Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

¿Qué entender por progreso?

| 27

El importante volumen de necesidades insatisfechas que tiene hoy la sociedad cubana como resultado principalmente del período especial y del bloqueo norteamericano hace que avanzar económicamente sea indispensable para satisfacerlas y para que no haya un incremento de la pobreza, y no solo para mantener las conquistas sociales de la revolución socialista. Pero en el mediano y largo plazo, sin un compromiso consciente de las grandes mayorías ciudadanas con un ideal compartido acerca de qué entender por “progreso”, “prosperidad” y “desarrollo”, sin un consenso suficientemente estructurado y arraigado que fundamente las convicciones y la educación ciudadana acerca del futuro deseado, es previsible que la influencia del mercado, tanto interna como externamente, termine desarticulando la sociedad cubana y dominándola,…

 En una ciertamente interesante conferencia organizada hace algunos años por el Instituto de Filosofía del CITMA, impartida por la filósofa belga Dra. Isabelle Stengers quien fuera colaboradora del reconocido científico Ilia Prigogine, le pregunté sobre el debate en los medios académicos europeos del concepto de progreso y me contestó lisa y llanamente que eso no se discutía en Europa, respuesta que me inhibió de continuar un intercambio sobre el tema.

Pensar acerca de cualquier concepto requiere como premisa considerar que es importante hacerlo, de manera que lo primero es responder la pregunta ¿Es importante para la sociedad cubana actual esclarecer lo que significa progreso?

El concepto de progreso se asocia con los de prosperidad y desarrollo. Cuando se dice que una sociedad “progresa” generalmente se entiende que es “próspera”, que mejora, que se desarrolla, aseveraciones que nos remiten de inmediato a nuevas preguntas ¿Cuándo se está mejor? ¿Puede garantizarse el progreso y la prosperidad sin tener en cuenta las consecuencias del desarrollo en una u otra dirección y magnitud? Lo anterior significa, que el progreso de algo, de alguien, de una comunidad, de una sociedad está en relación directa con los objetivos que se proponen.

Dado que la sociedad es un fenómeno extraordinariamente complejo y contradictorio, “progresar” tiene dimensiones y calidades diferentes, lo que significa que se puede estar “progresando” en un sentido y en situación regresiva en otro, lo que nuevamente corrobora la importancia de los objetivos compartidos que están en relación directa con los valores que se reconocen y sustentan.

Restar importancia a estas preguntas o simplemente no tenerlas en cuenta sustrae a la sociedad de un pensamiento acerca del futuro. Hablar de “progreso”, “prosperidad” y “desarrollo” sin explicar a qué nos referimos, no solo es repetir generalidades, sino que deja fuera lo principal.

Los esfuerzos actuales de la sociedad cubana en función de avanzar hacia un socialismo próspero y sustentable implican direcciones importantes de las funciones económicas metabólicas, tales como un mayor espacio a las relaciones mercantiles, apertura al capital inversionista extranjero, mayor inserción en el mercado mundial, incremento de los intercambios personales de ciudadanos cubanos con los de otras realidades, con otros puntos de vista acerca de la vida y la sociedad.

El importante volumen de necesidades insatisfechas que tiene hoy la sociedad cubana como resultado principalmente del período especial y del bloqueo norteamericano hace que avanzar económicamente sea indispensable para satisfacerlas y para que no haya un incremento de la pobreza, y no solo para mantener las conquistas sociales de la revolución socialista. Pero en el mediano y largo plazo, sin un compromiso consciente de las grandes mayorías ciudadanas con un ideal compartido acerca de qué entender por “progreso”, “prosperidad” y “desarrollo”, sin un consenso suficientemente estructurado y arraigado que fundamente las convicciones y la educación ciudadana acerca del futuro deseado, es previsible que la influencia del mercado, tanto interna como externamente, termine desarticulando la sociedad cubana y dominándola, por más que persistan estructuras estatales, gobierno constituido, constitución, leyes, etc. que para entonces estarían sustancialmente transformados.

En consecuencia, si se acepta que existe tal amenaza, cabe poner en un primer plano la explicación de lo que significa progreso y prosperidad y el logro de un consenso mayoritario que debe quedar reflejado en el programa.

Hace algún tiempo leí una nota breve de un economista que veía como paradigma del desarrollo los modelos asiáticos que han logrado notables incrementos de sus fuerzas productivas. Hay quien se forma la imagen de progreso por la que proyectan los seriales y películas norteamericanos. Hay quien ve el progreso, la prosperidad y el desarrollo en el incremento del PIB y hay quien lo mide por lo que se puede poner en las vidrieras: progreso y prosperidad para estos últimos es “más cosas, más consumo”. Nuestro paradigma de prosperidad debe parecerse a nuestra idiosincrasia y a nuestra cultura.

Es cierto que hoy las urgentes necesidades de la sociedad cubana están pautando el rigor de las medidas económicas y sociales en curso, pero una cosa es la proyección estratégica y otra la superación de las coyunturas, por más que están indisolublemente vinculadas y las preguntas siguen siendo: ¿puede tener alguna oportunidad de avanzar social y económicamente una sociedad subdesarrollada y con escasos recursos naturales como la cubana abandonando el propósito socialista al “libre desarrollo de las fuerzas productivas” cuyo avance si bien es fundamental es solo uno de los criterios de progreso? ¿Es dable pensar que abonar “a como de lugar” el incremento de las fuerzas productivas es el camino para asegurar el futuro socialista dejando que las fuerzas productivas “hagan lo suyo”? ¿Se lograrán en Cuba sin un papel activo de la ideología socialista y la orientación revolucionaria los efectos beneficiosos del desarrollo de las fuerzas productivas evitando así que el mercado capitalista pueda dominarla?

La búsqueda de respuestas a las anteriores preguntas nos conduce a evaluar los fundamentos de la asimilación mayor del mercado en la sociedad cubana, junto con la necesidad de construir en sus rasgos generales el concepto de progreso y de prosperidad que compartiremos.

Obviamente el concepto de “progreso” como el de “prosperidad” y el de “desarrollo” no están dados de una vez y para siempre cual dogma invariable; no obstante, los elementos básicos que lo conformarían (a la vez que marcarían las diferencias con otras construcciones) determinarán en las consecuencias de adoptarlo como modelo.

La preocupación por el futuro

La preocupación por el futuro es una premisa fundamental para elaborar un concepto de lo que significa “progreso”. Elaborar un concepto de progreso orientado desde una perspectiva humanista, solidaria y justa, amigable con la naturaleza y signada por la cooperación implica compartir la necesidad de pensar en el futuro.

Solamente un egoísmo insensible tipo “después de mi el diluvio” puede persistir en un concepto de progreso explicado por la idea de “tener más”, sin límites, sin jerarquías de intereses, sin calidades, que terminarían imponiendo a la sociedad las estructuras jerárquicas que genera el mercado capitalista.

El reconocimiento de que durante mucho tiempo se sobredimensionó el papel de la ideología y de la política desatendiendo el de la economía, y que la economía tiene sus especificidades que regulan el metabolismo socioeconómico, no puede conducir a debilitar la incidencia de la sociedad en la economía, lo que en la más urgente actualidad significa garantizar desde el vamos que la sociedad no se subordine al mercado, sino que sea a la inversa, propósito para el cual es indispensable precisamente el modelo futuro del progreso, de la prosperidad, del bienestar, del desarrollo, que se puede construir y enriquecer a partir de los fundamentos de la ideología socialista cubana, modelo que si bien no puede construirse en detalle, sino solamente en sus rasgos generales, estos no pueden ser tan gruesos que no permitan distinguir diferencias básicas que le den identidad.

Y ello genera entonces nuevas preguntas que la teoría de la construcción socialista debe encarar y responder. Es preciso recalcar la necesidad de la teoría de la construcción social, factor que todavía muchos desdeñan o minimizan. No es posible hablar de construcción socialista evadiendo la perspectiva científica, si se desestima no es difícil caer en soluciones economicistas contraproducentes e infuncionales. El socialismo es una sociedad que se construye y debe ser pensada y repensada lo que será un ejercicio exitoso si esa proyección se fundamenta científicamente.

Entre las muchas interrogantes que produce la intencionalidad de elaborar sobre la base de la experiencia acumulada y de la que se acumula en la aplicación de los Lineamientos, una teoría de la construcción socialista en Cuba que fundamente la elaboración del Programa o de la Plataforma Programática de la sociedad cubana, estarían las siguientes: ¿Hasta dónde propiciar la inversión extranjera? ¿Hasta dónde propiciar la propiedad privada? ¿Cómo organizar a lo interno las diferentes formas de propiedad de los medios de producción de bienes y servicios? ¿Cuáles los límites del enriquecimiento grupal e individual? ¿Cómo debe ser la orientación del consumo en el socialismo cubano? ¿Cuáles serán las funciones laborales jerarquizadas por el país, cómo se expresará material y espiritualmente esa jerarquización? ¿Cómo se descentralizará el poder, cómo se distribuirá en los colectivos laborales, las comunidades? ¿Cómo se redistribuirá el producto social? ¿Cómo debe ser la educación para contribuir a la construcción de una ciudadanía activa, creativa y responsable, de un ciudadano consciente y libre? ¿Cuál debe ser el papel del desarrollo científico y tecnológico? ¿Cómo debe continuar la construcción del sistema político de la sociedad socialista cubana? y muchas otras, cuyas respuestas consensuadas expresarán los rasgos del progreso al que se aspira.

La producción y la distribución forman parte de la misma cadena reproductiva y puede entenderse que primero hay que producir para después distribuir, como también que la distribución es premisa de la continuidad del proceso productivo. Pero en esta relación, es preciso preocuparse no solo por cómo se distribuye lo que se produce, sino también por cómo se produce lo que se distribuye, porque el modo de producir y realizar la producción en el mercado puede abonar cualidades diferentes en las personas y tener una importante incidencia en la fortaleza del consenso ciudadano, indispensable para avanzar en el programa.

Hay mucho para pensar.

Se han publicado 27 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • walde dijo:

    Nuestra revolución ha vivido varias etapas no pudiera en estos momentos otorgar un numero mayor o menor en cuanto a grado de importancia, pero cada momento con sus aciertos y desaciertos pero el llamado periodo especial fue un momento difícil y crucial para nuestra supervivencia como revolución gracias mil gracias a la conducción de nuestro comandante en esta larga batalla que aun no ha concluido, pero era necesario primero salvar la patria ahora todos los cambios que se avecinan y estan proyectados tienen la mira en el logro de la prosperidad que todos tanto deseamos pero para ello hace falta el concurso de todos y que la dirección y gestión cuenten con cuadros capaces de arrastrar y orientar con su ejemplo.

  • ak-47 dijo:

    un saludo.. sr. walde !! muy bueno el articulo. y su comentario tambien peroooo. !! hay algo que es dificil..!CONTAR CON CUADROS CAPACES!!de arrastrar y orientar con su ejemplo….. eso si lo veo dificil……. pongo un ejemplo restructurar muchas de nuestras ruinosas emprezas.. es una tarea dificl..pero algunas de ellas funcionaban bien..
    .ejemplo de ellas.. cubataxi UEB. moron…le dare unos datos.. solo del servicio de taxis para el turismo en el ano 2007 que fueron informdos en fecha 30/01/2008
    *****Ingresos en C.U.C
    •De un plan de 48001.70 C.U.C
    •Se obtuvo un real de 133776.82 C.U.C
    Para un excelente 279 % de Cumplimiento
    *****El costo por C.U.C se planifico a 0.83 centavos y el real fue de tan solo 0.44 centavos para 0.53 %
    *****Las utilidades indicador muy importante que refleja la eficiencia y los resultados del trabajo de nuestro colectivos se comporto de la siguiente manera
    *Utilidad planificada 7769.83 C.U.C
    *Utilidad real 74104.89 C.U.C
    *****Para un excelente 953 % de cumplimiento a pesar de la falta de combustible y otros problemas de carácter subjetivos lo cual demuestra el extraordinario esfuerzo realizado por este colectivo de trabajadores
    sabe usted cual fue el reconocimiento por el esfuerzo realizado..!! 8 DIAS DESPUES SUSPENDIERON EL SERVICIO DE TAXIS PARA EL TURISMO EN MORON!!! y eso para mi no es mas que frenar el progreso.. y el responsable de esto…tiene nombre ” el director de cubataxi en ciego de avila.. !!
    un buen cuadro ????segun sus superiores, dos anos mas tarde.. expulzado por graves problemas de corrupcion.. pero el mal ya estaba echo….necesitamos muchos .. pero muchos cuadros como los que usted describe….y un gran ejemplo seria el che guevara!!
    gracias CD…..

  • Andrea dijo:

    Nunca he comprendido la fijación que hay con algunas etiquetas (labels) no solo en Cuba pero en otras partes del mundo. Si se desarrolla una industria privada extensiva, la sociedad (representada por el gobierno) tiene la habilidad para imponer impuestos y así retornar parte del producto (profit) para el beneficio común. Pero si no hay producto no hay impuestos tampoco.
    Sabemos muy bien que si le damos $5 a todo el mundo, después de cierto tiempo, algunos tendrán mas y otros menos. La realidad esta en un punto entre Marx and Darwin.
    Que ha pasado con el pragmatismo?

  • alexander dijo:

    Darío, su preocupación es mi preocupación. Vamos dando pasos firmes en el modelo económico pero, ¿Estamos seguros hacia donde estamos yendo mas allá de lo económico? ¿Tenemos los cuadros y la selección de cuadros adecuada para dirigir esta sociedad a futuro?¿No estaremos perdiendo de vista a los de mas abajo, a los menos pillos o menos afortunados?¿Sabrán los dirigentes que todos no podemos ser negociantes?¿Que si las empresas estatales siguen incrementando los precios a la par que suben salarios da el efecto contrario al esperado y que estamos en lo de nunca acabar?¿Qué no hace falta tener las tiendas repletas de cosas sin valor e incomprables porque eso hace banalizar a la sociedad? ¿Que todos no queremos ropa de última moda, sino algo discreto y sencillo pero de buena calidad como la ropa y zapatos de hace unos años para ir a trabajar o ir al cine?¿Que si la producción es nacional hace falta que sea de buena calidad porque sino solo vives para comprar lo mismo al más puro estilo capitalista?

  • MARBELLA MENDOZA dijo:

    Licenciado en Ciencias Políticas y Doctor en Ciencias Filosóficas. Preside la Cátedra de Periodismo de Investigación y es vicepresidente de la cátedra de Comunicación y Sociedad del Instituto Internacional de Periodismo José Martí. MUY BUENO SU ANALISIS CRITICO-REFLEXIVO DE LA SOCIEDAD CUBANA, COMPARTO SU SED DE JUSTICIA ANTE EL IMPERIO DE EE.UU PERO LA ESPERANZA NO PODEMOS PERDERLA GRACIAS A MERCOSUR, LA CELAC ES UN AVANCE, LA LUCHA SIGUE Y UNIDOS LO LOGRAREMOS…
    SALUDOS DESDE VENEZUELA

  • Carlos Miguel Valdés Sarmiento. dijo:

    Hay mucho en que pensar, pero con optimismo no fanatismo, tengo fe en mi pueblo que a pesar de nuestros errores y debilidades a traido este proceso hasta aquí, el sostiene la revolución desde el principio, ha sido el más sacrificado y al mismo tiempo el más fiel, molesta oir hablar de que hay que dirigirlo, educarlo, elevar su nivel ideológico y pocos se acuerdan que sobre sus espaldas se sostuvo este proceso hasta aqui y “no morimos, nosotros somos las reservas de la patria” J. Martí.

  • Carlos dijo:

    Muy interesante el artículo, su contenido es muy real e instructivo.

    Empresarios capaces y verdaderamente comprometidos, también trabajadores capaces y verdaderamente comprometidos, pero también, Sindicatos capaces y muy comprometidos con sus reales funciones. Son tres elementos, de los muchos existentes, que no pueden estar ausentes en este nuevo camino que se emprende en la transformación de la Empresa Socialista cubana. Si no están presentes estas condiciones, seguiremos improvisando y dando badazos, sin desarrollarnos económicamente.

    Debe existir también, como hoy existe, órganos fiscalizadores superiores, que velen y exijan por el cumplimiento de la legislación y combata la corrupción. La Ley, debe seguir siendo implacable y sancionar con mucha mayor fuerza a los corruptos.

    Tengo fe en que verdaderamente seamos capaces de emprender este nuevo camino (una vez más) y que logremos salir adelante; si esto fracasa, sería un grave problema, porque es dejar caer la gota que colmaría la copa, que ya está a punto de desbordarse.

    Un aspecto fundamental también lo es la educación cívica de las nuevas generaciones, el conocimiento de las leyes, de los derechos y deberes de los ciudadanos. La independencia y actuación libre, bajo los preceptos legales. La informatización real de la sociedad, de la economíca, de la vida de cada ciudadano para poder avanzar e insertarnos en las condiciones que las tecnología hoy imponen y a las que necesariamente tenemos que supeditarnos, porque no hacerlo, sería un fracaso en lo económico.

    Como explica, adecuadamente el Profesor Dario en su reportaje, hay que educar y reeducar a la sociedad cubana, en lo que realmente es el progreso y el estado de bienestar, cuáles son sus fundamentos bajo la óptica del socialismo cubano.

  • FranciscoB dijo:

    En su artículo maestros ambulantes José martí escribió, entre otros, tres pensamientos dos de ellos muy divulgados, pero junto con ellos escribió un tercero que no sé por qué razón , que yo conozca no ha sido divulgado y que tiene que ver con el impacto de la prosperidad. A continuación los transcribo:

    “Ser bueno es el único modo de ser dichoso.
    Ser culto es el único modo de ser libre.
    Pero, en lo común de la naturaleza humana, se necesita ser próspero para ser bueno”

    Pienso que si no encontramos el camino de la prosperidad monetaria y cultural seguiremos perdiendo la bondad y no alcanzaremos la dicha, porque un clásico del marxismo dijo que la base economica condiciona la superestructura social y dentro de ella la ideología.

  • Lázaro dijo:

    Mucho se habla de los cuadros, yo creo que los verdaderos cuadros están por surgir y no han surgido a porque nunca hemos potenciado el “libre desarrollo de las fuerzas productivas”, ni siquiera a nivel de empresa estatal (siempre han existido las restricciones de arriba y los cuadros han sido los nombrados por los de aariba) y mucho menos a nivel de empresa privada o cooperativa, ahora es que se están dando pequeños pasos, y los verdaderos cuadros serán los que triunfen en las nuevas condiciones (todavía precarias) en que tengan que buscar el mercado para sus empresas, ser eficientes y eficaces para que ésta prospere y prosperen además sus empleados y la sociedad en general. Ese es el único camino que veo, todo lo otro es idealismo o falta de pragmatismo, por supuesto el estado tendrá que establecer las regulaciones pertinentes para lograr los equilibrios necesarios.

    • Juan Carlos dijo:

      Pongan la tasa cambiaria parecida a que van a aplicar en el Mariel , acaben con las relaciones casi mafiosas de los productos agricolas , ya se controla la produccion para controlar los precios , hoy se bota comida y nadie se mete en eso , apliquen lo legislado en la Gaceta 21 y la prosperidad comenzara a llegar como fruto del trabajo, eso hace falta , casi todos los teoricos (que son necesarios ) ven muy lejos la posibilidad de enrumar el cambio, pero casi todos reciben por H o por B, beneficios , pero los que tienen necesidad urgente no pueden ver tan lejos la esperanza, se desaniman y no se sabe que pase

  • Carlos Miguel Valdés Sarmiento. dijo:

    Nosotros somos el freno del despotismo futuro, y el único contrario eficaz y verdadero del despotismo presente. Lo que a otros se consede, nosotros somos los que lo conseguimos. Nosotros espuela, látigo, realidad, vigia, consuelo. Nosotros unimos los que otros dividden. Nosotros no morimos. !Nosotros somos las reservas de la patria!
    José Martí. O.C. Tomo 4, pág. 232
    Discurso del 10 de octubre de 1888. Masonic Temple de N.Y.. Palabras finales.

  • Lázaro dijo:

    No basta con tener cara de jefe o cara de merecer un carro asignado, para generar prosperidad hay que tener resultados. Las estructuras intermedias e improductivas es otro mal que afecta la prosperidad de la sociedad, ya que emplean muchas personas que no generan riquezas tangibles. Entre los nuevos emprendedores y directores de empresas estatales que tengan exito se mostrarán realmente quienes son los cuadros excelentes, un aspecto negativo es que todavía los emprendimientos no estatales solo abarcan unas pocas actividades, con poco valor agregado y con limitaciones al crecimiento en todos los sentidos.

  • Andrea dijo:

    Yo creo que sin caer en las trampas del Empiricismo, se debe usar la experience para planear el futuro. Socialismo, como toda otra doctrina, es dinamico sin caer en revisionismo. Es sin duda ajustado a las condiciones objetivas y subjetivas. Lo que para Cuba era el ideal de Socialismo en 1968 no es lo mismo que la percepcion de Socialismo en la misma isla, bajo el mismo gobierno, hoy. Y si miramos al mundo, tenemos Socialismo en China y en Francia: Noten las diferencias.
    Pensar es saludable pero no debemos intentar inventar la rueda de nuevo: Cuba no tiene ni el tiempo ni los recursos para ese lujo.
    Hay ciertos factores que son usados para medir progreso y en los cuales Cuba ha triunfado: Salud Publica, Longevidad, y Educacion Universal. No se le puede garantizar a nadie una larga vida. Pero yo creo que Salud Publica Gratuita y Educacion Universal Gratutita – como Cuba tiene hoy – pertenecen en la Constitucion, asi como Libertad de Palabra.
    Los tres son constantes mucho mas imperturbables que ideologia; son Valores Universales.

  • Nelson dijo:

    El Estado en nuestro pais ha venido perdiendo participacion desde los 90 en cuanto a la satisfaccion de las necesidades de la poblacion, a pesar del esfuerzo que ha venido realizando. Ahora muchas personas viven de lo que le mandan de afuera, de lo que ´´luchan´´ en toda la extension de la palabra y despues quedan los que sí viven de su salario solamente, aqui radica uno de los principales problemas que enfrenta nuestra sociedad actualmente, del cual se desgajan muchos otros. Nuestra sociedad ha sido prospera hasta que la economia se frenó, despues solo ha sobrevivido mostrando indices de aquellos tiempos que se han rescatado a sangre y fuego. Ahora, la prosperidad de la que se habla, para mi, cambia todos los dias y no es la misma en cada ser humano, y por ende, en la sociedad misma, por lo que si pudiera resumir esta palabra seria: aquel nivel de satisfaccion, tanto espiritual como material de las personas, que en un periodo de tiempo determinado le permiten sentirse realizados como seres humanos y asi aportar en consecuencia a la sociedad.
    Pienso que aún tenemos una sociedad prospera, mirandola en su conjunto, pero con las alarmas prendidas.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Hay que hacer síntesis de los conceptos, agrupar las ideas mejores que resultarán del tránsito a las buenas, a las muy buenas y a las optimas. No aspiremos a tanto, conformemonoes con alcanzar ideas mejores y hechuras mejores, no abandonemos lo bueno por las ilusiones. Hagamos la patria posible en cada intento, pero hagámosla, no estemos tanto tiempo soñándola. Tenemos que agrupar ideas, porque no hay tiempo a leer tanto que se publica y nos resta al hacer. Así pienso.

    • Aurelio Aranda dijo:

      Teorizar demasiado es inútil. Un pueblo digno tiene que demonstrar que con bloqueo o sin bloqueo puede levantarse y satisfacer sus necesidades. UN hombre puede mantener con su trabajo productivo – en comunión con la tierra- a cientos o miles de otros seres humanos. Entonces NO hay justificativa para depender de NADIE o NADA. Sólo falta : manos a la obra!!!!

      • CUBAMÍA dijo:

        100% DE ACUERDO

  • Manolo dijo:

    Endilgarle nuestros males exclusivamente a el “resultado principalmente del período especial y del bloqueo norteamericano” es un simplismo extremo. Es que no tenemos responsabilidades en nuestros males, el articulista no lee lo que nuestros calificados especialistas economicos han publicado.
    Cuanta responsabilidad no tiene una buena cantidad de funcionarios. Esto ha sido denunciado en la prensa nacional.

  • Razones dijo:

    Opiniones. Informarse es una forma objetiva de mirar el presente y futuro de Cuba. Con matices, todas las opiniones son para respetar, sean compartidas o no.

    BY POR MATTHEW LEE
    ASSOCIATED PRESS
    PARIS — En su nuevo libro, la ex secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton dijo que exhortó al presidente Barack Obama a que levantara o relajara el embargo contra Cuba porque ya no era conveniente para Estados Unidos ni fomentaba el cambio en la isla comunista.

    En extractos del libro “Hard Choices” obtenidos por The Associated Press antes de su publicación la próxima semana, Clinton escribe que el embargo le ha dado a los líderes comunista Fidel y Raúl Castro una excusa para no poner en marcha reformas democráticas.

    Y dice que la oposición de algunos elementos del Congreso a la normalización de relaciones ha dañado tanto al pueblo estadounidense como al cubano.

    “Desde 1960, Estados Unidos había mantenido un embargo contra la isla con la esperanza de sacar a Castro del poder, pero sólo logró darle alguien a quien culpar por los problemas económicos de Cuba”, escribió.

    Agregó que su esposo, el expresidente Bill Clinton, trató de mejorar las relaciones con Cuba en la década de 1990, pero que el gobierno de Castro no respondió al relajamiento de algunas sanciones. No obstante, Obama estaba determinado a continuar con ese esfuerzo, agregó.

    También asevera que al final de su periodo en el Departamento de Estado exhortó a Obama a reconsiderar el embargo. “No estaba alcanzado sus metas”, escribió, “y está obstruyendo el alcance de nuestra agenda en Latinoamérica… Yo creía que debíamos hacer recaer en los Castro la responsabilidad de explicar por qué siguen siendo antidemocráticos y abusivos”.

    Clinton escribió que dado que el régimen de Castro presentó un “muro de piedra”, ella y Obama decidieron apelar directamente al pueblo cubano.

    “Creímos que la mejor manera de llevar el cambio a Cuba sería exponer a su pueblo los valores, la información y las comodidades materiales del mundo exterior”, dijo.

    Las medidas que tomó Obama, como permitir más viajes a la isla e incrementar la cantidad de dinero que los cubano-estadounidenses pueden enviar a la isla, han tenido un efectivo positivo, agregó.

    • Tildo dijo:

      Es cierto que todas las opiniones hay que respetarla, pero si de progreso y de futuro para Cuba se trata lo último que yo haría sería creer en los EEUU, en sus dirigentes y funcionarios de su gobierno; el que no quiera ver, que no vea, allá ellos, pero a la vista de todo el mundo está el modelo de futuro que quieren los EEUU para el resto de los países, ejemplos como Iraq, Afganistan, Libia, Siria, Egipto, Colombia, emtre otros no los quiero para mi país. Es cínico manejar este tema del bloqueo, primero intentamos de rendirte y de humillarte a través de las escaseses y el hambre, después que esto no funciona argumentar que la culpa la tienen los dirigentes de nuestro país, porque les conviene y ahora decir que vamos a quitar el bloqueo para rendir finalmente al pueblo cubano; hay que ser HP para replicar y justificar esta política, pero sucede que los verdaderos revolucionarios cubanos somos obstinados y vamos a seguir construyendo nuestro país a lo cubano, no con despreciables regalos de los campeones del crimen y de la guerra.

  • Aurelio Aranda dijo:

    Progreso es solamente comida saludable y suficiente en la mesa de cada ser humano. Otras definiciones son especulaciones sin sentido. Cuba no deberia perder inmensos recursos en tópicos como “educación” pues, se vé que está formando a verdaderos buitres que en lugar de harar el campo pieden tiempo en temas de poca utilidad. Me equivoco?? Piensen bien.

    • Besú dijo:

      horrible cinismo!!!

  • Tildo dijo:

    Profesor, usted ha tocado un tema esencial para nuestro país en el momento actual que vivimos. Recientemente comenté en este mismo portal sobre el peligro que significa dar a las categorias económicas el mismo significado y función que tienen en el capitalismo, y lo hice desde el pensamiento económico del Che; debemos recordar la frase “El Socialismo no se puede construir con las armas melladas del Capitalismo”. Hay otra frase muy popular que dice “Los cubanos, cuando no llegamos, nos pasamos”; tengo la impresión de que en la urgente necesidad de darle un vuelco a nuestra economía, estamos transitando por un camino extremadamente peligroso, obviando totalmente el papel de la ideología socialista, del estimulo moral, de reconocer al trabajador destacado, la emulación socialista ya no existe, entre otras, y no es que no apliquemos las palancas economicas, pero que lo hagamos priorizando también los resortes socialistas que épocas atrás fueron muy positivos. Tuve la suerte de estudiar en la URSS en los años 80 y puedo asegurar que las causas que llevaron al derrumbe de ese país son muy parecidas a lo que estamos haciendo hoy en Cuba; cuando oigo hablar por la televisión a algunos de nuestros dirigentes en el área económica, tengo la impresión de que escucho a un teorico del neoliberalismo o de las llamadas socialdemocracias, que de sobra sabemos a lo que condujeron a sus pueblos. Ojalá la historia no se repita, ojalá nuestros jóvenes no crean que la única forma de progresar es teniendo más y más cosas materiales y de no conseguirlo en nuestra sociedad decidan abandonar el país.

  • 14ymedio dijo:

    la verdadera razon de todo es el injusto bloqueo.

  • ramsay dijo:

    Hillary miente descaradamente. No quiso quitar el bloqueo a Cuba por buena gente, sino para aplicar más aún el carril 2. Y Cuba siempre ofreció conversaciones en pie de igualdad. Fue lo primero que hizo Raúl, reafirmando la línea de Fidel. Si ella quería normalizar relaciones con Cuba, por qué no presionó para que liberarán a los cinco ?
    Hillary tiene sus manos manchadas de sangre. Fue la que presionó a Obama para la criminal intervención en Siria !!

Se han publicado 27 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Darío Machado Rodríguez

Darío Machado Rodríguez

Licenciado en Ciencias Políticas y Doctor en Ciencias Filosóficas. Preside la Cátedra de Periodismo de Investigación y es vicepresidente de la cátedra de Comunicación y Sociedad del Instituto Internacional de Periodismo José Martí.

Vea también