Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

El Tea Party: el mismo perro con diferente collar (III)

| 1

Por Andrés Gómez, director de Areítodigital

Miami.- En la campaña presidencial de 1972, George Wallace, quien en la campaña presidencial anterior, en 1968, había optado por fundar un tercer partido, el American Independent Party (Partido Independiente Americano), también de corta vida, para presentar su candidatura presidencial, optó por esta vez utilizar al propio Partido Demócrata.  Recuérdese que en la campaña de 1968 Wallace logró obtener 10 millones de votos, casi el 14% del total, y los estados de Georgia, Alabama, Mississippi, Lousiana y Arkansas.

En plena campaña de las primarias del Partido Demócrata para la presidencia Wallace fue víctima de un atentado que aunque no lo mató lo eliminó del resto de la campaña presidencial. Hasta aquel momento Wallace había ganado tres primarias, incluyendo la de la Florida en la cual ganó todos los condados de este estado. Inclusive, dos días después de su atentado Wallace logró ganar las primarias de Maryland y Minnesota. Sólidos resultados especialmente cuando en aquel tiempo no eran muchas las primarias abiertas las que existían.

Y esta pujanza del movimiento ultra reaccionario en este país sucedía no con un presidente liberal en el poder, como existe hoy, sino durante la presidencia de nada menos que de Richard Nixon.

Durante los años ochenta, los años de la presidencia del archi reaccionario Ronald Reagan, el movimiento ultra reaccionario se mantuvo a la expectativa, en realidad tenía razón para estar más bien tranquilo: estaba en el poder.

Después de la presidencia de Reagan, éste se reconstituye durante la presidencia del primer Bush y para las elecciones presidenciales de 1992 presenta la candidatura presidencial independiente de Ross Perot, un multimillonario de Texas. Perot logró un gran apoyo popular, inclusive, durante meses se mantenía favorito en todas las encuestas presidenciales. Al final logró obtener 19 millones de votos, el 18.9% de los votos para la presidencia, aunque no logró ni un estado. George Bush, padre, obtuvo el 37.5% de los votos y Bill Clinton fue electo presidente obteniendo el 43%.

Perot se volvió a postular para la presidencia en las elecciones de 1996 a través del Reform Party (Partido de la Reforma) esta vez obteniendo 8 millones de votos, el 8% del total, mientras que Bill Clinton fue reelecto con 47 millones de votos y el senador Bob Dole, el candidato conservador republicano, obtuvo 39 millones de votos, el 40.7% del total.

En años posteriores este movimiento ultra reaccionario ha manifestado su fuerza política en varias campañas nacionales especialmente en contra del derecho de la mujer al aborto, en contra de los derechos de los homosexuales y en contra de los inmigrantes que ingresan o permanecen en los Estados Unidos indocumentados. En fin se mantienen inalterables en su rechazo a cualquier intento de hacer avanzar una agenda que le ofrezca a la mayoría de la población mayores beneficios sociales, políticos y económicos.

Ese movimiento ultra conservador de siempre, sigue siendo un movimiento de un potencial político de mucha importancia, aunque actualmente no tiene la fuerza que ha tenido en el pasado ni la que le atribuye la prensa. Sin embargo, sería un grave error subestimarlo.

Recientemente ha dado muestras, a través de algunos candidatos que lo favorecen públicamente, de gran adaptabilidad.  Decisiones que en el pasado sus dirigentes y su base  hubiesen considerado anatema.

Por ejemplo, el candidato republicano conservador al puesto de gobernador de la Florida, Rick Scott, quien recientemente logró la nominación de su partido en contra de un gastado, corrupto e inepto político conservador republicano, Bill Mc Collum, días atrás nombró como compañera de fórmula para la el puesto de vice gobernadora a Jennifer Carroll, representante estatal republicana, mulata y nacida en la Isla de Trinidad, en las Antillas...

Hoy, el movimiento Tea Party, manifestación actual de ese movimiento ultra reaccionario de siempre, frustrado a través del tiempo de lograr sus máximas ambiciones, se muestra capaz de encubrir su verdadera despreciable naturaleza --entre otras cosas, por racista, xenofóbo, sexista y homofóbico, en fin, anti democrático--, para engañando obtener el poder. //

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Arístides Rondón Velázquez dijo:

    ME GUSTARIA CONTACTAR CON USTED PARA HACERLE UNA CONSULTA SOBRE LA FAMILIA DE MAXIMO GOMEZ, GRACIAS.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Andrés Gómez

Andrés Gómez

Periodista cubano residente en Miami. Fundador de la Brigada Antonio Maceo, integrada por cubanos que viven en los Estados Unidos. Es el director de la Revista Areito.

Vea también