Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Escuelas de Formación Integral: educar en sensibilidad (+ Fotos)

En este artículo: adolescentes, Cuba, Educación, Justicia
| 8

Por Abraham Jiménez Enoa

Foto: Abraham Jiménez.

Foto: Abraham Jiménez.

Cuando alguien llega a la Escuela de Formación Integral (EFI) “José Martí” todo lo que encuentra es el esplendor puro y descarnado de la bondad humana. El rostro más plausible de unos jóvenes que esconden en sus mejillas el reflejo de sus complejas realidades sociales.

Y ese es precisamente el encargo principal de este establecimiento escolar que se suscribe al sistema de atención a menores con trastornos de conductas en Cuba, una de las 12 escuelas de su tipo en el país. Con una matrícula de 40 alumnos (35 varones y 5 hembras), el centro brinda una atención integral a los adolescentes que son internados por haber participado en la comisión de hechos que la ley tipifica como delito o por trastornos agravados de su conducta.

El tratamiento educativo está basado en estrategias individuales y diferenciadas que se emplean en el trabajo con los alumnos en el que laboran un amplio grupo de profesionales multidisciplinarios en el que se involucran psicólogos, psiquiatras, psicoterapeutas, personal de salud y docentes que garantizan el tratamiento a las necesidades educativas especiales que presentan cada uno de los estudiantes.

Estimular cada una de las potencialidades, promover su desarrollo para satisfacer las necesidades educativas especiales y lograr su reinserción en la sociedad, es la esencia de este sistema educativo que desarrolla la instalación.

Durante la permanencia los alumnos transitarán por cuatro etapas de tratamiento y atención integral, en correspondencia con la evolución de sus conductas. Los requisitos fundamentales para ese tránsito están dirigidos a obtener de los internos cambios, transformaciones y una estabilidad en la disciplina de la escuela, a través de su adiestramiento y participación en las actividades educativas.

La sensibilidad que corre por los espaciosos pasillos de la EFI “José Martí” te estremece hasta el tuétano, saca a relucir los verdaderos valores de la obra revolucionaria, una imagen que gratifica, que muestra la nobleza de la nación. Vivir para reinsertar en la sociedad a estos jóvenes es más que un propósito, una meta.

Para la My. Isabel González Benítez, directora de la escuela “esta es una obra inmensa que no tiene comparación con nada. Recibir a niños de estas edades tan complejas y con desajustes en sus conductas individuales para incidir en sus relaciones sociales, en sus actitudes docentes y en sus ideologías para prepararlos para su reinserción social es un logro ecuménico de esta Revolución socialista”.

Por su parte, al My. Filiberto López, subdirector de internado, le sobra la experiencia en esta actividad educativa, pues lleva más de 25 ejerciendo en el colectivo de la escuela. “Aquí se trabaja con un tesón tremendo, con el amor de una familia que su único objetivo es poner un granito de arena para ayudar a la trasformación de las actitudes de estos jóvenes. Al final ellos te lo agradecen, me he encontrado a muchos tiempo después de haber salido del centro y me retribuyen mi apoyo, no hay nada más gratificante en la vida que verlos reinsertados en la sociedad como hombres y mujeres de bien”.

Durante el tránsito en la escuela, los alumnos reciben los contenidos docentes estipulados por el Ministerio de Educación para la enseñanza general y de oficios, además de insertarlos en los talleres polivalentes y en los círculos de interés a los que tributan a la comunidad con sus resultados.

En un recorrido por estos talleres se puede apreciar la variedad de los oficios a los que se suscriben los estudiantes, una vez concluido cada ciclo de adiestramiento y aprendizaje quedan avalados con los títulos básicos de cada uno de estas especialidades. De esta forma, pueden ejercer de barbero, peluqueros, albañiles, zapateros, soldadores, entre otros.

Según, Samary Pérez, estudiante de séptimo grado “esta escuela nos enseña a todo, a estudiar, a limpiar, a hacerles caso a los profesores y a la familia. Lo que más me gusta de aquí es que estoy en un grupo de baile de danzón”. En cambio, Herrison Palacio, de octavo grado ha encontrado en la zapatería una inspiración: “yo no sabía nada de zapatos y agujas, ni de pegar mucho menos, ahora los profes me han enseñado y así cuando sea más grande ya puedo ser zapatero”.

Este sistema de las escuelas de formación integral que se aplica en Cuba ha sido reconocido por la UNICEF destacando el modelo educativo que se pone en práctica sobre la base socio-psico-pedagógica. Por estos motivos, la propia EFI “José Martí” ha recibido ilustres visitas desde el extranjero para constatar la generosidad del centro, así como una delegación de la Fiscalía de California que en 2007 visitó las inmediaciones de la instalación.

En tanto, uno de las mayores fortalezas con que cuenta la Dirección de Menores es su correlación activa con los proyectos sociales y comunitarios. La inserción de sus alumnos en grupos artísticos como La Colmenita y la compañía de ballet Lizt Alfonso hablan por sí solo de la intención de las autoridades del Ministerio del Interior por insertar socialmente a estos jóvenes.

En este sentido, el proyecto comunitario “Escaramujo” es un baluarte fundamental. Desarrollado por estudiantes y profesores de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana cuyo objetivo es ampliar las capacidades comunicativas de los estudiantes a través de los métodos dialógicos de la educación popular, los cuales permiten una interacción totalmente desinhibida entre el medio y los propios alumnos, abordando en su agenda temas como la violencia de género y la producción y generación de productos comunicativos.

También se destaca la colaboración de especialistas del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) en la formación de valores para una vida más plena. Con este y otros proyectos, distinguidas personalidades de la cultura cubana como Silvio Rodríguez, Ever Fonseca y Cecilio Avilés, han participado como ejes promotores de la educación y la formación de valores que garantizan un punto más en el tratamiento de las necesidades educativas especiales de estos jóvenes.

My. Isabel González Benitez. Foto: Abraham Jiménez.

My. Isabel González Benitez. Foto: Abraham Jiménez.

Foto: Abraham Jiménez.

Alumno de la EFI. Foto: Abraham Jiménez.

Alumno de la EFI en círculo de interés. Foto: Abraham Jiménez.

Alumno de la EFI en círculo de interés. Foto: Abraham Jiménez.

 

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Marianela Curbelo Ramírez dijo:

    Qué tarea tan noble y humana!!! Excelente la idea de insertar los niños adolescentes en La Colmenita y el ballet de Lizt, admirable el apoyo de FCOM con el Ecaramujo y el del CENESEX.

  • Julia dijo:

    sabía de la existencia de este tipo de centro, pero hace poco escuché hablar de este centro en específico, a través de Arletty Roquefuentes en el programa “Pensando en tí” de Radio Progreso de veras cuando escuché lo que son capaces de hacer estos alumnos, có se rehabilitan y son personas de bien, me sentí muyconmovida y escribí un correso para hacer llegar una felicitación a la dirección de este y todos los demás centros que acometen esta nobley humana tarea, de veras ahora hagio llegar mi felicitación a través de Cubadebate a todo ese personal que ha dedicado años de sus vidas para lograra la inserción de esto adolescentes a la vida social, para hecrlos hombres de bien, solo en un país como el nuestro se hacen estas obras de humanidad tan bellas, tan nobles, tan humanas, caballero es que esto es solo en Cuba.

  • R@y dijo:

    Creo que todos podemos hacer mucho por esos niños y desde cualquier lugar el barrio, la esquina o solar, un parque y hasta en una parada de ómnibus se puede ayudar a esos niños que son adolescentes y nadie en absoluto nace malo, si la sociedad los rechaza y no se les ayuda nunca lograr encontrar la brecha correcta que no da la vida

  • Rodny Valbuena dijo:

    Cuba si es un país humano, lleno de valores y bondades. Esos adolescentes que cometieron actos delictivos porque no fueron bien guiados por sus familiares o que presentan una conducta agravante por algunos traumas que han sufrido durante su infancia en otros países vivieran en las calles, drogados, inmiscuidos en la delincuencia y durmiendo en donde les diera la noche, marginados completos por la sociedad. Sin embargo el sistema educacional cubano se preocupa por captar desde cualquier punto de el país este tipo de jóvenes para insertarlo en un nuevo sistema de educación donde distintos especialistas procuran darle un trato a sus conductas para lograr con mucho esfuerzo y dedicación la inserción de estos chicos en la sociedad. Así mediante este tipo de centro se logra dar la guía, comprensión y atención necesaria al muchacho para que logre seguir un buen camino en la vida y borre de su mente todo aquello que le hizo comportarse de esa forma. Por eso doy gracias a la vida por permitirme gozar de un país tan humano y preocupado por su pueblo como lo constituye Cuba, país por todos y para el bien de todos.

  • ppqba dijo:

    Es una etapa difícil de la vida, y si no son bien guiados por los adultos pueden caer fácilmente en el mundo del delito. Es impresionante lo que se logra hacer con una mente joven; de ahí la necesidad de educarles correctamente y en estos casos de reeducarlos para que puedan formar parte de nuestra sociedad como hombres de bien. Quiero transmitir mis felicitaciones al colectivo de trabajadores de esta institución.

  • Mercedes dijo:

    Esta es entre tantas, una obra más, de nuestra Revolución Cubana.
    Como dijera nuestro Jose Martí: La educación es como un árbol: se siembra una semilla y se abre en muchas ramas.
    Gracias a todo el personal que en estas escuelas brindan amor a estos niños y adolescentes para que sean mujeres y hombres de bien

  • Kubatisima dijo:

    Hola, me llamo Yolanda Linorka González Valdés. Sin seudónimos, ni nada que se le parezca, pues no tengo nada que esconder. Me remito a ustedes, pues he visto que es una de las tantas vías por las cuales se han resuelto, (al menos creo yo) muchos problemas del cubano de hoy. Mi profesión es peluquera y orgullosamente aparte de que lo disfruto de ello sobrevivo. De lunes a sábado está compuesta mi rutina laboral, nada aburrida. Mis domingos son para mis descanso y placer personal. Como el día de hoy, sobre las cinco de la tarde y algo más, me dedico a dar una sana caminata con una amiga, pues lo habíamos programado desde el día anterior y así disfrutar de la tarde de domingo que estaba bien apetitosa. La gente caminando por 23, el Coopelia con su familiar cola, el cine Yara con su festival de cine. Hasta que me topé con el oficial que organizaba allí la cola. Dicho oficial lleva numeración identificativa 02191. El, muy irónicamente me quería dar su nombre y apellidos, pero eso no me intereso, pues creo que existe una base de datos con una numeración para los oficiales. Con toda la mala educación que en un pasado recibió y que aun no capta, me dijo que no podía caminar por la acera de 23 y me agarro por el brazo. De haberse dirigido de buenas maneras se la hubiese dejado pasar y no me interesaba, pero capté el agarre por el brazo como un maltrato hacia mi persona y mucho mas, hacia una mujer. Por supuesto que yo entre en calor. El oficial con numeración 02191 provoco todo el rato y prácticamente con palabras no bien canalizadas por su (cerebro), me dejo caer que haría la tarde conmigo y que no me libraría del mal rato que me haría pasar en un calabozo. Yo por supuesto que me altere, pues apenas salgo de mi casa, el único día que tengo de descanso y me sucede esto. Durante todo este espectáculo que por supuesto se dio, en la céntrica esquina de 23 y L, el oficial 02191 grita a viva voz que…” mira pa eso, hasta prostituta es”…. Bueno, ahí sí que quede mutis, independientemente de que eso de “ prostituta”, fue un mal entendido del pasado y que a mí no me ha surgido el deseo de eliminar de la base de datos, pues quien no la debe, no ha de temerla. No creo yo que esas sean maneras de tratar a una mujer. Me parece que hay muchos oficiales del orden publico con muy bajo nivel de preparación educacional, y lo que es mucho más penoso, su sueldo es superior al de un medico o un maestro, que han tenido que estudiar hasta más de cinco años para obtener los titulos de dichas carreras. No pienso que con esta queja el oficial 02191 sea desaparecido del “mapa”, pero al menos me desahogo y doy conocimiento del hecho por alguna vía. Muchas gracias

    Hoy pasaron en multivision una maravillosa película que trata sobre el derecho de la mujer interpretada por Hilary Swank. ¿Irónica casualidad?

  • Wilmer dijo:

    Hola!
    Soy psicólogo y educador. Estoy muy interesado en contactar a profesores y responsable de la Escuela de Formación integral. En qué parte de la Habana se encuentra y cuál es el número de teléfono de la institución? Muchas gracias!

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también