a medida que pasa el tiempo el coste de la energía producida tiende a cero.
    Los dispositivos eléctricos de energía libre (los de estado sólido) tienen un tamaño no mayor que un pequeño televisor para una entrega útil (descontando ya lo que ellos mismos consumen) de 5 KW de potencia, que es lo que consume una vivienda normal en Cuba. Los metros contadores de las viviendas normales no admiten más de 5 KW de potencia (40 amperes). Son autónomos y se arrancan una sola vez con una batería pequeña de 9 a 12 VDC (después de cada apagado hay que volverlo a arrancar).
    Ventajas:
    No se necesitan líneas de transmisión eléctrica de alto voltaje, ni de bajo voltaje en las ciudades. Son totalmente autónomos. Eliminan por completo la contaminación atmosférica. Tienen autonomía ilimitada (lo que dure este Universo).
    Muchas gracias.

  • carlos dijo:

    muy bueno y oportuno , ojala y los que pueden responer sus preguntas lean este articulo y las respondan , pero no creo que lo hagan , es mejor darse un viajesito a china a comprar aires acondiciobados y de paso la pacotilla que tratar de producirlos en cuba

Se han publicado 39 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis A. Montero Cabrera

Luis A. Montero Cabrera

Es Doctor en Ciencias Químicas y miembro Titular de la Academia de Ciencias de Cuba. Preside la Sociedad Cubana de Química y el Consejo Científico de la Universidad de La Habana.

Vea también