Imprimir
Inicio » Opinión, Deportes  »

Stevenson glorificaría otra vez la Ciudad Deportiva

| 21

De amar las glorias pasadas, se hacen fuerzas para adquirir las glorias nuevas.

 José Martí

Teófilo StevensonEl cónclave capitalino con vista al XXI Congreso Nacional de Historiadores acordó, por unanimidad, elevar una sugerencia al Instituto Nacional de Educación Física, Deportes y Recreación (INDER): que la Ciudad Deportiva de La Habana lleve el nombre del tricampeón olímpico Teófilo Stevenson Lawrence quien refulgió como ninguno sobre el cuadrilátero que acoge el Coliseo de dicho escenario, y es el más destacado boxeador aficionado de todos los tiempos.

Los delegados del Equipo Nacional de Historiadores del Deporte allí reunidos fueron los que hicieron la propuesta que ha sido tan bien acogida. El as brilló mucho más allá del ring cuando prefirió el amor de sus compatriotas y la dignidad propia a todo el dinero que le ofrecieron los bandidos que destrozan la pureza de la cultura física y, en especial, las lides del músculo

Desde el corazón de la patria

Teófilo Stevenson merece el reconocimiento de nuestro pueblo por su éxito deportivo…Creemos que él dejó un ejemplo todavía más valioso que eso y es el instante en que le hablaron de la posibilidad de ganarse un millón de dólares. Ese joven, hijo de humilde familia y un humilde obrero oriental, dijo que él no cambiaba a su pueblo por todos los dólares del mundo.

Fidel (28-9-1972).

El periodista Elio Menéndez ha sido de los primeros en decir lo que sugieren los historiadores de la capital. La idea vibra también en la ciudadanía. Lo expresa el combatiente Rubén Colao Medina, en carta enviada a Tribuna de La Habana: “No es justo que contando en nuestra rica historia deportiva al inmortal Teófilo Stevenson, el púgil más destacado de la etapa revolucionaria en Cuba, y en el boxeo amateur, se mantenga la Ciudad Deportiva sin un nombre digno… El Coliseo se honrará con el nombre de Teófilo, lo cual será un merecidísimo homenaje a esa gloria, ejemplo para esta y futura generaciones de jóvenes atletas”.

El 26 febrero de 1958 fue inaugurada esta instalación, que pasó a manos del país en cuanto se alcanzó la libertad y el muro que separaba a las masas del deporte resultó derribado- qué obstáculo no echamos abajo- y a la actividad llegaron, en primer lugar, los más preteridos: los guajiros, las mujeres, negros, mestizos, los pobres que tanta riqueza verdadera poseían y en lo atlético convirtieron a Cuba en una potencia de la rama. Nombrar Teófilo Stevenson Lawrence a la mencionada instalación es justo y simbólico.

Al morir

A la mañana siguiente de su muerte, una décima del repentista Alvarado logró atraparlo en Buenos Días. Finaliza así: “…Stevenson y Chocolate/ son el boxeo cubano”. No hay hipérbole. El poeta juntó a Pirolo y Yiyi, como les decían en sus respectivos barrios a estos dos astros que nunca se marearon con sus coronas. Amaron la vida, la disfrutaron con deseos, y la pasión los llevó a algún desaguisado alguna vez. Eso sí: sus virtudes pesaron muchísimo más que sus debilidades.

Siempre Yiyi y Pirolo a pesar de la gloria- por encima de la fama alcanzada- y la destreza entre las cuerdas. Sin ser perfectos, – quién que es humano puede serlo y, de serlo, qué pedante sería- jamás olvidaron de donde venían, ni dejaron de ser sencillos y generosos, les brotaba: no son solo el boxeo nuestro, son la misma patria. Solidificaron la identidad nacional, unieron, levantaron la autoestima de los de abajo, en especial del negro, del mestizo, incluso más allá del país.

Cuando Nelson Mandela nos visitó le pidió a Fidel un encuentro con Teófilo. Tras de las rejas, sufriendo la injusticia imperial y racista, disfrutaba de los triunfos  del atleta. Los calificaba de propios de los pobres, de las razas despreciadas, del llamado Tercer Mundo; robustecedores del talento, las posibilidades y las esperanzas de los explotados de todo el planeta.

El tunero dignificaba a quienes no tienen nada y en el espíritu lo tienen todo: solo hay que liberar dichas fuerzas y conducirlas hacia el combate por un mundo vencedor de la enajenación del esquilmado y hasta de quienes esquilman. Aportó lo superior de él a tan difícil lucha; sus proezas fortalecieron lo mejor de esa gente.

Potencia y belleza

Con sano orgullo podemos expresar: ni el Chócolo ni Stevenson abusaron de su superioridad entre las cuerdas ni tuvieron como enemigos fuera del cuadrilátero a los rivales, fueran Tony Canzoneri, Fidel La Barba o Jack, Kid, Berg para el del Cerro;  Igor Visotski o el posible contrario de la pelea que pudo ser la del siglo: Mohamed Ali, golpeado por el sorprendente adiós, angustia que mostrara en un mensaje enaltecedor.

Ninguno de los dos soslayó las manos forjadoras. “Ese blanco era mi hermano, mi padre. Si le hubiera hecho caso en todos los momentos…” opinaba Chócolo sobre Luis Felipe, Pincho, Gutiérrez, un manager bien distinto; el tricampeón olímpico no escatimaba expresiones agradecidas ni el cariño por Alcides Sagarra, el padre de la Escuela Cubana de Boxeo, y por el soviético Andrei Chervoneko, quien confió y luchó por el novato cuando algunos no le veían las cualidades.

Hijo de una etapa superior, Stevenson no le falló a su época y escogió la primera línea del bregar sin limitarse al ring. Como señala un titular periodístico foráneo: Prefirió ser rojo a ser rico;  a pesar de cierta simpleza, si nos sumergimos en este, dice una gran verdad: el mejor púgil amateur de todas las épocas, prefirió a su pueblo, y con naturalidad, sin sentir sacrificio, despreció todos los millones de pesos que le ofrecían. ¡Cuánto de Judas Iscariote tienen los que les dan la espalda a sus compatriotas por el dinero!

Despiertan pena. Se han perdido esta querencia que siempre ha rodeado al gigante oriental, demostrada y crecida con la entrega espontánea de sus coterráneos al saber de su partida, y el respeto y el afecto que vinieron enlazados a una enorme tristeza desde otras partes del mundo.

¡Cuánta potencia embellecedora le daría a la Ciudad Deportiva llevar el nombre de Teófilo Stevenson!

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Katniss dijo:

    EUGENIO GEORGE… Ese es el nombre que debe llevar nuestro Coliseo… A la ciudad deportiva pónganle el nombre que quieran…

    • Eduardo dijo:

      Katniss, el tonito despreciativo es innecesario.

    • Juan Carlos dijo:

      Katniss: Stevenson y Eugenio son Fidelidad a la bandera, son producto de la revolución, hijos de nuestro pueblo. Le pido respeto para Teofilo, el atleta mas grande de todos los tiempos. Estoy de acuerdo con la sugerncia de los historiadores de la capital.

  • nbermudez dijo:

    Coincido con katniss Eugenio George debe llevar el coliseo señores estamos hablando del entrenador del siglo en el boleibol y a veces ni se le menciona, en cuanto al nombre de la ciudad deportiva esta mas que merecido un hombre tan importante para nuestro pais, que hombres tan grandes de nuestro deporte es un orgullo para nosotros los cubanos.

  • Eduardo dijo:

    Muy justa esta propuesta. Pirolo fue y es un símbolo para nuestro pueblo.

  • Juan Aguilera Carbonell. dijo:

    Teofilo Stevenson es el deportista mas grande entre muchos que ha dado la Revolucion, ese es el nombre que debe llevar el Coliseo de la Ciudad Deportiva, El se lo merece y pienso que se deberia de hacer una estatua de su figura, en dicho lugar y en Las Tunas donde se celebra un campeonato de pesos pesados en su nombre.

  • CARLOSS dijo:

    se avían demorando

  • Leandro dijo:

    Pienso que es una buena idea. Stevenson lo merece, no se está quitando un nombre para poner otro, algo que no me gusta; se está adicionando un nombre a la Ciudad Deportiva. Pienso que en esa dirección se pudiera pensar en nombres de otros deportistas y entrenadores para otras instalaciones; muchos hay.

  • Alexis Mario Cánovas Fabelo dijo:

    DEBIERAN PONER; A TAMAÑO NATURAL; SU ESTATUA EN BRONCE, EN LA POSE DEL TRIUNFADOR EN LA PELEA.
    PARA DEMOSTRAR QUE SU GRANDEZA ES IMITABLE:
    NO VENDERSE JAMÁS.

  • silvio dijo:

    Estoy de acuerdo ,que mejor nombre para el coliseo de la cudad deportiva

  • Oscar Luis Pereira dijo:

    Nada mejor que su nombre para honrar esa instalacion deportiva cubana. EL GRAN TEOFILO, EL TUNERO, EL ORIENTAL, EL NUESTRO, que nunca nos triciono, COMO NO!!
    Totalmente de acuerdo.

  • Anaeli dijo:

    Mucha honra dieron a Cuba el boxeador Teófilo Stevenson y el entrenador de voleibol Eugenio George, como merecidamente se le recuerda en este foro. Pero yo voto porque siga siendo la Ciudad Deportiva, a secas, como hasta ahora. NO entiendo por qué de ese afán por ponerle nombre a todo. No nos alcanzarían las instalaciones para llamar a grandes deportistas, artistas, científicos… cubanos, Gracias.

  • César dijo:

    HONOR A QUIEN HONOR MERECE.
    MUY ACERTADA LA PROPUESTA QUE APOYO.

  • aydil dijo:

    Basta de ponerle nombre a las instituciones ,que hemos sido incapaces de mantener y después su deterioro se ve marcado por los nombres de nuestros mártires y héroes . ESPERO QUE LOS HISTORIADORES Y FUNCIONARIOS SEAN ATINADOS Y NO SE DEJEN LLEVAR POR EL ENTUSIASMO .Ojalá que no lo aprueben y que todos los involucrados hagan creer con trabajo mantenido y amor ,que ese lugar es LA CIUDAD DEPORTIVA .

  • rafael dijo:

    Estoy de acuerdo con Anaeli!! Ciudad Deportiva, por ella pasaron muchos atletas y entrenadores que llenaron de alegrias y orgullo a los cubanos!!!No seria justo mencionar solo a Stevenson, Eugenio y donde dejamos a Savon, Mamita, Correa, ect….

  • Bavaro41 dijo:

    No se por que hay que cambiarle el nombre a algo que no contruimos nosotros, se llama y se nombrara Ciudad Deportiva por muchos anos.
    Cuando seamos capaces de contruir algo similar pues tendremos el derecho de ponerle el nombre que querramos

  • Rafao dijo:

    De acuerdo con los que plantean que seguirá siendo Ciudad Deportiva, entre otras cosas porque ahí no solo se ha practicado boxeo sino también otros deportes, además de muchos otros atletas y entrenadores han dado glorias al pais en esa instalación.
    MI PROPUESTA:
    Lleva inversiones, construir por esfuerzos propios ( del país) o con capital extranjero una instalación solo para el boxeo ( que tanta gloria le ha dado al país) y que por supuesto mantendriamos con orgullo llevando el nombre de nuestro inolvidable Teofilo.
    Saludos
    rafao

  • hector rodriguez dijo:

    Y Savón traicionó a alguien yo pensé que era el boxeador historia

  • enrique15 dijo:

    La verdad es que es increíble lo que se lee aquí. Teófilo Stevenson es una de las estrellas más refulgentes en nuestro deporte. No entiendo como es que haya personas aquí que sean capaces de tratar de cuestionar esa idea tan hermosa y tan acertada que han propùesto algunos periodistas. Es increíble como muchos disimulan sus miserias humanas tras supuestos argumentos tan pueríles como aquel que plantea que “cuando seamos capaces de construir algo semejante le ponemos el nombre que queramos”, ¿es que la Ciudad Deportiva no la hicimos los cubanos? ¿es que en estos 50 años no nos hemos cansado de construir magníficas instalaciones deportivas? Pues que se llame Teófilo Stevenson y BIEN! Eugenio y otros merecen todos los homenajes y honores del mundo, pero si se decide que nuestra Ciudad Deportiva lleve el nombre del guajiro del Central Delicias, pues yo levanto las dos manos. Si hubiesen decidido por Eugenio o cualquiera de nuestras numerosas glorias deportivas, pues sin titubear lo hubiese apoyado igual, casi todos lo merecen pero es una sola Ciudad Deportiva, ¿vamos a ser tan mezquinos de negarle ese honor al Teo por aquello de que “si no pueden ser todos, que no sea ninguno? Lo único que debiera preocuparnos es que se le ponga el nombre de alguien que verdaderamente lo merezca, punto.

  • IGlez dijo:

    NO estoy en contra de la propuesta de los Historiadores de Deporte cubano hayan elevado esa propuesta al mas alto nivel del INDER, pero me parece q una decision de esa naturaleza debe ser mas abierta y donde participe el pueblo con toda su sabiduria y debe de ser llevada a votacion popular entre los nombres q se preseleccionen en una candidatura, la personalidad q se elija lo mismo deportista, q entrenador o peridista debe de ser un arraigo visceral entre todos los cubanos, q no pueda ser tachado en ninguna faceta de su fecunda existencia -en el mundo del deporte al cual dedicado gran parte de su vida-, por ningun cubano o extranjero, y si no exitiese ese hombre o mujer con esas caracteristicas, entonces seguir llamandola como hasta ahora, COLISEO de la Ciudad Deportiva.

  • Martha dijo:

    Estoy de acuerdo con esa propuesta. Fue un Deportista Fiel a su Patria. Magnifico compañero y amigo. Humilde, Humano, Solidario y sobre todo muy sencillo.

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Víctor Joaquín Ortega

Víctor Joaquín Ortega

Periodista cubano. Trabaja en el periódico Tribuna de La Habana

Vea también