Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

¿Quién mató a Arafat?

| 6

yasser-arafat1La noticia se conoció el miércoles pasado: Al Jazeera difundió los resultados de la investigación científica que durante nueve meses llevó a cabo (www.aljazeera.com, 4-7-12). Su resultado: el dirigente palestino Yasser Arafat, presidente de la Autoridad Palestina, falleció envenenado por una dosis de polonio 210, una rara sustancia radiactiva de la que sólo se obtienen cien gramos por año para fines técnico-industriales y que requiere la posesión de reactores nucleares de vanguardia (www.iaea.org). Sólo un Estado-nación no precisamente fallido puede producirlo. El análisis de la ropa interior y hospitalaria que usó Arafat, celosamente custodiada por su viuda, reveló que conservaba un alto grado de polonio 210, “sorprendente” para los expertos del Instituto de Radiofísica de Lausana (Reuters, 2-7-12)

Arafat tenía 75 años, llevaba tres viviendo en su reducto de la Mukata -una ex cárcel británica en Cisjordania- rodeado por tropas israelíes y bombardeado con frecuencia por la aviación de Israel. Así murieron diecinueve palestinos en el 2002 (//articles.cnn.com, 4-6-02) -un ejemplo-, pero Arafat, no. En las últimas semanas de ese encierro, su salud comenzó a deteriorarse y fue internado en un hospital francés donde murió el 11 de noviembre del 2004. Los médicos que lo atendieron sólo registraron los síntomas de la enfermedad, pero no pudieron hacer un diagnóstico. Comenzaron las especulaciones y no faltó el periodista que afirmó que se trataba de sida, contraído por Arafat porque solía acostarse con sus guardaespaldas (//frum.nationalreview.com, 19-7-07). Se llama David Frum y es miembro de la junta directiva de la Coalición Republicana Judía (www.rjchq.org, 3-4-10).

Líder indiscutido del pueblo palestino y reconocido a nivel mundial, sin heredero político de su estatura, convertido en símbolo de la lucha por la autodeterminación, sobreviviente de no pocos atentados, la mera existencia de Arafat era un desafío para Israel. Tenía otro “inconveniente” para el Estado sionista: su laicismo. Israel alentó la formación de grupos religiosos como Hamas para dividir a la Organización de Liberación de Palestina (www.theamericanconservative.com, 12-2-07). A Jerusalén le resultaba difícil presentar a Arafat como un jihadista islámico extremista. Aunque no se puede afirmar que Israel estuvo detrás de su envenenamiento, hay otros elementos políticos y fácticos que inclinan a pensarlo.

El periodista israelí Uri Dan, confidente y colaborador del ex primer ministro Ariel Sharon, presenta en su libro Ariel Sharon: An Intimate Portrait (Palgrave Macmillan, Nueva York, 2006) algunos indicios no desdeñables. Dan le había sugerido al premier que capturara al líder palestino y lo procesara en Jerusalén, como a Eichmann, pero Sharon le aseguró “que estaba abordando el problema de otra manera” (www.haaretz.com, 15-2-07). El propio Sharon declaró públicamente, siete meses antes del deceso del líder palestino, que se desligaba de la promesa hecha al presidente W. Bush de “no dañar a Arafat, la señal más fuerte de que Israel podría atacar al inquieto líder palestino” (www.usatoday.com, 23-4-04). Y así fue.

Es la segunda vez que el polonio 210 aparece como protagonista de hechos oscuros. La primera le tocó en Londres al ex agente de la KGB rusa Alexander Litvinenko, que acusó al Kremlin mientras agonizaba. Pero las ejecuciones extrajudiciales son costumbre de Israel. Se atribuyó al Mossad, equivalente israelí de la CIA, el asesinato en Bruselas del ingeniero canadiense Gerald Bull, que había trabajado para Saddam Hussein en el Proyecto Babilonia de construcción de armas capaces de alcanzar el territorio de Israel. El hecho se produjo en marzo de 1990 (www.independent.ie, 20-2-10) y fue a balazo limpio.

Los hechos, no las suposiciones, acreditan la participación del Mossad en el fallido intento de envenenar al dirigente de Hamas Khalid Mashaal, el 25 de diciembre del 1997. El suceso apareció en los medios y el periodista Paul McGeough lo narró con detalle en su libro Kill Khalid: The Failed Mossad Assassination of Khalid Mashaal and the Rise of Hamas (The New Press, Nueva York, 2009). El episodio parece una mala película de Hollywood.

Dos agentes del Mossad esperan la llegada de Mashaal a su oficina en Ammán y uno de ellos, ubicado detrás del blanco, le inyecta una sustancia venenosa en el oído izquierdo. No puede hacerlo por completo dado que el chofer del agredido golpea la mano del agente con un periódico. El agente sale huyendo, un guardia de seguridad lo persigue, no puede detenerlo, pero anota el número de la placa del automóvil en el que se escapa con su compañero, avisa a la policía y ambos son detenidos. El rey Hussein de Jordania exige al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu el inmediato envío de un antídoto, éste se niega, pero Bill Clinton lo presiona y nada menos que el jefe del Mossad, Dani Yatom, lleva el antídoto a Ammán. Mashaal salva la vida y el rey libera a los dos agentes a cambio de la libertad de Ahmed Yasin, fundador y líder moral de Hamas, que cumplía una condena a prisión perpetua en una cárcel israelí.

A diferencia del tío de Hamlet, que inyectó veneno en un oído de su hermano, el rey padre del príncipe, y se quedó con su reino y con la reina, el Mossad en este caso fracasó.

(Tomado de Página 12, Argentina)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Cariostegui dijo:

    Cada vez que leo el asunto palestino-israelí, recuerdo “Las Mil y Una Noche” a la que tengo entendido que se le han añadido cuentos y más cuentos. Indudablemente que los Palestinos quieren soberanía en sus territorios y no lo consiguen. ¿ Y qué sucede o qué esperan para irles encima a Isral? O la Patria o la Muerte, no hay otra alternativa. Duele ver como matan o maltratan a un niño, por razones estupidamente criminales de un soldado o por estrategia de un gobierno. Ya voy perdiendo el sentimiento de pena con los palestinos porque veo que no salen del bache del maltrato israelí. Creo que se decía : el que a hierro mata a hierro muere pero está sucediendo lo contrario. El que está matando a hierro, está recibiendo miedo. Yo ya lo que siento es pena por los niños que mueren en manos de los israelíes, igual que lo sentí cuando leía los horrores de los nazis contra el pueblo judío. Y hasta que los palestinos no llenen de dinamita las cinturas de todos los hombres y salgan contra los israelíes a vivir o morir, no terminará el conflicto palestino.

  • El Elector dijo:

    radical el hombre no??. se imaginan que cada vez que alguien se decida terminar con quien lo oprime, decida recurrir a singular forma de venganza??. el terrorismo en cualesquiera de sus formas es simplemente terrorismo. exijamos el fin del abuso, arreciemos la lucha, pero no el terrorismo.

  • Roberto Dante dijo:

    roberto dante –
    Lanús Argentina, julio 2012 –

    Centro mi comentario en la sentencia del profeta Ezequiel:
    “Y los enemigos sabrán que soy el Señor cuando haga caer mi venganza sobre ellos”.

    El mismo dio sustento a los sionistas (NO SON LA MAYORIA DE LOS JUDIOS) que interpretaron la sentencia, desde un punto de vista equívoco, para justificar sus métodos represivos contra los pueblos que reaccionan y cuestionan sus intereses colonialistas en Medio Oriente.

    Agrego algunos hechos del accionar terrorista del sionismo que ya he comentado; pero, creo, que vale la pena refrescar.

    -“Asesinan a científico en Irán. Culpan a Israel y EE.UU.”, informó la agencia Mehr – cable del 24 / 07 / 2011 –. Cito lo anterior debido a que su actualidad no es casual, es inequívocamente causal. En Oriente Próximo predominan los deshumanizados métodos expansionistas que intentan aniquilar las diversidades étnicas y culturales. —
    Hace ya más de un año que, en un reportaje, el director Daniel Borenboim (co-fundador de la “Orquesta del Diván Este-Oeste”), de nacionalidad israelita/palestina –esta última otorgada en el 2008 de forma honoraria-, afirmaba que “Las víctimas de ayer (Israel) no tienen hoy la menor compasión”.

    Sobre que Israel no tiene la menor compasión no quedan dudas. Lo cual da mayor credibilidad a lo informado por la agencia Mehr. Los antecedentes sobre este accionar son numerosos.

    En el documento titulado Building a Political Firewall Against Israeli Deslegitimization que el think tank israelí del Instituo Reit se preocupan “por la dura crítica global a Israel” en el informe Golstone (para la ONU), debido al ataque israelí sobre la población de Gaza (“operación plomo fundido”). No se autocritican, SOLO dicen que los “perjudica” para lanzar “duros” ataques militares.
    En el párrafo 124 recomienda: “atacar”, “sabotear”, “hacer pagar un precio a los que atacan a Israel”.

    SOBRE LOS ASESINATOS DEL MOSSAD:

    Deben ser legalmente aprobados bajo directivas fijadas hace más de medio siglo por Meir Amit, director general del servicio.
    “Cada ejecución debe ser sancionada por el primer ministro incumbente. Por lo tanto toda ejecución es patrocinada por el Estado, la máxima sanción judicial legal”.

    Así se autorizó el asesinato de Mahmud al-Mabhuh, un alto comandante militar de Hamas, en Dubai, en el 2010.
    Hace dos años que Dagan envió un equipo de kidon a Damasco a asesinar a Imad Mughniyeh.
    En el funeral de Mughniyeh en Beirut, su madre, Um-Imad, “gritaba que no tenía una fotografía para recordarlo”. Dos días después recibió un paquete. Contenía su fotografía. Se había enviado desde Haifa.

    El científico canadiense Gerald Bull, era experto mundial en balística de tubos de cañones. “Israel había hecho varios intentos de comprar su experiencia”. Bull había dejado claro su disgusto por el Estado israelí.
    El 20 de marzo de 1990, la aprobación para asesinar a Bull fue dada por el entonces Primer ministro Yitzhak Shamir. Nahum Admoni, jefe del Mossad, envió un equipo a Bruselas donde Bull residía.
    Le dispararon cinco veces en la cabeza y en el cuello.
    Las mismas tácticas se prepararon el 24 de octubre de 1995 para el asesinato de Fathi Shkaki. En la puerta del dormitorio de Shkaki encontraron un letrero de “No molestar”– una firma que se repitió en el asesinato en Dubai, ya mencionado-. (Ver: Gordon Thomas, “La Licencia para matar del Mossad”).

    Hoy: Israel posee la más aceitada maquinaria para asesinar desarrollada por los proyectos imperiales; como ayer los nazis, aniquila inocentes. Nada de esto sería posible sin la complicidad de EE.UU. y el encubrimiento de la ONU y la Unión Europea.

  • Alejandro dijo:

    No cabe dudas, fue la Gestapo, digo, MOSSAD… quien asesinó a Yasser Arafat. Lo triste es que el mundo entero luchó contra el Fascismo para ahora ver como el Neo- Fascismo con el nombre de Sionismo hace y deshace a antojo sin una condena práctica. Si se quiere la paz para el mundo el Sionismo tiene que ser borrado de la faz de la Tierra. Si ud quiere puede llamarle terrorismo, para los ojos de muchos no es más que JUSTICIA.

    Basta ya de fabricar inocentes y tomarlo como excusa para colonizar Palestina. No creo que un pueblo como el de Israel que apoya tantas masacres, incluyendo a niños verdaderamente inocentes, merece vivir. Al menos yo jamás halaría el gatillo contra un niño de cualquier parte del mundo, pero si fuera palestino sin dudas eliminaría a cualquier persona adulta que se autodenomine sionista. No puede haber prejuicios ni temores a la hora de eliminar a un fascista, no más es un favor que le hacemos a este mundo.

    La historia ha demostrado que cuando los enemigos se burlan de la diplomacia hay que asaltarlo por las armas. No hay otro remedio para lograr la paz en el Medio Oriente. Total… se pasan la vida quejándose del arsenal nuclear de Corea del Norte o la posibilidad de que Irán cuente con él mientras Israel cuenta con cientos de ojivas, seguramente sin ningún buen propósito.

  • unkas dijo:

    Vamos a ver sii esta vez me dejan poner esta nota. Es dificil enfrentarse a Israel. Respondo al companero que habla del cuento de las mil y una noches que la ocupacion no es un cuento. Sabes que en Noviembre Israel quedo muy sorprendido de la respuesta de la resistencia que le dio duro con los cohetes M75, a causa de esto Gaza lanzo un rico perfume que se llama tambien M75. Ya sabran ustedes que todas las facciones de la resistencia estan unidas (Al Qassam, Al Quds, brigadas de los martires de Al Aqsa, el frente de Liberacion y los Jihadistas) Les fallo el sistema anticohetes y los colonos corrieron a las estaciones de tren y autobus y llenaron Tel Aviv, no tenian donde refugiar a todos. Entonces La Resistencia canto Udrub Udrub Tel Aviv ( llora llora Tel Aviv)
    Siic onoces Gaza veras que es tan parecido al Ghetto de Barsovia, casi todas las personas viven en Campos como Jabalya por ejemplo o Zaytun
    No es facil resistir cuando el 88% del agua esta contaminada, te quitan la casa y la tierra, no te dejan pescar.

    Este es el cuento, se resiste y ahora que Palestina es Estado e Israel solo una entidad mucho mas todavia

    Lee vien el cuento y vee que todas las historias tienen algo que uno puede reflexionar y aprender, observa a sherezade y al rey de Reyes. Pero sii fumas cuando lees que solo sea Sesha no Hashesha

    Te invito a que vengas pide una Visa a Egipto y cruza por Rafah no por Erez

    Buscame Amal Unkas Huron y vas a ver el cuento triste pero con esperanza y mucha fuerza

    Eid Mabrok Mash Allah

    Ahlan Wasahlan habibiy

  • luna dijo:

    que asesinos tan modernos, biologicos ciberneticos, quimicos y de toda mierda

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan Gelman

Juan Gelman

Poeta y periodista argentino. Recibió el Premio Cervantes de Literatura, en 2007.

Vea también