Imprimir
Inicio » Opinión  »

Fidel y el sueño de las tecnologías al servicio de todos

| 32
Fidel Castro 1970. Foto: Liborio  Noval

Fidel Castro utiliza uno de los primeros prototipos de computador personal durante un recorrido por el Oriente de la Isla, en febrero de 1970. La máquina la utilizó para el análisis estadístico de los resultados de la Zafra de los Diez Millones. Foto: Liborio Noval

“Fidel viaja al futuro, regresa y lo explica”, ha dicho el presidente argelino Abdelaziz Bouteflika en una frase que a algunos pudiera parecer exagerada. Invito a quienes no la compartan a leer esta compilación, realizada por Omar Pérez Salomón con el título de Fidel Castro. Soldado de las ideas, en la que Omar recoge las apreciaciones expresadas por Fidel acerca de las tecnologías de la información y los medios de comunicación entre 1959 y 2011.

Agradezco a Omar su invitación para prologar este título y el honor de presentarlo en fecha tan entrañable como el cumpleaños 87 de Fidel. Omar ha sido un compañero en las batallas por hacer avanzar proyectos como EcuRed, el primer colaborador que tuve al emprender mi blog La pupila insomne y un hermano ejemplar en cuanta tarea hemos compartido. Es un ingeniero en Telecomunicaciones que ha escrito varios libros sobre la historia de esa rama en Cuba, y también acerca del modo en que este sector ha sufrido las agresiones del gobierno norteamericano contra nuestro país.

Este nuevo libro no está escrito en su mayor parte por Omar, sino por Fidel. Es una compilación que contiene, además de la sistematización de las ideas del Comandante en Jefe de la Revolución cubana sobre los aspectos enunciados, un grupo de referencias a conceptos abordados por éste y una utilísima relación de las fuentes utilizadas. Un trabajo que creo se lo debemos agradecer a Omar todos los fidelistas, en Cuba y en el planeta, que -dicho sea de paso- no somos pocos.

Varias cosas revela de manera muy clara este título. La primera, la capacidad del líder de la Revolución para estar al tanto de los últimos adelantos de las tecnologías relacionadas con la información y las telecomunicaciones; la segunda, su vocación -sostenida a través de toda su vida- por poner esos avances a disposición de los sectores más humildes de su país y el mundo; y la tercera, la capacidad de elaborar un pensamiento propio, descolonizado y tercermundista, acerca de estos temas, que pone en el centro de su utilización al ser humano y su liberación de las ataduras que le impone la dominación de clases. Es también un desmontaje de la falacia de la libertad de prensa, garantizada sólo para aquellos que son dueños de una como escribió el periodista norteamericano A. J. Liebling en la revista The New Yorker, citado antier en el diario mexicano La Jornada por David Brooks en un comentario sobre la reciente adquisición del Washington Post por el propietario de Amazon.

Fidel. Soldado de las ideas es, consecuentemente, un recorrido por la historia de la Revolución cubana, que comienza con la nacionalización de la Compañía Teléfónica, hasta entonces propiedad norteamericana, y abarca todo el esfuerzo por el desarrollo del país frente al bloqueo y las agresiones de Estados Unidos que, como explica Omar, permitió llevar el peso relativo del servicio teléfonico, entonces con un 50% de las líneas en la capital, al proporcionado 27% de hoy. Un dato de interés para los que pretenden hacernos creer que la penetración norteamericana fue sinónimo de desarrollo de las telecomunicaciones en Cuba. Fidel -como aparece en el libro- recordaba en marzo de 1959 que el trust telefónico yanqui no tuvo inconveniente en decir “¡Gracias Batista!” en coincidencia con la más sangrienta matanza de revolucionarios en La Habana, realizada por la dictadura con posterioridad al 13 de marzo de 1957. Una vocación por el golpismo, la tortura y la sangre entre las empresas de telecomunicaciones yanquis que brillaría después en el conocido rol de la ITT en el golpe contra el gobierno constitucional de Salvador Allende en Chile.

La capacidad de Fidel de adelantarse al futuro, apreciable en este libro, va desde proyectar el uso de la televisión con fines educativos en fecha tan temprana como 1961, la introducción de computadoras en la zafra azucarera en 1969, hasta decir en 1977 -cuando muy pocos hablaban de ello- que gracias a las comunicaciones el mundo llegaría a ser como una sola familia, ya en 1985 referirse al desarrollo de la fibra óptica, o hace más de veinte años denunciar los programas de espionaje de las telecomunicaciones de los que tanto se comenta por estos días; aunque es -sin dudas- en la introducción de los recursos de las TICs al servicio de la educación, la cultura y la salud del pueblo donde se revela su pasión mayor hasta el dominio de los detalles.

Aún para quienes no suscriban las ideas de Fidel, este libro es un instrumento informativo de gran utilidad. Aquí está su documentada investigación sobre el dossier Farewell, que provocó el primer caso conocido de ciberguerra, ejecutado contra la URSS a mediados de los años 80 del siglo pasado; su seguimiento al desarrollo de Internet y su temprana preocupación por el acceso a esos recursos de los más desfavorecidos; porque “ese brillante mundo de intercambio de conocimiento e imágenes sigue siendo vedado para nuestros países”, decía en 1995, además de en otro momento preguntarse qué habría hecho el Che con el acceso a esas tecnologías para utilizarlas en beneficio del pueblo.

La vocación por el conocimiento y en especial sus sistemáticas alusiones a las posibilidades que ofrece Internet para acceder a él desmienten las sistemáticas campañas que intentan presentarlo como un enemigo de la red de redes o de la libertad de expresión. Fidel rebate el concepto de “libertad de expresión” entendido como propiedad privada sobre los medios de divulgación masiva; “en nuestro concepto, los periódicos y los medios masivos de divulgación pertenecen al pueblo. Y debe existir la más amplia libertad para que el pueblo utilice esos medios a favor de los intereses de su causa, en la crítica dura de todo lo que está mal hecho”, responde en una conferencia de prensa en Jamaica.

La información, el conocimiento, la ciencia y la tecnología son en su visión del mundo, una herramienta liberadora, como constituyen -en manos del capitalismo- instrumentos para crear -a través de la publicidad y la manipulación mediática- lo que describe como “reflejos condicionados”.

Reunido con maestros y pedagogos de América Latina en 1990, Fidel expresaba que “la independencia depende de la tecnología, depende de la ciencia en el mundo de hoy”; este libro es una prueba de cuánto ha luchado con esos instrumentos para convertir a Cuba en el país más libre del planeta y cuáles son sus ideas al respecto.

El cineasta Sidney Pollack dijo alguna vez que Fidel ha empujado el mundo hacia donde él cree que debe ir. Acabamos de tener una prueba en lo que afirmaron los jefes de estado o gobierno que visitaron nuestro país por el 60 aniversario del Moncada, pero basta mirar hoy lo que sucede en Latinoamérica, o la historia de África en la segunda mitad del siglo XX, para comprender la certeza de esas palabras y pienso que Fidel. Soldado de las ideas ayuda a valorar mejor la enorme fuerza ética y la brillantez intelectual que lo han hecho posible.

Gracias a Omar por ofrecernos un libro como este y gracias eternas a Fidel, viajero del futuro, con quien tenemos el privilegio de compartir la extraordinaria epopeya por la justicia, la independencia y el conocimiento que es la Revolución cubana.

*Palabras en la presentación del libro Fidel. Soldado de las ideas, de Omar Pérez Salomón. Salón de Mayo del Pabellón Cuba en La Habana, 13 de agosto de 2013. Publicado originalmente en CubAhora.

Se han publicado 32 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • VGCD dijo:

    La información, el conocimiento, la ciencia y la tecnología son y serán parte de mis herramientas para lograr mis sueños del futuro.

    • Antonio Urquiza dijo:

      Lo que tiene verdadero valor humano es poner esas cosas al swervicio y alcance de todo el pueblo y esas es precisamente la obra revolucionaria.

    • Yane dijo:

      LOS MIO TAMBIEN PERO CUNANDO LOS TENDREMOS, PORQUE LAS CALLES LA HAN ROTO CASI TODAS CONECTANDO EL CABLE COAXIAL Y AUN NO TENEMOS NI INTRANET, IMAGENATE LO LEJOS QUE ESTAMOS DE TENER UNA CONEXION A INTERNET.

    • Yane dijo:

      sOMOS INDIOS CON LANZAS EN CUANTO AL AVANCE TECNOLOGICO Y LA INFORMATIZACION.

  • antoine dijo:

    En la U.E.B portuaria Andres Gonzales Lines ,perteneciente a Puertohabana,hace más de 20 días cayo un rayo y se llevo las tarjetas de la pizarra y a esta altura estamos practicamente incomunicados,por ese puerto tengo entendido que entra el mayor % de las importaciones del país y se realizan exportaciones y los clientes no se pueden comunicar para áca ,el tema de las telecomunicaciones es una pesadilla…

  • abelboca dijo:

    Muchos no saben lo que les voy a relatar, que no me lo contaron, sino que lo viví personalmente. Quizás Omar no había nacido aún o era muy joven. El fundador de la informática en Cuba es Fidel y se darán cuenta cuando lean mi relato. En el año 1969, en el laboratorio de electrónica de la Universidad de La Habana, bajo la dirección de un brillante ingeniero llamado Luis Julián Carrasco Pérez, rodeado de un pequeño grupo de ingenieros, físicos y matemáticos entre los cuales se destacaba Orlando Ramos y su esposa Mirtha, se estaba tratando de rediseñar (clonar) una computadora de segunda generación Elliot-803B, existente en Cuba, para su posible producción en el país. Estos compañeros ya han fallecido. Era un sueño casi irrealizable. Una madrugada, como tantas otras en la UH, se aparece Fidel con Chomi en ese laboratorio para interesarse en lo que estaban haciendo aquellos “muchachos”. Quedó impresionado con aquello y les preguntó cuánto les hacía falta para fabricar el prototipo. Era una cifra irrisoria (20.000 usd) para componentes, pasajes, hoteles y comida. Fidel se los dio y con ese dinero salieron a Europa Ramos y Carrasco para comprar los componentes “en la calle”, no a una firma reconocida, porque nadie le vendía equipamiento electrónico a Cuba por el bloqueo yanqui(era ya el año 1969…). Pero estando aquellos compañeros en la Plaza L´Invalide de París, en una librería pública encontraron un librito de la firma yanqui Digital Equipment donde se ofrecía los esquemas estructurales (no los circuitos lógicos) de una minicomputadora de tercera generación: la PDP-8. Compraron los libros, se fueron al hotel y tomaron una decisión magistral: No clonar la Elliot 803-B (de segunda generación, vieja y obsoleta), sino crear el prototipo cubano de esa moderna computadora yanqui de tercera generación. Para ello diseñaron los diagramas lógicos y definieron los componentes básicos para producirla, que no encontraron en Europa, y tuvieron que viajar a Japón, ya sin dinero ni siquiera para dietas y hoteles, donde gracias a la colaboración del Consejero Comercial de Cuba en la embajada, llamado Iraídu Istokazu (cubano de descendencia japonesa, ya fallecido) se pudo comprar los componentes y embarcarlos en la cabina del avión de regreso hacia Cuba en más de 10 comandos (maletines de mano)que ambos compañeros llevaban en sus hombros. Como en la Universidad de La Habana no había espacio para “ensamblar aquel “muñeco” de máquina”, Fidel les proporcionó una casa situada junto al Río Kibú (o Quibú), a unos 200 metros del hoy Palacio de las Convenciones, que aún no existía. Aquel grupito de la UH creció con otros ingenieros mecánicos, químicos, técnicos calificados, Etc., de tal forma que a finales de aquel mismo año, inicios de 1970, ya aquel “Franquestein” se hizo y lo más sorprendente, funcionaba a las mil maravillas. Se diseño un software-ensamblador llamado LEAL por dos matemáticos de la UH, y un programa de aplicación de jugar ajedrez. Los periféricos de aquella primera máquina cubana (que se bautizó con el nombre de CID-201) eran un teletipo RFT convencional (que servía de impresora y teclado), una grabadora de audio convencional SONY (que era el soporte de almacenamiento magnético externo) y una cassetera de audio para cargar el LEAL y los software de aplicación. El prototipo no tenía pantalla, luego se le incorporó un televisor soviético de entonces. La caja de la Unidad Central (de la lógica) era de madera, y todos los cables de conexiones con la periferia estaban regados en la sala de la casa donde se ensambló. Cuando todo estuvo listo se invitó a Fidel a una demostración. El se personó en la casa en horas de la madrugada, vio aquello y preguntó si funcionaba. Todos dijeron que sí, que si él quería podía jugar ajedrez con ella. Se sentó a la máquina y estuvo más de una hora jugando al ajedrez hasta que la máquina perdió. A Fidel nunca le gustaba perder en nada…Enseguida, con la visión tremenda que le caracteriza, dijo que le pasaran la mano a aquel equipo para que apoyara la Zafra de los Diez Millones, orientando que se instalara en el central Smith Comas para controlar el “chucho” del ferrocarril del central y algunas tareas de control estadístico de la zafra en él. Así se hizo, y durante toda la zafra de los Diez Millones aquel primer prototipo de computadora cubana se ocupó de cumplir aquella misión asignada por nuestro querido Comandante en Jefe. Viendo el éxito de aquel equipo, Fidel le entregó a la Universidad de La Habana otras casas alrededor de la primera, creándose oficialmente el Centro de Investigación Digital (CID), o Planta Piloto, que derivó en el actual Instituto Central de Investigación Digital (ICID), cuyo director actual fue uno de aquellos enormes “muchachos”. Así empezó en Cuba la Informática, gracias a Fidel, a su genio visionario. Con el tiempo se produjeron, bajo otras condiciones técnicas, y siempre con el apoyo directo de Fidel, más de 400 minicomputadoras de la serie CID cubanas, en universidades, politécnicos, empresas, fábricas en todos los territorios del país, que constituyeron la base de la preparación de muchísimos especialistas de alto nivel en la Informática, hoy profesores de nuestros hijos y nietos. Espero que esta historia les haya resultado de interés. Gracias por publicarla y leerla.

    • Rosa Miriam Elizalde dijo:

      Abel,

      qué hermosa y desconocida historia rescatas para los lectores de Cubadebate. Sabía por estudios algunos detalles del nacimiento de la CID-201, pero no con tal lujo de detalles. Esta narración no debe quedar solo para los lectores de esta nota, por lo que mañana será la portada de este sitio para que tenga aún mayor difusión. Gracias por tu colaboración, que nos enorgullece. Será mejor este sitio si nuestro equipo y los lectores hacen causa común para construir juntos el periódico digital con el que soñamos.

      Un abrazo,

      Rosa Miriam, editora de Cubadebate

      • abelboca dijo:

        Me alegra mucho que hayan sido útiles mis comentarios muy resumidos, Rosa Miriam, porque se me quedaron muchas cosas en el tintero para no ocupar mucho espacio en este foro. La historia de la computación en Cuba tiene muchísimos pasajes interesantes que deben ser ejemplo de actuación para las nuevas generaciones. Sin temor a equivocarme, no hubo período más difícil en la Revolución que la primera década después del Triunfo, cuando se tensaron todas las fuerzas al máximo en todas las esferas de la economía y la vida, porque sobre la marcha “reventamos” las bases del capitalismo y la explotación en Cuba, creamos una superestructura totalmente distinta a la anterior y con ella comenzamos “de cero” a construir los cimientos de una sociedad socialista, sin siquiera saber todavía cómo hacerlo. Hay que darse cuenta que en esa década la Revolución nacionalizó todas las grandes empresas trasnacionales entre ellas la IBM, el “gigante azul”, mayor monopolio informático mundial de aquella época, cuyos equipos de su propiedad procesaban absolutamente toda la información de los antiguos ministerios de la pseudorrepública, los bancos, la industria azucarera, la agricultura, la industria minero-metalúrgica y siderúrgica, la industria de conservas y alimentos, en fin de toda la economía. Al nacionalizarse todas las empresas yanquis y foráneas en 1959-1960, los más de 30.000 equipos IBM existentes en el país, quedaron totalmente abandonados “a su suerte”, la firma IBM bloqueó totalmente la entrada de la piezas y componentes de repuesto de sus antiguas máquinas con el propósito de colapsar la economía de la Revolución. Pero esto no sucedió por la visión de Fidel y el respaldo decisivo del entonces Presidente del país, el entrañable compañero Osvaldo Dorticós Torrado. Pero esto es otra historia, la historia de la sustitución de ese enorme parque obsoleto de equipos IBM por modernas computadoras main-frame, y minicomputadoras de la Tercera Generación SIN PARAR LA ECONOMIA. Simplemente fue una tarea de gigantes, es decir, de revolucionarios. Si algún día fuere de interés conocerla, resumidamente podría ponerla a su disposición, abusando un poco más de mi memoria. Saludos y abrazos para todos los compañeros de Cubadebate.

    • Samuel dijo:

      LEAL: Lenguaje algorítmico

      Ensamblador: especie de traductor de lenguaje de programación a código de maquina (código binario) directamente ejecutable por la máquina.

    • Adonis de los ángeles dijo:

      Segú leo de su relato, Fidel es quien pregunta las condiciones necesarias para fabricar el prototipo que ya traía en mente clonar el equipo de ingeniero. Esta acción, convierte a estos ingenieros en los fundadores y, a Fidel como el facilitador de que se cumpla tan anhelado empeño. ¿Me equivoco?

      Otra cosa que necesito aclarar: Ya en 1958 entraba la primera computadora a cuba – una IBM RAMAC 650, y es en 1970 es que se realiza la fabricación de la 1ra computadora en cuba. Imagino que sea aquella que el equipo de ingeniero de la UH fabricara a petición de Fidel.

      Les recomiendo a los interesados en estas meterías, la lectura de un documento elaborado por Lázaro J. Blanco Encinosa. Doctor en Ciencias Económicas. Profesor titular de Sistemas Informáticos de la. Facultad de Economía de la Universidad de Habana, titulado: Apuntes para una historia de la Informática en Cuba.

    • Víctor Hugo López López dijo:

      abelboca: mire Usted, que le contestara la mismísima Rosa Míriam Elizalde (así con acento para hacerla llana como seguro es -la palabra “Míriam”, me refiero-), casi me muero de envidia porque su relato es casi un cuento corto, pero con la virtud de constituir una memoria histórica magistral.
      “A la mejor” y Usted tiene más, muchas más de estas memorias y que se decidiere a publicarlas, por aquí o por donde se pudiere. “Chanza” y del martes 4 al viernes 7 de febrero de 2014, nada más satisfactorio que pudiere el suscrito ir a conocerlo y saludarlo por allá en su casa (si no le importunare, por supuesto; andaré por Bayamo en la “VII Conferencia Científica: El patrimonio cultural de los pueblos iberoamericanos”; el tema es análogo: “Informática y el bien histórico: un caso de propiedad patrimonial”). Quizá pudiéremos comunicarnos (vhlopezl@correo.uam.mx). Saludos muy cordiales y también nuestro agradecimiento por esta revelación de la memoria histórica.

    • jorge dijo:

      Creo que hay un problema de redaccion ahi. Fidel no dio el dinero, si no que fue el estado quien puso el dinero para que eso se hiciera. Hay que tener cuidado con lo que se escribe. Ademas que nadie puede dar dineor asi por asi eso tiene que ser fundamentado y aprobado. O al menos eso pienso yo.

  • Kylez dijo:

    Ojala todos los Politicos y Dirigentes de este Pais pensaran por 1 min como nuestro Comandante en Jefe.. ojala lean articulos como estos para q se les habran los ojos y dejen q el pueblo de informatice y se actualice..

  • MercylaTecla dijo:

    Este es un texto que la UPEC de alguna manera debiera poner en manos de todos los periodistas. Ahora lo venden en la Feria del Libro, carísimo, y con tremendas colas. es una idea con opinión, claro. Saludos.

  • abelboca dijo:

    Muchos no saben lo que les voy a relatar, que no me lo contaron, sino que lo viví personalmente. Quizás Omar no había nacido aún o era muy joven. El fundador de la informática en Cuba es Fidel y se darán cuenta cuando lean mi relato. En el año 1969, en el laboratorio de electrónica de la Universidad de La Habana, bajo la dirección de un brillante ingeniero llamado Luis Julián Carrasco Pérez, rodeado de un pequeño grupo de ingenieros, físicos y matemáticos entre los cuales se destacaba Orlando Ramos y su esposa Mirtha, se estaba tratando de rediseñar (clonar) una computadora de segunda generación Elliot-803B, existente en Cuba, para su posible producción en el país. Estos compañeros ya han fallecido. Era un sueño casi irrealizable. Una madrugada, como tantas otras en la UH, se aparece Fidel con Chomi en ese laboratorio para interesarse en lo que estaban haciendo aquellos “muchachos”. Quedó impresionado con aquello y les preguntó cuánto les hacía falta para fabricar el prototipo. Era una cifra irrisoria (20.000 usd) para componentes, pasajes, hoteles y comida. Fidel se los dio y con ese dinero salieron a Europa Ramos y Carrasco para comprar los componentes “en la calle”, no a una firma reconocida, porque nadie le vendía equipamiento electrónico a Cuba por el bloqueo yanqui(era ya el año 1969…). Pero estando aquellos compañeros en la Plaza L´Invalide de París, en una librería pública encontraron un librito de la firma yanqui Digital Equipment donde se ofrecía los esquemas estructurales (no los circuitos lógicos) de una minicomputadora de tercera generación: la PDP-8. Compraron los libros, se fueron al hotel y tomaron una decisión magistral: No clonar la Elliot 803-B (de segunda generación, vieja y obsoleta), sino crear el prototipo cubano de esa moderna computadora yanqui de tercera generación. Para ello diseñaron los diagramas lógicos y definieron los componentes básicos para producirla, que no encontraron en Europa, y tuvieron que viajar a Japón, ya sin dinero ni siquiera para dietas y hoteles, donde gracias a la colaboración del Consejero Comercial de Cuba en la embajada, llamado Iraídu Istokazu (cubano de descendencia japonesa, ya fallecido) se pudo comprar los componentes y embarcarlos en la cabina del avión de regreso hacia Cuba en más de 10 comandos (maletines de mano)que ambos compañeros llevaban en sus hombros.

  • DBC dijo:

    eso de la tecnologia todavia falta por llegar, sobre todo entre los cubanos trabajadores y progfesionales que algunos no tienen ni celular, y todo por un problema de dinero…por lo demas, muy bien

  • aobb dijo:

    Hay mucho libros sobre FIdel, su pensamiento, su vida, entre ellos uno de los que me lei a la edad de 17 años fue Cien horas con Fidel, yo quisiera que se creara una pagina web en donde los libros de los pensamientos politicos, marxistas de Fidel, su vida su obra, nuestra historia tambien, incluso la del Comandante Chavez, y muchos otros pensadores Revolucionarios, periodistas que han entrevistado a nuestros Comandantes pues a veces uno pasa mucho trabajo para dar con estos yo por ejemplo estoy loco buscando el libro LAS VENAS ABIERTAS DE AMERICA LATINA , un libro el cual recuerdo que en una reunion el Comandante Chavez se lo obsequio al Emperador Obama, a lo mejor lo encuentro en una biblioteca pero prefiero buscarlo de forma digital me es mas comodo me es mas veloz de esta forma

  • RRL dijo:

    Conozco desde hace algunos años al compañero y amigo Omar Pérez Salomón (omarito), buen compañero, humilde, sencillo, afable y que ha compartido parte de su tiempo de trabajo en los últimos años en la tarea de entregarnos un grupo de obras escritas, que tienen como denominador común la defensa de la obra de nuestra Revolución; defensa realizada desde amplios y sólidos conocimientos que él posee en el ámbito de las tecnologías de la información y los medios de comunicación en nuestro país. Felicidades Omarito.

  • Antonio Urquiza dijo:

    Comparto esa vision del uso de la tecnologia. La ciencia y la tecnologia, la informatica y otros avances en el mundo digital desprovistos de humanismo, es convertir a la especie humana en robot de consume sometido al dictado del dinero y las grandes corporaciones. Ensenar a pensar con independencia y sin domesticacion es el gran merito de Fidel. Fui alfabetizador Conrado Benitez cuando tenia 12, nos alumbrabamos con candiles y no habia ni periodicos ni radios, sin embargo, la gente aprendio a leer y a escribir. Me acuerdo que el abecedario empezaba “Cristo, a, b, c…” Nunca me he sentido mas humano que entonces.

  • Carlos dijo:

    La realidad es que no hay nada de estar orgulloso en Cuba con relación a este tema, estamos años luces atrás. En términos de conectividad a Internet la peor en el continente. Siguen con el triunfalismo…

  • Fernando dijo:

    Asi se usa el dinero en Cuba…que orgullo.!!!!!

  • Guenady Shadrin dijo:

    Hace falta que realmente los precios de los servicios de las telecomunicaciones (redes, móviles, correo electrónico) sean verdaderamente accesibles para el pueblo y no un privilegio para quienes lo puedan pagar que son una minoria. Nadie que viva de su salario puede tener acceso a estos servicios, por ejemplo ningun trabajador puede pagar 4.50 CUC por una hora en Internet.

  • Joven dijo:

    Alguien sabe si está disponible una edición digital de este libro? Esa es la manera más eficiente para que llegue más personas en menos tiempo que de otra manera no lo lograrían adquirir. Que conste que a apenas lo saquen en las librerías de mi provincia Las Tunas, lo compro. Pero quiero irlo consultando desde ya.

  • Antonio B dijo:

    Sin intencion de ofender a nadie, las palabras se las lleva el viento, solo las acciones evidencian las intenciones reales y cual es la realidad actual de las comunicaciones en Cuba? Las palabra son solo eso palabras, cuando no se respaldan por acciones reales.

  • chino dijo:

    Siempre ha estado a la vanguardia Fidel.

  • Jacobo dijo:

    Genial

  • mgvArt. dijo:

    Hoy trataba de ubicar la pregunta que hace un tiempo vi reflejada, pero que su realidad se debe haber movido; si nuestro Universo fuera de 100 perosonas, me refiero al mundo de hoy, ¿cuantos con INTERNET existirían?, ¿dónde estarían ubicados?, y otras que pueden ser agregadas

  • Fernando Acosta Riveros dijo:

    Saludos desde México. A lo largo de su vida, el comandante Fidel Castro Ruz siempre ha sido un estudioso. Trata de analizarlo todo, pensando en el bienestar de los cubanos, de los pueblos de nuestra América y del mundo, por eso en muchos lugares de la tierra lo consideramos nuestro amigo, nuestro hermano. Estoy orgulloso de conocer la Patria de Fidel y de admirar la Revolución Socialista y Martiana. Atentamente,
    Fernando Acosta Riveros, oyente de Radio Habana Cuba desde 1974.

  • Carlos Miguel Valdés Sarmiento dijo:

    Yo tengo una experiencia de la “vista larga” de Fidel, la noche antes de viajar a Chile, se apareció a la colina universitaria a buascar a Chomy, como este se demoraba se reunió con un pequeño grupo que estabamos en La Plaza Cadena, y conversamos como 4 horas, fue una clase magistral de como piensa un estadista, y entre las muchas cosas interesantes que dijó, sería bueno se publicaran pues se grabó, nos dijó que en cuanto el país pudiera abriria la carrera de medicina para todo el que quisiera estudiarla, el Destacamento “Carlos Juan Finlay” se creó más de 15 años después.

Se han publicado 32 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Iroel Sánchez

Iroel Sánchez

Ingeniero y periodista cubano. Trabaja en la Oficina para la Informatización de la Sociedad cubana. Fue Presidente del Instituto Cubano del Libro. En twitter @iroelsanchez

Vea también