Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Vengo de donde el Sol calienta la tierra

| 25 |

guantanamo-boulevardAyer regresé de mi periplo de fin de año por la tierra de mis suegros: Guantánamo. Un recorrido por casi toda la Isla grande en la que tuvimos la dicha de nacer. Y en todos lados me topé con la alegría, esa que no abandona a mis paisanos a pesar de las vicisitudes diarias. Es un país único, donde el vecino te tiende la mano y el chofer de otro vehículo te hace señas de que algo le pasa al tuyo.

Y mientras pienso en esos pequeños detalles, que no se encuentran en otras partes del mundo, rememoro los momentos previos al Fin del año 2015, en los que disfruté de un mosaico de cultura guantanamera. Me asombra cada vez más la diversidad en el arte de esa provincia de la que me siento hijo adoptivo. Es como si cada parte de una noche llena de cultura nos recuerde cuánto se ha hecho en Cuba por darle un lugar a todo aquel cuyo talento lo amerite y no que se pierda como pasaba casi siempre antes de 1959.

La danza es algo inenarrable en Guantánamo. Conversando con Jorge Núñez, Presidente de la UNEAC en la provincia, le preguntaba a qué se debe esa especificidad propia que tienen las coreografías guantanameras y el movimiento de los cuerpos de los bailarines. Me recuerda Jorge que la confluencia de varios estilos provenientes de las oleadas migratorias hacia la zona pudo haber desembocado en esa magnificencia danzaria. También el espíritu del difunto Alfredo Velázquez, fundador de Danza Libre, ronda cada espacio donde ese arte se expresa.

Y entonces desde Guantánamo mi mente recorre el país donde por todos lados bulle la impronta cultural cubana. Donde hay tantos Maestros y Maestras, así con mayúsculas y bien merecidos, que en todas las artes dejan el ego a un lado, buscan el tiempo y transmiten su experiencia y talento en las escuelas de arte.   O las fundan, buscando los recursos necesarios y el apoyo de las instituciones culturales.

Y rememorando también me viene a la mente Katiana, una camagüeyana que labora junto a más de 400 médicos y personal de enfermería en el ya famoso Hospital Cubano de Catar. El día que visité ese centro a fines de noviembre, conversé con varios de ellos. Katiana, cuyo apellido no recuerdo, me habló de su hija que estudia en el Instituto Superior de Arte de La Habana. Añora el momento del reencuentro con ella, mientras la apoya desde lejos. Desde ese lugar remoto en la Península Arábiga agradece la oportunidad que tiene su hija de poder dedicarse a su vocación.

¿Cuántos como ella en todo el país? No tengo las cifras, las podría buscar, pero el solo hecho de que no hay rincón de nuestra geografía donde falte la oportunidad de la cultura en su máximo esplendor me ahorra tener que preguntar. Lo que tenemos claro es que esa obra enorme seguirá erigiéndose, a pesar de todos los contratiempos y los ataques que contra ella recibimos desde muchos lugares. Puede haber mundialización, globalización o como quiera llamársele, pero lo autóctono está bien seguro.

Y desde ese largo recorrido por las carreteras cubanas, me enorgullece que tengamos este país tan grande en alma y espíritu. Miro a cada lado, y parece que el 2015 se despidió con augurios buenos para el año entrante. Llueve, y algunos ríos crecen amenazadoramente, pero asegurando que no nos falte el preciado líquido. Como no nos pueden faltar las ganas de seguir adelante con nuestros sueños.

A mi guajira guantanamera con la que comparto mis días la observo con orgullo. No solo por su belleza natural, sino también porque viene de ese lugar donde cada visita me sorprende con nuevos descubrimientos. Y mirándola vuelvo a pensar en lo que tenemos a nuestro alrededor. Le pido permiso a Alexander Abreu para usar su verso, el que pueden usar tanto mi guajira, como también la hija de Katiana, y todos los que no dejamos de sentirnos cubanos. Porque venimos de ese lugar donde el sol calienta la tierra, y donde el corazón late más sincero. De eso no hay dudas.

Se han publicado 25 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Danay del Carmen dijo:

    Gracias porque reafirmé mi orgullo de ser también guajira guantanamera, porque tambien soy de los que agradece a Guantánamo y sus maestros mi formación como musicóloga..porque mi hijo, hoy estudiante de la ENA, como yo , es parte de esa oportunidad que brinda la cultura nacional

  • Juno dijo:

    Omar quiero a mi país tanto como tú, pero chovinismo nos ha hecho mucho daño

  • Aroldo dijo:

    Y por qué guajira tu esposa?, de qué parte de Gtmo es ella para que le catalogues como guajira?, o es que por ser simplemente de esa provincia ya se es guajiro desde que se nace, así sea de la ciudad capital provincial.

    • Omar Olazábal Rodríguez dijo:

      Estimado Aroldo: No hay nada más elogioso que rememorar la canción cubana que más ha trascendido cuando hablo de mi esposa.

      • Choqui dijo:

        Una pequeña precisión, La Guantanamera NO es una CANCIÓN sino una TONADA que sirve de transición a la letra de una forma musical denominada Guajira-Son. Como sabrán, la mayoría de los musicólogos estudiosos del tema coinciden en que la música popular cubana se divide en Cinco Complejos Genéricos: La Rumba, el Son Cubano, La Canción románica y/o trovadoresca, el Danzón derivado de la contradanza, y el Punto Guajiro, al cual se incorpora la tonada como la forma que marca la melodía sobre la cual se interpreta una décima, que era lo que segun tengo entendido hacía Joseíto Fernández pero sobre la base ritmica de una guajira-son.

    • Eduardo dijo:

      Aroldo: Es evidente que el mote está empleado con sentido cariñoso. Ahora bien, si piensas que el origen geográfico es la regla para tildar de guajiro a una persona-con sorna y mofa- entérate que nacidos en la Habana los hay guajiros también desde que tienen la idea preconcebida de que están a salvo por eso. No se nace con cultura, se adquiere. Y no vayas a confundir nivel académico con cultura. Esfuérzate, dale.

      • Aroldo dijo:

        Entonces usted es Eduardo el hombre prefecto, el súperculto, mire usted no me conoce, y por ende no puede juzgarme y menos catalogarme como un inculto por una simple pregunta que le hice al autor del artículo, y que sé a ciencia cierta y convencido que no lo soy, porque a diario me esfuerzo por cultivar mi intelecto un poquito más, por cierto al que le dirigí la pregunta me respondió mucho menos que usted, a lo mejor a usted le llegó bien dentro, sin más palabras lo que te quiero decir es que no me jodas, a ver si se me entiende.

      • Eduardo dijo:

        Aroldo: Si me lees despacio verás que ni te juzgué, ni te catalogué de nada. Si cada día tratas de mejorar tu intelecto no debiste usar la procacidad al responderme.

    • Antonio dijo:

      Es por la cancion, la famosisima guantanamera.

    • Berty dijo:

      No tengo idea de donde sea la esposa de Omar, pero me parece (bastante evidente) que no importa de qué parte de Guantánamo, él está alabando a los nacidos en esa provincia y a los cubanos en general, y usó la frase ” guajira guantanamera” por la canción, como mismo hizo Buena Fé y casi cualquier guantanamero…
      El artículo me gustó mucho, y aunque soy habanera, disfruto mucho que se hable de la historia y cualidades de otros puntos de la geografía cubana, después de todo en cada rincón de nuestro archipiélago suceden cosas maravillosas y dignas de relatar!

  • Henry. dijo:

    Omar habrás viajado sin hacer escala de La Habana a Guantánamo, a que no fuiste a ningún municipio, porque sino ese no fuera su criterio sobre “mosaico de cultura”. Muchísimos de nuestros pueblos y comunidades, incluyendo cabeceras municipales no conocen de un cine, una casa de cultura, de un buen concierto ni tan siquiera una exposición de arte de algún pintor local. Los niños no tienen un parque donde jugar (todos destruidos) ahora la moda es instalar 4 cachivaches particulares (sacatripas, estrella voladora, carrusel) que no son mas que un peligro para la propia vida de los niños. Y para que hablar de la distracción y disfrute de los jóvenes. De todas formas me alegra saber que en la ciudad de Guantánamo hay un mosaico de cultura, gracias por ponernos al tanto de eso.

  • Carlos dijo:

    El sol calienta la tierra en todas partes. Debe haber mejor manera de referirse a Guantánamo.

  • Cubano con la Revolución dijo:

    Olazábal, muy bonito su artículo. Usted, que ha caminado por otros lares y no siempre precisamente del primer mundo, sabe lo que dice cuando reseña algunos detalles característicos nuestros que nos hacen sentirnos orgullosos de ser cubanos y no porque no tengamos cosas con las que nos avergoncemos, pero sencillamente en este viaje se quedó con el sabor de lo dulce y de ello me alegro. Me gustó su artículo y lamento que haya quien no pueda apreciar el sinificado entrañable y cariñoso de cuando usted expresa de su esposa: mi guajira gunatanamera, recordando además una de las canciones con que más nos reconocen en el mundo a los cubanos. Feliz año nuevo para todos.

  • avileña dijo:

    olazábal, por el orgullo que siente por su esposa guantanamera esta demas que lo de guajira lo dice con cariño, pero para la mayor parte de los habaneros todas las personas que no sean nacidas en la habana son guajiras ¿por qué? y casi siempre lo dicen en tono despectivo, dicen ademas que la habana es cuba y lo demas campo, pero que bueno es pasarse el fin de año en el campo

  • avileña dijo:

    Olazábal, por el orgullo que siente por su esposa se nota que lo de guajira lo dice con cariño, pero porque será que la mayor parte de los habaneros llaman guajiros a todos los cubanos que no son nativos de la habana, además muchos lo dicen en tono despectivo, pero que bueno es pasarse el fin de año con los guajiros,

  • Elio Antonio dijo:

    Hola:-)

    Si las palabras de Omar Olazábal Rodríguez enaltecen el espíritu de cubanía; la polémica que ha suscitado este artículo me resulta muy interesante. Lo promocionaré en un reciente blog en Reflejos: Desde Guantánamo: Arte, Literatura y Sociedad (http://dgarteyliteratura.cubava.cu/).

    Saludos,
    Happy new year;-)
    http://elioantonio.cubava.cu/

  • Larrazábal dijo:

    Escrito como el suyo reafirman mi orgullo en primer lugar de ser cubano y en segundo de ser guantanamero, mi ciudad celebró recientemente su cumpleaño 145, en la que todas las autoridades pusieron su empeño en hacerla más agradable tanto para los que vivimos en ella como a los visitantes ,por eso seguiré siendo guajiro guantanamero.

  • Choqui dijo:

    Entiendo que la construcción ¨mosaico de cultura¨ ha sido usada en sentido figurado, como licencia literaria, vaya, porque en sentido estricto, como seguramente el autor conoce, el mosaico es: ¨técnica artística de decoración que se forma pegando sobre un fondo de cemento pequeñas piezas de piedra,vidrio o cerámica de diversos colores para formar dibujos¨. Si la cultura artística guantanamera se restringe a una ¨técnica artística decorativa¨, entonces deberíamos preocuparnos por lo epidérmico de sus manifestaciones. Hubiera sido tan interesante conocer más detalles de la programación de intérpretes y agrupaciones musicales en espacios públicos, acerca de qué se expone en las galerías de arte, con qué frecuencia se presentan en la ciudad instituciones portadoras como la Tumba Francesa, en fin… Su crónica casi comentario se vuelve tan generalizadora, como cuando dice: ¨no hay rincón de nuestra geografía donde falte la oportunidad de la cultura en su máximo esplendor me ahorra tener que preguntar¨ lo cual es bien discutible en la realidad de algunos municipios y consejos populares que, ciertamente, huele a chovinismo y a propaganda seudocultural, con todo respeto.

  • Robert dijo:

    Guantanamo, el cacao (a la exportacion) y el grupo Buena Fe(hacia la Habana) es lo mejor que ha salido de ahi en años.

    • Guasón dijo:

      Omar, Omar, Omar, solamente me siento muy agradecido por su artículo; me da dolor, que muchos no saben que en donde el sol calienta más, es en Guantánamo, no en Santiago; me da mucho más dolor, ahora que me encuentro de misión médica en Angola, de 29 que somos en la brigada, solo 2 conocen a Guantánamo, los otros, ni han ido y me hacen cada pregunta y siento PENA por ellos: Hermano, eso es bochornoso; ojala me equivoque, pero un gran porciento de cubanos occidentales, no han pasado de Camaguey. Que lean, al más grande de los poetas líricos de América Latina
      ( guantanamero) Regino E. Botti y el poema:”Mi Aldea”. Yo soy de esa aldea, LA AMO, tanto como Usted ama a su Guajira; ella( su esposa) debe tener tantas virtudes humanas, como todas mis coterraneas, que por suerte para nosotros, son a las MUJERES GUANTANAMERAS, a las que más le hacen canciones y poemas. No conozco, nadie grande de la música popular, que no tenga una canción a la mujer guantanamera.
      Como dijo Usebio Leal, en la serie ” Duaba: Odisea de Honor”, y parafraseo sus palabras:” No sabe Cuba todavía, cuanto le debe agradecer su legado, a esas tierras montañosas” y termino como Usted: donde el sol calienta la tierra. Mil gracias desde Angola.

    • Guasón dijo:

      Para Robert
      Ojalá no te topes con unos de los puños( físicos y morales) de tantos capeones olímpico y mundiales de boxeo y otras disciplinas, que salen de esta provincia. Cuando visito, las mayorías de las provincias, veo a mis coterráneos, entre las primeras figuras o cimeras de cada territorio donde moran. Hay que leer el libro:” Baracoa, crisol de cubanía” y ahí entenderán que 7 de cada dies cubanos, sus antepasados salieron de ahí. No solo Buena Fé y Cacao sale de allí, son tantas cosas bonitaas y útiles, que se empañan al responderte. Es una lastima.

  • norma dijo:

    Para los que no lo sepan Omar Olazabal es un guajiro camagueyano como sus padres,Rene y Carmita y en su paso hasta donde estan los origenes de su esposa que no olvida y defiende su Guantanamo,siempre hace una alto en su Camaguey de siempre,en la tierra del Mayor donde seguimos su vida que es la de todos los que hemos dedicado la vida, y lo seguiremos haciendo para defender en todos los lugares del mundo donde hemos dado nuestro aporte a esta gran obra de nuestra revolucion que nos engrandece y la que debeos cuidar en las formas mas simple,aunque no sea una obra perfecta

  • lolo dijo:

    ¨…Ayer regresé de mi periplo de fin de año por la tierra de mis suegros: Guantánamo…¨
    Oiga había gasolina

  • El guantanamero dijo:

    Soy un guajiro guantanamero y no me abochorno lo digo con orgullo, en La Habana, en cualquiera de las provincias cubanas o en el viejo continente donde he tenido gusto y placer de comparar nuestra solidaridad; no siento nada de pena cuando me lo dicen, o cuando mis amigos habaneros o camagüeyanos me dicen naguito, para mí es un orgullo, en este país no me siento inferior a nadie por ser guajiro y mucho menos guantanamero.
    Ahora si me da pena y me abochornan las opiniones de algunos, sobre un artículo donde su autor se ha identificado tanto con esta tierra y haya elogiado tanto nuestra cultura, me abochorna leer la opinión que tiene un paisano sobre los municipios de Soy un guajiro guantanamero y no me abochorno lo digo con orgullo, en La Habana, en cualquiera de las provincias cubanas o en el viejo continente donde he tenido gusto y placer de comparar nuestra solidaridad; no siento nada de pena cuando me lo dicen, o cuando mis amigos habaneros o camagüeyanos me dicen naguito, para mí es un orgullo, en este país no me siento inferior a nadie por ser guajiro y mucho menos guantanamero.
    Ahora si me da pena y me abochornan las opiniones de algunos, sobre un artículo donde su autor se ha identificado tanto con esta tierra y haya elogiado tanto nuestra cultura, me abochorna leer la opinión que tiene un paisano sobre los municipios de
    Soy un guajiro guantanamero y no me abochorno lo digo con orgullo, en La Habana, en cualquiera Soy un guajiro guantanamero y no me abochorno lo digo con orgullo, en La Habana, en cualquiera de las provincias cubanas o en el viejo continente donde he tenido gusto y placer de comparar nuestra solidaridad; no siento nada de pena cuando me lo dicen, o cuando mis amigos habaneros o camagüeyanos me dicen naguito, para mí es un orgullo, en este país no me siento inferior a nadie por ser guajiro y mucho menos guantanamero.
    Ahora si me da pena y me abochornan las opiniones de algunos, sobre un artículo donde su autor se ha identificado tanto con esta tierra y haya elogiado tanto nuestra cultura, me abochorna leer la opinión que tiene un paisano sobre los municipios de Guantánamo, no hay un municipio, almeno para mi más culto que Baracoa, porque no hablar de Caimanera o de mi municipio natal, Niceto Pérez, o de las cruzadas teatrales por esos intrincados municipios, se han preguntado quien es el.
    Hermano gracias por tantos elogios, gracias por sentirte un guantanamero más, no dejes de visitarnos, está siempre será su tierra también, además de la del Mayor.
    Gracia

    Guantánamo, no hay un municipio, almeno para mi más culto que Baracoa, porque no hablar de Caimanera o de mi municipio natal, Niceto Pérez, o de las cruzadas teatrales por esos intrincados municipios, se han preguntado quien es el.
    Hermano gracias por tantos elogios, gracias por sentirte un guantanamero más, no dejes de visitarnos, está siempre será su tierra también, además de la del Mayor.
    Gracia

  • El guantanamero dijo:

    Les pido disculpa, el comentario anterior salió con un error (párrafos repetidos)
    Soy un guajiro guantanamero y no me abochorno lo digo con orgullo, en La Habana, en cualquiera de las provincias cubanas o en el viejo continente donde he tenido gusto y placer de comparar nuestra solidaridad; no siento nada de pena cuando me lo dicen, o cuando mis amigos habaneros o camagüeyanos me dicen naguito, para mí es un orgullo, en este país no me siento inferior a nadie por ser guajiro y mucho menos guantanamero.
    Ahora si me da pena y me abochornan las opiniones de algunos, sobre un artículo donde su autor se ha identificado tanto con esta tierra y haya elogiado tanto nuestra cultura, me abochorna leer la opinión que tiene un paisano sobre los municipios de Guantánamo, no hay un municipio, almeno para mi más culto que Baracoa, porque no hablar de Caimanera o de mi municipio natal, Niceto Pérez, o de las cruzadas teatrales por esos intrincados municipios, se han preguntado quien es el.
    Hermano gracias por tantos elogios, gracias por sentirte un guantanamero más, no dejes de visitarnos, está siempre será su tierra también, además de la del Mayor.
    Gracia

Se han publicado 25 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Omar Olazábal Rodríguez

Omar Olazábal Rodríguez

Filólogo. Profesor y Productor audiovisual. Fue Director de los Estudios Mundo Latino y Vicepresidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión. Dirige la Oficina de Comunicación e Imagen de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Vea también