Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Siete claves para entender lo que está pasando entre Cuba y Estados Unidos

| 30
La delegación oficial cubana a la Tercera ronda de Conversaciones Cuba-EEUU. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La delegación oficial cubana a la Tercera ronda de Conversaciones Cuba-EEUU. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

WASHINGTON.—Han transcurrido cinco meses desde que los presidentes Barack Obama y Raúl Castro anunciaran el pasado 17 de diciembre su intención de abrir un nuevo capítulo en las relaciones entre Es­tados Unidos y Cuba.

Tras un encuentro histórico de los dos mandatarios en la VII Cumbre de las Américas, hoy inicia en Wa­shing­ton la tercera ronda de conversaciones a nivel de funcionarios para avanzar en el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la reapertura de embajadas.

Izar las banderas de las misiones de Washington y La Habana sería ya de por sí un hito entre dos naciones vecinas que han carecido de nexos formales durante más de medio si­glo. Sin embargo, constituiría solo el inicio de una etapa mucho más larga y compleja.

Los malos entendidos y también las manipulaciones intencionadas han acompañado este proceso desde un inicio. Granma comparte con sus lec­­tores siete claves para ayudar a entender las dimensiones de lo que está pasando entre La Habana y Wa­shington y la etapa que se avecina.

1. Los presidentes tomaron una decisión, lo que falta es llevarla a la práctica

El 17 de diciembre, entre otras noticias de importancia para ambos pueblos, Raúl Castro y Barack Obama anunciaron simultáneamente que han decidido restablecer las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU, rotas hace más de medio siglo.

Ahora, la voluntad de los presidentes debe pasar por los canales oficiales de cada país para materializar ese paso.

Las delegaciones que se han reunido en La Habana y Washington en varias rondas de conversaciones y encuentros técnicos, están llevando adelante ese proceso.

La importancia de estas reuniones es que establecen las bases sobre las cuales van a funcionar los nexos di­plomáticos, para no incurrir en los errores del pasado.

2. Ninguna de las partes ha condicionado el restablecimiento de relaciones

Una de las principales líneas de ataque mediático contra las conversaciones ha sido hablar de “condicionamientos” entre las partes.

Tanto los diplomáticos cubanos co­mo estadounidenses han sido claros en que el ambiente de trabajo lo ha marcado el respeto y la profesionalidad, en un clima de reciprocidad y sin injerencias.

Cuba lo que sí hizo desde un inicio fue señalar aspectos que resultaría necesario solucionar antes de dar un paso: el fin de su injusta inclusión en la lista de países terroristas y la situación de su misión en Washington, que ha carecido de servicios bancarios por más de un año.

Ambos aspectos ya están en camino de su solución definitiva, según ha trascendido.

Entretanto, los funcionarios estadounidenses han hablado sobre la movilidad de sus representantes en la futura embajada en La Habana (la de los diplomáticos cubanos también está limitada en Washington), así como el acceso de los cubanos a sus instalaciones.

Al respecto, Cuba ha insistido en la importancia de cumplir con las Con­venciones de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares, que establecen la importancia de cumplir las leyes del país anfitrión y no inmiscuirse en sus asuntos internos.

Una misión debe poder relacionarse con las personas del país anfitrión, pero respetando preceptos y normas, explicó recientemente un di­plo­má­tico cubano.

3. El restablecimiento de relaciones no es lo mismo que la normalización de relaciones

Confundir el proceso de restablecimiento de los nexos diplomáticos  con el de normalización de las relaciones, que es mucho más largo y complejo, es otro error común.

Después de contar con embajadas en ambas capitales, se abriría la eta­pa de la compleja búsqueda de la “normalidad” entre dos países que comparten una convulsa historia bilateral.

Las autoridades cubanas han se­ñalado varios puntos que se consideran indispensables para hablar de una normalización: el levantamiento del bloqueo, la devolución del te­rritorio de la Base Naval de Guan­tánamo, el fin de las transmisiones ilegales de radio y televisión, la cancelación de los planes de cambio de régimen y la compensación por los daños causados al pueblo cubano durante más de medio siglo de agresiones, entre otros.

Nunca se ha dicho que esos puntos necesitan solución para abrir las embajadas, como algunos medios han intentado manipular.

Incluso las autoridades estadounidenses han reconocido la posición cubana.

“Unas relaciones completamente normales no incluyen un embargo económico, no incluyen sanciones económicas”, dijo recientemente una funcionaria del Departamento de Estado de EE.UU. que pidió su anonimato.

Sin duda esta nueva etapa incluye la discusión de otros asuntos de interés para ambas naciones. Pero Cuba ha sido clara que no se le puede pedir que “dé algo a cambio”. Nuestro país no aplica esas medidas a Estados Unidos, ni tiene bases militares en territorio norteamericano, ni promue­ve un cambio de régimen.

Asimismo, Cuba ha dicho que no se le puede exigir que tenga que renunciar a sus ideales de independencia y justicia social, ni claudicar en uno solo de sus principios, ni ceder un milímetro en la defensa de la soberanía nacional.

4. El cambio de política de Washington es un triunfo del pueblo cubano y de la integración latinoamericana

No pecaríamos de chovinistas al reconocer, co­mo lo ha hecho la ma­yoría de la comunidad internacional, que el hecho de que Cuba haya llegado a este punto es resultado de casi siglo y medio de heroica lucha y fidelidad a sus principios.

Asimismo, no se podría pensar en cambios de política de este calado sin entender la nueva época que vive nuestra región, y al sólido y valiente reclamo de los gobiernos y pueblos de la Comunidad de Estados Lati­noa­mericanos y Caribeños (Celac).

En la II Cumbre de la Celac en La Habana se firmó un documento que no tiene referente en la historia he­misférica: la declaración de la región como Zona de Paz, la misma que reconoce “el derecho inalienable de to­do Estado a elegir su sistema político, económico, social y cultural, como con­dición esencial para asegurar la convivencia pacífica entre las naciones”.

5. Estados Unidos cambia los métodos, pero no los objetivos

Una de las grandes preguntas que ha seguido este proceso es en qué consiste y cuál es el alcance del cambio de política de Estados Unidos. El asunto no tiene una respuesta fácil y quizá sea muy pronto para poder hacer un análisis cabal.

Cuando el Presidente Obama hizo su anuncio, dijo que después de 50 años de una política fracasada, era hora de probar algo nuevo.

“Estamos en el camino hacia el fu­turo, dejaremos en la espalda las co­sas que hicieron el pasado complicado”, dijo Obama en Panamá respecto a Cuba.
Sin embargo, en varios momentos, las autoridades estadounidenses han dicho que cambian los métodos, pero no los objetivos. En esos objetivos está desde el 1ro. de Enero de 1959 el derrocamiento de la Re­volución.

“En Cuba, no estamos en el negocio del cambio de régimen”, precisó Obama durante la VII Cumbre de las Américas, en una declaración que llenó a muchos de esperanza.

Sin embargo, aún millones de dó­lares se destinan públicamente a pa­gar la subversión en Cuba, a lo que se suman otros fondos que no son de­clarados.
Por su parte, las autoridades cu­banas nunca han mostrado ingenuidad. “Nadie podría soñar que la nue­va política que se anuncia acepte la existencia de una Revolución socialista a 90 millas de la Florida”, dijo Raúl en su discurso durante la III Cumbre de la Celac.

6. Obama puede hacer mucho más

Obama acompañó los anuncios del 17 de diciembre con un grupo de medidas que modifican una pequeña parte de la aplicación del bloqueo, pero esa medida de agresión se mantiene en pie.

Cuba ha reconocido la valiente po­sición de Obama de involucrarse en un debate con el Congreso para po­nerle fin, algo que no había he­cho ningún otro presidente estadounidense.

Sin embargo, es falsa la matriz me­diática de que el presidente “ha he­cho todo lo que puede”.

Obama podría utilizar con determinación sus amplias facultades ejecutivas para modificar sustancialmente la aplicación del bloqueo, lo que está en sus manos hacer, aun sin la decisión del Congreso.

Pudiera permitir, por ejemplo, en otros sectores de la economía todo lo que ha autorizado en el ámbito de las telecomunicaciones con evidentes ob­jetivos de influencia política en Cuba.

7. Con respeto a la soberanía, no hay temas tabúes

Una de las lecciones de los últimos  cinco meses  —y quizá también del año y medio de conversaciones se­cretas que los antecedieron— es que Cuba y Estados Unidos pueden abor­dar cualquier asunto siempre que sea en un marco de respeto.

Cuba ha mostrado su voluntad a abordar incluso aquellos temas que más se han utilizado y manipulado para atacar a nuestro país, como de­mo­­cracia, libertad de expresión y de­rechos humanos, asuntos sobre los cuales tiene mucho que mostrar y opinar.

Quizá la clave más importante de todas, y la que resume este trabajo, es que el reto mayor entre Cuba y Es­tados Unidos es construir una con­vivencia civilizada basada en el respeto a sus profundas diferencias.

(Tomado de Granma)

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Manuel López Rodríguez dijo:

    Genial análisis.
    Muchas gracias al autor de este trabajo, el periodista Sergio Alejandro Gómez.

    • LA SIBILA dijo:

      Este sí es el nuevo periodismo que necesitamos y clamamos a gritos, la clarificación de un tema por demás escabroso para una gran parte de la población en cualquier lugar del mundo donde se toquen temas de diplomacia ya que este aspecto de las relaciones bilaterales tiene sus propias leyes y conceptos, pero con jóvenes periodistas así, las cosa se ven mejor.
      FELICIDADES

  • Juliana Dobal dijo:

    Felicitaciones, por un lado por tener la capacidad para sentarse y dialogar diplomáticamente con los EE UU y tratar de reestablecer los vínculos. Pero más felicitaciones aún, por mantener firmes sus ideales y convicciones. Nadie les puede cuestionar su régimen, su lucha y sus conquistas. Reestablaceder los vínculos y el diálogo es fundamental, pero mantener un régimen más aún. Nadie externo puede opinar sobre su soberanía.
    Desde Argentina entro todos los días al sitio y es un orgullo leer ciertas notas.
    Y lo digo con conocimiento de causa, Argentina siempre estuvo a disposición de muchas entidades internacionales que llegaron a opinar sobre las reformas educativas que teníamos que hacer. Las políticas neoliberales implementadas en la región con la complicidad de los gobiernos de turno (de áquellos años) nos costó mucho. (FMI, Consenso de Washington, Banco Mundial). La desregulación laboral que sufrimos fue tremenda y repito llegaron a opinar sobre cómo tenía que ser nuestra reforma educativa de los años 1990.

  • EMILIO LUJAN dijo:

    Es clarisima la exposición del periodista Sergio A.Gomez en los puntos destacados. Por supuesto que los valores de la Revolución no se negocia y, por ende, se entiende que el proceso irá para largo. Personalmente con confío en la administración de EEUU. con sus intereses para Cuba como así para el resto de latinoamérica. Con su hermoso y digno pueblo, Cuba jamás podrá ser convertida en un gran shopping. Abrazo fraternal desde Argentina.

  • EMILIO LUJAN dijo:

    Perdón, en mi comentario dede leerse “personalmente no confío…” disculpas y gracias.

  • La Ricona dijo:

    para el articulista Sergio:
    Hermano, así me identifico con usted; lastima que estos tipos de artículos nadie le comente nada. En mi modo de ver, el punto número 5 de los 7 que expones, es donde hay que enfilar nuestros estudios ideológicos para el futuro y es donde hay que librar la Batalla a Pensamiento. En segundo plano, veo los otros, para nada menos importantes, es la base de nuestra cubanía actual, sin embargo, son sucedaneos a este punto. En los otros dejas bien claro la base que se va desarrollando el proceso y es mayúsculo cuando logras discernir la diferencia entre RESTABLECIMEINTO Y NORMALIZACIÓN de las relaciones entre los dos países.
    Te aseguro, porque no puedo leer el diario impreso ” Granma”, que este artículo es para debatirlo en las aulas de las universidades y en todo círculo en que se defienda la cubanía de siempre. Superó mis expectativas. Muchas gracias.

  • maria loly dijo:

    ESPERO QUE LA MAYORÍA DE LOS CUBANOS LEAN ESTE ARTÍCULO, PARA QUE TENGAN CLARIDAD DE LO ESTÁ SUCEDIENDO RESPECTO A LAS RELACIONES ENTRE LOS DOS PAÍSES.
    ESPERO SOBRE TODO, QUE UNA BUENA PARTE DE LOS JÓVENES QUE HABLAN DE QUE CUBA LE ESTÁ PIDIENDO MUCHO A E.U. (FIN DEL BLOQUEO, FIN BASE NAVAL GUANTÁNAMO), QUE SE ACTUALICEN, PERO SOBRE TODO QUE TANGAN MÁS CONCIENCIA DE LO QUE ES PATRIA, QUE NO LOS CIEGUEN LAS VARATIJAS Y ESPEJITOS DE COLORES QUE LES NUBLA EL PENSAMIENTO.
    QUE SEPAN SOBRE TODO, QUE EN ESTE PAÍS HAN HABIDO MUCHOS MUERTOS Y HUÉRFANOS Y VIUDAS Y LIMITADOS FÍSICOS, ETC. POR OBRA Y GRACIA DE E.U.

    • pedro dijo:

      ESPERO QUE LA MAYORÍA DE LOS CUBANOS LEAN ESTE ARTÍCULO, PARA QUE TENGAN CLARIDAD DE LO ESTÁ SUCEDIENDO RESPECTO A LAS RELACIONES ENTRE LOS DOS PAÍSES.
      ESPERO SOBRE TODO, QUE UNA BUENA PARTE DE LOS JÓVENES QUE HABLAN DE QUE CUBA LE ESTÁ PIDIENDO MUCHO A E.U. (FIN DEL BLOQUEO, FIN BASE NAVAL GUANTÁNAMO), QUE SE ACTUALICEN, PERO SOBRE TODO QUE TANGAN MÁS CONCIENCIA DE LO QUE ES PATRIA, QUE NO LOS CIEGUEN LAS VARATIJAS Y ESPEJITOS DE COLORES QUE LES NUBLA EL PENSAMIENTO.
      QUE SEPAN SOBRE TODO, QUE EN ESTE PAÍS HAN HABIDO MUCHOS MUERTOS Y HUÉRFANOS Y VIUDAS Y LIMITADOS FÍSICOS, ETC. POR OBRA Y GRACIA DE E.U.

      Baratija se escribe con b
      no se dice han habido sino ha habido

    • pedro dijo:

      Baratija se escribe con b
      no se dice han habido sino ha habido

  • El dijo:

    ………creo que le faltó algo al periodista o no leí con profundidad el artículo, de ser así, pido disculpas, según he leído y como una parte esencial de las negociaciones, está la exigencia de los Estados Unidos de la compensación por parte de Cuba de todos los bienes de propiedad de ciudadanos norteamericanos nacionalizados por la Revolución, Cuba como contraparte pide la indennización por daños y prejuicios durante los más de 50 años de bloqueo, hará falta claridad y muchas cuentas matemáticas para que de esos dos gigantescos números aflore lo que corresponde abonar a las partes,,,,,me equivoco?,,,gracias,,,,,,

    • ingchaviano dijo:

      señor EL, al parecer su lectura a sido superficial, se comenta de algunos temas señalados por las partes pero si fuesemos al caso de las compensaciones diriamos que con la deuda, conocida por cierto pues anualmente se actualizan los adeudos de los estados unidos a nuestra patria y pueblo por daños y perjuicios por la imposición de un bloqueo económico y financiero brutal, podriamos pagar por muchas veces nuestros adeudos por la confiscación con todo derecho de los vienes que en aquel entonces tenian las compañias norteamericanas en nuestro país con las que explotaban al pueblo cubano pues las gananacias nunca fueron del pueblo, si quieres enterarte de cuanto es el monto de la deuda de ellos con nosotros te propongo que tomes un lapicito no muy grande y escribas la cifra un billón con número y eso solo seria el comienzo del número, por otra parte calculando los presios de cuando se le fueron confiscadas las propiedades estoy seguro que comprenderas la diferencia, entonces qué?, te decides a comparar las cifras y veras a cuanto asciende la diferencia de pago entre ambos paises

  • maria loly dijo:

    La mayoría del pueblo cubano, no hará lo que pide el distinguido sr.Obama: DEJAR EL PASADO ATRÁS, BORRÓN Y CUENTA MUEVA.

    El que quiera olvidar y perdonar el pasado oprobioso, es libre de hacerlo, pero que no se atrevan a pedirle a la inmensa mayoría del pueblo cubano que lo haga, porque sólo tendrán dos opciones : aceptar lo que la mayoría decida , o partir al Norte a besarle los zapaticos al amo, para vivir materialmente mejor, pero sin dignidad. AMËN.

    • JB dijo:

      Mari Loly no se trata de olvidar nuestra historia y ese pasado mas tampoco podemos cegarnos y no dar la oportunidad de mejorar poniendo siempre delante los hechos reales que hemos vivido. Su argumento de someterse a la mayoría o emigrar no es tampoco sano y ya con ese enfoque, que durante mucho tiempo se promovió, mucho ha sufrido la familia cubana. En nuestra isla tienen que construirse espacios para todas las voces, incluso para las que disientan que aun no la tiene.
      Tener buenas relaciones con los EEUU no creo que implique automáticamente un sometimiento. Vietnam perdió 4 millones de sus hijos en aquella injusta contienda bélica con los norteamericanos y hoy sostienen excelentes relaciones económicas y comerciales. No creo que ellos olvidaran su pasado.
      Rusia se estima perdió 20 millones durante la segunda guerra mundial a manos de las hordas nazis. Hoy son capaces, aun con sus diferencias, de sentarse tanto Putin como la Merkel a tratar diversos temas de forma respetuosa. Tampoco creo ellos olviden tanto sufrimiento.
      Hay que aprender a no hacer un tema tabú todo el proceso que se deriva del acercamiento entre los dos países respecto a que es muy común siempre enfocarlo todo al pasado y la parte negativa.

  • israel rojas dijo:

    no creo que se pongan de acuerdo,de usa cuba nunca podra esperar relaciones normales.jams las tendremos yo por si o por no con los yankees.NADA.ellos solo quieren apodrarse de cuba y asi lo han expresado en innumerables ocasiones.como tambien creo que cuba NO esta perparada para esta etapa que se avecina y lo veremos sobre la marcha

    • JBT dijo:

      LOS NORTEAMARICANOS QUIEREN HACER NEGOCIOS CON CUBA, PORQUE ADUEÑARSE DE QUÉ?

  • CARLOS dijo:

    MUY BUENOS PUNTOS SE DEBERIÁN PUBLICAR EN TODOS LOS MEDIOS PARA QUE SE CONOZCAN , PORQUE NO ES MENO CIERTO QUE HAY QUIENES CONFUNDE RESTABLECIMIENTOS CON NORMALIZACIONES, ESO DEBEN CONOCER LO MUCHOS DE ALLÁ Y DE AQUI.

  • Manuel dijo:

    Cuba es na gran Isla con un pueblo aguerrido que ha sufrido por muchos anos un bloqueo económico que ha repercutido en su nivel de vida,realmente es hora de dejar atrás las desavenencias,el odio y el rencor y trabajar ambos pueblos en aras de mejorar sus relaciones Felicitaciones para los presidentes Raul Castro y Michel Obama por sus sabias decisiones,quiero lo mejor para mi pueblo y espero que que a pesar de los cambios se conserven los valores humanos y sociales de mi pais Mil Gracias

  • guada dijo:

    Que buen artículo deja clara no solo las posiciones sino todo lo que se ha tratado de tergiversar alrededor del restablecimiento de las relaciones, estos siete puntos son de vital importancia conocerlos, porque ellos se deja clara la posición de Cuba, además de la que sostienen los EE.UU. Lo demás será esperar sin prisa pero sin pausa

  • Misil dijo:

    Lo que nos tiene que quedar claro, pero muy claro, es:
    1.- Los enemigos nuestros siguen teniendo poder en los EEUU. (hablo de la gusanera)
    2.- Los EEUU no renunciaran jamás a tratar de cambiar nuestras posiciones.
    3.- Hemos soportado más de 55 años, no creo nos falten las fuerzas.
    4.-Tenemos que mantener nuestros principios básicos, Dignidad y Respeto.
    5..-No vender el país a nadie, somos Caribeños, Latinos Americanos, Somos de raíces Martianas, herederos de Maceo.
    6.- Y como el Che, al enemigo ni un tantito así.

    • malaquias dijo:

      Hermano tú conociste la guerra de Vietnam???..
      Bueno mira cómo están ellos
      y observa con detenimiento como estamos nosotros

      Na!! si aquí parece que estamos en una guerra peor que la que tvieron ellos…
      Saludos

  • Ray dijo:

    Excelente analisis, felicitaciones. Ha dado justo en el punto y todo queda mucho mas claro

  • lajugada.cubava.cu dijo:

    seguimos dando o creando la opinión que el imperio abandono la intención imperial! o sea ahora deberá eliminar el bloqueo pues no aguanta la presión…! ahora no va pretender cambiar todo lo que no responde a sus intereses etc.!
    Y lo mejor ahora jamás rechazamos o impusimos trabas al proceso migratorio de nuestros deportistas y profesionales, jamás nuestra prensa fue lo que aun es, y sobre todo “jamás deberemos recordar…!”

  • William B. Rodríguez dijo:

    GRACIAS POR SU ARTÍCULO Y GRACIAS POR SUS OPINIONES. CUBA, EN LA COMUNIDAD INTERNACIONAL, MANTIENE EXCELENTES RELACIONES CON PAÍSES COMO CHINA, RUSIA, BRASIL, VENEZUELA, VIET-NAM, ETC. EN EL SENO DE LA CELAC, DEL ALBA-TCP, CON LOS PAÍSES DEL BRICS. INDEPENDIENTEMENTE DE LO IMPORTANTE QUE SON ESTAS NEGOCIACIACIONES ENTRE CUBA Y LOS ESTADOS UNIDOS, TAMBIÉN ES IMPORTANTE UN BALANCE, UN EQUILIBRIO DE FUERZAS, EN EL QUE CUBA, ACTIVAMENTE PARTICIPA Y DONDE ES NOTABLE LA ALIANZA RUSO-CHINA.

  • Liban dijo:

    Muy buen trabajo periodístico….

  • nopasarán dijo:

    Buen artículo.

  • Liban dijo:

    Sergío, muy buen trabajo periodístico

  • torture killer dijo:

    dificielmente nos entendamos con el imperio.NO NOS ENTENDEMOS

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Sergio Alejandro Gómez

Sergio Alejandro Gómez

Periodista cubano. Jefe de la página internacional del diario Granma.

Vea también