Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Otra entrevista que no realicé

| 2
Página de «Hindra» en el número de 8 de agosto de 1964 de Muñequitos de Revolución.

Página de «Hindra» en el número de 8 de agosto de 1964 de Muñequitos de Revolución.

Quizá tenga que hacer un buen conteo de aquellas personas que siempre he querido entrevistar y no lo he hecho por una razón u otra. Ahora se me fue Tulio Raggi, un artista con el que conversé mucho, participé en encuentros y del que acumulé alguna información.

De entrada es el creador vinculado al cine que más Corales ha recibido en los Festivales Internacionales de La Habana. Ese sería un motivo, porque la causa real estaría en que Tulio realizó unos dibujos animados [El negrito cimarrón (1975), El primer paso de papá (1977) o Las orejas de Canela (1985), por citar algunos ejemplos] que actualmente están considerados como clásicos y viven en la memoria colectiva de las niñas y los niños que se asomaron a la televisión por esos años.

Pero el cineasta que cursó estudios de Historia del Arte, Derecho civil y diplomático, además de Teoría de la música, solfeo y piano tuvo un romance confeso y público con la historieta, género al que confería un nivel artístico siempre que se creara con el rigor necesario.

En una entrevista que concedió en ocasión de recibir el premio Maestro de Juventudes, Tulio dijo: “Tengo muchos personajes que para mí están vivos y me permiten fantasear. Me gusta mucho la ciencia ficción. Si tuviera que definirme, diría que, ante todo, me considero un ilustrador.”

Y en otro momento señaló: “Yo soy un defensor de lo bello. El asunto está en que no se puede hacer una obra de divulgación que sea mala estéticamente, porque tú mismo te das el tiro por la espalda; el público se da cuenta enseguida y te pierde el respeto.

Siempre estoy en desacuerdo con lo que no esté en la memoria figurativa del ser humano. Si tú vas a trabajar para los niños, debes proponerles referentes que conozcan, que estén acordes con su edad. Últimamente se han destapado seres que no tienen nada que ver con los niños: con sexos, con los pensamientos más corruptos; pero además, para dar gracia y eso no es gracioso. Le distorsionan la realidad al niño, cuando lo que se debe hacer es defender una realidad clara. La idea no es desconocer la maldad, debe existir “el bueno” y “el malo”, pero la oposición no debe ser tan dramática”.

En los días del 35 Festival de Cine el nombre de Tulio correrá de boca en boca. Se hablará de su sentido del humor y su pasión por la cultura y por Cuba. Los dibujos que se muestran en esta página, cortesía del amigo italiano Dario Mogno, dan fe de esa creatividad del cubano que pudo ser músico o abogado, pero prefirió pintar la vida en cuadritos, ya sea en papel o en forma animada.

Página inédita de «Ozzim de Iürm» (guión de Juan Padrón Blanco), realizada en los últimos meses de 1970.

Página inédita de «Ozzim de Iürm» (guión de Juan Padrón Blanco), realizada en los últimos meses de 1970.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Marianela Curbelo Ramírez dijo:

    Mi admiración y mi respeto para Tulio Raggi, sus dibujos animados fueron de los que más disfruté en la infancia y aportaron valores importantes a la formación ética y moral de los niños de esa época.

  • Alexis Mario Cánovas fabelo dijo:

    Paquita:

    Ahorita te sucederá conmigo, el único que queda vivo de los que ilustramos la Primera Publicación para Niños de los Países Socialistas del Emisferio Occidental, que creó los emblemas y distintivos de la Organización de los Pioneros y dirigió su Propanda Gráfica hasta 1980: El Teacher para esos creadores que van muriendo.

    Pero, la obra está allí, aunque los originales los botaron los irresponsables, sus reproduciones están esperando por los investigadores, la Posteridad, que Fidel nos alertó, en 1961, que le temiéramos, en Palabras a los intelectuales.

    Supimos interpretar el momento histórico y atender sus demandas.

    Y VENCIMOS LAS LIMITACIONES IMPUESTAS POR EL IMPERIO.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con el diario digital La Jiribilla.

Vea también