Imprimir
Inicio » Opinión, Ciencia y Tecnología  »

Max Planck y la contaminación ambiental

| 30
Max Karl Ernest Ludwig Planck (Kiel, Alemania, 23 de abril de 1858 – Gotinga, Alemania, 4 de octubre de 1947) fue un físico y matemático alemán considerado como el fundador de la teoría cuántica y galardonado con el Premio Nobel de Física en 1918.

Max Karl Ernest Ludwig Planck (Kiel, Alemania, 23 de abril de 1858 – Gotinga, Alemania, 4 de octubre de 1947) fue un físico y matemático alemán considerado como el fundador de la teoría cuántica y galardonado con el Premio Nobel de Física en 1918.

Suele ocurrir que los fenómenos más comunes que nos rodean no se racionalicen con la profundidad que merecen, precisamente por ser demasiado comunes. Ese es el caso del fuego, de las llamas, de su naturaleza. Parece que a homo sapiens le costó tiempo dominarlo. Lo conocíamos desde nuestros mismos orígenes, porque la naturaleza brinda suficientes oportunidades espontáneas para proporcionárnoslo. Pero teníamos que aprender a dominarlo, como encenderlo, usarlo y apagarlo, su tecnología. Eso se logró mucho antes de que supiéramos en que consiste.

Una llama implica la ocurrencia de un conjunto de reacciones químicas rápidas que generan mucha energía, la que se transforma en lo que llamamos calor. Los humanos detectamos el calor a partir de los movimientos de los núcleos atómicos en las moléculas, y en cualesquiera otros objetos nanoscópicos, pertenecientes a un cuerpo con el que tengamos contacto. La principal reacción que ocurre en la llama es la combinación del oxígeno del aire con sustancias que generalmente están basadas en el elemento químico carbono y que abundan en la parte de la tierra que habitamos.

Este proceso pasa por muchas variantes, y una de ellas es que durante la reacción se despidan pequeñas partículas de ese elemento casi puro. Quedan tan calientes que aparecen flotando en el medio y al “rojo vivo”. Y es entonces que las llamas alumbran con la luz que emiten. Pero eso ocurre mientras la llama funciona de forma incompleta. Si vemos luz en una llama, es porque no se está “quemando” todo lo que puede quemarse: quedan las partículas que están emitiendo la luz. Entonces esa llama deja una mancha negra que no es otra cosa que el carbono que no se pudo combinar con el oxígeno, y por lo tanto no produjo todo el calor que debía. Debe ocurrir que la propia llama consuma al final también al carbono que se calentó para alumbrar, y entonces si es eficiente. Esa no deja la mancha negra que denominamos “hollín”.

El fenómeno de un cuerpo emitiendo luz cuando está caliente o cuando se le calienta de cualquier forma, es muy frecuente en nuestra vida. En una herrería se puede ver muy fácilmente cuando los metales están muy calientes. Una bombilla antigua, de las que llamamos “incandescentes”, muestra el mismo fenómeno. En ellas se pone un filamento en corto circuito y entonces se calienta tanto que emite luz. Y se podría pensar que esa luz será de más energía (o sea, verde, azul, violeta, ultravioleta) en la medida en la que el filamento se calienta más. Pero no, siempre tiende a amarillenta o rojiza. No se ha podido llegar a una emisión sustancial de luz ultravioleta con materiales calientes comunes, por mucho que se eleve su temperatura. Este fue un gran enigma para la ciencia decimonónica. Tanto que se le llamó “la catástrofe del ultravioleta”.

Max Planck fue un físico teórico alemán que a partir de la observación cuidadosa de este fenómeno a finales de ese siglo llegó a la conclusión de que la única forma de explicar esa “catástrofe” era considerando que la luz se emitía “gota a gota”, de forma discontinua, y no en “chorro”, de forma continua. Es imposible que a partir del calentamiento se emita luz a frecuencias, con colores, más violetas que un límite dado por la energía de las “gotas de luz” características del material usado. Eso lo llevó a postular una constante universal de la naturaleza bautizada con su nombre: “la constante de Planck”. Esta asocia las “gotas” de energía luminosa, o “cuantos”, con la frecuencia de las oscilaciones de la luz, con su color. Permite calcular la cantidad de energía que porta un “cuanto” de luz y por lo tanto cuanto trabajo podría hacerse con ella.

Se trataba en realidad de la apertura de una puerta para considerar que todo lo que se había edificado en la física se refería al caso particular del universo al alcance de los sentidos e instrumentos elementales que el hombre había desarrollado hasta entonces. El universo real es mucho más complejo y la limitante somos nosotros y los medios que inventamos para poder conocerlo. Lo curioso es que Planck era tan responsable con lo que descubrió que no se lo creyó mucho y consideró que su constante era una mera especulación científica. Trabajó infatigablemente durante muchos años después para demostrarlo. Finalmente se convenció de que su descubrimiento había cambiado totalmente la forma en la que conocíamos nuestro entorno natural. Y se ganó un Premio Nobel.

Entonces, la luz que emiten las pequeñas partículas calientes en una llama y que iluminó las noches de la humanidad por milenios, también sirvió para mejorar definitivamente la comprensión del universo y sus leyes naturales. Fue ciencia muy básica, sin aparente aplicación, que se convirtió en una riqueza enorme. De hecho es un asidero para la supervivencia de toda la humanidad gracias a su inmensa aplicación en toda la tecnología que se desarrolló desde entonces.

¿Qué ocurre cuando la chimenea de una fábrica, o la llama de un quinqué, o el tubo de escape de un almendrón, producen humo negro? Eso es un reflejo evidente, incontrovertible, de que en un proceso de combustión no se está quemando todo lo que se debe quemar. Pueden haber producido un poco de luz en el caso del quinqué, pero no se logró la finalidad principal en la fábrica y el almendrón, que era producir vapor en la caldera o gases para mover los pistones del motor. Y el daño es grande. Al no producirse toda la debida energía se consumió combustible que no se usó. Y además esas partículas de carbono pasaron a flotar en la atmósfera ensuciándola y provocando muchas otras reacciones indeseadas, contaminando el ambiente natural innecesariamente. Se ha conocido de creencias, absurdamente anticientíficas, de que una guagua que emite humo negro “camina mejor”.

Simplemente, la impresión subjetiva de un chofer determinado conduce a criterios imposibles: que algo que se mueva con un combustible funcione mejor si solo usa una parte del mismo y deseche la otra. Un vehículo que emita humo negro por su escape en las calles y carreteras debería multarse y prohibirse su circulación. Nos daña a todos en la salud y en la economía. A veces se multan nimiedades y se nos escapan los verdaderos problemas, aun siendo tan evidentes.

La ciencia llamada “básica” existe como parte de la condición humana. Es tan importante como la poesía. Incluso nuestra vida puede ser muy pobre sin las bellezas del arte, pero se haría imposible hoy en día si no se supiera lo que es un “cuanto” de luz.

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ing. Juan Felipe Gonzalez Saavedra dijo:

    que bien!!!! larga vida a la ciencia (y a los cientificos), los seres humanos en su mayoria no saben lo mucho que le deben a quienes viven para la ciencia y su aplicacion practica… que seria de este mundo sin la ciencia (sensillamente el ser humano no hubiese llegado hasta nuestros dias)…

  • Pioneer dijo:

    por buen camino vamos profesor en el tema de la física preguntele a su colega mulet o solo lea lo que de la facultad de fisica de la UH se habla en e el sitio de juventud tecnica

  • Ángel Blanco dijo:

    Doctor Luís A. Montero, me ha gustado mucho el encabezamiento de su artículo, lo que me ha hecho reflexionar y expandir su razonamiento a otros fenómenos aún más primitivos como el tiempo, la fuerza o el peso.
    En su formulación de la reacción química de combustión que produce la llama falta un tercer elemento. Usted menciona el calor, lo cual lo acerca a la realidad sin llegar a tocarla. Entre los átomos de cada una de las dos sustancias que reaccionan existe cierta distancia, que tiene que recorrer el “calor”. Luego de esto cada átomo de una sustancia tiene que ser capaz de encontrar un átomo de la otra sustancia, teniendo que hacer cierto recorrido y ambos deben estar en un estado tal que facilite su “enlace”. La ciencia actual no explica los pormenores de este proceso “mágico”, o lo explica recurriendo a la magia. ¿Qué es entonces realmente el calor? ¿Cómo cubre las distancias el calor? ¿Qué “sustancia” se encuentra entre átomos? ¿Cómo hacen los átomos para saber a dónde deben dirigirse? ¿Cómo saben los átomos si pueden o no formar enlaces entre sí?
    Creo que son muchas preguntas que evidencian nuestra falta de conocimientos sobre la naturaleza real.
    Obtendremos iguales resultados si analizamos en profundidad fenómenos tan triviales como el tiempo, la fuerza o el peso. Para resolver el problema de la gravedad fue necesario antes resolver el problema del tiempo y antes de esto hubo que resolver el problema de la esencia y estructura de la materia. Entre átomos existe materia, que no llega a la categoría de sustancia.
    La constante de Planck es consecuencia de que la materia es discreta y continua, sin interrupciones.
    Sólo la energía libre puede salvar las especies que habitan este planeta y eso sólo en caso de que no nos aniquilemos antes entre nosotros mismos.
    Pero para todo esto es imprescindible una nueva conciencia individual y social.
    O cambiamos o esos dinosaurios, como los almendrones, terminarán enterrándonos.

    • Luis A. Montero Cabrera dijo:

      Muchas gracias por el comentario. Permítame aclarar que los fenómenos que comenta están todos perfectamente explicados por la teoría física actual y se pueden modelar y calcular con mucha precisión y una gran capacidad predictiva.

      • Ángel Blanco dijo:

        Muchísimas gracias por su atención. Si la realidad fuese tal como usted la percibe entonces la ciencia oficial no estaría en la profunda crisis en que se encuentra. Los fenómenos son descritos apenas someramente, si bien se logra cierta predicción en un estrecho margen. Se han acumulado tal cantidad de “efectos” que la teoría a duras penas logra tapar los “huecos”. El efecto Hutchison no ha sido explicado, pero su autor sí ha sido desacreditado. ¿Por qué? La lista es demasiado larga.
        ¿Cómo explicará la ciencia oficial el funcionamiento del primer dispositivo gravitatorio de energía libre? ¿Cómo se explicará de dónde procede el “exceso” de energía que produce? ¿También serán desacreditados sus autores o simplemente serán eliminados por tal desafío? Vea “Free Energy June 2015 Rosh 15KW…” Existen otros, pero sólo escribo sobre lo que he comprobado personalmente.
        ¿Cómo sabe una carga eléctrica la forma en que debe reaccionar ante la presencia de otra? El peor defecto que puede tener un mentiroso es olvidarse de las mentiras que él mismo ha creado. Eso es lo que nos ha ocurrido con el concepto de “campo”, un concepto creado por el ser humano para explicar la acción a distancia, sin intermediarios aparentes. Eso no es lo que yo definiría como una “explicación perfecta”. El mecanismo de interacción permanece oculto, así como la causa o el efecto.
        ¿Qué existe entre átomos y/o moléculas? ¿Por qué ocupan las posiciones que ocupan y no otras? ¿Por qué una misma sustancia puede tener una estructura cristalina o amorfa? Ahora está muy de moda el término “vacío cuántico”, una aberración conceptual, que resucita lo que otrora se conoció como éter o efir.
        Vacío significa ausencia de todo, que no hay absolutamente nada y si no tiene absolutamente nada, ¿cómo es que sabemos de su existencia? La mera asignación de propiedades “cuánticas” a la nada es síntoma de que tiene algo. La nada no puede existir por definición y si aún así existiese, nosotros jamás podríamos conocer de su existencia. Estamos hechos de materia.
        ¿Por qué no se ha resuelto oficialmente el problema de la gravedad o del tiempo? ¿No cree usted que esto guarda estrecha relación con el fundamento científico de las sociedades o formaciones socio-económicas que construimos?
        Con absoluto conocimiento de causa puedo afirmar que toda la ciencia oficial a nivel mundial está al servicio, directa o indirectamente, de una pequeña élite que sólo pretende eternizar nuestra esclavitud. No existe mejor esclavo que aquel que ignora que lo es. Creo que va siendo hora de librarnos de las cadenas que nos atan. Están en nuestra mente.

    • AbelBC dijo:

      Con su permiso Dr. Montero, además de su valiosa explicación a Ángel Blanco y su brillante artículo, me permito aclararle a dicho lector un pequeño aspecto que le servirá para sus dudas científicas.
      Explicarle todas las preguntas que se hace por este medio es un tanto complicado pero hay algo que puede aclararse y es que el calor es energía en tránsito (algo que no es muy evidente), esto es que los cuerpos no almacenan calor, sino que absorben y ceden calor en forma de energía calorífica pero lo almacenan en otra forma de energía, frecuentemente en forma de energía cinética o lo que es lo mismo variando su temperatura, dando lugar al aumento en las velocidades con que se mueven sus partículas, este es un concepto termodinámico fundamental para poder entender las cuestiones relacionadas con la transferencia de energía en forma de calor.
      Sobre los trabajos de Planck durante la mal llamada “crisis de la Física” (digo esto porque en realidad me parece más aventurado decir “crisis de los físicos”, agregar que la llamada constante “h” de Planck y su conceptualización fue uno de los pilares que permitió el nacimiento de una nueva Física (la mecánica cuántica) que revolucionó el mundo de las ciencias y constituye un pilar fundamental en el conocimiento que hoy mismo tiene el hombre sobre la naturaleza de los procesos físicos microscópicos.
      Gracias

      • Ángel Blanco dijo:

        Estimado AbelBC, me ha gustado mucho su concepto de “energía en tránsito”, que es precisamente el concepto oficial para el calor. ¿Acaso habrá caído en la trampa de separar el concepto del objeto que representa? Cuando esto sucede entonces es posible cualquier tipo de manipulación matemática abstracta y la creación de entes que realmente no existen.
        La energía es un concepto creado por el ser humano para describir la capacidad de la materia para realizar trabajo o su estado. Luego entonces no existe energía sin un portador de la misma. La materia no sabe que existe la energía, ni la calcula y sin embargo tiene sus leyes rígidas que se cumplen en todo momento, independientemente de que conozcamos o no su existencia.
        ¿Cómo cruza la “energía calórica” la distancia que separa a un átomo de otro? ¿Cómo logra sobrevivir la “energía calórica” su odisea en el vacío cuántico? ¿Cuáles son los portadores de esta energía?
        Yo pregunto por la esencia de los fenómenos y no por su explicación superficial.
        Sólo un estudio profundo de estos temas le hará ver sus antagónicas e irreconciliables contradicciones.
        Deberíamos dejar los cuentos de hadas mágicas y similares para nuestros niños pues incentivan su imaginación y creatividad. Yo personalmente ya no creo en cuentos como los “campos”, el vacío cuántico, las partículas virtuales de la Física de altas energías, las “energías” per se – sin portadores y otras lindezas que hemos creado a lo largo de nuestra historia.
        Entiéndase bien, esos cuentos fueron necesarios para nuestro desarrollo, pero lo que antes fue necesario e imprescindible, ahora es un lastre. Es hora de dar un salto en nuestro desarrollo intelectual y en nuestra conciencia.
        Nuestra realidad no es exactamente como la vemos.

  • Ángel Blanco dijo:

    Ampliando mi anterior comentario quisiera añadir el problema de la contaminación térmica y el calentamiento global.
    Nuestro planeta tiene una fuente interna de calor, otra fuente externa de calor – el Sol y una fuente de calor sobre su superficie, que surgió con la aparición de los animales de sangre caliente. Luego, con la aparición de los humanos y su dominio del fuego apareció otra fuente más de calor. Casi toda la energía producida por el ser humano termina convertida en calor: para la cocción de los alimentos, para refrigeración, para calefacción y por las pérdidas en la transmisión y conversión de la energía. Solamente los gases de escape, producto de la combustión, tienen una temperatura casi siempre superior a los 315 grados Celsius. Todas las formas de movimiento conocidas hasta ahora también generan calor.
    Todos conocen lo que es un termo. El planeta entero es un gran termo rodeado de “vacío” y sólo emite una parte ínfima del calor producido o recibido, en forma de radiación infrarroja. Por suerte para nosotros, con el aumento de la temperatura absoluta del planeta también aumenta la cantidad de calor emitida en forma de radiación infrarroja por unidad de tiempo.
    Creo haber leído que la temperatura media del planeta es de unos 16 grados Celsius, así que si queremos que no siga aumentando tendremos que reducir drásticamente o eliminar algunos contaminantes térmicos como los productos de la combustión.
    El problema lo empeora el carácter acumulativo del calor generado o recibido y el hecho de que todas las fuentes de energía, sean limpias o no tan limpias, terminan convirtiendo casi toda la energía generada en calor. Por otra parte la superficie del planeta que puede emitir radiación infrarroja crece muy lentamente.
    ¿No será ya hora de introducir el uso masivo de otras fuentes de energía radicalmente diferentes? ¿No será ya hora de crear otras formas de movimiento más eficientes?
    ¿Alguien ha calculado el efecto de esta contaminación térmica?
    ¿Quién o qué enfriará el planeta?

    • AbelBC dijo:

      Disculpe mi torpeza yo pensé que estábamos hablando de ciencia

      • Ángel Blanco dijo:

        Estimado AbelBC, disculpado está, pues no hemos dejado de hablar de Ciencia, yo al menos.

  • yotuel dijo:

    Bueno, con respecto a los autos rodantes en nuestras ciudades, se suponia que el SOMATON debería resolver estos problemas de contaminación por mala combustión, pero es evidente que no ha sido así. Cual es la causa? El factor humano.
    Este proceso se ha convertido en una rutina más que lejos de imponer restricciones genera dividendos a determinados individuos.

    • Vladimir Conde Pérez dijo:

      Como dicen ustedes (Yotuel) lo del somaton es una garna mentira contada a la escucha de los que no quieren escuchar nadaaaaa. quien no sabe que un equipo estatal para pasar por el somaton pone los accesorios de uno que ya paso la “pruebita” y luego saliendo de esta los quita y pone nuevamente los suyos no aptos y ya esta rodando echando humo, sin freno o con la emergencia desconactada, y todo el munco sabe esto y nadie hace nada, cuando hay un accidente entonces aparecen los peritos y descubren el agua tibia, desperfectos tecnicos y el chofer a canada

  • yam dijo:

    Planck y Maxwell,: eran tan buenos en la física como en la matemática. No así Einstein, conceptualizaba los fenómenos pero recurría por ayuda para las demostraciones matemáticas. Dr Luis A. Montero podría decirnos cuán avanzado está el proyecto europeo de obtener energía por fusión nuclear ? Esto conllevaría a disminuir la carga contaminante a la atmósfera. En este proyecto y en el acelerador de partículas están los rusos, ¿ cómo los afectará las políticas de aislamiento de la comunidad europea ?

    • Ángel Blanco dijo:

      De acuerdo respecto a Planck y Maxwell. En cuanto a Einstein, la que realmente era buena era su primera esposa.
      No soy un especialista en el tema, pero algo he estudiado y me permitiré responderle a sus otras preguntas.
      El proyecto europeo de fusión nuclear fracasará. Jamás le aconsejaría invertir su dinero en él. Lo bueno es que demostrará que tienen un concepto equivocado sobre nuestro Sol. El Sol no “quema” hidrógeno, lo produce y a partir de ahí produce el resto de elementos, que como comprenderá en tal sopa sólo vivirán muy corto tiempo. Se destruyen casi tan rápido como se crean. El núcleo del Sol tiene una cantidad enorme de cierta partícula elemental que fue heredando de sus respectivos antecesores, desde el nacimiento de nuestro Universo. Esa partícula es la que se fusiona para formar casi-atomos hasta llegar al más simple de los átomos – el hidrógeno. El resto de la historia es conocida.
      En la Tierra no tenemos ese “material” primario, por lo que nos sería imposible sostener la reacción de fusión. Y recuerde que en el Sol ocurren ambas reacciones, de fusión y de fisión. Para que las sustancias sintetizadas sean estables deben abandonar el Sol, cosa que ocurrió en sus tiempos mozos dando lugar a los planetas y otros cuerpos celestes conocidos. Claro está que podemos obtener “material” primario, pero el balance energético no nos favorece. Nadie gasta pesos para obtener centavos. El núcleo terrestre también tiene cierta cantidad de este “material” primario, lo que garantiza nuestra supervivencia, de lo contrario seríamos otro planeta “muerto”.
      Sí, los rusos están metidos en múltiples proyectos y es precisamente allí, donde en la periferia, en la marginalidad de la ciencia oficial está surgiendo una nueva ciencia. ¿Acaso habrá escuchado hablar de la “Ritmodinamika” (la única con perspectivas), de la “Efirodinámica” o de la Síntesis Nuclear Fría?
      Le recomiendo el estudio de la Ritmodinámica, es la base de lo que vendrá después. La Síntesis Nuclear Fría avanza a duras penas por falta de un plan general, de una Teoría del Todo. También Italia exhibe sus logros y avances en esta nueva ciencia.
      El conocimiento está altamente contaminado, manipulado, tergiversado y diseminado, pero Rusia tiene hoy la mayor cantidad de conocimientos.
      También le recomiendo conocer a los científicos y/o experimentadores estadounidenses como Tom Barden y John Bedini (no sé si he escrito bien sus nombres). Ellos le ayudarán a entender algunos “detalles”.
      Debe dominar idiomas como el inglés o el ruso, o buscar personas que lo dominen y le ayuden.
      Discúlpeme el atrevimiento de responder a preguntas que no estaban dirigidas a mi persona.
      Gracias.

  • pioneer dijo:

    Yam , Rusia no ha participado ni se espera participe en el HLC (Gran colisionador de Hadrones del Ingles) es un experimento de la CEE (Comunidad Económica Europea) la ultima accion de este experimento fue una colision de dos haces de protones a la insospechada energia de 13 TV que genero datos para unos 10 años de estudio pero al parecer esta cerca la determinación de que existen las particulas supersimetricas , que forman parte de la materia oscura (95 %) de lo que forma el universo y que nos alejamos de la teoria de cuerdas y supercuerdas aunque no se descarta que una de sus bases la inopservancia de particulas la cual esta teoria explica por la existencia de otras dimensiones no esta tan lejana de formar parte tambien de la teoria de las particulas supersimetricas y explicar algo de los gravitones y del modelo general , creo que cada vez estamos mas cerca de saber las respuestas a las buenisimas preguntas de Angel Blanco a traves del este fabuloso experimento europeo.

    • Ángel Blanco dijo:

      Estimado pioneer, las preguntas de Ángel Blanco son retóricas, pues sé perfectamente las respuestas y sólo sirven para poner en evidencia la ausencia de conocimientos profundos y las contradicciones existentes, que de otra manera no serían tan evidentes.
      La ciencia oficial aún no ha respondido a una pregunta clave, esencial, vital – ¿qué es el tiempo? No necesito que me recite la definición de la unidad de medida del tiempo, ni ciertas “definiciones”, las he estudiado todas. Resolver este “problemita” es la clave para empezar a resolver el resto de problemas.
      No se haga ilusiones, no hallarán el gravitón, simplemente no existe. No se puede hallar lo que no existe por más que lo busque. Tampoco el bosón de Higss hace lo que dicen que hace – otorgar masa, pues no puede otorgar lo que no posee, y si así fuese ¿Quién o qué le otorga la masa a él?
      Estos entrarán en la historia de las grandes patrañas de la ciencia oficial moderna: el bosón de Higss (no su existencia, sino sus funciones), el gravitón, los quark y el reciente experimento de medición de ondas “gravitatorias” producidas por la colisión de dos agujeros negros. Este último es el mayor ridículo y la mayor patraña en toda la Historia de la Humanidad hasta el momento.

      • pioneer dijo:

        Angel ahora me hizo pensar usted ahora en manu chao “me gusta la malasaña me gusta tu” o con la ciencia o sin ella , y si de física de partículas hablamos es verdad que hay horizontes aun lejanos y si como dice tiene tantas respuestas debiera emitirlos para no pensar mas en nuestra existencia y desarmar un experimento de 1000 millones de millones de euros que recoge lo que mas brilla y luce de la física la estadística la matemática y cuanta ciencia a fin hay , decir en estos temas esto no es así o aquello es así es solo una ilusión de personas que creen tener la verdad , sobre los agujeros negros y otros temas que toca no es en un comentario donde podría emitir mi desacuerdo con usted.
        Respondiendole a YAM si creo que todo será publico por que ya lo es , hay mas de 5000 científicos de mas de 30 países que ya tiene los datos emitidos por los dos experimentos mas grandes el ATLAS y el SMS , el resto esta concentro en el HLC y en el FERMILAB en EEUU hay artículos escritos de algunas partes del experimento que ya dan algunos elementos de modelo estándar y de otros planteamientos teóricos que dan forma al modelo , creo firmemente en que los fundamentos teóricos actuales están rodeando la verdad y que cada día estamos mas cerca de reconocer cuanto hemos caminado en el reconocimiento de lo que realmente somos.

      • Ballack HG dijo:

        “Estimado pioneer, las preguntas de Ángel Blanco son retóricas, pues sé perfectamente las respuestas y sólo sirven para poner en evidencia la ausencia de conocimientos profundos y las contradicciones existentes, que de otra manera no serían tan evidentes.”
        Tufito a Fermat en el ambiente…

      • Pioneer dijo:

        jajajajajajajaja no no creo que sea de fermat presisamente, Ballack HG

  • yam dijo:

    pioneer: entonces ¿por qué la materia oscura no tiene masa ni energía ? ¿ cuántas dimensiones existen ? ¿ crees que los descubrimientos que hagan los harán públicos ? Creo que no, el que domine esos conocimientos dominará al universo. ¿ Después de los Tokamak los rusos no han desarrollado nuevos aceleradores o colisionadores de partículas ?

    • pioneer dijo:

      Lo primero que habría que responder es Que es la masa? y después preguntar que tiene masa y porque? , una de las cosas que oscurece el gran descubrimiento de las partículas que hoy se consideran primarias , quars, leptones y bosones con sus tres generaciones es que la signacion de masa a ellas no llena el espectro de masa que diera estabilidad a ellas mismas y por lo tanto falta algo en la ecuación , lo que es espero este cerca de descubrirse a pesar del mal augurio del amigo Angel

      • Ángel Blanco dijo:

        Estimado pioneer, yo siempre estaré del lado de la verdad, por lo que no podré nunca estar de acuerdo con el auto engaño de la ciencia oficial, máxime sabiendo cuál es su objetivo. Una nueva ciencia está surgiendo para bien de toda la Humanidad y no sólo de una élite.
        El experimento de más de 1000 millones tenía otros objetivos, no soy el único que piensa así, pero quizás sea el único que lo sabe. Incluso Hawkins ya dijo que es imposible la existencia de agujeros negros. Hay argumentos científicos muy potentes para ello. Cada partícula elemental de materia emite ondas gravitatorias y cada sucesivo fuerte enlace entre dos o más partículas elementales también. Por ende todo emite ondas gravitatorias. Estamos tan acostumbrados a ellas que no notamos su presencia y regularmente las designamos con diferentes nombres.
        Lo primero que habría que responder es qué es el tiempo y esa respuesta respondería a la pregunta de qué es la masa. El tiempo, la masa y la gravedad son producidos por una carga de la materia, la más importante de las 4 cargas de la materia. ¿Cuántas cargas reconoce la ciencia oficial? Sabemos ambos la respuesta.
        Existe una diferencia de alrededor del 3 al 4 % entre masa gravitatoria y masa inercial y no “funcionan” igual. Eso fue lo que hallé con mis experimentos. No estoy interesado en la exactitud de la cifra, no poseo el equipamiento necesario, sólo me interesa el hecho en sí mismo, su cualidad. Es un hecho y está demostrado, vea “Free Energy June 2015…”, que puse anteriormente.
        Muchas gracias por su atención.

  • yam dijo:

    Gracias, Ángel Blanco.

  • yam dijo:

    Gracias, Pioneer

  • Pioneer dijo:

    Entonces Angel segun usted hay una ciencia paralela a la ciencia “oficial” que tienen una manera distinta de consevir la física de particulas , que vive aún en la oscuridad y que pronto dará a luz descubrimientos más audaces y terminados que la “ciencia de la Elite” .
    No se porque me parece su comentario eficientemente proruso y algo contaminado con rasgos de paranoia isquierdista oscurecen el verdadero sentido humano de la ciencia , de todas formas respeto su conocimiento sobre esas investigaciones de las cuales no tengo evidencia alguna , ni rastros en literatura seria alguna y me reservo el derecho de disentir de lo que expresa.
    gracias.

    • Ángel Blanco dijo:

      Estimado Pioneer (el de la mayúscula), seguramente debo haberme expresado mal, pues usted no me ha entendido bien del todo.
      La Ciencia es una institución, y como toda institución tiene sus reglas y hasta sus “leyes” no escritas y sirve siempre a determinados intereses, con o sin conocimiento de causa. Por eso se denomina ciencia oficial, porque es la escuela predominante, la que ejerce el poder. No existe una ciencia paralela, simplemente existe Ciencia y la hacen seres humanos reales, con problemas reales que resolver y con un tiempo real para hacerlo. Cuando la escuela predominante entra en franca crisis, entonces resurgen otras escuelas, otras maneras de hacer Ciencia. No es la primera vez que esto ocurre. No es marginal ni oscura la “nueva” ciencia, simplemente se desarrolla en la periferia porque sus representantes no son del todo aceptados por la escuela predominante.
      Si usted hubiese estudiado historia de las ciencias, tal vez comprendería lo que pretendo explicarle.
      Pues sí, tiene usted razón, pero se equivoca al mismo tiempo: no dará pronto a la luz nuevos descubrimientos, ya los ha dado, sólo que usted no los conoce, no los concibe o no puede aceptarlos dadas sus fuertes convicciones científicas. Pero este es sólo el inicio, vendrán otros descubrimientos que hoy podrían fácilmente caer en la categoría de ficción. No nos apresuremos, ya tendrá tiempo de ser testigo.
      Muchas gracias por su calificación de eficiente para mi comentario. Pero si reconocer que el Sol emite mucha luz me hace pro Sol, entonces puede que usted tenga razón y yo sea pro ruso y no me haya dado cuenta. Me hace mucha gracia su expresión de “paranoia izquierdista”, cómo si este mundo estuviese tan cuerdo como para reconocer una paranoia de otra. Pero sí, suelo escuchar que algunos me dicen que soy algo rojillo y debo reconocer que tal vez tengan mucha razón.
      No olvide nunca que la ciencia tiene ante todo un sentido social y por ende existen fuerzas muy reales que no están interesadas en que la Ciencia tome una dimensión humana realmente, pues comprenden perfectamente que eso significaría el fin de sus privilegios. Tiene usted todo el derecho de disentir, eso no cambia la realidad. Que un niño sume mal, nunca aumentará el monto de sus golosinas. La verdad existe y es absolutamente independiente de los conocimientos que nosotros tengamos de ella.
      Lo de literatura seria es extremadamente relativo, todo depende de la calidad intrínseca de esa información y no de la aparente. ¿Calificaría usted de literatura seria en pleno siglo XXI, aquella que emplease conceptos tales como “campo” sin haber tan siquiera rozado la esencia de lo que se esconde detrás de eso? ¿Sabe usted cuándo y por qué surgió el concepto de “campo”? ¿No cree usted que ya somos algo mayorcitos como para continuar con cuentos de hadas? ¿No va siendo hora de salir de la prehistoria de la humanidad y de las ciencias?
      Pero no se asuste, yo también consumo cantidades ingentes de esa literatura seria, pues contiene valiosos retazos de información. No es fácil distinguir lo valioso de lo superfluo.

      • Pioneer dijo:

        La mayuscula y la minuscula son la misma letra que atesoran un descuido de mi parte , tengo la sensación después de su comentario que lo entendi perfectamente desde el principio , solo aclarar a mi entender un último punto, lo relativo no deja de ser cierto como dejó de ser hace tiempo absoluta la necesidad de la verdad completa porque es es su relatividad que existe lo cierto , su verdad cuando se aproxima a preferencias se hace mas debil.
        gracias.

    • Ángel Blanco dijo:

      Estimado Piooner, aclarada la duda de la mayúscula. Muchas gracias, pensé que eran autores diferentes.
      En mi caso hay un pequeño error de percepción por su parte en cuanto a la relación de causa y efecto: son mis preferencias las que voy conscientemente ajustando en tanto la verdad se va haciendo más evidente. Hacerlo de forma inversa violaría el principio científico.
      De todas maneras hay que tener en cuenta que somos seres esencialmente subjetivos y por tanto toda mi “objetividad” siempre tendrá cierto contenido subjetivo. Es imposible librarse totalmente de la subjetividad, pero al menos lo intento.
      Muchas gracias por su interacción.

  • elmano dijo:

    Nunca comento en esta parte del foro por que soy un neofito en el tema pero sin temor a equivocarme he precenciado a mi entender uno de los mejores dialogos entre foristas, hasta el papel de Yam como facilitador me deja sorprendido y entusiasmado con un debate franco y abierto sin esas ofensas y subidas de tono que en ocaciones profieren Mercado y compañia.
    Felicidades me han enseñado un mundo, es decir que hablar en este sitio sin ofender es posible

  • Santovenia dijo:

    La física y la filosofía son la base para la existencia. El sabio Don Fernando Ortiz resumió todo con una frase “ciencia, conciencia y paciencia”.

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis A. Montero Cabrera

Luis A. Montero Cabrera

Es Doctor en Ciencias Químicas y miembro Titular de la Academia de Ciencias de Cuba. Preside la Sociedad Cubana de Química y el Consejo Científico de la Universidad de La Habana.

Vea también