Imprimir
Inicio » Opinión  »

El bazar de armas Obama

| 6

trafico-de-armasEl complejo militar-industrial estadounidense es un gobierno aparte y el mandatario norteamericano ha decidido ser su presidente. No se trata sólo de continuar guerras, preparar otras, crear constantemente armamento más avanzado para reemplazar al “viejo”: Obama es su gran vendedor.

Durante la gira asiática que realizó en noviembre del año pasado, cerró con India un acuerdo preliminar por valor de 4100 millones de dólares, el precio total de diez Boeing C-17. Poco antes, el 20 de octubre, envió al Congreso para su aprobación los términos de la exportación a Arabia Saudita de jets, helicópteros, misiles y más por el monto de 60.000 millones de dólares, la mayor venta de armas a un solo país en la historia de EE.UU.

El señor de la Casa Blanca se jactó en su discurso de recepción del Premio Nobel de la Paz de que su país era la única superpotencia militar del mundo y se dedica a confirmarlo y aun a ensanchar la afirmación. Aunque la potencia del Norte es la abastecedora más importante de armas -opera un 30 por cierto del mercado mundial desde hace años, seguida por Rusia con el 23 por ciento-, “el gobierno de Obama está modificando las regulaciones del control de exportaciones para ampliar su participación en el mercado, según varios funcionarios” (www.mcclatchy.com, 29/7/10). En agosto del 2009 instó a flexibilizar las normas de vigilancia en la materia y en su Mensaje a la Unión del 27 de junio del año siguiente reiteró el pedido, a fin de contar con “otro factor que contribuya a duplicar nuestras exportaciones en el 2015”.

Washington también ocupa el primer lugar en cuanto a gastos militares: un 43 por ciento de lo que destinan a ese rubro todos los países del planeta, según estimaciones atinentes al 2009 del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (Sipri, por sus siglas en inglés). El 22 de diciembre pasado las dos cámaras del Congreso aprobaron el presupuesto más grande del Pentágono desde la Segunda Guerra Mundial: 725.000 millones de dólares para el año fiscal 2011, un 8 por ciento superior al del 2010, más del doble del que aprobó W. Bush en el 2001 y casi la mitad de lo que el mundo entero invierte en la materia.

Obama también supera a su antecesor en otro aspecto: en el 2009, primer año de su mandato, el Departamento de Estado autorizó exportaciones de las empresas privadas armamentistas por 40.000 millones de dólares, un 17 por ciento más que en el 2008, último año del gobierno de W. (www.sfgate.com, 11/3/11). La mayor parte de esas ventas, nunca afectadas por la crisis económica, fue a países del sudeste asiático y del Medio Oriente.

El mejor aliado de gigantes como Boeing, Lockheed Martin y otras megaindustrias del ramo es precisamente Obama: “El presidente está mucho mejor dispuesto a exportar armas que cualquiera de los gobiernos demócratas anteriores”, señaló Loren Thompson, un conocido consultor en temas de defensa. O como observó el subdirector de la Asociación de Control de Armas, organismo no partidario que promueve la adopción de políticas eficaces de control de armamentos: “Hay un bazar de armas Obama” (//money.cnn.com, 24/2/2011).

El Departamento de Estado cumple sin descanso esta tarea. Muchos cables filtrados por Wikileaks revelan que los diplomáticos estadounidenses actúan como corredores del complejo militar-industrial. Un cable fechado en noviembre del 2009 describe cómo un miembro de la embajada en Brasilia presiona al gobierno de Lula para que adquiera cazas, reitera los puntos favorables de la oferta y califica la decisión de aceptar la propuesta como un “acelerador de la relación militar y comercial creciente” que mantienen los dos países.

Un caso típico se describe en otro cable dirigido al Departamento de Estado, procedente de Oslo esta vez. Recapitula los esfuerzos de la embajada estadounidense para persuadir al gobierno de Noruega de que compre jets JSF a la Lockheed Martin en vez adquirir el Gripen fabricado por la empresa sueca Saab AB. Es un verdadero manual para diplomáticos vendedores de armas que, entre otras cosas, aconseja consultar a la Lockheed Martin “para determinar los aspectos de la compra que conviene subrayar” y desarrollar “una estrategia mediática conjunta”.

Es inocultable que la mayoría de esas exportaciones no son inocentes: Washington ha logrado con ellas mutilar la influencia rusa en Europa del Este, extender su influencia en Asia y Medio Oriente y crear además una suerte de cerco militar alrededor de Rusia, Irán y China. El sueño imperial de EE.UU. sigue en pie y así, como se dice, se juntan el hambre con las ganas de comer.

(Tomado de Página 12, Argentina)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Chukay dijo:

    Con toda la conmiseracion del mundo, los yankis lo que nesecitan es un terremoto de magnitud 20 para que desaparescan con toda su prepotencia y arrogancia,Miren lo que paso en Japón y los hijos de putas de la ONU pidiendo ayuda y como ahora están matando gente en Libia,¿Los Libios no merecen vivir?.
    Hay que hacer una coalición mundial contra los yankis y sus seguidores aunque con esto se vaya el mundo al carajo.
    Pendón por la groseria pero es imposible no decir lo que se siente.
    Abajo los Yankis y todos lo que estén con ellos.

  • adrian dijo:

    Muy acertado su articulo, las consecuencias de la abstencion de Rusia y China en vez del uso del veto implicaran mayores consecuencias para ellos mismos.

    El bloqueo de la venta de armas es especialmente contra el suministro de piezas y partes del viejo armamento ruso que tiene libia. En caso de ganar la guerra los paises de la OTAN, seran ellos los que usando las riquezas de Libia empezaran a venderles su armamento a la nueva Libia. No es solo de petroleo de lo que se trata.

    Me pregunto como se auto-suministrara la resistencia, hacia la que veo dirigida la guerra, de municiones y armamento cuando la base es de tecnologia rusa, aunque tienen armas de otros paises.

    No se’ que consideraciones tuvieron Rusia y China para no usar el veto, ahora es muy tarde porque la resolucion de la ONU es muy ambigua y no tiene limites. quizas temieron que los medios masivos de difusion los acusaran de las muertes que evidentemente Gadafi iba a cometer entre los mismos desertores de sus filas. Pero la USA si usa su veto para proteger a Israel y no le importa lo que opine el mundo.

    Sobre Gadafi, muchos se preguntan como pudo llegar a tal magnitud la escalada de protestas en tantas ciudades, desembocando en lo que vemos hoy. Una de mis especulaciones es que ademas de problemas reales que el tenia, su ministro de seguridad, que ahora es el cabecilla de la oposicion, conjuntamente con algunos embajadores, debieron haberle “serruchado el piso”.

  • luis dijo:

    DONDE ESTAN LOS HP QUE LE OTORGARON EL NOVEL DE LA PAZ A OBAMA, QUE VERGUENZA PARA EL MUNDO QUE SE HAGAN GUERRAS EN NOMBRE DE LA PAZ , BASTA DE GUERRA EN MEDIO DE UNA CRISIS ECONOMICA SIN PRECEDENTES SE GASTAN MILLONES EN MATAR INOCENTES.

  • Xavier dijo:

    obama no es mas que un títere del complejo militar industrial, los que verdaderamente tienen el poder no salen a la luz pública.

  • freddy parra dijo:

    LO PREOCUPANTE DE TODO ESTO CREO YO FREDDY PARRA ES CON QUE MORAL DICE EE.UU TENER PARA CALIFICAR O NO A OTRO PAIS SI SON ELLOS LOS PRIMEROS CONSUMIDORES DE DROGA DEL MUNDO, SI SON ELLOS LOS QUE PROTEGEN A LOS TERRORISTAS EJEMPLO POSADA CAPRILES, CREADORES NO DE MILITARES SI NO DE ASESINOS CON SUS ESCUELAS (ESCUELA DE LAS AMERICAS) INTERVENCIONES EN LOS ASUNTOS INTERNOS DE LOS PAISES, TODOS LOS LADRONES PROFUGOS POR EJEMPLO DE VENEZUELA SE ESCONDEN BAJO LA MANTA DE LOS EE.UU (MIAMI), GOLPISTAS, VIOLADORES, ESTAFADORES PERO DAN EMPLEO SEGUN ELLOS Y PAREN DE CONTAR Y HAY PERSONAS QUE SIGUEN ARRASTRANDOSE A ESE IMPERIO CASI DESPLOMADO QUE NO LE FALTA MUCHO YA ESE PUEBLO EMPIEZA A DARSE CUENTA LO QUE ELLOS SUFREN Y LO QUE SUFRIRAN SUS HIJOS SI NO HACEN NADA VIVA LIBIA LIBRE

  • René Maleta dijo:

    La peor tragedia dentro de un centro escolar en la historia de Estados Unidos, como ha sido caracterizado lo ocurrido hoy en la Universidad Virginia Tech, dejó 33 personas muertas, pero en este país fallecen aproximadamente 30 mil al año por heridas causadas por armas de fuego, un promedio de 81 personas cada día.
    El tiroteo del lunes en la Universidad Virginia Tech sucedió a sólo cuatro días del octavo aniversario de la tragedia de la preparatoria de Columbine, en Colorado, la cual provocó el mismo debate que resucita hoy la sangre derramada en Virginia: qué hacer con un país con la mayor tasa (y por mucho) de mortalidad por balas en el mundo industrializado.

    En un país que desde el 11-S ha sido gobernado por una obsesión con la seguridad, lo cual ha justificado una guerra en la que casi todos los días se reportan tragedias de la misma o mayor magnitud de lo ocurrido hoy en Virginia, resulta que la mayor amenaza a la seguridad nacional son millones de armas que circulan libremente.

    A pesar de los miles de millones de dólares del presupuesto para el Departamento de Seguridad Interna, y los códigos de color para alertas de amenazas a la seguridad nacional, hay muy poca regulación y es muy limitado, a veces nulo, el control de las aproximadamente 200 millones de armas de fuego en manos privadas en este país, suficientes para armar a cada hombre y mujer en este país.

    Según cifras oficiales del federal Centro de Control de Enfermedades, en los pasados cinco años (las cifras más recientes son de 2004), más de 148 mil personas han muerto por una arma de fuego en Estados Unidos, de éstos, 14 mil 500 son menores de edad. En un año murieron 29 mil 569 personas a causa de armas de fuego, un promedio de 81 personas por día o una persona asesinada cada 18 minutos, reporta la organización Brady Campaign to Prevent Gun Violence, con cálculos hechos con información oficial.

    De acuerdo con el Brady Campaign, se calcula que 39 por ciento de los hogares en Estados Unidos tiene una arma de fuego. Se registran ventas de entre 3 a 4 millones de armas de fuego al año, y se calcula que entre uno y tres millones adicionales se intercambian en mercados secundarios.

    Estadística mortal

    En el caso de los menores de edad (hasta 19 años de edad, lo que incluye a muchos estudiantes universitarios como los acribillados hoy), las armas han matado en promedio a uno cada tres horas, según las cifras más recientes. Casi 3 mil niños y adolescentes murieron a causa de armas de fuego en un año -o sea, ocho al día en promedio. Según estas estadísticas, la tasa de muerte por balas entre menores de 15 años era casi 12 veces más alta que el total de los otros 25 países industrializados combinados.

    Los heridos por bala sumaron 69 mil 825 en 2005; más de 191 al día.

    Una investigación de los costos económicos directos e indirectos de la violencia con armas de fuego en Estados Unidos se calculó en 100 mil millones al año, informó el Brady Campaign.

    Pero el incidente de Columbine, y varios más que se han registrado desde entonces, incluyendo recientemente la muerte de cinco niñas en la escuela rural de Amish, no han resultado en un mayor control de armas. De hecho, organizaciones que se dedican a promover leyes de control informan que la mayoría de los estados no requiere que los dueños de armas tengan licencia o que sean registradas y miles de armas son compradas en ferias sin verificación del historial criminal del comprador, mientras que los bancos de datos sobre criminales no son actualizados, permitiendo que delincuentes obtengan armas fácilmente.

    Peor aun, la agrupación New Yorkers Against Gun Violence recordó que “desde la tragedia de Columbine, es ahora más fácil obtener armas”, y detalla cómo gobiernos estatales han promulgado leyes que minan esfuerzos para controlar las armas. Además, acusa que el Departamento de Justicia ha promovido medidas que hacen más difícil detectar quién está comprando armas, mientras que el Congreso ha promulgado medidas que en los hechos facilitan el tráfico ilegal.

    La falta de un control de armas de fuego ha sido un triunfo de poderosas agrupaciones de cabildeo, en particular la Asociación Nacional del Rifle (NRA), que ha convertido el derecho a portar armas en una misión sagrada y patriótica.

    “Hace ocho años, los jóvenes en Littleton, Colorado, sufrieron un horrible ataque en la preparatoria Columbine, y hace 6 meses, cinco jóvenes fueron asesinadas en una escuela Amish en Pennsylvania. Desde esas matanzas, no hemos hecho nada como país para poner un fin a la violencia con armas en nuestras escuelas y comunidades. Si algo, hemos hecho más fácil es el acceso a poderosas armas”, declaró hoy Paul Helmke, presidente del Brady Campaign, la organización nacional de mayor presencia en el esfuerzo de prevención de violencia armada en este país.

    Roger Hayes, presidente de la junta directiva de New Yorkers Against Gun Violence, declaró hoy que “el Congreso acaba de pedir un minuto de silencio… lo cual es apropiado para una tragedia tan devastadora… Pero también queremos un momento de ruido. Queremos que el Congreso se enfoque en el asunto de las armas y el hecho de que nuestro país tiene una tasa de homicidios tan alta comparado a otros países industrializados. Deseamos que tomen acción para promover leyes y dejen de temer a los cabilderos de las armas”.

    Texto relacionado:

    Miles de miembros de la Asociación Nacional del Rifle se reunieron el domingo durante la convención anual

    Una feria de armas «para toda la familia

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan Gelman

Juan Gelman

Poeta y periodista argentino. Recibió el Premio Cervantes de Literatura, en 2007.

Vea también