Imprimir
Inicio » Opinión  »

Obama, entre el Tea Party Movement y el conservatismo constitucional (I)

| 6

En este mismo mes de febrero acaba de tener lugar lo inevitable. Después de la alharaca de Nashville, de donde emergió  un pomposo Tea Party Movement, reunido bajo un mar de banderitas patrióticas y los bellos ojos de esa mediocre  Barbie del conservatismo bronco que es Sarah Palin, una "amplia coalición de líderes conservadores, representantes de sus ramas fiscal, cultural, social y relacionada con los asuntos de la seguridad nacional", o sea, del conservatismo de salón, se reunió el pasado día 17 bajo la ceñuda mirada de Edwin J. Feulner, Presidente de Heritage Foundation, para endilgarle a la nación, y al mundo, una "Declaración de Mount Vernon".

En el segundo mes de un año de elecciones de medio término, donde se juegan escaños congresionales y gobernaciones de estados; a mitad de la carrera final por las elecciones presidenciales del 2012, el movimiento conservador norteamericano, y especialmente el insumergible clan neoconservador, su punta de lanza, acaban de cerrar la jugada, dejando listo para usar este potro particular de la tortura, con el que esperan descuartizar políticamente a Obama y a todo lo que él, a conciencia o con repugnancia, representa.

La tenaza política del dolor conservador ha quedado de esta manera ejemplarmente armada.  Esta vez no se han ocultado en las sombras, ámbito natural del establishment, sus creadores intelectuales, sus financiadores bajo cuerda tampoco sus voceros en los grandes medios: sus brazos letales, el popular y el elitista, el vocinglero y el filosófico, el barriotero y el  elegante lobbysta en Washington, se han articulado de manera sincronizada, con apenas unos días de diferencia, como obedeciendo a una consigna secreta. El aparato queda listo y a tiempo, y sin duda alguna, está diseñado para causar daño y dolor en cualquier escenario donde se siga desarrollando la más implacable campaña de descrédito y desgaste  contra un gobierno electo de que se tenga memoria en la política norteamericana. Y está pensado para aniquilar, para que no haya escapatoria ni vía de repliegue, o lo que es lo mismo para aterrorizar y escarmentar a un nación que osó rebelarse contra sus pastores elegidos por la gracia divina, precisamente cuando pensaron que tras el 11 de septiembre del 2001, esa misma nación había caído definitivamente en brazos del neoconservatismo imperial, y que había llegado el largamente esperado milenio  del capitalismo triunfante a escala global.

Porque, es evidente,  que escarmentados tras la debacle de las elecciones del 2008, los neoconservadores ahora si van a por todo. No les bastará lograr la presidencia del país, ni siquiera por dos mandatos. Tampoco se contentarán con alcanzar la mayoría en ambas cámaras, ni con legislar cómodamente con el secreto objetivo de seguir desmontando los contrapesos institucionales y legales con los que esa misma nación ha escapado hasta el momento, a veces por un pelo, de caer en las garras de un fascismo acaramelado con letanías democráticas y filmes de Hollywood. Se trata, como ha dicho alguno de los editorialistas de Townhall.com, que pertenece también a Heritage Foundation,¡ oh, qué casualidad!, que ya no se discuten leyes, sino la imperiosa necesidad de cambiar todo el sistema.

Pero, claro, no es muy convincente que los más elegantes paladines del conservatismo y el inmovilismo reaccionario se disfracen de incendiarios, ni que los inclaudicables defensores de la contrarrevolución, a escala planetaria, se muestren bajo ropajes "revolucionarios". Para eso está esa morralla del Tea Party Movement, el populismo derechista de los plomeros blancos, los granjeros armados, los cristianos renacidos que hablan a diario con Dios y las amas de casa desesperadas, reunido en  Nashville para suspirar por las glorias del esclavismo sureño y la Confederación de Jefferson Davis. Para estos atildados caballeros, para estos adoradores de Edmund Burke y Leo Strauss recién reunidos en Heritage Foundation, no es tolerable, ni por asomo, ni jugando, ni por sus propios intereses, esos disfraces impostados de sans culottes, esas poses de enrages de la burguesía imperial postmoderna que caracteriza al populacho de Sarah Palin. Y precisamente para ocupar el flanco elegante, el espacio académico de las ideas, el pedestal político de salón, que siempre proporcionan los fondos con que financiar ese otro brazo callejero, es que acaban de tener a bien la elaboración y proclamación de la flamante "Declaración de Mount Vernon", expresión de lo que llaman "Conservatismo Constitucional", quizás para desmarcarse en público, no sin cierta repugnancia, de ese otro engendro de las barricadas.

"A la luz de los cambios que enfrenta el país y la necesidad de claridad-declaran estos prohombres del conservatismo-hemos considerado necesario elaborar una declaración que recoja los principios y valores que defendemos".

Los principios y valores que se evocan, en su opinión, fueron ya establecidos en la Declaración de Independencia y en la Constitución, y son la fuente de... "nuestra prosperidad nacional-afirman-que no tiene parangón en el mundo, y que sirve de faro luminoso a todos los que buscan la libertad, y de advertencia  a los tiranos y déspotas de todo el mundo". Lo que desvela a estos santos varones es que "cada una de estas ideas fundacionales, se encuentra hoy sometida a un sostenido ataque". Y para que no quede dudas de que se trata de una operación conservadora radical y no coyuntural, de alcance estratégico, y no solo circunscrita a remover a Obama y los liberales del poder, se ubica el origen del mal presente en décadas pasadas, quizás mencionando, sin decirlo, aquellos años tumultuosos de los 60 y los 70, donde la nación se vio convulsionada por luchas sociales y por los derechos civiles, sin precedentes, y donde se acuñó una contracultura resistente y contestataria, anti-burguesa y multiculturalista, especialmente odiada por los neoconservadores.

"En décadas recientes- se dice -los principios estadounidenses han sido minados y redefinidos en nuestra cultura, nuestras universidades y nuestra política. Las verdades evidentes de 1776 han sido suplantadas por la noción de que tales verdades no existen. (Y para colmo) el actual gobierno federal ignora los límites trazados por la Constitución, siendo desechados e ignorados por obsoletos e irrelevantes".

Servida así la mesa, y hecha esta ineludible referencia histórica que da visos estratégicos a las tareas a acometer por los conservadores del país, los redactores de la  "Declaración de Mount Vernon" no dudaron en pisar el acelerador y llamar las cosas por su nombre. Es a esta altura del documento que se personalizan todas las acusaciones del pasado en la figura del actual mandatario y en sus llamados el cambio:

"Algunos insisten en que Estados Unidos debe cambiar, desechar lo viejo y abrazar lo nuevo. Pero, preguntamos, ¿a dónde nos llevará dicho cambio: adelante, atrás, arriba o abajo?¿ No es acaso, esa misma promesa de cambio, una promesa vacua, incluso, un peligroso engaño?"

"El cambio de que estamos urgidos-concluyen esta parte del documento sus redactores-es un cambio en correspondencia con el ideal norteamericano; no es un movimiento que nos aparte, sino que nos vuelva a situar en la senda que conduce hacia delante, a partir de nuestros principios fundacionales. En este momento decisivo, necesitamos volver a proclamar el Conservatismo Constitucional..."

Y en rigor,¿ en qué consiste, en opinión de estos mesiánicos salvadores de la nación, esta fórmula milagrosa, capaz de proyectar a Estados Unidos hacia el futuro del Siglo XXI, no solo intacto, sino también creciente y poderoso, salvándolo de su actual decadencia?

(Continuará)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Valdés Sarmiento. dijo:

    Debemos reconocer que el autor hace muchos años que está presagiando esto, así que es la opinión, en mi criterio, más autorizada para analizar el problema, felicito a Cubadebate por el espacio que siempre ha proporcionado a Eliades y sus criterios, que lo reconozco sin sonrojo, al principio me parecieron un poco teóricos y con los pies en el aire; desgraciadamente la vida y el imperio le han dado la razón.
    Por favor díganle a Melena que le escribí esta nota:
    No pude encontrar la bibliografía que me recomendaste, Pinar esta semana tiene la Feria del Libro y es imposible usar la Hemeroteca, suponiendo que en ella se encuentre la revista, sin embargo encontré estos párrafos del Che, de una carta dirigida a su amigo Carlos Quijano, del Semanario Marcha del Uruguay, que para mi deja claro lo que yo pensaba, la carta se publicó bajo el nombre de: EL HOMBRE Y EL SOCIALISMO EN CUBA:
    “DÉJEME DECIRLE, A RIESGO DE PARECER RIDICULO, QUE EL REVOLUCIONARIO VERDADERO ESTÁ GUIADO POR GRANDES SENTIMIENTOS DE AMOR. ES IMPOSIBLE PENSAR EN UN REVOLUCIONARIO AUTÉNTICO SIN ESTA CUALIDAD. QUIZÁS SEA UNO DE LOS GRANDES DRAMAS DEL DIRIGENTE; ESTE DEBE UNIR A UN ESPÍRITU APASIONADO UNA MENTE FRIA Y TOMAR DECISIONES DOLOROSAS SIN QUE SE CONTRAIGA UN MUSCULO. NUESTROS REVOLUCIONARIOS DE VANGUARDIA TIENEN QUE IDEALIZAR ESE AMOR A LOS PUEBLOS, A LAS CAUSAS MÁS SAGRADAS Y HACERLO ÚNICO INDIVISIBLE…
    TODOS LOS DÍAS HAY QUE LUCHAR PORQUE ESE AMOR A LA HUMANIDAD VIVIENTE SE TRANSFORME EN HECHOS CONCRETOS, EN ACTOS QUE SIRVAN DE EJEMPLO, DE MOVILIZACIÓN.”
    El Socialismo y el Hombre en Cuba. Editorial Política, La Habana 1988.
    Ernesto Che Guevara. Escritos y discursos. Editorial Ciencias Sociales, La Habana 1977 (Tomo 8—pp 253-272.)
    Gracias Melena por permitirme ampliar sobre un tema tan importante como EL PAPEL DEL AMOR EN LA CREACIÓN DEL HOMBRE NUEVO.
    Si lo deseas podemos seguir comentando sobre el tema.

  • Yolanda dijo:

    Si..ante los grandes cambios mundiales que se van generando con el siglo actual, esta excandidata quiere colocarse en punta de lanza de ese conservatismo, pero como lo reseña este "muy bueno artìculo" se habla de cambios para no mover nada, en la ejemplificaciòn de no salirse de la constituciòn ni las herencias consolidadas de independencia. Obvio que el hombre de los cambios y transformaciones es Obama,hay dentro de este klan algo (Tea Party) imperdonable.. un hombre negro liderando cambios,entre ellos cambios sociales Pero han sido los hombres negros los que han batallado para alcanzar derechos civiles! A su manera son revolucionarios que no les perdonan trascender. De manera tal, que visualzan otros cambios con dejos populistas ahora (Chit)..para captar incautos, muy lejos de poder asistir a esos Tea Partys de la Barbie.

  • milena dijo:

    En respuesta al sr. Carlos Valdes.

    Como usted bien escribe,"el socialismo y el hombre en Cuba" fue publicada por vez primera en la revista "verde olivo" en el mes de abril de 1965. obra importante en el pensamiento guevariano.
    previamente-en marzo-unos dias despues del esclarecedor discurso de argel, le envia su amigo carlos quijano la carta que usted menciona.

    pero,sin embargo, el 16 de abril de 1967, en un suplemento especial de
    la revista tricontinetal, mientras el che se encontraba(en secreto) en Boliva organizando la guerrilla.
    siendo yo un poquito mas joven que en la actualidad,pude leerlo en Paris en el mes de mayo. mientras mi viviamos con mi papa en exilo frances.
    su divulgacion por esas fechas causo conmocion por europa. en algunos diarios se publicaba como: crear dos,tres vietnan, es la consigna.
    otros formaron parte de las tesis : el odio como factor de lucha.
    en un caso o en otro. he podido descubrir a el hombre mas grande en su
    pensamiento y praxis, que jamas habitará en este planta.
    cualquier duda que usted tenga (y lamento que no pueda encontrar) sobre este tema, será para mi un verdadero placer.
    un saludo
    Nota: por internet, quizas usted tenga mas fortuna.

  • Carlos Valdés Sarmiento. dijo:

    Milena muchas gracias, de seguro que encontraré la revista, cuando pase esta ¨locura¨de la feria, yo no tengo acceso a Internet, ni siquiera a correo, uso el de una hija mia que es profesora y por eso lo tiene, de todas formas seguire investigando, pues nunca supe de esta teoría del ODIO COMO FACTOR DE LUCHA, a pesar de que todos esos años los pase en el MINFAR, por mi servicio militar y otros años como trabajador civil, me interesa mucho esa linea, me explicaría muchos sucesos que hasta ahora eran para mi incomprensibles, muchas gracias de nuevo; por su tiempo y su paciencia.
    Por las pistas que me dá usted es una persona relativamente joven,
    lamento profundamente que no podamos un día conversar unas horas sobre esos tiempos, pues en general los jóvenes no gustan de conversar con personas mayores, y además parece que no vive en Cuba.
    La Tricontinental si la recuerdo, la seguí desde muy cerca.

  • nelson valderrama dijo:

    ¿Y que habra pasado con aquel famoso "yes, we can change" de mr. Obama?

  • Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    LA CRISIS POLITICA EN QUE VIVE ESTADOS UNIDOS NO CREO QUE PUEDA SOLUCIONARLA NINGUNO DE LOS DOS PARTIDOS.

    ES EL CAPITALISMO QUE HA ESCOGIDO UN RUMBO EQUIVOCADO INTENTANDO DOMINAR EL MUNDO CONVIRTIENDOSE EN EL PEOR SISTEMA IMPERIAL DE LA HISTORIA HUMANA.

    OBAMA ES OTRA VICTIMA DEL SISTEMA QUE LUCHA ENTRE SU PROPIO EGOCENTRISMO Y LA PARANOIA DESATADA COMO ESTRATEGIA DEL SISTEMA.

    ¿GRAN BRETAÑA Y LAS MALVINAS/PETROLEO...USA/PETROLEO?

    Dr. Olimpio Rodríguez Santos
    Especialista II Grado en Alergología
    Prof. Facultad de Comunicación Universidad “Ignacio Agramonte”
    Prof. I.S.C.M. “Carlos J. Finlay” Camagüey Cuba

    E-Mail: olimpiors@finlay.cmw.sld.cu

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Eliades Acosta Matos

Eliades Acosta Matos

Filósofo y escritor cubano. Es el autor del libro "El Apocalipsis según San George".

Vea también