Imprimir
Inicio » Opinión, Deportes  »

Pinar clasifica y La Habana golea en nacional de futsal

| 1

futbol-sala2Pinar del Río alcanzó su segunda victoria en igual número de salidas a la cancha y obtuvo el primer boleto a la final del nacional de futsal por la zona occidental. Los pinareños dejaron en el camino a Industriales en un partido bien parejo que se decidió a falta de 10 minutos para el final. En el otro desafío de la jornada La Habana goleó sin piedad a la débil representación de Mayabeque para dejar encarrilada su clasificación a la siguiente fase. Los habaneros son los actuales campeones de la isla y no piensan en otro objetivo que mantener la supremacía.

El encuentro entre pinareños e industrialistas se presagiaba a muerte. Con un nivel de juego bastante similar, ambas escuadras llegaron a la lid como los escoltas del favorito precontienda y solo había una plaza para dos aspirantes. El partido comenzó de cara para los locales con el gol de Yosmel Pérez en el primer minuto de juego. Los pinareños se repusieron del golpe en la fracción 15´ cuando Rulens Aliño estampó la paridad en el marcador. Así terminó la primera parte donde se jugó un fútbol de alto ritmo.

Para el complementario los pinareños salieron embalados en busca de la ventaja que los acercara al éxito y llegaron varias veces con peligro a la meta de Danilo Torres. Industriales mejoró su rendimiento y comenzó a controlar el partido hasta la aparición de Raudel Rodríguez para empujar a gol un remate de Raydel Acosta. El mismo Acosta un minuto después se asociaría con el internacional Yampier Rodríguez para el tercer tanto de los pinareños.

El partido se volvió loco y los industrialistas se volcaron con todo al ataque para recortar distancias. Con 10 minutos por jugar el colectivo técnico local mandó a formar 5-0(portero-jugador) y en un error en la salida llegó el cuarto tanto de Pinar del Río. Rulens Aliño marcaba su segunda diana de la tarde. El 5×1 fue obra de Yampier Rodríguez y el sexto llegaría de las botas de Raydel Acosta, quien convirtió a puerta vacía tras un error del portero-jugador.

Por una cuestión de orgullo Industriales no bajó los brazos y descontó a tres del final por el autogol de Yampier Rodríguez. Marvin Lezcano anotaría el último gol de los industrialistas en el torneo a escasos segundos de los silbantes finalizar el choque. Victoria pinareña que le convirtió en el primer clasificado a la disputa del cetro a falta de una jornada.

FESTIVAL DE GOLES EN LA HABANA

Si el partido inicial de la fecha fue tenso y peleado hasta el final, todo lo contrario acaeció en el del cierre. Dos equipos con niveles de juego diametralmente opuestos saltaron al tabloncillo de la Kid Chocolate y el espectáculo se cerró con una goleada de escándalo de los habaneros a Artemisa.

El cierre de la selección nacional Reinier Socarras inició el festín goleador a los dos minutos de juego. La Habana dominaba el a su antojo el encuentro y los artemiseños solo intentaban guarecerse cerca de su arco para aguantar el huracán futbolístico de los dirigidos por Freddy Herrera. El 2×0 llegó en una contra finalizada por Jhonet Martínez, mientras el 3×0 lo anotaba el mundialista sub.20 Andy Baquero con un potente disparo desde fuera del área.

Artemisa solo podía correr detrás de la esférica, pues la presión ejercida por los discípulos de Herrera apenas les dejaba pasar la mitad del campo. Las oportunidades de gol de los anfitriones se sucedían y en una serie de rebotes el balón terminó en los pies de Jhonet Martínez, quien no perdonó y puso el 4×0.

A los 12 minutos de partido apareció el capitán Isven Román para el 5×0. La sexta anotación de los capitalinos también llevó la firma de Román, considerado por muchos el mejor jugador de futsal de la isla en la actualidad. El capitán de La Habana cedió el séptimo gol a Jhonet Martínez para que completara su hat trick. En el ocaso de la primera parte llegaría el doblete de Andy Baquero para el 8×0 parcial.

La segunda mitad del choque fue mera formalidad y sirvió para que algunos elementos de la principal escuadra de la capital mostraran sus  habilidades individuales. Con los tres puntos en el bolsillo, La Habana sacó el pie del acelerador y dejó correr el tiempo. A la salida de un córner Reinier Socarras anotaba el 9×0, mientras Jhonet Martínez completaba su póker a cinco minutos del final. Cuando el tiempo reglamentario expiraba Andy Baquero firmó su hat trick para el 11×0 final.

Victoria fácil de los de Freddy Herrera que salvo una catástrofe en el último partido de la clasificación, ya están en la siguiente etapa. Solo una derrota por goleada ante Pinar del Río y un marcador desproporcionado de Industriales sobre Artemisa, dejaría a los campeones nacionales sin la oportunidad de refrendar su corona. Algo poco probable por el nivel de juego mostrado por los titulares de la isla.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • sercolin75 dijo:

    Hola ,felcitaciones a lospinareños por avanzar en esta competicion, aunque yo creo que este deporte el Futsal podria desarrollarse mas en el pais , solo ncesitaria que las instalaciones deportivas que se usan en este deporte fueran mejoradas , para que asi este deportiva pueda desarrollar la potencialidad que tiene en el pais, ademas se sabe que los deportistas cubanos que practican el futsal en realidad tienen talento, solo haria falta mejorarles un poco las condiciones de entrenamiento. Saludos

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Osmany Torres

Periodista cubano especializado en temas deportivos. Colaborador de Cubadebate.

Vea también