Imprimir
Inicio » Opinión  »

Presidente Obama, sustituya a Rahm por mí

| 7

Estimado Presidente Obama,

Tengo entendido que quizás ande buscando a alguien para reemplazar a Rahm Emanuel como jefe de gabinete.

Me ofrezco humildemente, yo mismo, como su reemplazo.

Iré hacia D.C. y arreglaré el desastre que han armado a su alrededor. Lo haré por un dólar al año. Ayudaré a que los demócratas  en el Congreso encuentren su gandinga y les enseñaré como es que se “madura” a un republicano de manera pacífica.

Y lo ayudaré a hacer lo que el pueblo Americano tenía en mente cuando le dieron el empleo. No me hace falta mucho, con un catre en el sótano de la Casa Blanca me basta.

Ahora bien, no te vayas a entusiasmar demasiado con este ofrecimiento mío, porque tú y yo vamos a levantarnos a las 5am siete días a la semana y lo voy a preparar para la batalla diaria (ver foto). Cada mañana usted y yo haremos 100 planchas y usted repetirá conmigo:

“¡EL PUEBLO NORTEAMERICANO ME ELIGIÓ A MI, NO A LOS REPUBLICANOS, PARA QUE DIRIGIERA EL PAIS! ¡YO ESTOY AL MANDO! ¡YO QUITARÉ A LOS QUE ME OBSTRUYEN EL CAMINO! SI AL PUEBLO NO LE GUSTA LO QUE ESTOY HACIENDO PUES QUE ME DEN UNA PATADA POR EL CULO EN 2012. MIENTRAS TANTO, ¡YO SOY EL QUE MANDO! ¡BIEN, CONGRESO, 50 PLANCHAS AHORA!!!”

Luego de eso nos pondremos los trajes deportivos e iremos trotando hasta el Capitolio. Ahí anotaremos nombres, daremos por culo, y luego anotaremos más nombres. Si tenemos que dar cocotazos y algún que otro virón de brazo pues que así sea. En nuestros bolsillos tendremos  una hoja de papel para mostrarle a los falta de huevos de los demócratas por cuanto fue que ganaron en el 2008 -y los resultados de las encuestas que muestran que la mayoría del pueblo norte americano se opone a las guerras en Afganistán e Iraq y quieren que los banqueros reciban su merecido. Como par de sargentos mayores, nos pararemos en sus caras y les preguntaremos, “¿CUAL ES LA PARTE DEL MANDATO PUBLICO QUE NO ENTIENDES SOLDADO? ¡50 PLANCHAS!”

Sé que esto es lo que se suponía que estuviera haciendo Rahm Emanuel.

Pero fíjese, no quiero que me mal interpreten. Siempre he sentido admiración por Rahm Emanuel (si no cuento el asunto de empujar para que el Congreso aprobara el TLC en los años 90 que a su vez destruyó a poblados como Flint, Michigan. Si, ya sé, soy quisquilloso.) El es el tipo que estamos esperando desde hace años – un tipo que no anda con titubeos, nada de medias tintas, una verdadera máquina de matar. Alguien que no le tiene miedo a ensuciarse las manos y está dispuesto a pelear contra la derecha hasta lograr que se rindan. Lejos de ser el bravucón mal hablado que han pintado, Rahm es el que apabullará a los gamberros y nos protegerá de ellos.

Sin dudas eso fue lo que hizo en el 2006. Luego de seis largos y miserables años de destrucción de la clase media y de descargar a los pobres por el inodoro, Rahm Emanuel se dio a la tarea de regresarles el Congreso a los demócratas. Algo que nadie creía podría lograr.

Pero lo hizo. Y lo hizo en serio. Le inculcó la ira del Señor al partido de Ruch y Newt. Nunca antes se habían sentido así de atemorizados. Y lo que es aun más importante, les devolvió el sentido de esperanza a los Demócratas tanto que lograron ganarse la lotería de todas las loterías en el 2008 – y con usted, nada más y nada menos que un afro americano en primera plana.

Funcionó. Se acabó la oscuridad. La amplia mayoría de la nación lloró la noche de las elecciones (y los que no lloraron salieron y rompieron récord en adquisición de municiones y armas). A diferencia del anterior presidente, usted no “ganó” por 537 votos en la Florida (aun cuando Gore ganara por medio millón de votos populares), usted le ganó a McCain a nivel nacional por 9,522,083 de votos. Los Demócratas en la Cámara obtuvieron un increíble margen de 79 votos. Los Demócratas en el Senado serían el grupo con la grandiosa mayoría de 60 votos algo que no había pasado en 30 años. Las guerras ahora terminarían. EEUU tendría asistencia de salud universal. Wall Street y los bancos como mínimo entrarían en cintura. La clase obrera trabajadora no sería expulsada de sus hogares. Iba a ser el amanecer de una nueva era.

Pero los republicanos no iban a irse así como así. Porque el tema es que en vez de tener a un Rahm Emanuel, ellos TODOS son Rahm Emanuel. Por eso es que suelen ganar. A diferencia de la mayoría de los demócratas, ellos son imparables y no descansan. Cuando creen en algo (que por lo general es en ellos mismos y la esperanza de obtener un empleo en la calle de las firmas de cabildeo), luchan por ello hasta la muerte. Todos son leales los unos a los otros (nunca fueron capaces de denunciar a Bush aun cuando sabían que estaba destruyendo al Partido). Se afianzan bien sin importar las consecuencias. Si uno los fuera a exiliar hacia una masa de hielo congelado de la capa polar, ellos continuarían insistiendo que todo es parte del “deshiele natural de enero”, incluso bajo las congeladas aguas del ártico subiendo de nivel justo para llegar a tapar sus cuellos temerosos del poder del Señor (“Ves lo que te digo —esta agua está FRIA! ¡¿Que es eso de calentamiento global!? Adán y Eva se montaron en dinosaurios… aagghh!!… glup glup glup”).

Pensábamos que habíamos concluido con toda esta demencia, pero nos equivocamos. Al igual que la fiera que no se puede enjaular, los republicanos convencieron no solo a los medios, pero a USTED y a los demócratas de que 59 votos eran una minoría! Perdimos tiempo valioso intentando llegar a un “consenso” y de ser “bipartita.”

Usted y los demócratas llevan más de un año al frente del negocio y no se ha reinstaurado ni una sola regulación bancaria. No tenemos asistencia de salud para todos. La guerra en Afganistán ha ido en aumento. Y decenas de miles de norteamericanos continúan perdiendo sus empleos y son expulsados de sus casas. Para la mayoría de nosotros no basta con que Bush ya no está. Ha ha ha! Bush no está. Yupi! Eso no ha creado ni un solo puñetero empleo.

Usted es un buen tipo, Sr. Presidente. Vino a Washington con la mano extendida hacia los republicanos y ellos simplemente le metieron un tajazo. Usted quiso ser respetuoso y ellos decidieron que iban a decir “no” a todo cuanto usted sugiriera. Sin embargo, usted continuó creyendo en el bipartidismo.

Pero bueno, si lo que quiere realmente es el bipartidismo, pues adelante deje que ganen los republicanos en  noviembre. Ahí sí que le van a dar bipartidismo, todo el que quiera.

Déjeme dejar una cosa bien clara: los demócratas el día de las elecciones del 2010 van a recibir una pateadura de proporciones bíblicas, si  no cambian las cosas ahora mismo. Y luego que esta nueva mayoría republicana asuma, ellos junto con algunos demócratas conservadores dentro del Congreso, van a lograr impugnarlo a usted de manera bipartidista por ser un socialista de Kenia. ¡Que lindo ver como las dos alas trabajan juntas de nuevo!

Y la pequeña ventana de esperanza que tuvimos para arreglar a este país se habrá ido.

Ido.

Ido, querido, ido.

NO tengo idea de que ha estado haciendo su equipo, pero no le han servido bien. Y Rahm, el pobre Rahm, se ha convertido en un luchador – no contra los republicanos, sino contra la izquierda. Calificó a aquellas personas entre las que me cuento, que queremos salud para todos de ser  “unos cabr*** retrasados.” Mira, desconozco si el problema es Rahm, o si es Gibbs o Axelrod o cualquiera de los otros sesudos que lograron que resultara electo. Lo único que sé es que lo que antes energizaba a la Casa Blanca ahora la llena de aire caliente. Es hora de darle un vuelco a las cosas. Entrame a mí y te daré la energía que necesitas cada mañana. ¡Dale Barack!  ¡Tú si puedes Obama! ¡Adelante equipo adelante!

Estoy listo para salir mañana mismo. Para que te sea más fácil, no vas a estar perdiendo a Rahm del todo porque voy a llevar a su hermano conmigo – mi representante, Ari Emanuel. ¡Oye!  ¡Deja que veas a ESE negociar un acuerdo! ¿Alguna vez habías querido ver a Mitch McConnell andando los pasillos del Capitolio con su propia cabeza en las manos después de que el infame de Ari se la haya entregado? Oye querido, no será lindo — pero va a ser un placer de ver!

¿Que dices Barack? ¡Tú y yo contra el mundo! ¡Si podemos! Será divertido – y puede que hasta logremos hacer algo. ¿Quévas a perder? ¿La esperanza?

Retrasadamente tuyo,
Michael Moore
MMFlint@aol.com
MichaelMoore.com

P.D. Para darte una idea del nuevo estilo que estaré implantando, cuando el cabeza de maíz del Senador Ben Nelson vuelva a intente detenerle un proyecto, esto es lo que le voy a bajar como orden para lograr su voto: “Tienes exactamente 30 segundos para rescindir tus demandas si no quieres que personalmente garantice que el estado de Nebraska no reciba ni un centavo más de ayuda federal en lo que queda del período de Obama. Y entonces le diré a todo el mundo en tu estado que usas tangas al revés. ¡AL PISO Y 50 PLANCHAS!

Tomado de The Huffigton Post
Traducido por Margarita Alarcón Perea para
Cubadebate.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Omar dijo:

    Es la mejor propuesta que se le puede hacer a un Obama que va en picada por mentiroso ante un pueblo incauto que creyó en sus promesas y a otros en el mundo, que trajo como resultado insólito el dar un premio Novel de la Paz a sus promesas e intenciones, !si esto pudiera ser posible!, yo garantizo el éxito de Michael, lo necesita el pueblo Americano en primer lugar y el Mundo también.

  • Lord Spyros dijo:

    uff, Michael Moore si que las tiene bien puestas, me gustaría ver que pasaría si sucediera lo que el quiere, cuantos de los que hoy ganan millones por payasear en el Congreso harían las 50 planchas o cuanto tiempo duraría antes de que intentaran sacarlo de circulación…

    Moore siempre con la frente en alto.

    Moore revolucionario, podría ser dificil lo que quiere hacer, pero es verdad, aunque fueran dos(Obama y Moore) contra el mundo, seguro estoy que EEUU saldría del estancamiento.

    No a las guerras!!!
    No al bloqueo contra Cuba!!!
    No al calentamiento global!!!

    como diría cualquier cubano: Moore, bateale a todo lo que parezca un strike!!!

  • XIOMARA GUERRERO dijo:

    BRAVO MICHAEL MOORE, PORQUE LOS ANTIAMERICANOS SON LOS QUE
    ARREMETEN CONTRA TI, GUAPO AHI, COMO DECIMOS LOS CUBANOS.
    NOS GUSTAN MUCHO, MUCHISIMO TUS MATERIALES.

  • Claudia dijo:

    Moore siempre dando en el clavo

  • Wilfred dijo:

    Mostro Michael Eres un duro! Una de las pocas cosas buenas que tiene EEUU

  • Ernesto dijo:

    Soy un admirador de los documentales de Michael Moore, creo que es de los pocos que siente y haces cosas concretas por su pueblo y por defender la verdad.
    Buena carta.

  • Ernesto dijo:

    Genial como siempre ¿por qué no se publican más artículos o entrevistas de/a Moore?

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Michael Moore

Michael Moore

Director de cine y escritor norteamericano. Es el director de los documentales Bowling for Columbine y Sicko, entre otros.

Vea también