Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

La pared de las palabras: El difícil ejercicio de la comunicación humana

| 11
El director de cine Fernando Pérez.

El director de cine Fernando Pérez.

Tengo la suerte de haber disfrutado La pared de las palabras con el equipo de realización y un reducido número de invitados. Terminé de ver el último plano y salí. Me encontré en el vestíbulo del cine Charles Chaplin a Raúl Pérez Ureta, el fotógrafo de siempre de Fernando Pérez, y apenas pude hablarle.

Caminé por la calle 23 hasta mi casa. Sé que quienes pasaban por mi lado se preguntarían el porqué de esas lágrimas silenciosas. Un amigo que me topé y supo que la causa era una película me dijo “te tocó y fuerte”. Es así.

Por la noche hablé con Fernando. Él me escuchó un largo monólogo que terminó exonerándolo de la entrevista prometida. Y entonces me dijo: “Escribe eso que me dijiste. Creo que tus lectores lo agradecerán”. No lo hice en el momento y ahora quizás no sea igual.

La pared de las palabras es una película dura, difícil, estremecedora, con un drama posible en Cuba y cualquier lugar, hecha con todo el amor no solo de Fernando, sino de Jorge Perugorría que para mí ¡al fin! dejó de ser Diego, de una Isabel Santos en toda su madurez creativa, y una Laura de la Uz que me hizo cercanas a personas que quiero mucho. Carlos Enrique Almirante está muy bien y por supuesto, Verónica Lynn sigue siendo esa gran dama de la actuación. Son secundados por un grupo de actores no profesionales que poco les falta para serlo, porque dan piel y sangre a unos locos “verdaderos”.

La virtud mayor de esta cinta de Fernando es ponernos frente a un cuadro de familia disfuncional en el que cada integrante tiene parte de razón. La enfermedad de Luis (distonía, más trastornos siquiátricos) lo lleva a un hospital, donde hay otros enfermos con serios (y generalmente incurables) problemas de comunicación y locomoción.

Su madre (Isabel Santos) pierde oportunidades profesionales, pero especialmente por estar pendiente del hijo mayor, no atiende lo suficiente al menor (Carlos Enrique Almirante), mientras la abuela (Verónica Lynn) intenta vivir al margen del drama de su hija ¿una actitud reprochable? No lo creo, hay que ponerse en la piel de cada personaje.

Luis, que ha crecido en esa institución, intenta una y otra vez romper la pared de las palabras que le impide comunicarse con los seres humanos que le rodean, aunque no es limitante para que se interponga entre la cabeza de otro enfermo y la pared (de cemento) porque más que saber, siente que el otro podrá herirse. La actitud solidaria le deja unas marcas que los médicos no se explican.

Fernando ha dicho que su octavo filme “trata de expresar ese arduo y escabroso camino, no solo a través de Luis, sino de toda su familia y su entorno social. Porque, con frecuencia, somos los seres humanos clasificados como normales los más incapaces de entender palabras, señales, ondas, miradas que se pierden en la oscuridad de lo cotidiano.”

No creo –y quizás esté equivocada totalmente– que La pared de las palabras sea un filme de largas colas, o taquillera, no es el tipo de cinta que hoy se persigue.

Por supuesto, esa historia dura –y muy posible– está contada con la luz exacta, los grandes y primerísimos planos en el momento justo, al estilo de Raúl y una dirección de actores a la que nos tiene acostumbrados Fernando: de nuevo trabaja con un Síndrome de Down, en esta oportunidad se trata de una muchacha, Maritza Ortega, que actúa como si hubiera recibido clases para ello. ¿Recuerdan al Francisquito de Suite Habana?

La banda sonora de Edesio Alejandro por momentos es protagónica, mientras la edición de Julia Yip sigue siendo la necesaria. No podían faltar ni La Habana, ni el mar, esta vez en Santa Fe donde se filmó la cinta.

Al decir de Fernando “Con la historia de Zuzel (Monne) en las manos, que es mi propia historia aunque la película no sea una autobiografía, me lancé al río turbulento y dinámico de la producción independiente”. Una actitud lógica en los tiempos que corren para un genuino adolescente que acaba de cumplir 70 años y lo celebró intentando desentrañar “el difícil ejercicio de la comunicación humana”.

(Tomado de El Caimán Barbudo)

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Antonio dijo:

    Muy buen articulo , gracias por compartir sentimientos y vivencias de tan magnifico evento

  • Rosy dijo:

    Fernando .. para mi en estos momentos,el mejor director de cine de Cuba.. gracias Fernando por todo lo que nos muestras con tu arte, y gracias a la autora de este articulo siempre poniendo las palabras donde van….

  • JoseBrito dijo:

    Suerte de Tener personas como Fernando, artista sinceros que sepan socavar hondo para encontrar lo realmente esencial. Apuesto por él y su creación, me alegra el artículo de igual manera por la sinceridad y la elocuencia. Nuestra cultura, a golpe de esfuerzo y sacrificios camina siempre que valla de la mano de las personas indicadas. los que saben amar, los que aman y construyen.

  • silvana dijo:

    OJALÁ ENTRE LAS MATAZOENS DE LAS COLAS PODAMOS VER PRONTO ESTA PELÍCULA, QUE YA POR SER DE FERNANDO PÉREZ TIENE TODA LA GARANTÍA DE SER UNA OBRA DE ARTE, EPRO CON ESTE COMENATRIO ME DA MÁS GANAS DE NO PERDÉRMELA!!! TODAVÍA NO HE PODIDO VER NINGUNA PELÍCULA CUBANA ESTE FESTIVAL PERO TODAS PROMETEN MUCHO Y AL FIN SE SALIERON DE LAS COMEDIAS LIVIANAS Y TODAS ABORDAN SERIOS TEMAS DE LA SOCIEDAD ACTUAL , QUÉ BUENO!

  • Melvis dijo:

    Creo y estoy segura que el público cubano verá y querrá ver más de una vez La pared de las palabras, es una lección de vida, de sacrificio, de amor, es una película que va a lo esencial del ser humano, que no necesariamente tiene que ser dicho con palabras. Se trata de la cordura de los locos y la locura de los cuerdos. Es una película tan sensible y necesaria en estos tiempos que la gente necesita llorar y reír…el cine estará lleno hoy y siempre. Con Fernando y Susana sigo aprendiendo cada día, la película es más que autobiográfica aunque Fernando trata de confundirnos siempre con su humildad. Es reflejo de la alegría y dolor más digno que haya conocido.

  • yoko dijo:

    Es una película realmente desgarradora. Casi todo el tiempo tuve un nudo en la garganta, pero creo que una película necesaria. En estos tiempos donde abunda la superficialidad y la preocupación por las cosas materiales, esta película nos acerca a un tema humano. A una realidad familiar que puede parecerse a la de cualquiera.

  • Andrés Dovale Borjas dijo:

    Gracias Paquita por esta introducción a la película de Fernando Pérez.
    Trataré de verla durante el Festival. Sin lugar a dudas con ese director y el selecto grupo de actores que la interpretó, esta película, a pesar del tema tan desgarrador que nos presenta, ganará la aprobación del público cubano que nuevamente verá fielmente representada una de las muchas familias disfuncionales que conviven con nosotros en nuestra querida Patria.

  • ale dijo:

    me parece que fue una tremenda falta de respeto ponerle la premier de la pelicula a frenando perez en el cine infanta. con todo lo que ha echo por la cultura cubana, aunque despues se redimieron y la programaron en el chaplin. Es una critica social a como se maneja el tema en nuestro pais mediante la escena de la tienda y las que suceden en el sanatorio, sanatorio que parece un campo de concentración. Fernando perez con la sencillez que lo caracteriza es el mejor director de cine que tiene cuba.

  • MEN dijo:

    Tuve la oportunidad de disfrutar de esta pelicula y me parecio muy buena.Excelente elenco de actores y un tema sumamente interesante, que toca de cerca a muchisimas familias cubanas.Fernando muestra con maestria que a pesar de sus limitaciones, Luis tiene su mundo, al igual que nosotros tenemos el nuestro, y que tiene tanto derecho como cualquiera a disfrutar de familia, cariño materno etc.Tuve que secarme los ojos varias veces, esta pelicula no la voy a olvidar nunca.Veanla, no se van a arrepentir

  • Mary dijo:

    esta pelicula me impresiono profundamente, magistrales actuaciones, felicidades al director y su equipo

  • K@rlos dijo:

    XLRG …..Esto si es una reseña …bravo ……………….

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con el diario digital La Jiribilla.

Vea también