Imprimir
Inicio » Opinión  »

¡Ahí está el General!

| 1

Maceo a Caballo

Antonio Maceo Grajales, sin despojarse del saco, se abre la camisa y le muestra el pecho lleno de cicatrices. Así cumple con el pedido: sería muy interesante que nos narrara algunas de sus hazañas en la guerra, realizado por el periodista Coronado. El héroe llegó a la capital cubana el 5 de febrero de 1890, a bordo del vapor Manuelita.

En las escalas: Santiago de Cuba, Gibara y Nuevitas, lovisitaron varios patriotas: intercambio para volver a luchar por la emancipación.  Aquí se hospeda en el Hotel Inglaterra: muchos ciudadanos vienen a verlo para vigorizar las ansias de romper el yugo. En los españoles causa expectación, curiosidad y, en los más reaccionarios, temor.

Una guardia especial en el hotel lo vigila. “El capitán de la guardia profesaba verdadera admiración por Maceo y le advirtió sobre aquella situación; Maceo se dirigió al Palacio de la Plaza de Armas, donde fue recibido por el entonces Capitán General Felipe Fernández Cavada, quien se vio obligado a suprimir la guardia”. Aloyma Ravelo y María  del Carmen Mestas en su comentario Maceo y los muchachos de la Acera del Louvre.

La Acera, de Prado y San Rafael, desde su nacimiento (1850) y con superior potencia al edificarse la instalación hotelera que toma el terreno y el nombre de un café que en ese lugar existía.”…en un tiempo fue como la Puerta de Sol madrileña: todo lo que llegaba a la ciudad, y valía algo…, no tardaba hacer acto de presencia …”. Federico Villoch.

Ideas independentistas latían en sus tacos: Ignacio Agramonte, Federico Mora, los Sanguily, Emilio Pontón, Pedro Armenteros, Miguel Andoux, Dionisio Vosmenier, Cándido Rodríguez… “Al clamor de la campana de La Demajagua, que anunciaba el inicio de la heroica gesta, muchos de aquellos muchachos dejaron atrás la vida alegre y rumbosa de la Acera, para empuñar el machete y morir, incluso, en los campos de batalla”.Ravelo y Mestas.

Allí, el capitán del ejército hispano, Nicolás Estevanez, quebró su sable como protesta por el asesinato de los estudiantes de Medicina el 27 de noviembre de 1871. Luego, renunciaría a sus grados. En 1890, el encuentro entre dos rivales: Maceo y el coronel Santocildes, derrotado por aquél en la lid de San Ulpiano: la vida lo llevaría a perder la batalla y la existencia frente Antonio, en Peralejo, durante la Guerra de Independencia.

Están las entrevistas con Néstor Aranguren, Perfecto Lacoste, Eduardo Rosell, Gustavo Menocal, Gustavo Mora, Manuel de la Cruz, Enrique José Varona…siempre, de alguna u otra manera, con la intención de incendiar la manigua. Desde su llegada hasta su partida, el 24 de junio, el Titán de Bronce fue reverenciado por los jóvenes del célebre sitio. Lo expresa uno de ellos, Gustavo Robreño, en la novela La Acera del Louvre:”Los muchachos… habíanse constituido en Guardia de Honor del gran guerrero alojado en el hotel Inglaterra; y aunque no era cosa corriente, entonces, ver a los hombres de piel oscura mezclados con los blancos, por hallarse muy cerca todavía, los tiempos de la esclavitud, es lo cierto que la prestancia y distinción del Gran Mulato, hacían desparecer toda preocupación de razas, disputándose todos el honor de acompañarlo”.

Entre aquellos jóvenes destacan Juan Bruno Zayas, Carlos Maciá, Francisco Romero, Alfredo Arango, Raúl Cay, Pablo Mazorra, Ramón Hernández, “Periquillo” Machado, Francisco Aguirre, Gustavo Robreño… Juan Bruno llegó a General y Maceo lo tenía como su sucesor, pero cayó en combate antes que su jefe. Es, actualmente, el Patriota Insigne del Cerro. Carlos Maciá resultó el primer lanzador en propinar un cero hit, cero carrera en nuestro país. Llegó a oficial mambí. Como han señalado las escritoras antes citadas: “Muchos de los jóvenes de la Acera del Louvre abonaron con su sangre el camino de la independencia”. La presencia de su General, como le decían, su contacto con él, les fortificó el amor por la patria que devino hechos por lo más preciado del ser humano: la libertad.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlosglez dijo:

    Adelante Cuba, tu patria esta contigo.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Víctor Joaquín Ortega

Víctor Joaquín Ortega

Periodista cubano. Trabaja en el periódico Tribuna de La Habana

Vea también