Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Miguel Díaz Canel en Congreso de la UNEAC: La disyuntiva sigue siendo socialismo o barbarie

| 27 |
Miguel Díaz-Canel (en el podio), miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, pronuncia las palabras de clausura del VIII Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), realizada en el Palacio de las Convenciones de La Habana, el 12 de abril de 2014. AIN FOTO/Roberto MOREJÓN RODRÍGUEZ

Miguel Díaz-Canel (en el podio), miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, pronuncia las palabras de clausura del VIII Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), realizada en el Palacio de las Convenciones de La Habana, el 12 de abril de 2014. AIN FOTO/Roberto MOREJÓN RODRÍGUEZ

PALABRAS DE MIGUEL DIAZ CANEL BERMÚDEZ, PRIMER VICEPRESIDENTE DE LOS CONSEJOS DE ESTADO Y DE MINISTROS EN LA CLAUSURA DEL VIII CONGRESO DE LA UNEAC

Compañero General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central de nuestro Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros

Artistas, escritores y creadores:

Compañeras y compañeros:

Vivimos en un momento trascendental de la historia patria. Siguiendo el rumbo trazado por el Sexto Congreso del Partido, que reflejó el debate  protagonizado  por todo el pueblo, vamos implementando los lineamientos de la política económica y social que allí acordamos. La tarea es gigantesca y no se hace en las condiciones asépticas e ideales de un laboratorio: la actualización del modelo se lleva a cabo al mismo tiempo que se asegura el funcionamiento de la economía y la vida cotidiana de los 11 millones de cubanos, en un entorno de crisis internacional y de bloqueo recrudecido. Entramos justamente ahora en lo más difícil: las transformaciones en la empresa estatal socialista y la unificación monetaria y cambiaria.

En recientes y esclarecedores discursos, el Presidente Raúl Castro reconoció la presencia de manifestaciones de indisciplina social, ilegalidad, delito y corrupción, inaceptables en nuestra sociedad, y que éramos, sin dudas, un pueblo instruido, pero no necesariamente educado ni culto. Además se refirió a las nuevas modalidades de subversión que tratan de poner en práctica nuestros enemigos, y cuya estrategia principal consiste en la instauración de una plataforma de pensamiento neoliberal y de restauración del capitalismo neocolonial, enfilada contra las esencias mismas de la Revolución y con el afán de generar una ruptura ideológica entre generaciones, todo lo cual atenta contra los valores, la identidad y la cultura nacionales.

La reciente revelación de un plan del gobierno de los Estados Unidos para promover la subversión en Cuba mediante una red de mensajería orientada hacia los jóvenes con la intención de desencadenar una “primavera cubana” es una fehaciente expresión de estas siniestras intenciones.

Al enumerar las fuerzas con las que contamos para   enfrentar esos desafíos, nuestro Presidente mencionó, en primer lugar, a los intelectuales y artistas, cuyo compromiso patriótico, como parte de la gran masa del pueblo, está fuera de toda duda.

Con ese espíritu se ha proyectado, desde la base, el debate de este Congreso de la UNEAC, que ha ratificado que la cultura debe acompañar al esfuerzo que se está haciendo hoy para desplegar las fuerzas productivas y también las reservas morales del país, y lograr así un socialismo próspero y sostenible donde lo que distinga al ser humano no sean las posesiones materiales, sino la riqueza de conocimientos, cultura y sensibilidad. Un componente de esta prosperidad, de esa calidad de vida que esperamos alcanzar, radica en la dimensión espiritual que ofrece la cultura. Se trata de buscar el desarrollo y crecimiento económico, pero con el alma plena de sentimientos y espiritualidad; y eso se logra salvando la cultura, que es a la vez salvar la Patria, la Revolución y el Socialismo.

Esto exige de nosotros que seamos cada día más eficaces en la defensa de nuestra identidad nacional, en la promoción de los auténticos valores de la cultura cubana, tanto de los más jóvenes como de los maestros, de cara al enriquecimiento de la vida espiritual de todo el pueblo.  También en el trabajo por lograr que nuestra historia, y en particular la de la Revolución, llegue a las nuevas generaciones de manera amena, sentida y efectiva.

No podemos desconocer hoy que el principal instrumento de dominación con que cuenta el imperialismo es cultural e informativo. Ha logrado que en todo el mundo prevalezcan de manera aplastante los patrones de su industria del entretenimiento y de la maquinaria mediática a su servicio. La humanidad sufre en el presente la ofensiva de una operación de colonización cultural a gran escala. Se trata de imponer el frívolo e injusto modelo del llamado sueño americano, denunciado tempranamente por nuestro José Martí.

Unas pocas corporaciones, muy poderosas, imponen los paradigmas, ídolos, modas y formas de vida que predominan actualmente en nuestra época. Sus mensajes, en apariencia variados, forman parte de un discurso único, hegemónico, que asocia felicidad y consumo, éxito y dinero, que hace una apología constante del capitalismo y de la superioridad imperial; que se empeña en descalificar todo pensamiento independiente y cualquier causa que se oponga a sus intereses. Junto a la instigación permanente al consumismo promueve, además, el individualismo y egoísmo que desideologiza y desmoviliza.

Cuba está sometida también a esa influencia, a la que se suman los planes específicos de subversión contra nuestra Revolución, que tienen entre sus blancos a los intelectuales y artistas, con el propósito de separarlos de toda intención y preocupación social, para que entonces el cine, la  literatura y el teatro reflejen y enaltezcan los más bajos sentimientos humanos, las más perversas y nocivas ideas y cualquier tipo de inmoralidad. Así pretenden sembrar en ustedes la banalidad y la frivolidad, alejarlos del compromiso político y social y crear el caos y la confusión. Por eso es tan importante para la Patria contar con una vanguardia artística como la representada en la UNEAC, que pueda hacer contribuciones decisivas en la batalla cultural, frente al proyecto colonizador global y frente a los intentos subversivos del Norte revuelto y brutal.

En las condiciones actuales, mantener la coherencia de la política cultural cubana resulta una tarea prioritaria frente a los intentos de los enemigos de dividir al movimiento artístico y manipularlo con aviesos propósitos.

Es necesario y urgente fomentar los valores éticos y estéticos, y favorecer el crecimiento integral del ser humano, ese gran protagonista del socialismo. Como ha expresado la Doctora Graciela Pogolotti: “La cultura nutre el espíritu de la nación y hace brotar valores y formas de comportamiento”.

Nuestro principal desafío radica en la batalla contra los mensajes seudoculturales asociados a la exaltación del consumismo, a la desvalorización de la cultura nacional y a su intrínseca proyección universal.

Un deber insoslayable de los escritores y artistas es evitar que la crisis de valores generada por contradicciones circunstanciales pueda desembocar en la filosofía del “conservatismo social” denunciado reiteradamente por el profesor Martínez Heredia.

Debemos prepararnos cada vez mejor para la confrontación de ideas que se está planteando en el campo de la cultura, de las ciencias sociales, del pensamiento; defender nuestro socialismo y su perfeccionamiento como la única alternativa para salvar la cultura, una de las conquistas principales de la Revolución. No olvidemos que la disyuntiva es socialismo o barbarie. Y, precisamente por ello, la dimensión espiritual no debe descuidarse: tenemos que salir adelante en lo económico y al mismo tiempo en el campo de los valores, de la conciencia. O no tendremos patria independiente y socialista.

Para lograrlo resulta imprescindible consolidar espacios sistemáticos de debate en el seno de la UNEAC, de la Asociación Hermanos Saíz, de las instituciones de la cultura, y la presencia en  nuestros medios de materiales que defiendan a la Revolución, su cultura y su obra. Hay que enfrentar con argumentos (que de hecho nos sobran) las tendencias a distorsionar y desmantelar la historia revolucionaria, y a edulcorar  el pasado capitalista.

La vanguardia artística debe defender nuestras verdades sin actitudes vergonzantes ni temor a ser acusados de “oficialistas”. El oportunismo de aquellos que quieren marcar distancia y convertirse en “personajes” haciendo guiños al enemigo, debe ser desmontado en nuestras publicaciones y en las redes sociales. Tenemos que saber diferenciar al que plantea dudas y criterios con honestidad en nuestros espacios de debate, del que busca notoriedad, sobre todo fuera del país, con posiciones oportunistas.

Hay que luchar incansablemente por la unidad de los intelectuales y artistas revolucionarios. Una unidad que no puede basarse, como nos ha alertado el General de Ejército, en la falsa unanimidad, en la simulación, en consignas y en retórica. Una unidad que debe articularse en un ambiente de diálogo transparente, serio, constructivo, donde confluyan ideas diferentes dentro del marco de los principios y se llegue a propuestas que ayuden a la toma de decisiones en este momento tan trascendente.

Debemos evaluar con rigor el impacto de las nuevas tecnologías en el consumo cultural, en la creación y la distribución. No puede verse ese impacto como algo negativo, sino como un reto inédito para la relación de las instituciones con los creadores, que debe reforzarse sobre reglas de juego diferentes. Tenemos que usar las nuevas tecnologías para promover lo mejor del talento con que contamos.

Las nuevas tecnologías permiten hoy que las personas decidan individualmente qué consumir en términos de cultura. Es una falsa “libertad”, como sabemos, porque el mercado y la publicidad les imponen un repertorio muy limitado, donde pocas veces los auténticos valores tienen cabida. Sin embargo, hay que diferenciar los espacios públicos de los privados. El Estado, por supuesto, no puede interferir en el consumo cultural que decidan asumir los ciudadanos en sus viviendas. Pero en los espacios públicos, la difusión de música y de materiales audiovisuales debe ser regulada.

La política cultural es una de las conquistas principales de la Revolución cubana, y su aplicación está reservada al Estado y a su red de instituciones, contando con la participación de nuestros intelectuales revolucionarios.

Debe reservarse las decisiones sobre qué se presenta, qué se promueve, qué aparece en los medios, qué y cómo se comercializa a través de los circuitos institucionales. Al  propio tiempo, se debe legislar sobre la presencia del arte en aquellos espacios de servicios públicos que funcionan bajo formas de gestión no estatal.

Es imprescindible estudiar en qué zonas de nuestra vida cultural pueden tener cabida las formas de gestión no estatal, a partir del concepto básico de preservar como un principio inalienable la aplicación con coherencia de la política cultural en cualquier escenario, estatal o no estatal. Las decisiones asociadas a la distribución del arte a través de nuestros medios y circuitos institucionales, son de los organismos competentes y responden a nuestras prioridades. Hay que tener en cuenta las tendencias del mercado; pero jamás podemos dejar en manos del mercado la política cultural. El mercado del arte, aunque es una realidad insoslayable, no puede fijar entre nosotros las jerarquías ni los modelos de consumo cultural.

No podemos abrir cauce a las tendencias ingenuas de confiar en mecanismos capitalistas de promoción, ni a la inclinación a debilitar o suprimir el sistema institucional que ha sido eje y bastión de la cultura revolucionaria. El fortalecimiento y la defensa de la institucionalidad es vital.

Estamos obligados a transformar nuestras instituciones en entidades más activas y eficaces para representar en el país y en el extranjero a los creadores cubanos, y para elevar la calidad de vida de la población con el indispensable componente de una oferta rica y diversa de opciones culturales. Pero no podemos demoler las instituciones. El enemigo quiere precisamente eso: destruir la institucionalidad revolucionaria. Nuestra respuesta debe ser mejorarlas, desburocratizarlas, hacerlas más eficientes.

La descolonización de los procesos culturales, con la participación decisiva de los medios de comunicación masiva, tiene que estar entre las principales prioridades de las instituciones y de las organizaciones de creadores. La promoción intencionada de los más valiosos creadores cubanos, de nuestras raíces y tradiciones, debe constituirse en un valladar frente al gran proyecto colonizador. Al propio tiempo, estamos obligados a difundir lo mejor de la creación latinoamericana, caribeña y universal.

Podemos y debemos influir en el gusto de la población: no con prohibiciones que sólo sirven para crear el efecto contrario al deseado, sino con el diseño de políticas coherentes, donde confluyan todos los instrumentos que tiene el Estado, incluidas las instituciones educativas.

Cada vez se hace más claro cómo se entrecruzan educación y cultura, pues una es complemento de la otra. A lo largo del proceso del Congreso, ustedes se han referido a áreas de la educación como la enseñanza de la lengua materna, de la Historia, y la Educación Artística, así como al análisis de la escuela como institución capaz de ser el centro cultural más importante de la comunidad.

En esos planteamientos se evidencia la necesidad de una mayor coordinación en la labor de todos los organismos y organizaciones que influyen en la formación educacional de nuestros niños y jóvenes. Debemos actuar por encima de cualquier espíritu de feudo, con mayor intencionalidad, priorizando la formación integral de nuestros maestros y profesores, de manera permanente, para que estén en mejores condiciones de ofrecer una influencia más positiva y abarcadora en la educación de nuestros niños y jóvenes. Desde la UNEAC, ustedes pueden brindar una ayuda apreciable.

Creo que se hace indispensable el diálogo y la confrontación inteligente de ideas desde nuestra democracia socialista, entre la intelectualidad cubana y las instituciones. Un intercambio que tiene como premisas la independencia y la soberanía de la Patria y una posición firme y clara ante las maniobras engañosas y los peligros que entrañan los cantos de sirena que nos llegan desde el exterior y desde algunos espacios interiores, con los cuales discrepamos. Una interlocución que hay que sostener con la fuerza y el poder del pensamiento y de la cultura. Incluso propiciar el debate público, mediático, en aquellos espacios de amplia comunicación con nuestro pueblo y en otros no tan masivos, pero de prestigio, como los de la UNEAC, y demostrar así la fuerza de nuestras ideas y posiciones.

Cualquier tipo de discriminación y anomalía social debe ser objeto de riguroso análisis. Tenemos que emitir nuestras consideraciones, preocupaciones y ofrecer soluciones para hacerlas desaparecer y evitar su reproducción, porque constituyen parte de un fenómeno esencialmente cultural con repercusiones en todas las esferas de la vida cubana y en contradicción evidente con los objetivos de transformación social que trazó la Revolución y defendemos hace más de medio siglo.

Tenemos el deber de defender, al mismo tiempo, nuestro patrimonio cultural como premisa para la construcción del futuro.

En el contexto de la actualización del modelo de gestión económica del país debemos encontrar nuevas formas que sin mercantilismo cultural ni malgastando los recursos presupuestarios del estado, aseguren la renovación y continuidad de los procesos culturales que dan lugar a la existencia misma de la nación.

El amplio, inteligente y aportador debate sobre nuestros problemas y aspiraciones, expresados en diversos temas, no se puede agotar completamente en este congreso, y mucho menos en este discurso de clausura. Por eso el espíritu de debate constructivo que se suscitó mucho antes del evento en los encuentros de base, que se extendió a los de provincias y secciones y que se ha ratificado y ampliado en los días de congreso, debe continuar y tener seguimiento en próximos plenos del Consejo Nacional para instrumentar e implementar todo lo que sea posible. Pueden estar seguros de que contarán con el apoyo del Partido y el Gobierno de la nación.

Ustedes han reconocido que la Revolución ha estado en permanente sintonía con la vanguardia del pensamiento social, político y cultural de la época, y esa ha sido una de las claves de su consolidación como proyecto político. La unidad ha sido y sigue siendo la estrategia fundamental de la Revolución Cubana, lo que, como sabemos, no equivale a homogeneidad de pensamiento, sino a la concertación posible de diferentes puntos de vista.

Defiendan esa unidad imprescindible para garantizar la continuidad de la Revolución.

Con valentía y pasión han aceptado el enorme reto de construir el sujeto cultural que debe protagonizar las transformaciones en nuestra Cuba, junto a todos los sectores de la sociedad cubana y con el pueblo.  Entréguense con reanimado optimismo a tan digna y necesaria tarea.

Por los resultados de este congreso podemos afirmar que la vanguardia genuina de nuestros escritores y artistas, existe, vive, consciente y comprometida con su Revolución,  crea con dignidad y combate sin tregua los esquemas seudoculturales y dogmas que nos tratan de imponer, ajenos a la idiosincrasia de nuestro pueblo. Que nada los frene en esas convicciones y en el empeño de construir un socialismo sostenible, próspero y por supuesto, implícitamente culto.

Permítanme felicitar, en nombre de la Dirección del Partido y el Estado, a los compañeros elegidos para encabezar a la UNEAC en este mandato, especialmente al querido y admirado Miguel Barnet, y a todos ustedes por haber celebrado un Congreso a la altura de lo que la Patria necesita en estos tiempos.

¡Viva la cultura cubana!

¡Viva la Revolución Cubana!

Muchas gracias.

Se han publicado 27 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Zelma dijo:

    Ojalá se hable en el congreso de Las Empresas Musicales que lo único que hacen es obstaculizar al verdadero talento en materia de músicos y cantantes fundamentalmente pues si no eres graduado de escuela no puedes pertenecer a ninguna Empresa, aunque cantes SUPER BIEN, y eso es algo totalmente injusto, quien dijo que un papel hace a un cantante ?, está claro que la formación es necesaria pero si no hay “talento´´ no hay escuela que valga con esto quiero decir que “el cantante nace, no se fabrica´´, y ejemplos hay de sobra como nuestro Benny Moré, Polo Montañez, Barbarito Diez y otras tantas estrellas que ha dado esta tierra porque Cuba es un país de ARTISTAS y de talento aunque la mayoría ´no está presente en los medios de comunicación por culpa de las EMPRESAS MUSICALES.

    • usuario dijo:

      Realmente un comentario bien acertado de la compañera ZELMA
      Y el usuario : PIANGO – PIANGO (bongosero de nuevitas)

      Esto que se plantea en sus comentarios son verdaderamente problemas que están afectando grandemente y entorpeciendo el desarrollo artístico de muchos talentos jóvenes que realmente tienen mucho que dar a la cultura de este país

      Pero como en su provincia ….. todo es controlado por un centro provincial de la música
      Donde existen ….las mismas agrupaciones y unidades artísticas de hace 20 años
      Nada puede avanzar
      ¡ si así mismo ! quizás muchas personas no sepan como funciona este mecanismo

      (Aspectos que influyen en esto)

      -Muchas veces nos preguntamos por que vemos en una provincia una orquesta que tiene el mismo repertorio de hace 15 años

      -Nos preguntamos por que esta orquesta va a un lugar a ofrecer su repertorio …. Y no va nadie …! Pero no les importa por que como sea COBRAN LA ACTIVIDAD!

      – a esta orquesta no les interesa renovar su repertorio ni tener convocatoria de publico por que no tiene COMPETENCIA …. Saben que NO HAY OPORTUNIDAD para los talentos jóvenes locales que son los que pueden presionar con una oferta de mayor calidad …si llegaran a pertenecer al centro p. de la música
      – estas unidades artísticas saben que como no se hacen audiciones provinciales para nuevos talentos …. Pueden seguir 15 años mas viviendo del mismo repertorio ….

      Todo esto lo que ha traído es un estancamiento y una decepción en muchos jóvenes y no tan jóvenes que se ven frustrados ………. Viendo como otros ….. viven …. Del mismo cuento
      Y sin embargo ellos no pueden vivir …. De su talento

      Es indiscutible que un artista puede …… hacer y ofrecer su arte como aficionado
      Pero no toda la vida ¡!!!

  • ramsay dijo:

    Claro, conciso y con todo el andamiaje político que se requiere. Díaz-Canel ha dicho lo que debieran saber muchos miembros dela UNEAC, que pasan más su tiempo concentrados en sus obras individuales, que en ver las circunstancias del aporte que se necesita hagan a la sociedad.

    • Gilberto dijo:

      La creacion es un acto individual y elitista (concepto Marxista)
      La responsabilidad del Estado Socialista, es desarrollar la precepcion artistica de la sociedad, para que necesite, busque y asimile la produccion artistica de una elite dotada del talento para hacerlo, y enriqueciendo los valores sociales en ese proceso

      La base sube a buscar el arte, el arte no baja a la base

      • Antonio Goizueta dijo:

        Esto es uno de las cosas dolorosas que nos han sucedido en el país… el término “creador” ha sido en nuestros medios redefinido para mal, con un sentido que sólo o fundamentalmente se refiere a la creación artística… los creadores de verdadera riqueza en el país, los creadores de tecnologías, de procesos productivos, creadores de métodos de cultivo ajustados a las condiciones de nuestros suelos y economía entre otros muchos, quedan fuera de este denominador. Quizás es justamente esta creación, la atrtística, a pesar de lo que pensarán muchos la menos importante en nuestras condiciones actuales…

        Se hace uso a un planteamiento de Marx… quizás fuera de contexto sin decir lo más importante quizás del Marxismo que bien pega a muchos de nuestros “artistas”… La obra artística como actividad que satisface una necesidad humana de expresión y de comunicación… cuando la obra tiene una necesidad externa (mercantil como pasa con la mayoría de lo artistas del momento) estaremos hablando de artistas, de creadores???

  • Lourdes dijo:

    Excelente!!!

  • Gilberto dijo:

    Socialismo o Barbarie,
    Exelente sintesis.

    Dejemos pues la barbarie y enfoquemonos en el socialismo

    • Antonio Goizueta dijo:

      Peligrosa la síntesis en cuanto a que no permite el análisis de los matices que servirán tanto para desvirtuar nuestro socialismo a los ojos y oídos de nuestros jóvenes y ensalzar el capitalismo igualmente ante ellos. Eslogan que mostrando una realidad ideológica innegable, también social y biológica, creará rechazo en quienes en posiciones intermedias o indefinidas compararán ágiles lo que nos falta y lo que le sobra. Los cristalitos de los conquistadores siguen funcionando con eficacia.

      No debemos sintetizar unas contradicciones tan complejas y hasta medio genéticas entre el capitalismo y el socialismo, es necesario en primer lugar trabajar muy duro para eliminar los privilegios mal habidos de quienes dentro del socialismo viven tan bien o mejor, e incluso menos preocupados que los capitalistas, y para dotar a la sociedad de mecanismos que permitan erradicar las carencias de una parte de la población que no son en algunos aspectos menores a los de los que viven la verdadera barbarie capitalista.

  • picapiedras dijo:

    Yo confìo en ese hombre… no se, confìo. Creo que entiende Cuba.

  • Piango-Piango: Bongocero de Nuevitas dijo:

    BRAVO PARA LA COMPAÑERA CORINA MESTRE… Excelentisima idea esa que tuvo Corina en proponer al Plenario del Congreso una Nueva Reglamentación para las Licencia de Profesores de Música, a mi me gustó muchisimo esa iniciativa,, eso va a ayudar muchisimo, realmente Felicito a CORINA MESTRE.

  • Piango-Piango: Bongocero de Nuevitas dijo:

    ¿Por qué un Bongocero de Camagüey no puede ser contratado para tocar en un grupo en, la Habana porque es Camagüeyano y no tiene dirección en la Habana? Hace alguien tiempo me estaban ofreciendo un contrato de trabajo como percusionista en un grupo musical profesional en la capital de todos los Cubanos y lo primero que me pidieron fue que para poder tocar en ese grupo en la Habana, tenía que tener una Direccion en la Habana..
    ¿Por qué un músico profesional no puede ser contratado en la Habana por el hecho de residir en Nuevitas en Camaguey?
    ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? Me hubiera gustado muchísimo que los debates del Congreso de la UNEAC los hubiesen televisado para que sus principales debates fueran vistos por todo el pueblo, yo no pierdo nunca las esperanzas de que sean eliminadas algunas de las prohibiciones que atentan contra el desarrollo del talento de nosotros los músicos, ¿Qué tiene que ver que yo viva en Nuevitas para poder llegar a hacer sonar los bongoes de un grupo musical en la Habana? Por eso es que hay tanta gente viviendo alquilados en la Capital y tocando en los grupos por la izquierda en diferentes centros nocturnos, restaurantes y cafeterías, pienso que si el músico tiene talento y además está debidamente acreditado en el Instituto de la música, no veo razones para troncharle su futuro. Son cosas que muy bien pudieron haberse discutido en los plenarios de la magna cita, dudo mucho que algunos de los delegados no lo haya abordado.

  • Piango-Piango: Bongocero de Nuevitas dijo:

    ¿Por qué no se le dan oportunidades a los grupos musicales que existen en las Provincias para difundir y promocional su música en las Emisoras Nacionales? Este es otro de los temas, que rezan como preocupante en no pocos músicos, acá nosotros en Nuevitas tenemos un grupo de música tradicional que solo se conoce en la Provincia Agramontina, “SALSA LATINA” es un grupo musical que además de estar debidamente acreditado en el Instituto de la Música en la Provincia, solamente nos dan actividades dentro de la Provincia, en cambio otras agrupaciones uno las escucha promocionando su música en Emisoras como RADIO PROGRESO Y REBELDE.
    Hablando de la música que se difunde en los medios Radiales, muchas veces enconchamos que se promociona mucha música fusión y la verdadera música tradicional no se difunde salvo que uno tenga relaciones con algunos directivos de las propias emisoras, que me disculpe alguien si con esto se tiente aludido pero en la vida muy real toda esa banalidad de la que se ha hablado muchísimo todavía la vemos aflorando en muchos espacio radiales, ojalá este Congreso sirva de mucho para ponerle un control y que los honores se les hagan a quienes realmente lo merezcan.

    • usuario gastando su cuenta nauta dijo:

      !!! amigo !!!! jajajaja …. NO PUEDEN DARTE LA OPORTUNIDAD !!!!
      ¿AUN NO SABES X QUE ?

      por que si nosotros las nuevas generaciones llegamos con buen talento y nuevas propuestas ….. seras competencia …. para los que hace mas de 20 años ….
      estan ….viviendo de su mismo repertorio….
      y que comodamente no necesitan hacer nuevas canciones ….
      por que saben que …..competencia como tú .NO TIENEn POSIBILIDADES de que te se les permita vivir profesionalmente de su arte …

      por eso la cultura hoy por hoy …no progresa !!!!

      que tomen en cada provincia ….lo mejor , con buenas propuestas y real talento y le permitan trabajar , ofrecer su arte ….y vivir de eso
      !para que tu veas !

      pero no ……….todo es una trava !!!!

      posdata : !pero todos los dias vez un payaso nuevo en la tv … con una orquesta nueva que nadie sabe de donde $alio !

  • ROBERTO FUENTES dijo:

    formidable el discurso del cro.diaz canel tiene de todo lo que necesita cuba en estos momentos y eso que dice socialismo o barbarie es tan real como yo estoy escribiendo aqui.viva cuba raul fidel barnet diaz canel.pueblo de cuba seguimos en combate contra la barbarie del imperialismo.adelante cubanos

  • Ratone dijo:

    Estoy de acuerdo en que los valores deban de ser rescatados mediante la defensa y el mantenimiento de los mismos. Pero la cultura responde más a la espontaneidad de un sujeto que la practica artisticamente. Es decir, la cultura no debe ser impuesta ni organizada. Ella tiene una expresión propia, creativa, y esa expresión varia o cambia con el paso del tiempo así de simple. Cuando se quiere escamotear a la cultura con ideas de preservación y mantenimiento, se esta violentando contra ella. La cultura esta sujeta siempre a una transculturacion inevitable. Solo los valores sobreviven, pero la cultura cambia, muta, y nadie tiene el derecho a frenarla en su transformacion. Tiene sentido hablar de falsa libertad. Pero….¿Donde esta la verdadera? Una libertad falsa o verdadera es en definitiva libertad. ¿Falsa por qué?
    Es cierto que los Estados Unidos siempre ha sido un enemigo de Cuba y de muchos pueblos de America y del mundo. Pero a veces, se tiene la sensacion que un enemigo es mas real cuando lo fabrican que cuando lo vemos defrente. Una politica que intenta ser astuta dice siempre cosas malas para que las cosas buenas mantengan su calidad de ser buena. Cuando algo es demasiado bueno deja de ser creible, como tambien, deja de ser verdadero el mal cuando se le atribuye más maldad de la que ya tiene.

  • Antonio dijo:

    Estimado Ramsay:
    De su opinión colijo una de dos cosas: que usted no está al tanto de lo que hace años plantean los miembros de la UNEAC (algunos de ellos son citados por Díaz-Canel en su discurso) o que los miembros de la UNEAC carecen de suficientes espacios para visibilizar sus opiniones. Creo que ocurre una combinación de ambos elementos.

  • horacio dijo:

    Es hora ya de salirse con las verdades y de verdad , de verdad salvar a la patria , de salvar a el cubano y que de verdad este constribuya con su verdadera identidad y no siga en el camino de la nada , ojala estas palabras de este cierre de este congreso jueguen este verdadero papel sin vacilaciones y esta isla pueda emerger del re-seudalismo en que esta en camino , pienso que Miguel diaz canel , ha dicho todo y si no lo ha dicho tal y como es creo que el potage esta mas que fuerte y requite bueno , solo seria dar cada plato a cada quien como es , Este congreso se ha comporatdo muy bueno y ojala no pase por alto y todas estas cosas desde este minute o esta semana que comienza empiese a tener efectos en todo el pais .
    si hay una cosa y creo que hay que meter en esto a la poblacion , porque este congreso esta dirigido a la salvedad del pueblo de cuba y al sistema socialista que llego en el 59′ , ojala la cultura juegue su verdadero papel del cual espera el pueblo cubano y se salven muchas cosas sino mas que todas .

  • horacio dijo:

    Cada mienbro de la UNEAC , cada ARTISTA ES UN ARMA DE LA REVOLUCION PARA EL BIEN DE TODOS LOS CUBANOS , siendose justo y sabio , podran venir muchas cosas de donde vengan pero solo se salva a la patria , solo se salva a la casa que nos vio nacer sin miramientos si de verdad reconocemos y queremos SALVARNOS TODOS.

    Los efectos de lo que esta y se aviene y se plantea en este congreso de artistas del pueblo , lo cual denomino asi , ocurren desde ya en muchas partes donde existen cubanos, lo cual en verdad estan siendo vicitmas de tantas cosas y entre otras de ellos mismos , lo cual es necesaria reforzar la casa y quitar todo lo nocivo para ser lo que realmente tenemos que ser , seres de grandes valores sin mirar sexo color de piel , desendencia , capacidad economica y demas cosas como planteo Canel ,

  • Julito dijo:

    Al parecer los debates estuvieron subiditos de tono por la dura intervención de Diaz-Canel antes del discurso de Clausura pero parece que publicar su contenido no es asunto de los periodistas de la TV que cubrieron el evento. Me encantaría ver esos debates y apreciar cómo avanzamos en la cultura del debate y del diálogo productivo. Creo que nuestra prensa sigue anclada en el mismo lugar hace demasiados años. Congresos y más congresos y nuestros “aguerridos periodistas” no aprenden nada de nada. Que triste!!!!!
    Saludos.

  • El Montero dijo:

    Decía nuestro Martí a Valdés Dominguez…
    Una cosa te tengo que celebrar mucho, y es el cariño con que tratas, y tu respeto de hombre, a los cubanos que por ahí buscan sinceramente, con este nombre o aquel, un poco más de orden cordial, y de equilibrio indispensable, en la administración de las cosas de este mundo. Por lo noble se ha de juzgar una aspiración; y no por esta o aquella verruga que le ponga la pasión humana. Dos peligros tiene la idea socialista; como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e imcompletas;-y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados….
    Nueva York, mayo de 1894, Obras completas, tomo 6, Cuba. Política y Revolución. Fragmento.

  • Antonio dijo:

    Certeras palabras de Díaz Canel, la UNEAC somos todos los patriotas y revolucionarios que preferimos el Socialismo y no la barbarie capitalista, para ello se hace necesario un Plan, que se concreten medidas, propongo que se cree una industria audiovisual que compita con la chatarra que nos llega desde el exterior, se pueden crear establecimientos estatales donde usted pueda grabar en una memoria o comprar un CD excelentes documentales, películas, musicales, etc. que transmiten por la TV. Por otro lado que lejos están las escuelas de ser el Centro Cultural de la comunidad, desde ellas hacia la sociedad y de esta última hacia ella, nuestro Héroe Nacional dijo que lo más dificil y complejo de una tarea no está en la creación de una estrategia sino en llevarla a la práctica, hace algunos años Fidel indicó la urgencia de crear una recreación, culta sana y útil. Se construyen nuevas urbanizaciones sin proyectos recreativos, por último dentro de la Revolución todo, fuera de la Revolución nada, recuerden, el Che nos advirtió que de los yanquis no podemos confiar ni un tantico así, pero su sabiduría rectificó en el acto: NADA.

  • Charlie dijo:

    Me hubiera gustado ver en la tele las intervenciones de los delegados, las màs polèmicas, aquellas que los directivos a veces no les gusta escuchar..
    Serà posible poder verlas?
    saludos.

  • Borges dijo:

    Para que un país se desarrolle cultural y espiritual se necesita de una superestructura ecnómica que sirva de plataforma material a ese tejido socio-cultural de la nación; ya que el ser humano busca de las necesidades superiores cuando las nec. básicas están satisfechas de acuerdo al contexto socio-histórico concreto. De lo anterior se desprende que el producto cultural cumple su doble condición de valor y a la vez de valor comercial que lo sostiene y a la vez le permite desarrollarse,autosuperarse y convertirse en valor supremo de una nación. Es de ilusos pensar en estos tiempos en un arte solamente de creación sin incentivos. En el romanticismo los pintores y artistas morian en la miseria. Julito acertado tu comentario;durante el congreso falló la señal de TV. Será problema de la tegnología?

  • Luis Corral dijo:

    Solo sería necesario agregar a Marí: “Ser culto es el único modo de ser libres”

  • elcubano dijo:

    a ver, hay un millón de trabas injustas pero si te acercas a una empresa ellos estan en obligación de audicionarte y si lo entienden enviar la propuesta al instituto para tu aprobación. intentalo. Creo q el congreso, q lo q he visto no me satisface mucho, debe abogar por acabar con cosas q estan acabando con la cultura cubana, creo q hay q revisar a los directores de cultura, por ejemplo, esos si q son, en su mayoría, un lastre para la cultura.

Se han publicado 27 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Miguel Díaz-Canel

Miguel Díaz-Canel

Ingeniero y político cubano. Es el Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros del país.

Vea también