Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

¿Obama “el bueno”?

| 58

Obama-en-teatro-3-580x435Obama-en-teatro-3-580x435Como muchos, he estado siguiendo la visita de Barack Obama a nuestro país, experimentando sentimientos encontrados: de un lado el sano orgullo patriótico y revolucionario de ver un presidente norteamericano rectificando la política hacia Cuba y repitiendo en nuestro propio suelo que hay que terminar con el bloqueo, lo que ratifica el respeto a nuestra soberanía e independencia, esas que nos hemos ganado los cubanos con nuestro sacrificio, nuestro sudor, nuestra sangre, nuestra historia y, de otro, el peligro que significa que haya quienes piensen que con estos, por ahora tibios cambios, ha desaparecido la contradicción entre los intereses del imperialismo norteamericano y los de la nación cubana. Pero solo hoy, luego de escuchar su discurso en esta mañana de lunes, me he decidido a escribir estas líneas, porque -como alertó hace más de medio siglo Fidel-, en lo adelante todo será más difícil.

¿Quién podría poner en duda la enorme complejidad de la sociedad norteamericana, en la que poco valen análisis en blanco y negro?

Una historia turbulenta en la que se entremezclan las batallas contra el colonialismo inglés por la independencia y arremetidas genocidas contra la población autóctona, un impetuoso desarrollo industrial y una cruel guerra intestina que costó la vida a más de 600 000 seres humanos, una creatividad e inventiva paradigmáticas en la ciencia y la tecnología y un belicismo expansionista del cual México y Cuba -por poner solo dos ejemplos de nuestra región- han sido víctimas cercanas, una sociedad con extraordinarias manifestaciones culturales en la música, la literatura y el cine junto con un mesianismo que no honra esos valores, una ciudadanía laboriosa y emprendedora sobre la cual, sin embargo, descansa pesadamente una maquinaria estatal imperialista, el país más rico y el más endeudado del mundo, el que más reclama a los demás los derechos humanos y quien menos los respeta como demuestra más de medio siglo de bloqueo económico contra Cuba, una sociedad en la que la violencia sirve de hilo conductor para seguir su historia.

En resumen, un país lleno de contradicciones en el que, no obstante, sería ingenuo pensar que los acercamientos actuales hacia Cuba son simplemente el resultado de los criterios, la voluntad y la habilidad de Obama y no parte integrada a los intereses del poder real de los EEUU: el del gran capital.

Si Barack Hussein Obama resultara infuncional a los poderes fácticos que rigen el Estado norteamericano difícilmente habría sido elegido presidente en 2008, ni reelegido en 2011, ni habría iniciado el cambio de política hacia Cuba.

Es el mismo Obama que solo dos meses después de haber recibido el regalo del premio Nobel de la Paz envió decenas de miles de soldados a Afganistán, el que ha autorizado cientos de ataques con drones que han costado la vida de cientos de civiles en varios países del mundo, el que participó en el complot que destruyó a Libia, el que ha armado a la llamada oposición siria fortaleciendo al autotitulado Estado islámico, el que aprobó el suministro de armas a Kiev luego del golpe de Estado, el presidente que ha estado detrás de la “primavera árabe” de fatales consecuencias en esa zona del mundo. Es el mismo Obama; como diría el poeta: “No os asombréis de nada”.

En efecto, no hay dos Obama, uno “bueno” y “otro malo”. No estamos frente a una personalidad bipolar, sino uno único, el político de carrera, quien más allá de sus características e historia personal, de sus modos domésticos de hacer política, y hasta de sus inclinaciones como individuo y de su probable objetivo de dejar como legado el de ser el presidente norteamericano que cambió la política hacia Cuba, ha sido siempre y es funcional a los intereses estratégicos de los poderes fácticos que regulan el Estado norteamericano.

Es, eso sí, un político a quien hay que reconocerle carisma, dominio escénico, sentido de la oportunidad mediática, habilidad comunicativa; probablemente el mejor y más capaz a mano para enmascarar hoy los objetivos estratégicos del imperialismo norteamericano hacia Cuba y hacia América Latina y el Caribe.

En esta visita a nuestro país, el presidente Obama no ha perdido oportunidad para reclamar el fin del bloqueo, lo que de últimas son palabras de alguien pronto a desaparecer de la escena gubernamental norteamericana, frases que puede ahora pronunciar, de las cuales puede ahora hacerse responsable porque no aspira, ni podría aspirar a un nuevo período presidencial y porque las formalidades del sistema político del país norteño le permiten presentarse olímpicamente como alguien no responsable del bloqueo, opuesto al bloqueo, sostenedor de una nueva política, cuando durante casi toda su actuación presidencial lo avaló con su inercia.

Pero volviendo al discurso de marras, no puede ser objeto de un breve artículo un análisis exhaustivo de esa intervención[1], de modo que solamente voy a recalcar algunos aspectos que resaltan a primera vista donde como han expresado varios analistas mucho hay de lo que no se dijo y es poco lo que concede, aunque lo adorna bien. Es el mismo Obama que podría hacer mucho más desde sus atribuciones presidenciales y aún no la ha hecho.

Y de eso se trata, de leer la letra chica de sus declaraciones, algo importante especialmente para los jóvenes cuyas experiencias de vida con el vecino del norte no cuentan con los sabotajes criminales, los episodios de Girón, la crisis de octubre, las bandas contrarrevolucionarias, los atentados contra nuestros líderes, las agresiones biológicas, y un largo etcétera, y a quienes los efectos del bloqueo les han llegado amortiguados por la protección de la sociedad y de las familias.

No hay dudas: Obama es la cara gentil y seductora del mismo peligro. No se disculpó por los crímenes contra Cuba, no mencionó la Base Naval de Guantánamo, no habló de la Ley de Ajuste Cubano, no dijo por qué no hace más contra el bloqueo pudiendo hacerlo, y muchas otras increíbles omisiones.

Mientras, fue evidente que él no quiere colaborar con Cuba, sino con aquella parte de nuestra sociedad a la que supone mejores condiciones para los intereses estratégicos que representa, él quiso seducir a la juventud, estimular en ella el egoísmo y el afán de mejoramiento puramente individual presentando el crecimiento capitalista como la panacea universal y no la causa de las crisis y del peligro del agotamiento de la naturaleza y la desaparición de la especie humana, él quiso contribuir a fragmentar la sociedad cubana para el propósito de recuperar la hegemonía norteamericana aquí y en nuestra región, en su discurso asomó el tono sobrador de alguien que “nos concede el derecho –que nadie tiene que otorgarnos- de resolver nuestros propios problemas”. Nos toca ahora explicar y evidenciar eso.

La visita de Obama es una victoria del pueblo cubano y de todos los pueblos de América Latina y del Caribe por lo que entraña el que los Estados Unidos de Norteamérica se hayan visto obligados a reconocer que se estrellaron contra nuestra dignidad y ahora optan por hacer un rodeo amañado. Por eso hay que recordar aquellas palabras de Julius Fucík al final de su histórico “Reportaje al pie de la horca” y “estar alertas”.

Obama terminó su visita a Cuba, fue -junto con su bella familia hacia la que los cubanos hemos sentido natural simpatía- recibido, tratado y despedido cortésmente por un pueblo y unas autoridades que hacen gala de su hospitalidad, respeto y disposición al diálogo sin imposiciones, pero cuyas mayorías saben bien el terreno que pisan y en las que bulle el espíritu soberano, martiano y fidelista, ese que coreó en el estadio latinoamericano: “Raúl, Raúl, Raúl…”.

 

[1] En un libro en proceso editorial en la Editorial de La Mujer de La Habana dedico un capítulo completo al análisis del discurso que ofreció el 17 de diciembre de 2014 en la Casa Blanca y del cual retomó partes en este.

Se han publicado 58 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • APEEME dijo:

    Muy buen análisis, esa es mi forma de pensar también.. ha sido un Lobo disfrazado de oveja, me recuerda el cuento infantil que hacía mi abuela “La chiva y los siete chivitos”, el Obama que se presentó fue el lobo con las patas pintadas de blanco… alerta cubanos no permitamos una “primavera caribeña” pues luego vendrán los drones y seremos camino para el gigante de siete leguas hacia nuestro pueblos de américa.. sigamos siendo la llave que le cierra el paso, de lo contrario tendremos que subir de nuevo a las montañas…

  • Carlos dijo:

    Ustedes lo que son unos malagradecidos. De verdad creen que USA va a devolver a Guantánamo así por así más que fue un tratado entre dos gobiernos legítimos. Al parecer no entienden la palabra negociar, Guantánamo no se pide se negocia. Te parece poco todo lo que ha hecho Obama empezando por la liberación de los 5?

    • Pedro Cabrera dijo:

      Carlos: en qué libro de Historia leyó que lo relativo a la BNY Guantánamo ” …fue un tratado entre dos gobiernos legítimos…”? ¿A oido alguna vez sobre la Enmmieda Platt impuesta por el gobierno de ocupación norteamericano a la Constitución de la naciente República de Cuba? Le recomiendo que busque sobre ella. Puede leer hasta lo que dice la Wikipedia, que no tiene nada de pro-Cuba o de comunista.
      Por otra parte, en lo que respecta a este territorio ilegalmente ocupado por USA, el pueblo cubano no “pide”, sino EXIGE.
      Por último. A mí sí me parece poco lo que ha hecho Obama. Poco con respecto a lo que puede hacer y no hace. Poco, muy poco, respecto a todas las atrocidades que han hecho los gobiernos de USA contra mi Patria. Sí, realmente MUY POCO.
      ¡Ah!, sí, la liberación de los 5. Se agradece que tuviera ese gesto, pero no fue un favor que nos hizo, sino un acto de justicia y humanidad. Porque lo que sí está más que claro, es que el proceso de los 5 fue una vendetta política contra la Revolución Cubana y su pueblo. Un proceso lleno de atrocidades judiciales que el mundo entero repudiaba.

      • Rafael Cantero Pérez dijo:

        Además, a Carlos, si el Sr. Alan Gross no hubiera estado detenido en Cuba, Obama no habría devuelto a los 3 héroes que quedaban, por muchos deseos que tuviera de quedar bien a ojos de A. Latina

    • OROX dijo:

      Te parece poco a ti el precio que ha tenido que pagar este país para poder darle la oportunidad al presidente de los Estados Unidos a que pise tierra libre y digna y nos quiera vender el cuento de la buena pipa.
      Te lo pongo mas facil:
      Por que no extradita al terrorista y asesino Luis Posada Carriles?
      Por que no hace mas por debilitar el bloqueo?
      Por que no deja de inmiscuirse en los asuntos internos de Venezuela?
      Por que no deja debombsrdear y mandar a su ejercito a cualquier rincón del mundo?
      Por que no elimina de una vez y por toda la TV Marti y la Radio Marti?
      Por que no deja de financiar a las damas de blanco y demás delincuentes y farsantes que están mal gastsndo el dinero de los contribuyentes norteamericanos?
      Y cree me hay mas por lo que poner en duda la bondad de Obama
      Tuvo mucha suerte de venir a visitarnos , por que somos un pueblo culto y lo recibimos con mucha educación, con mucha entereza, pero firmes y dignos. Por que hace mucho somos un pueblo libre.
      Aun así se reunió con esos mercenarios y estoy muy seguro que no miles dijo que se les acabo el aguinaldo.

      Así que compadre no hay nada que agradecer. Lo que se ha logrado respecto a las nuevas relaciones entre los dos países ha sido única y exclusivamente gracias a la firmeza , la resistencia y la dignidad del pueblo Cubano. Eso gente como tu no lo entendera jamas.

    • chicho dijo:

      Carlos, Obama está haciendo lo que le corresponde en defensa de los intereses que siempre tuvo EEUU, solo que por otros métodos. Lo dijo clarito en su discurso…Plantea que es problema de los Cubanos y que EEUU no tomará parte, pero de hecho, lo está haciendo, pues está privilegiando su relación con un sector al que quiere potenciar y que le servirá de instrumento para su política. No tomará parte, pero continua financiando las actividades que siempre se hicieron para derrocar un gobierno, al cual ya reconoció, pero porque en estos momentos le conviene, pues tenía al mundo entero en su contra…

    • arcangel miguel dijo:

      es cierto que la base fue un tratado entre dos gobiernos legitimos ,el de EUA que no respeto el derecho a territorio propio de los cubanos , ese pedaso de tierra es de nosotros los cubanos y como propios luchamos el derecho a que se nos devuelva , no nos importa la base y hemos tenido que lidiar con mucho sufrimiento de año tras año ese dolor no se olvida tan facil o se ha olvidado todo lo que hemos pasado por culpa de ellos es verdad que obama no tiene la culpa pero su raiz es mala como la hierva que no puede crecer en nuestra cuba socialista , nuestros hijos tienen reitero tienen que crecer con libertad y sin violencia o pretendes que por agradecidos tenemos que dejar infestar de esa mala rabia a nuestro pueblo , viva cuba , fidel ,raul y el socialismo

    • Nápoles dijo:

      Carlos, decididamente, es muy lamentable que te expreses de esa manera. Guantánamo no se negocia, se pide y se EXIGE al imperio por su devolución. La Base Naval de Guantánamo, está donde está porque nos impusieron la Enmienda Platt ya que en uno de sus artículos así lo estipula y después, en 1903, en virtud de dicha enmienda, se firmó el Tratado de Bases Navales y Carboneras y en en 1904 el Tratado Permanente. Por otro lado, ¿qué es lo que debemos agradecerles? ¿lo que por derecho propio nos toca? Los derechos no se mendigan, se conquistan, porque cuando se merece, no se pide.

    • miguel cespedes dijo:

      hola, Sr Carlos.. disculpeme, pero parece que usted es muy inocente o tal vez un emprendedor al estilo Mr President y piensa que todo es negociable..por lo que nos dice usted acaba de vender(negociar) algo muy personal y el vendedor se ha ido sin pagarle, por favor si se apura lo coge, el hombre aun esta en argentina, aunque no se si usted necesita una visa, recuerde fijar un precio hombre…
      saludos

    • Chino Chan dijo:

      Carlos,aproveche este “momento historico”y solicite un cupo de la universidad de la Habana,poco importa la especialidad,pues creo que se pondra’ a tono con la verdadera historia de CUBA y de ese hecho,quizás hasta aprenda a discernir mas alla’ de las palabras de ocasión y las frases hechas,tan típicas del politico medio estadounidense que sabe lo elemental de la introspección de su electorado,debido a sus lagunas históricas,su breve “lapso” de concentración y la desinformación recurrente,disfrazada en saturación informativa.

  • CARLOS BÁEZ PUIG dijo:

    MUY OBJETIVO Y BUENO EL ANÁLISIS DE DARÍO, MUCHOS DE LOS QUE VIERON EL DISCURSO Y SIN ANALIZAR PALABRA POR PALABRA SE VAN CON LA BOLA DE SU CARISMA, SU SONRISA Y GESTOS Y LE DAN CALIFICATIVOS DE MUY BUENA GENTE.
    CIERTO ES QUE HA HECHO COSAS BUENAS PARA CUBA PERO HAY DOS EXPRESIONES QUE DICEN MUCHO ¿POR QUÉ INSISTIR EN OLVIDAR LA HISTORIA? ¿POR QUÉ INSISTIR EN LOS JÓVENES Y LA PEQUEÑA EMPRESA PRIVADA? ESAS DOS COSAS DEJAN MUY CLARO EL MENSAJE IDEOLÓGICO. NO PODEMOS OLVIDAR NUESTRA HISTORIA NI LOS SACRIFICIOS QUE NUESTRO PUEBLO HA TENIDO POR DEFENDER PRINCIPIOS DE HONRADEZ, HONESTIDAD Y BENEFICIO PARA TODO LOS CUBANOS Y NO PARA UNOS CUANTOS .
    EN GENERAL LA VISITA NOS AYUDA Y EL BALANCE ES BUENO PARA CUBA PERO SIN OLVIDAR LA FRASE DE EL CHE ! AL IMPERIALISMO NI UN TANTITO ASÍ!…….

  • Miriam A. Peña dijo:

    Excelente artículo, totalmente de acuerdo con usted. Reiterar como dijera el Che: Al imperialismo ni un tantico así. Y con este lobo vestido de oveja hay que abrir bien los ojos. Vivan por siempre Fidel y Raúl por estar siempre en defensa de las causas justas.

  • Jesús Lopez Martínez dijo:

    Muy bueno. Hoy he leido varios taajos sobre el discurso de Obama y este está muy documentado.

  • Renaldo Rodríguez Lavado. dijo:

    Excelente análisis. Tengo la percepción que después del discurso en la mañana del 22, ante la “sociedad civil” como gustan llamarle nuestros vecinos, el cubano de a pie y todo el que lea ese discurso coincidiremos con usted. Vi muy buenas respuestas de cubanos que estuvieron en el discurso, incluso uno de los llamados trabajadoresXcuenta propia que habló de hacer este tipo de alternativa en favor de los beneficios sociales de toda la población. Muy lógico, el es parte de ella. Aprecio que los político en Washington han confundido los cambios en Cuba, para perfeccionar el socialsmo como cambios para “eliminarlo” que es a lo que ellos aspiran.Tenemos que seguir construyendo los puentes que no rompimos nosotros, para que ellos-allá- terminen de COMPRENDERNOS. También vi un pueblo gritando en el Latino !Cuba!, !Cuba!, !Raúl! !Raúl! de manera totalmente libre. las notas de nuestro himno nacional fueron cantadas por la inmensa mayoria de los asistentes. ESA ES LA SOCIEDAD CIVIL que ellos pretenden ignorar.

  • Antonio dijo:

    Obama habló para el mundo, no para nosotros. Ya lo ha dado a entender muchas veces:De esta forma destruiremos a Cuba sin disparar un tiro, los mismos cubanos lo harán. ¡OJO!

  • patricia dijo:

    Obama me recuerda la canción de Marta Valdés: palabras aléjate de mi con tus palabras…

  • PALMICHE dijo:

    Gracias. buen articulo .coincido plenamente con usted..

  • El obrero dijo:

    Personas como Carlos se vuelven quintacolumnistas de gratis, solo por amor al imperio. Viva Cuba.

  • Pablo Hechavarría Novelo dijo:

    cómo el presidente obama va a pedir que olvide mi pasado, nuestro pasado es nuestra historia, soy un cubano joven que solo ha vivido 23 años de bloqueo y si le hago caso a ese señor que dice ser la esperanza de la juventud cubana, entonces tendía que olvidarme de mi abuelito, un hombre que me decía que a solo 90 millas se encuentra el peligro más grande de la América, tendría que olvidar a Guiteras a Mella, tendría que olvidar que existió un hombre llamado Ché Guevara que por querer liberar a los pueblos de América fue Asesinado por el gobierno norteamericano.

    • Yuliesky Amador Echevarria dijo:

      La cuestión no es olvidarse del pasado ni hacer que desaparezca a fuerza de olvidos provocados. Lo que sucede es que estamos llamados a actuar con madurez y eso dirá mucho sobre la dimensión política de nuestras actitudes

  • arcangel miguel dijo:

    de buenas intenciones esta lleno el infierno

  • Máquina de Matar Facistas dijo:

    WAO, Carlos con todo el respeto que merece, creo que se le fue la mano y es mi opinión, malagradecidos? Obama no nos ha regalado nada ni lo va a hacer, si bien es cierto que aparenta una correcta honestidad al pedir que se levante el bloqueo, es más cierto aún que el bloqueo es una política ilegal, criminal y genocida, desgraciadamente Obama representa los valores del imperio, su ideología es la del imperialismo, podrá ser muy honesto, pero su honestidad es la del imperio, puesto que en su corazón cree legitimamente que posee el derecho y la verdad de llevar la democracia ¨injerenciasta¨ a otros pueblos, autodeterminación no es algo que haya aprendido en sus estudios, nuestra democracia no será perfecta, nos queda como sociedad mucho por andar en varias materias, pero EUA no es paradigma de otra cosa que no sea VIOLENCIA gratis. Si es lo que cree que tenemos que agradecerles, yo en mi nombre y creo que es el sentir de la mayoría, espero no equivocarme, decimos que no, gracias NO.

  • Jesus Luis dijo:

    Considero que el pueblo cubano puede muy bien decirle a Obama: A otro con ese cuento

  • Lennon dijo:

    La realidad es que a Obama le quedan solo 9 meses en la presidencia de USA,era muy facil patear la pelota un año mas y dejarle todo como estaba al proximo presidente electo,sin embargo (por la razon que sea) dedico tiempo a avanzar las relaciones con Cuba.

  • Yuliesky Amador Echevarria dijo:

    La visita de Obama a Cuba marcará un antes y un después en la historia del Siglo XXI cubano. La primera parte de esa historia dio inicio el 17 de diciembre de 2014 con el anuncio del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países, el regreso de los Cinco y la posterior apertura en Julio de 2015 de ambas Embajadas.

  • Jose R Oro dijo:

    Quisiera expresar que el cubrimiento que le dio Cubadebate a la visita del Presidente Obama a Cuba fue de excepcional calidad en todo sentido, videos en youtube, podcasts, com Martinez y Arboleya, fotos espectaculares, todo profesional y en tiempo real. ¡Felicidades al colectivo de Cubadebate, que seguro estoy, durmió muy poco en esos días! ¡Que tremendo esfuerzo y exitoso resultado!
    La visita del presidente Obama a Cuba fue un evento de extraordinaria importancia, se han publicado en Cubadebate decenas de artículos y millares de comentarios sobre la misma. En sentido general todos los artículos reflejan muy bien lo sucedido, de una forma a mi juicio bastante monocorde y con tendencia a la repetición. Desearía haber visto algún análisis del potencial económico que se abre para ambos países con la visita, cuáles serían los impactos de la misma para la eliminación del cruel Bloqueo, la devolución del territorio de la BNG a Cuba, otras cosas más del futuro que impactan positivamente a la sociedad socialista cubana en su propósito de ser avanzada, diversificada y sostenible. Creo que el autor del presente documento, aunque no se escapa mucho de la generalidad, si trata de ofrecer más ideas y razonamientos acerca de este gran acontecimiento. Esto me facilita un poco el dar mi opinión, ya que comentando este interesante artículo, más o menos los comento a todos.
    Se ha mencionado en varias ocasiones (y a niveles de supremo prestigio), que lo importante es potenciar lo que nos une y no solo lo que nos diferencia. Pero genéricamente observo una tendencia en los autores a exacerbar lo que nos separa. Además de las muchas cosas que nos juntan al pueblo estadounidense, al Presidente Obama y a los cubanos de honor, y de las que se ha hablado un tanto (pero pienso que no suficientemente), hay una en especial que quisiera remarcar. Es que compartimos los mismos enemigos.
    Entre ellos se encuentran, la ultraderecha de Miami (y la ultraderecha en los EE.UU. combinada) que odian a Obama tanto como a los cubanos, los cambios climáticos, el terrorismo y tráfico de drogas, la amenaza de pandemias, las migraciones ilegales y descontroladas, y muchas otras cosas de las que con mucha honestidad y comedimiento, invito a todos a pensar.

    • cas dijo:

      No todo lo que brilla es Oro, Mr Oro creo debe releer el articulo del Dr Dario Machado, y creo Mr Oro que lo que ud propone es olvidarnos de la memoria historica y ” borrron y cuenta nueva “, no vamos a caer en esa trampa, Mr, recuerde lo que dijo el Che, revise un poco, ademas del articulo de Dario, la historia de Cuba, empezando por la politica de la “Fruta Madura, por saludos cas.

    • Un cubano dijo:

      Señores no sean tan paranoícos, o de verdad no piensan que hay mucho que cambiar?, denle crédito al hombre que es único que se ha atrevido a mejorar las cosas, no tendría porque haberlo hecho, dejemonos ya de paranoia y tratemos de mejorar en la vida, que es una sola y no hay porque vivirla machucados, no hay que rebajarse ni mucho menos para lograrlo, solo abrir un poco la mente y cambiar nosotros tambien lo que nunca ha funcionado….

      • Jose R Oro dijo:

        Saludos, estimado Un Cubano. Por supuesto que la paranoia no bachea calles, ni llena los mercaditos, ni transporta pasajeros ni construye viviendas. Claro que hay que cambiar, hacerlo bien, sin ceder nada ni claudicar nada. El decir que mejorar es sinónimo de flaquear o capitular, es una pifia mental. Lo que no se debiera es usar esos términos como excusa irritante para no progresar. Porque hay que tener en Cuba un desarrollo económico acelerado que conduzca a una sociedad socialista avanzada, diversificada y sostenible.
        Usted lo dijo de forma admirable y sencilla “no hay que rebajarse para lograrlo”

  • Haydeé dijo:

    Bien por Darío Machado. Detras de la mirada aparentemente noble y la estudiada naturalidad que transmite hay un actor representando los intereses del consabido imperio. Guantánamo no hay que negociarlo, es territorio cubano y punto, pero su “valentía” no alcanza a tocar ese, ni muchos otros puntos medulares. No estaban en el libreto que le prepararon. Esa y otras muchas confusiones son las que se pretenden sembrar en una sociedad que trata de salir adelante por si misma. Por qué Obama se acerca a Cuba al final de su segundo mandato y no antes? Por qué inclinarse solo a apoyar al sector no estatal y continuar negándose a permitir vínculos normales con las empresas estatales cubanas con las cuales hace mucho rato que negocia el mundo entero a pesar de la feroz persecusión financiera a nuestras operaciones? Aprecio como un paso de avance los cuentapropistas y las cooperativas en el panorama económico cubano, pero y el resto de la sociedad? El que tanto usó en su discurso el término democracia, no considera pueblo al jubilado, a los jóvenes en edad escolar, al bodeguero, a los medicos, maestros y a los demás obreros, tecnicos y profesionales que aportamos en una Cuba perfectible pero auténtica? Para él evidentemente no ” todo el mundo cuenta ” como dice una canción, solo los potenciales nuevos ricos que después que jueguen su papel seran desplazados por las grandes empresas. No esperaba menos, representó bien su papel, mas allá de eso no veo mas singularidad en Obama que haber pasado a la historia como el primer presidente norteamericano que nos visita en 88 años, él es una figura coyuntural. Al final no pudo resistirse a dejarnos algunas indicaciones, recetas y condicionamientos, si no somos como el dice, no clasificamos como sociedad democratica. Ciertamente en Cuba no hay suficiente “democracia” para que los adolecentes lleven armas de fuego a las escuelas, no se trafican órganos, no se venden niños, ni se recluta a los jovenes para cumplir el Servicio Militar asesinando civiles en el Medio Oriente, realmente tenemos muchas y profundas diferencias. Que el optimismo no nos ciegue al punto de no percibir el cinismo que destilaron sus palabras. Pero en fin no hay que demonizar al hombre, es el sistema. Cuidado el imperialismo no envió esta vez un emisario con cañoneras, pero sí con nuevas zanahorias y por supuesto para que nos las comamos tranquilos y sin cargo de conciencia nos invita a olvidar la historia.

  • mirita dijo:

    Carlos de donde eres? porque los CUBANOS no tenemos nada que agradecer lo muy poco (en comparación con lo que puede hacer ) que ha hecho no ha sido mendigando Los CUBANOS no queremos migajas Exigimos respecto a nuestra patria, nuestra dignidad nuestra HISTORIA o no hay tratos Agradecidos si, a nuestro pueblo siempre dispuesto a dar el paso al frente por la patria, a nuestra revolución que representa a cada cubano de a pie, que somos TODOS lo que quedamos en la isla después del 59 y MALAGRADECIDOS los que se quedaron aquí pero inclinan su cabeza y sus rodillas.

  • mirita dijo:

    quise decir respeto

Se han publicado 58 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Darío Machado Rodríguez

Darío Machado Rodríguez

Licenciado en Ciencias Políticas y Doctor en Ciencias Filosóficas. Preside la Cátedra de Periodismo de Investigación y es vicepresidente de la cátedra de Comunicación y Sociedad del Instituto Internacional de Periodismo José Martí.

Vea también