Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Violencia y otras cuestiones

| 30

venezuela

Hay varias formas de violencia. Existe la ancestral violencia religiosa, hija del fanatismo y la intolerancia, hijos estos a su vez de la ignorancia. Existe la antiquísima violencia política, que inició el primer ser vivo que agredió a otro para quedarse con lo que tenía. Pero la violencia que asola a muchas ciudades y barrios de Nuestra América suele ser la económica, con sus remotos orígenes en la desigualdad, la explotación, la miseria y la ignorancia, fermentadas en la ira que provoca venir al mundo para encontrar vedado lo que nos garantiza una existencia digna.

En el sentido de esta violencia, que es de la que se viene hablando en Segunda cita, creo que el gobierno de Venezuela ha dado pasos efectivos, desarrollando lo que ellos llaman misiones. Y, a pesar de que este principio de atención social elemental es de reciente práctica, ya hoy Venezuela recoge los frutos de miles de humildes atendidos de sus dolencias, operados de cataratas y, al menos, dos millones de recién alfabetizados.

Circunstancialmente me tocó visitar a Venezuela durante sus gobiernos anteriores, más que con este. Recuerdo que entonces existía la misma violencia, a pesar de que el país tenía los recursos para ser una de las naciones más prósperas de nuestro hemisferio.

Nunca llegó a serlo, en la proporción que merecía, con el bienestar social que sus riquezas parecían garantizar, gracias al entreguismo de aquellas administraciones y al desprecio de la mayoría de los ricos por los humildes, a quienes supieron mantener marginados. De aquellos viajes recuerdo las noticias de hechos sangrientos entre chabolas que las lluvias arrastraban a menudo.  Y la advertencia de: "jamás se te ocurra subirte a uno de esos cerros".

Hoy la violencia llegó las calles de Caracas, y no me parece extraño. No en balde desde hace tanto se fueron enracimando, excluidos, los que por humano crecimiento ahora invaden la futurista ciudad que diseñó Pérez Giménez.

Conozco a varios que han huido de la terrible realidad de la violencia. Pero es obvio que la mayoría se ha quedado, apoyando con su trabajo y su esperanza los proyectos del gobierno bolivariano.

Nadie quiere la violencia para sus hijos, para su familia, para si mismo. La mayoría de los que la ejercen tampoco la hubieran adoptado, de haber tenido la suerte de una vida mejor. Si no hubieran visto morir a sus hijos sin el médico que necesitaban, fueran otros. Si hubieran tenido la oportunidad de estudiar, otra sería la realidad.

Lo escalofriante no son las cifras de muertos diarios o anuales, víctimas de la violencia. Lo terrible es saber que esas cifras pudieron, al menos, haber sido mucho menores, pero se siguieron alimentando. ¿Quiénes fueron los autores de estas estadísticas amargas y del espanto que da saberlas? ¿Qué injusticias, qué malos gobiernos, cuanta complicidad, y de quienes?

La violencia marginal fue fabricada por la desigualdad, por la indolencia y por el egoísmo. Convencido de que no hay sistema político perfecto, aunque sí perfectible, dejo a ustedes nombrar el que más los genera. Chávez es el primer presidente moderno de Venezuela que ha dado pasos correctos para empezar a detener y revertir, desde la hondura de la atención al ser humano, el viejo y grave problema de la violencia, entre otros muchos.

Viva Chávez, carajo.

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Cariostegui dijo:

    Quisiera que Silvio Rodríguez leyera esto que voy a escribir.
    El que escribe estas líneas es de su misma generación, porque tengo 65 años. Ambos hemos vivido lo mismo mientras crecíamos, por lo que creo conveniente esmerarme en escribir para que me entiendan, lo que quiero decir; más no lo hago con ánimo de establecer contradicciones pero sí acorralar lo acotable. - Yo nací en Luyanó, hoy Municipio 10 de Octubre y me crié en un barrio del Municipio San Miguel del Padrón.
    En mi barrio, llamado Barrio Obrero. Todos los barrios del municipio, colindantes con el mío eran marginales, caracterizados por estar habitados por familias pobres, cuya cultura se comprometía con: el ñañiguismo, la santería, como consecuencia del analfabetismo y el desempleo; manifestantes de expresiones muy propias de los que se desenvolvían en la pobreza, heredados de sus ancestros también pobres y moradores de estos lugares. Sus hijos jugaban pelota, volyball (en el parque del barrio en donde había 2 terrenitos para jugar)y además disfrutaban de los aparatos mecánicos que había en un área protegida y cuidada por un empleado de la Comisión de Viviendas del Barrio, cuyo administrador era una bella y decente persona, recordada por los viejos vecinos de hoy, llamado Reynaldo Machado, ya fallecido, cuya gestión administrativa era tan eficiente que mantenía el estado del barrio, el parque de diversiones y sus jardines en óptimas condicione. Contando simplemente con 2 empleados: el guardaparque, un señor al que llamaban por su apellido Pino y su sub-administrador por llamarle así al empleo de este, llamado Martínez. Era tal el respeto por temor a perder el trabajo que todo estaba impecable de limpio y protegido, sin la participación de fuerza represiva alguna. Recuerdo que nuestros compañeritos que muchos jugaban en los portales de nuestras casas: dominó de postalistas o de bolas, sus padres a pesar de ser pobres los mantenían sobre la línea del respeto a los demás y eso los hacía acreedores de poder visitar y jugar con los juguetes que poseían los que más recursos tenían. Su educación les tenía que dar para no decir malas palabras y practicar normas que si no eran decentes los descalificaban ante el grupo y ello les ocasionaba el aislamiento ya que no visitarían más las casas de sus amigos y a la vez no disfrutarían de los recursos de estos. Eramos hijos de trabajadores, muchos emigrantes de España, tan humildes como los padres del que menos tenía. Sin embargo los forzaban a ser disciplinados y a estudiar en las escuelas públicas por no contar con recursos. Ejemplo de ello fueron el hoy director del Conjunto Folclórico Nacional que indudablemente sin la Revolución no hubiera alcanzado la cultura y el lugar que ocupa en nuestro país, el otro el Dr. Jorge Pérez, quien tengo entendido que es el padre respetado de Villa Los Cocos y de los que padecen lamentablemente el SIDA. Ambos de San Miguel del Padrón, hijos de padres humildes y caracterizados por la decencia ante todo.He oido lo que encomiablemente está haciendo Chaves, he vivido lo que la Revolución Cubana ha hecho pero también estoy viendo lo que está sucediendo y que al parecer está pasando inadvertidamente en estos barrios y que se está expandiendo por los demás barrios de la capital. Creo que se debe hacer algo muy inteligentemente y complementar lo que Silvio y otros han estado haciendo.

  • luisito dijo:

    y tamien a los complices!

  • luisito dijo:

    y tambien a sus complices!!!

  • luisito dijo:

    tu puedes borrar mis comentarios!!pero yo nunca voy a ser como tu ni asmatico tampoco!!

  • josé luis luna dijo:

    Concuerdo con Silvio también en esto, que viva Chávez!

  • Tony M. dijo:

    "Amen" Cariostegui, "Amen.
    Que si luego decimos que "la juventud está perdida" será porque la perdimos nosotros. Por supuesto que hay que hacer "algo", y no creo que deba de ser nada mágico. Un buen comienzo sería predicar con nuestro propio ejemplo. Por el momento Silvio y otros artistas como él ya están haciendo lo suyo. Falta que nosotros, todos, nos sintamos provocados por aquellas palabras del Che en aquel escrito llamado El hombre y el socialismo en Cuba (ese al que Cubadebate nos ha llamado a debatir y hasta ahora tan solo le veo 51 comentarios) y nos propongamos seriamente la formación de El Hombre Nuevo

  • Ana Joaquina Fandoya dijo:

    Dice Silvio: "La violencia marginal fue fabricada por la desigualdad, por la indolencia y por el egoísmo". Es mucha verdad. ¿Estará sucediendo en Cuba también donde cada día somos menos iguales, hay indolencia y mucho egoísmo?

  • Rafael Santiago dijo:

    luisito, por favor que tú quieres decir con tu frase tan ecuesta

  • yania dijo:

    Excelente escrito Silvio, creo tambien que si debemos todos combatir todos la marginalidad,en una sociedad como la nuestra donde todos tenemos la oportunidad de la educacion y la superacion ,el ejemplo es lo que esta pasando en venezuela, bajo la asesoria de muchos colaboradores cubanos como el proyecto corazon adentro donde nuestros jovenes instructores de arte ,a traves de sus talleres de creacion han logrado involucrar a la comunidad,quede claro que estamos hablando de sociedades diferentes ,en ese sentido tenemos la ventaja de haber aplicado en Cuba un proyecto social diferente ,no creo que sea precisamente en Cuba donde se imponga la indolencia y el egoismo,lo que si creo es que debemos explotar mas los recursos humanos preparados que tenemos y volcarlos precisamente a nuestros barrios, ejemplo es lo que Silvio ha venido haciendo con otros artistas.El hombre nuevo será ese que seamos capaces de construir nosotros mismos,las condiciones estan creadas empeñemonos todos .

  • julio dijo:

    Da la sensacion que el señor Silvio vive en un pais superdesarrollado

  • alexander dijo:

    Pasos correctos?, en 14 anos la violencia en Venezuela sigue igual y quizas peor. Admirable lo de Chavez y sus proyectos contra el analfabetismo y en la salud pero no se puede tapar el Sol con un dedo Silvio y menos justificar lo injustificable y es que el problema de la violencia se le ha ido de las manos.

  • Reynerio Alvarez dijo:

    Creo que silvio tiene razon en muchas cosas, pero la violencia es un problema multifactorial donde intervienen factores materiales, socilaes, politicos, psicologicos, ... Yo estuve en venezuela el pasado ano y pude presenciar, desgracuadamente, la violencia, la impudidad y el desroden. Realmente, no me lo esperaba. En Cuba la sitaucion es otra. En mi pais, no e trata de marginalidad, sino de otros factores aun mas complejos. Saludos, rey

  • el necio dijo:

    Silvio y de Cuba y sus barrios que, no vas a opinar ???

  • Leonardo Barreras Capote dijo:

    Ciertamente el tema escogido por el admirado Silvio es bien peliagudo. Pronto cumpliré, Dios mediante, los sesenta años de edad y coincido plenamente con Cariostegui. No se sí se puede llamar una paradoja, una contradicción o un fenómeno negativo el hecho de que una de las obras más sagradas y loables de la Revolución ha sido el trabajo revolucionario con los niños a través de la Organización de los pioneros. Los niños tienen un desarrollo inimaginable para los de mi infancia y adolescencia pasadas. Sin embargo, me parece como que degeneran, o pierden valores, en el camino de la edad. No hay dudas que todos somos responsables, pero los padres y abuelos más las condiciones socioculturales y de falso o insuficiente entretenimiento tienen más connotación. En los momentos actuales nuestro proceso revolucionario está cosechando lo que sembró y los revolucionarios somos muy distintos y para mal. No hay que decir, al menos a mi juicio, “que la juventud está perdida”. Somos muchos los que estamos perdidos de una forma o de otra. ¿Cómo revertir la realidad? ¡Esa es la cuestión! Saludos a Silvio y a CD.

  • luis dijo:

    BELLA LA OBRA DE CHAVEZ EN SU NATAL VENEZUELA, SOY TESTIGO DE ELLA Y MUY A PESAR DE LO QUE PUEDEN DIFUNDIR MEDIOS DE COMUNICACION OPUESTOS A SU PROYECTO, VENEZUELA AVANZA Y A PASO DE GIGANTES, LA OBRA BOLIVARIANA SE VE POR TODOS LADOS, Y GRACIAS A ESO DISMINUYE LA VIOLENCIA.

  • Silvio Rodríguez dijo:

    Cariostegui,
    he leído con mucho interés tus muy certeras observaciones. Quizá pudiera agregar algo más. Recuerdo que en mi infancia, en mi pueblo, delante de muchas casas amanecían blancos litros de leche. Ese era el desayuno de los trabajadores y sus hijos. Sin entrar a analizar los problemas de los precios actuales y lo que hay porque no se puede o porque nosotros no hemos sido capaces, quiero ir solo al respeto que entonces existía por aquel litrico de leche, que ni los niños más intranquilos del barrio se atrevían a tocar. O cuando un niño le faltaba el respeto a un mayor, la gran reprimenda que podía significar si llegaba al conocimiento de sus padres. Hoy en día hay casos en que si un niño le falta el respeto a un profesor, y este se queja a sus mayores, posiblemente tenga que defenderse también de los insultos de los padres... Vivimos en otro mundo moral, muy distinto al de nuestra infancia, lejano del que soñamos y para el que trabajamos con honradez durante nuestras vidas. Creo que efectivamente hay que encontrar el camino al amor y al respeto por el trabajo, y a aquella sencilla pero verdadera dignidad de "roto, pero limpio". Y en todo esto creo que también incluyo el comentario de Ana Joaquina. Gracias.

  • victor casaus dijo:

    Comparto con los lectores de CUBADEBATE, este comentario que coloqué en SEGUNDACITA a propósito del texto de silvio. abrazos fraternos, victor casaus

    tomar la violencia y la inseguridad como arma política contra los gobiernos progresistas es táctica que vemos en otros países del continente. en la argentina, por ejemplo, sucede así. la violencia tiene raíces anteriores a los gobiernos de los kirchners (pregúntenle a los familiares o amigos de los desaparecidos), incluso la violencia no-política, delincuencial existió y en muchos de esos gobiernos también la ejercían los aparatos represivos encargados de combatirla.
    esos aparatos están lejos de ser perfectos hoy en la argentina (son, en un sentido, la continuidad de sus antecesores, porque no hubo una revolución que barriera con aquellos e instaurara un ejército popular, como sucedió en cuba, por ejemplo). y dentro del complicado panorama político argentino, la situación de esas fuerzas es aún peor en la capital, donde gobierna un representante del desgobierno: macri.

    muchos medios y la publicidad en la argentina contribuyen a crear una atmósfera de miedo, de terror, ante la inseguridad ciudadana. hay niveles de violencia e inseguridad, pero estos medios los magnifican para crear una imagen que dañe el desempeño del gobierno.

    eso sucede, como vemos también, en venezuela: los que nunca se preocuparon por las clases empobrecidas que eran actores o victimas de la violencia en los gobiernos anteriores a chávez, ahora son una especie de cruzados a favor de la tranquilidad ciudadana.

    las acciones de la revolución bolivariana no son perfectas (alquien puede decirnos donde hay acciones perfectas?), pero su gestión a favor de aquellos empobrecidos de entonces, ofreciéndoles salud, educación, dignidad y participación es innegable, a veces incluso para los opositores acérrimos: el candidato opositor dice que mantendrá las misiones, en un gesto de oportunismo electoral que merece un record guinnes.

    por todo lo que ha hecho la rev. bolivariana es una alegría su entrada al mercosur, antes bloqueada por el parlamento reaccionario de paraguay. con su entrada los mecanismos de cooperación e interrelación latinoamericana se siguen fortaleciendo. y eso hay que festejarlo. y apoyarlo.

  • Adriana dijo:

    GRANDE SILVIO!! ¡¡ Cómo quiere a su país !!
    Gracias por evocar bellos recuerdos de otros ayeres...

  • patricia dijo:

    muy interesante la respuesta de Silvio al Sr. Cariostegui y la interrogación de Ana Joaquina. . . . lo que se deduce de estos tres comentarios es que la "la generosidad con el otro" se convierte en un ideal inalcanzable si prevalece el egoismo del hombre en cada hombre.
    Este egoismo como dice la nota nació con el hombre y morirá con él. Pero esto no nos libera del deber de reflexionar sobre sus consecuencias.

    . . . gracias por habermelo recordado en este domingo nublado en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

  • Abel dijo:

    Yo he vivido menos que Silvio y el resto de las personas que han opinado en este articulo, pero si considero que la carencia de valores que enfrenta la juventud de nuestras naciones son responsabilidad de la familia, como núcleo de la sociedad.

    No se debe culpar a la dirección de una nación por las cosas que los padres no sean capaces de hacer, la responsabilidad de los hijos es de los padres, no de sus naciones, ni menos de sus gobiernos.

    Los valores se crean, se cultivan y se incrementan en la casa, desde la casa y durante el desarrollo familiar en que se desenvuelve un individuo.

    Pienso que las instituciones hacen lo que les toca.
    ?Que hace la familia?
    ?Que tiempo dedican los padres a la educación de sus hijos?.

  • Pupi dijo:

    Interesantes ( y ciertos) la mayoría de los comentarios aquí expuestos, coincido plenamente con Abel: no se puede obviar el papel de la familia en la formación ( o deformación ) de los valores. Existe la tendencia de culpar al estado, a las escuelas, pero cómo se señala en otros comentarios y como sabemos por nuestros mayores,en otros tiempos había menos instrucción y mucha más educación formal y respeto.

  • Ernesto Gerardo dijo:

    Silvio, !me quitaste lo del litro de leche de la boca! Eso sucedia tambien en las ciudades: se dejaba en la puerta el litro vacio y los diez centavos, el lechero venia, tomaba ambos y te dejaba el litro de leche en la puerta. A NADIE, ni a los muchos mendigos o desempleados en busca de trabajo que vagaban por el barrio; repito, a NADIE se le ocurria sustraer ese litro de leche, al alcance de cualquiera que pasara. De alguna manera, buscando el hombre nuevo, el futuro luminoso, la sociedad perfecta, se llego a un punto en que cuando la policia va a un hogar cubano donde entraron a robar durante la noche a traves de una ventana abierta, la primera pregunta del oficial es "?y por que Uds. no cerraron la ventana antes de acostarse?"
    Abel, el hogar no existe independiente de la sociedad; de ahi que no solo los problemas del hogar se traducen en problemas sociales, pero tambien a la inversa. Antes del '59, que yo si conoci, no habia un gobierno que se empennara en que todo el mundo tuviera casa o un poco de comida; no habia una emigracion que ganara 25 veces mas que Ud, no habia mecenazgos de potencias extranjeras al pais, pues los yanquis venian a buscar lo suyo. Asi, que !habia que trabajar! Si no, no se vivia: esa era la leccion de la sociedad y del sistema, y eso lo estaban viendo los muchachos dia tras dia. No habia que dar charlas, pues una accion valia mas que mil palabras. ?De que vale que hoy las instituciones se desgasten promoviendo "los valores del trabajo", si el joven esta viendo que con la moneda que le pagan no se va a la shopping -otra "institucion", dicho sea de paso- y que subsiste quien "inventa" o a quien lo mantienen?

  • EL LORY dijo:

    Bueno yo no viví el CAPITALISMO, nací con esta Revolución, pero el hecho como tal de la violencia NO se le puede achacar simplemente a un sistema de gobierno en un determinado periodo.

    Hay quien habla de las tantas cosas que había antes pero no MENCIONA, las muchas que faltaban y en especifico en materia SOCIAL y eso lo se de mi padre, que fue un simple Obrero de una barrio Marginal de Camagüey.

    La violencia es un fenómeno que va aparejado con la Educación desde la CUNA, que es la fundamental, claro que aparejado con la MARGINALIDAD la hace mas peligrosa. El segundo Escalón lo juega la ENSEÑANZA(Escuela),donde se enseñan Valores desde tempranas edades y esto lo garantiza un Sistema de Educación asequible para todos sin distinciones, esto lo deben garantizar los gobiernos, pero jamás la FAMILIA debe de dejar ser el ARBITRO principal del seguimiento y comportamiento del integrante, cuando esto falla por cualquier causa se pierde todo, de nada vale esmerarse tanto en dar garantías de un sistema educacional GRATIS para todos, si en realidad ese DERECHO no lo hacemos nuestro, lo apartamos y empezamos a ver otras cosas aparte y descuidamos la importante EDUCACION de nuestros hijos y hasta abecés justificamos las malas actitudes o adoptamos posiciones pasivas cuando hay que actuar con Energía.

    En cuanto a Venezuela es justo lo que plantea Casaus, que la Violencia se toma como hecho para presionar al derrocamiento de Gobiernos como justificación. EL SINDROME del MALANDRISMO que tanto aqueja a las sociedades de Latinoamérica, ni los creo CHAVEZ ni lo ha fomentado con sus medidas de corte social, eso es un engendro de lo que tuvo que heredar de los gobiernos anteriores ADECOS y COPEYANOS (?puede ser?)Los cuales los temas sociales le resultaban ajenos. Además en mi opinión la violencia también es un reflejo de su sociedad, si usted fomenta como política grupos Paramilitares, policías Corruptas, asesinatos selectivos, abuso policial significativo, esto agrava mas el problema.

    El deterioro de la situación Económica pienso que influya en este Tema pero no es lo que determina, pues EUA es el país mas poderoso Económicamente y es uno de los que tiene mas ALTOS NIVELES de Violencia. La gran realidad la estamos viendo ahora las guerras imperiales, los golpes de estado, el desmoronamiento de sistemas Sociales de Izquierda, han traído un INCREMENTO de la violencia a nivel MUNDIAL y esto ni con libre mercado," Democracia Multipartidista" y Neoliberalismo han podido tampoco eliminar este mal. Fijémonos en MEXICO que tiene todo tipo de Propiedad en cuanto a los Medios de Producción y hoy tiene un panorama bastante FEO en cuanto a esto.

    Por tanto veamos y luchemos por alcanzar lo que nos falta en nuestra sociedad y perfeccionémosla TODOS pues para este caso no hace falta la IDEOLOGIA sino el SENTIDO COMUN y la otra cosa es pensar que El Hombre es el centro de TODO y Luchemos contra EL EGOISMO e INDIVIDUALISMO, pensemos y eduquemos como Sociedad.
    Y ¡ VIVA CHAVEZ! Al igual que todos los hombres Progresistas de este MUNDO

  • Eloisa dijo:

    Querido Silvio, sigo sin poder entrar a los comentarios de Segunda Cita. Aunque por suerte si lo puedo leer. Me solidarizo totalmente con tus palabras y más en estos momentos que estamos viviendo: el triunfo del PRI en México (no por esperable, menos indeseable, México es demasiado importante para EEUU, también para nosotros), el probable establecimiento de nuevas bases militares yanquis en Paraguay (lo cual seguramente contribuirá a “disminuir la violencia” allí, como donde quiera que éstas se han establecido y a “garantizar la seguridad interna de los estadounidenses”, léase corporaciones, que al parecer cada vez mas hay que garantizar en TODO el mundo a cualquier precio). Cuando Santosuribe, que no Colombia como se escribe, asume la Secretaría del Consejo de Seguridad de la ONU (como si alguien que no puede mantener la seguridad en su casa tuviera derecho a legislar en casa ajena) y hay que ver las declaraciones que ha hecho respecto a “terminar con la violencia en Siria”, seguramente la solución pasará por mucha más violencia. Cuando vemos que la SICA (Sistema de Integración Centroamericano) ni siquiera condena el golpe en Paraguay, pues claro todos sus integrantes de un modo u otro están asociados a los grandes intereses de la derecha, salvo Nicaragua. Nosotros aceptamos todo esto sin necesidad de insultar a quien se alegre. Solo nuestros opositores en su miedo se otorgan el derecho de insultar. Pero nosotros luchamos y mucho nos alegramos, eso si de que la salida de Paraguay del MERCOSUR, facilitara la entrada de Venezuela (pierde Paraguay y gana el MERCOSUR); de que Nicaragua comience a presidir el SICA. De que la esposa de Zelaya, Yolanda Castro se postule en Honduras.

    Me doy cuenta que los comentarios han ido luego centrándose en Cuba, como es lógico; al fin lo más importante para nosotros. Pero nunca debemos olvidar que vivimos en un contexto mucho más amplio. La educación formal, esa que tu y varios más reclaman no solo se ha perdido en Cuba y no tiene esa pérdida que ver con el socialismo nuestro(al menos esa es mi apreciación). Se ha ido perdiendo en el mundo. Incluso hay sicólogos, educadores que escriben sobre ello. Yo también tengo más de 60. Me doy cuenta perfectamente que la tolerancia y el “facilismo” se han entronizado en la educación de los hijos. Es mucho más difícil y trabajoso ser un padre exigente, que uno “complaciente”. Y de las escuelas fuera de Cuba que te cuento... En mi experiencia como maestra por varios años fuera de nuestro País (en escuelas con altísima calificación internacional) encontré que ya los padres no son padres, no, pasaron a ser “clientes”. Por tanto los alumnos pasan a ser “mercancía” ¿no? Se les trata bien para no perder los clientes, pero hasta ahí. También en ese país culpan a los maestros (que no al sistema por ser un pais "democratico") por no “educar” bien a los hijos. Para eso pagan (muy bien) los padres y los mandan a “buenas” escuelas. A los padres solo les corresponde darles “cosas” a los hijos para que estén contentos y los quieran. O sea al igual que creen comprar a los maestros (con lo que pagan por colegiatura)y como si estos fueran una extensión de los sirvientes de la casa (para los cuales no hay tampoco consideración alguna), creen comprar a los hijos. Estos, muchas veces por falta de afecto, se “pegan” a sus profesores o acaban en pandillas y drogas, en este caso no por no tener cubiertas las necesidades materiales básicas, sino las afectivas. Los padres luego o no creen o no entienden: “Yo que todo se lo doy a mis hijos, yo que tanto lucho por…, etc.” Es culpa de los hijos, de la escuela, de todos, pero jamas de ellos.
    Pero regresemos a nuestro entorno. Nos quejamos y es lógico pues debemos aspirar a perfeccionarlo siempre. Pero pienso como tú que es una lástima que muchos compatriotas no puedan darse una vueltecita “fuera del patio” y ver cómo va el mundo. Yo tuve la dicha de nacer en una familia de clase media y bajo el capitalismo estudiar en una magnífica escuela que eera rivada, pero no propiedad de una persona, eera una fundacion, donde el magisterio era cuasi sagrado, por tanto creo saber bien como deben ser las escuelas. Y ahora he tenido la oportunidad de enseñar por varios años “afuera”. Nuestras escuelas no son tan malas, menos aun la mayoría de los maestros. Prueba es que nuestros graduados, cuando se van, casi siempre logran situarse bien fuera del País. Creo que eso dice mucho de nuestras escuelas y desdice un poco de la enseñanza que creemos superior “como todo lo de afuera”. El problema de la educación formal, aquí coincido con los demas, es fundamentalmente de la casa y se enseña atendiendo y guiando a los hij@s lo más posible, por cansados que estemos, por poco importante que podamos ver esta anónima labor diaria. Eso es también hacer Patria, es también Socialismo, es hacer futuro. Siempre dije: “!De que vale el obrero, maestro, cuadro, profesional, comunista, etc. más destacado, si a la Patria le deja unos hijos que son un desastre! A muchos así he conocido…

    Vuelvo a tu artículo original: en fin que necesitamos un Chávez cada vez más fuerte, ojala lo entiendan suficientemente los hermanos venezolanos. Pero con eso no basta, también ¡QUE VIVAN Evo, Correa, Fidel y Raúl, Daniel Ortega, Cristina y Dilma, el UNASUR (“buena ficha” que lo presidirá ahora, pero ni modo), MERCOSUR y CELAC, los del 15-M, #Soy 132, "ocupas", mapuches chilenos, mineros espanoles y todos los que luchan por un mundo mejor! ¡Carajo!

  • Plamen dijo:

    Caballeros:
    Realmente leyendo el artículo de Silvio, el cual aunque él no lo sabe es mi hermano mayor, y los comentarios de la mayoría de los que lo han hecho, me siento orgulloso, como cubano, de cómo, cuando queremos o podemos, somos capaces de polemizar sobre temas interesantes y de muschas aristas.
    Silvio, para ayudar a resolver este tema, te sugeriría que al igual que lideriaste un grupo de intelectuales que fue a actuar a las cárceles y por algunos barrios marginales sin cobrar un céntimo, liderearas un grupo que combata la chabucanería en muchas de las letras de las canciones actuales que se difunden por las emisoras ESTATALES de este país, deformando no solo los gustos estéticos, sino en ocasiones imponiendo valores de los que en este espacio hemos criticado. Te lo pido por el respeto que te tengo, porque has demostrado ser un cubano valiente y de los imprescindibles.
    Tenemos un gran problema en nuestra patria en muchos aspectos, pero tenemos una gran ventaja sobre otros y es que tenemos una revolución y aunque hay que perfeccionarla no tenemos que partir de cero.
    Gracias a todos los que de buena fe han aportado su granito de arena.

  • Eloisa dijo:

    He tratado varias veces de subir este comentario, pero como no me aparece el mensaje de que lo recibieron, lo envío una ultima vez más. Por favor chequeen. Y si hubiera llegado antes y pueden utilicen este ultimo.

    Querido Silvio, sigo sin poder entrar a los comentarios de Segunda Cita. Aunque por suerte si lo puedo leer. Me solidarizo totalmente con tus palabras y más en estos momentos que estamos viviendo, es poco todo lo que podamos decir al respecto: el triunfo del PRI en México (no por esperable, menos indeseable, México es demasiado importante para EEUU, también para nosotros), el probable establecimiento de bases militares yanquis en Paraguay (lo cual seguramente contribuirá a “disminuir la violencia” allí, como donde quiera que éstas se han establecido y a “garantizar la seguridad interna de los "estadounidenses”, léase "corporaciones", que al parecer cada vez mas hay que garantizar en TODO el mundo a cualquier precio). Cuando Santosuribe, que no Colombia como se escribe, asume la Secretaría del Consejo de Seguridad de la ONU (como si alguien que no puede mantener la seguridad en su casa tuviera derecho a legislar en casa ajena) y hay que ver las declaraciones que ha hecho respecto a “terminar con la violencia en Siria”, seguramente la solución pasará por mucha más violencia (si vemos la respuesta de la oposición al Plan de la ONU). Cuando vemos que la SICA (Sistema de Integración Centroamericano) ni siquiera condena el golpe en Paraguay, pues claro todos sus integrantes de un modo u otro están asociados a los grandes intereses de la derecha, salvo Nicaragua. Nosotros aceptamos todo esto sin necesidad de insultar a quien le agrade. Es el miedo en el fondo el que hace a nuestros enemigos insultar, denigrar, lo que ni siquiera pueden entender. Pero mucho luchamos y nos alegramos nosotros, eso si de que la salida de Paraguay del MERCOSUR, facilitara la entrada de Venezuela (pierde Paraguay y gana el MERCOSUR); que se postule la esposa de Zelaya , Yolanda Castro, en Honduras, que Nicaragua pase a presidir el SICA. Siempre hay buenas noticias.

    Me doy cuenta que los comentarios han ido centrándose en Cuba, como es lógico, es lo más importante para nosotros. Pero nunca debemos olvidar que vivimos en un contexto mucho más amplio. La educación formal, esa que tu y varios más reclaman no solo se ha perdido en Cuba y no tiene esa pérdida que ver con el socialismo nuestro (al menos esa es mi apreciación). Se ha ido perdiendo en el mundo. Incluso hay sicólogos, educadores que escriben sobre ello. Yo también tengo más de 60. Me doy cuenta perfectamente que la tolerancia, el “facilismo” se han entronizado en la educación de los hijos. Es mucho más difícil y trabajoso ser un padre exigente que uno “complaciente”. Y de las escuelas fuera de Cuba, en mi experiencia como maestra por varios años fuera de nuestro País (en escuelas con altísima calificación internacional), encontré que ya los padres no son padres, no, son “clientes”. Por tanto los alumnos pasan a ser “mercancía” ¿no? Es la escuela un lucrativo negocio mas. También “afuera” los padres culpan a los maestros (a quienes por cierto pagan salarios de miseria) por no “educar” bien a sus hijos. Para eso pagan (muy bien) y los mandan a “buenas” escuelas que se espera lo hagan todo. A los padres solo les corresponde darles “cosas” a los hijos para que estén contentos y los quieran. O sea al igual que creen comprar a los maestros (con lo que pagan por colegiatura) y los consideran bien poco (igual que a los sirvientes de la casa con quienes los hijos pasan la mayor parte del tiempo extra escolar), creen comprar a los hijos. Estos, muchas veces por falta de afecto, se “pegan” a sus profesores o acaban en pandillas y drogas, en este caso no por no tener cubiertas las necesidades materiales básicas, sino las afectivas. Los padres luego o no creen o no entienden: “Yo que todo se lo doy a mis hijos, yo que tanto lucho por…, etc.”
    Pero nos quejamos de nuestro entorno. Siempre pienso como tú que es una lástima que muchos compatriotas no puedan darse una vueltecita “fuera del patio” y ver cómo va el mundo. Yo tuve la dicha de nacer en una familia de clase media y bajo el capitalismo estudiar en una magnifica escuela, que aunque era de propiedad privada era administrada por una fundación, por tanto creo saber bien como deben ser las escuelas. Y ahora, al enseñar por varios años “afuera” puedo decir que nuestras escuelas actuales no son tan malas, menos aun la mayoría de los maestros. Es lógico y bueno que nos quejemos y que tratemos de mejorarlas. La mejor prueba de su calidad es que nuestros graduados, cuando se van, casi siempre logran situarse bien fuera del País. Eso no se debe perder de vista. Creo que eso dice mucho de nuestras escuelas y desdice un poco de la enseñanza que creemos superior “como todo lo de afuera”. El problema de la educación formal, aquí coincido, es fundamentalmente de la casa y se enseña atendiendo y guiando al hij@ lo más posible por cansados que estemos, por poco importante que nos parezca esta anónima labor diaria. Eso es también hacer Patria, es también Socialismo, es hacer futuro. Siempre dije: “¡De que vale el obrero, maestro, cuadro, profesional, comunista, etc. más destacado, si a la Patria le deja unos hijos que son un desastre! A muchos así he conocido… Así que de una buena vez TODOS propongámonos cambiar el facilismo en la casa y en la calle.

    Regreso a tu artículo original: en fin que necesitamos un Chávez cada vez más fuerte, ojala lo entiendan suficientemente los hermanos venezolanos. Pero con eso no basta, también ¡QUE VIVAN Evo, Correa, Fidel y Raúl, Daniel Ortega, Cristina y Dilma, el UNASUR (“buena ficha” que lo presidirá ahora, pero ni modo), MERCOSUR y CELAC! ¡VIVA el 15-M, #yosoy132, los “ocupa”, los mapuches, los mineros españoles, TODOS aquellos que luchan por un mundo mejor hoy y en el futuro! ¡Carajo!

  • Plamen dijo:

    Bueno, por ahora no tenemos que partir de cero, porque si perdemos la revolución será muy difícil recuperarla. La pérdida de valores puede llevar a que en el futuro inmediato, podamos perder la Revolucicón. Ojalá yo esté equivocado, pero más vale que no corramos el riesgo. A lo foristas les sugiero lean todos los comentarios y que cada cual se pregunte así mismo que ha hecho y qué puede hacer para que seamos un pueblo culto, decente y con valores de lo cuales podamos sentirnos orgullosos.

  • javiel dijo:

    la carga social no puede ser soportada solamente por el estado,se necesita de padres ejemplares y consientes que se responsabilicen con la conducción y educación de sus muchachos,Silvio se refiere también a un periodo donde las riquezas corrían como manantiales en el país,nada tiene que ver con la falta de este u otro recurso en la actualidad ,es un error quien pretenda establecer semejante comparación,la vergüenza se cultiva descalzo,remendado ,de traje y corbata y comiendo cada día un buen plato de arina de maíz como me toco comérmelo todos los días sentado en el interior de una casita de techo de guano y tabla,y miren ustedes hoy cuanto le debo a mi madre y a mi revolución ser un NEGRO digno y sobre todas las cosas con muchísima vergüenza y REVOLUCIONARIO 100% DEMOSTRADO.

  • Diego dijo:

    Han citado a la Argentina. Soy argentino y si es cierto que los medios exageran las condiciones en las que vivimos, mientras que el gobierno exagera con los logros que consigue. Tanto el gobierno, el antigobierno y los medios nos desinforman. Y creo que el respeto pasa tambien por ese lugar. Que me mientan un la cara y se rian a mi espalda, me parece una falta total de respeto.

    Hablo desde mi lugar, ya que no conozco a fondo la situacion cubana ni venezolana. Pero... presiento que todo el pueblo latinoamericano, mas allá de las fronteras, tenemos la misma hermosa gente y las mismas dolencias.

    Un saludo desde la Republica Argentina.

  • Santiago dijo:

    Hola a todos, soy venezolano de 34 años. El tema de la violencia en Venezuela tiene diversas causas (sociales, culturales, económicas, urbanas y tecnológicas).

    Durante cuarenta años, aproximadamente, miles de personas fueron engañadas por un modelo de vida que promovieron aquellos que se beneficiaron de los primeros ingresos petroleros, logrando con esto un éxodo masivo del campo a ciudad que transformó campesinos en obreros…

    Aquellos que se trasladaron del campo a la ciudad, creyeron que ese cambio mejoraría su situación, es decir, pensaron que al llegar a la ciudad iban a poder tener acceso a servicios públicos de calidad (educación y salud). Así nacieron los barrios y allí se formaron las comunidades del olvido…

    Los barrios son muestra del engaño de una forma de vida y la consecuencia fue una situación de disconformidad, que impulsó a muchos a buscar medios (algunos equivocados) para salir de la pobreza…

    El egoísmo y el engaño son unas las formas de violencia más erosivas, ya que despierta un resentimiento que se transforma en una respuesta de destrucción… Son ellos los ingredientes de la situación actual de Venezuela, y son ellos la medula espinal del sistema capitalista.

    ¿Cuáles han sido los correctivos?

    Ahí es donde existe un gran vacío, porque muchas de las causas y sus riesgos no poseen controles eficaces y otros ni siquiera los tienen. Las misiones atacan algunas de las causas pero se han transformado en instrumentos de manipulación, han perdido su rumbo y su naturaleza… Los barrios siguen creciendo, el modelo de vida capitalista sigue reinando, los símbolos de poder económico siguen deslumbrando y convirtiéndose en la razón de ser de muchos…

    ¿Qué se puede hacer?

    Emprender acciones contundentes, bien definidas, organizadas, planificadas y controladas. Este gobierno tiene 14 años de edad y no debe seguir echándole la culpa a los cuarenta años anteriores y tapar al Sol con el dedo, fabricando consuelos de tontos. Hay que asumir la responsabilidad. Debemos dejar de usar los correctivos para hacer proselitismo. Tenemos los recursos para hacer de Venezuela el mejor país del mundo, pero esos recursos están mal administrados. No justifiquemos la incompetencia. Seamos verdaderos Revolucionarios, seamos verdaderos Socialistas, seamos verdaderos Bolivarianos.

    ¡Viva Venezuela Carajo!

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Silvio Rodríguez

Silvio Rodríguez

Músico y poeta cubano. Es fundador de la Nueva Trova y autor de canciones antológicas como "Unicornio", "Ojalá", "La era está pariendo un corazón", y muchas otras.

Vea también