Imprimir
Inicio » Opinión  »

¿Cubanos xenófobos?

| 7
Tomado de: La pupila insomne
Alcazaba de Málaga

Alcazaba de Málaga

La primera referencia que recuerdo haber tenido sobre Málaga es la canción que le dedicara Ernesto Lecuona a las mujeres de la ciudad andaluza y que llegó a ser interpretada hasta por los Beatles. Luego supe que allí nació Pablo Picasso y también que es uno de los lugares de España más cercanos a África.

Fundada por los fenicios, está ubicada en las costas del Mediterráneo, y posee importantes huellas de la presencia árabe en la península ibérica. Lugar de tradiciones republicanas, Málaga fue una de las plazas más castigadas por el franquismo. Los falangistas fusilaron allí a más de diecisiete mil personas y las enterraron en fosas comunes. La ciudad recibe, desde fines del siglo XX, un importante flujo migratorio que contabiliza más de 40 000 residentes extranjeros –fundamentalmente marroquíes, colombianos, argentinos y subsaharianos- sobre una población de menos de 600 000 habitantes.

Precisamente de Andalucía viene uno de los núcleos más importantes que construyó la nacionalidad cubana. No es necesario haber estado allí para imaginarnos una ciudad de mestizajes, que se abre al forastero con hospitalidad, sobre todo si proviene de culturas que le son cercanas.

Pues a Málaga han arribado varios de los expresos contrarrevolucionarios cubanos y al parecer no se sienten a gusto. Según un reporte de Europa Press, los excarcelados califican las condiciones allí “como poco ideales para llevar una vida relativamente cómoda porque deben compartir la mayoría de los espacios con personas de otras regiones del mundo y porque no tienen la posibilidad de seleccionar su alimentación”. Han criticado además, “la ausencia de personal para atenderles en situaciones de enfermedad o cuando tengan alguna necesidad especial”.

Cualquiera que conozca Cuba sabe lo bien que se relaciona su pueblo con personas de cualquier parte. Nadie más ajeno que los cubanos a una actitud xenófoba. Somos un país en que no sólo los extranjeros han sido acogidos en condición de iguales, sino que han llegado a ser líderes, como Máximo Gómez y Ernesto Guevara. La Revolución potenció ese sentimiento formando en Cuba decenas de miles de estudiantes de todas las regiones del mundo y enviando numerosos destacamentos de médicos y maestros que conviven con sus comunidades en los lugares más humildes de Asia, África y América.

Por eso, el comportamiento de los recién llegados a Málaga quizás ayude a comprender a muchos cuáles son las diferencias de los “disidentes” con el proyecto humanista de la Revolución Cubana. Ese que es capaz de preocuparse por propios y extraños, y hasta a sus enemigos atenderles exquisitamente sus necesidades de salud; a tal extremo que estos lo exigen como un derecho a donde quiera que llegan.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • MANOLOGLEZ dijo:

    Esa gente se pensaba que el negocio que tenían acá les seguiria alla.
    Se cojieron el dedo con la puerta,ya no les hacen falta a sus amos,ya se les terminó el contrato.Esa actitud en definitiva demuestra que no habían ideales en su cabeza,sino que vivian del cuento de la Disidencia.Ahora necesitan comodidades y espacio.
    Que diferencia más grande de la austeridad conque vivió J.Martí,que teniendo los fondos para La Guerra Necesaria no tenía dinero ni para pelarse.Un tiempo más aca los emigrados en Mexico,que pasaron penurias y necesidades,kilo a kilo prepararon el Granma e hicieron la Revolución.
    Diferencia, es que a Martí y a Fidel les sobraban los ideales.

  • ruben dijo:

    Roma paga a los traidores, pero lo desprecia. Lo siento por Malaga

  • Jose Gilberto Valdes dijo:

    Bien, que´bien está escrito. Siempre he mirado con buenos ojos y oídos todo lo que se refiere a Andalucía, por eso lamento que haya tenido que recoger los rastrojos de los más malo de esta Isla. Acá estamos lo cubanos, millones de Lecuonas, amistosos con el pueblo andaluz

  • Héctor dijo:

    No se podía esperar otra cosa. Quizás los gloriosos disidentes querían vivir en Ibiza o Palma de Mallorca, y desde ahí darse un saltico a Montecarlo para jugar a la ruleta (o al siló y la bolita). A pesar de nacer en un país multiétnico les molesta la compañía de otros inmigrantes que verdaderamente van a luchar por su supervivencia en el capitalismo salvaje. ¿Por qué no se declaran en huelga de hambre?, Pobre Málaga, lo que le ha caído encima.

  • T. Morales dijo:

    Yo por quien lo siento es por los otros imigrantes. Les han puesto escrementos a cohabitar con ellos. Puff, que mala suerte!!. Deberian quejarse.

  • norbe dijo:

    Ahí tiene la derecha española la imagen clara de los supuetsos “portavoces” del pueblo cubano… verguenza es lo que dan, lacerando la dignidad y el orgullo de esta isla…

  • LURDES dijo:

    La isquierda latinoamericana no se a preguntado alguna vez,cuales son sus deberes para con el projimo y la sociedad.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Iroel Sánchez

Iroel Sánchez

Ingeniero y periodista cubano. Trabaja en la Oficina para la Informatización de la Sociedad cubana. Fue Presidente del Instituto Cubano del Libro. En twitter @iroelsanchez

Vea también